“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

¿Viene una intervención militar contra Venezuela?

venezuela-hugo-chavez-cuba-eeuu-gringos

Tomado de La Estrella de Panamá

La historia de la América Nuestra está marcada por la creciente influencia de las grandes corporaciones europeas y de EE.UU. A fines del siglo XIX, intereses imperiales exploraban a México y Chile por su riqueza mineral, a Cuba por su azúcar, a Centro América por sus frutas tropicales y a Panamá por su paso expedito entre los océanos. En México mantuvo la dictadura de Porfirio Díaz por 35 años y en Chile llevó al suicidio al presidente Balmaceda.

A principios del siglo XX, se sumó Venezuela por su petróleo, Perú y Bolivia por sus enormes yacimientos mineros. A mediados del siglo XX fueron derrocados los Gobiernos de Juan Perón en Argentina y Getulio Vargas en Brasil. Encabezaban Gobiernos con proyectos de desarrollo nacional. Los enormes excedentes generados por sus exportaciones eran invertidos en la creación de empleos y en una industria nacional.

Igual suerte tuvieron otros Gobiernos como Arbenz en Guatemala, Gallegos en Venezuela y Bosch en República Dominicana. La United, la Standard y la American se levantaban como fuerzas económicas que socavaban todo intento por construir un país con proyecto de desarrollo nacional. La reacción de las clases dominantes, con sus aliados trasnacionales, fue exitosa país tras país. La única excepción fue Cuba donde, bajo el liderazgo de una organización popular, logró proclamar una Revolución socialista. El ejemplo cubano inspiró a la juventud de todo el continente que se levantó en armas para retar el poderío de las grandes corporaciones. La experiencia sandinista en Nicaragua y, en parte, el FMLN en El Salvador, crearon nuevas expectativas. Simultáneamente, líderes de la talla de Omar Torrijos (1981), Roldós (1980) y Salvador Allende (1973) pagaron con sus vidas el atrevimiento de enfrentarse a las trasnacionales. Torrijos recuperó la soberanía sobre el Canal de Panamá, Roldós negoció la autonomía de la economía ecuatoriana y Allende nacionalizó el cobre chileno.

La acumulación de fuerzas populares que caracterizó el siglo XX floreció con expresiones políticas originales a principios del presente siglo. Donde el sistema de partidos políticos de los regímenes tradicionales había colapsado surgieron nuevas organizaciones desde las bases: Venezuela, Ecuador y Bolivia. Donde los partidos lograron sobrevivir fuertes crisis, surgieron alternativas populares renovadores y progresistas: Brasil, Argentina, Paraguay y Honduras. En estos últimos, las grandes corporaciones conspiraron con éxito para derrocar o derrotar a los Gobiernos progresistas. En Brasil, los exportadores de soja llegaron a la Presidencia. Los tres Gobiernos de Caracas, Quito y La Paz, respectivamente, han sobrevivido todo tipo de ataques desde atentados personales, guerras económicas e incluso, la movilización de la OEA (como en la década de 1960). Siguiendo las mismas tácticas conocidas, las corporaciones norteamericanas y sus aliadas europeas han movilizado todas sus fuerzas para acabar con el Gobierno bolivariano de Venezuela. El régimen de Washington asumió el liderazgo del movimiento contra Caracas decretando a la revolución chavista ‘enemiga peligrosa de EE.UU.’.

Los yacimientos petroleros de Venezuela contienen las reservas más grandes del mundo. Después de décadas de juicios, la Exxon Mobil (heredera de la Standard Oil de New Jersey) fue derrotada por el Gobierno de Venezuela. La ExxonMobil aspiraba a recibir 12.5 mil millones de dólares por la nacionalización de sus intereses en el país suramericano. Solo recibirá 900 millones. La petrolera más grande del mundo tenía en 2016 un precio de mercado de 400 mil millones de dólares.

Los ataques de ExxonMobil se realizaron cuando Rex Tillerson era presidente (CEO) de la empresa. Desde enero de 2017, Tillerson es secretario de Estado de EE.UU. Según Carlos Lippe, existe ‘una enorme probabilidad de que Venezuela sea intervenido militarmente por el imperio durante la presente administración’. Lippo agrega que ‘conociendo las prácticas mafiosas de la ExxonMobil, nada tendría de raro que dicha corporación hubiese contribuido a la campaña presidencial de Donald Trump, así como en 2000 con la de George W. Bush’. Es probable que presione ‘al presidente Trump para que invada a Venezuela. como hizo en 2003 para que EE.UU. invadiera a Irak’.

Lippo concluye que ‘como podemos ver, solo es cuestión de tiempo que el Departamento de Estado y la ExxonMobil, que por obra y gracia de Trump y de Tillerson han pasado a ser casi la misma cosa, se pongan de acuerdo sobre el cuándo y sobre el cómo’. Washington pareciera que no ha cambiado. Sigue con la política del ‘gran garrote’, inaugurado a mediados del siglo XIX.

*Profesor de sociología de la Universidad de Panamá e investigador asociado del CELA.

 
 

12 thoughts on “¿Viene una intervención militar contra Venezuela?

  1. Pues no lo dudo. Están acostumbrados a hacer lo que les da la gana. Y es demasiado el poder que tienen, con más de 800 bases militares regadas por el mundo. Si algo agradezco a Fidel -entre muuuchas cosas que le repruebo- es haber enfrentado a los USA. No por ser conveniente, sino por justicia, que no sólo de pan vive el hombre. Me siento orgulloso de eso, como igual me siento decepcionado con el gobierno chavista que cooperó al estado de cosas que hay allí hoy por hoy. Pero una agresión yanqui es inaceptable. Ya verán, -si ocurre- los que claman allá por ella, que los misiles no tienen nombre y apellido de a quién matar.

  2. En honor a la verdad mucho más ajuntados al original que otros: “La historia se repite: ¿invadirá EE.UU. a Venezuela?”.
    Por cierto otros artículos interesantes en La Estrella de Panamá.

  3. A pesar q no hay medio q no haya cogido a Maduro ‘pal trajin’ y que Venezuela tiene una de las reservas de Petroleo mas grandes de este planeta no lo creo, por el momento. Espero no equivocarme pq quienes van a pasar la peor parte son los ‘mal vestidos’….

  4. Hace ya tiempo que no hay intervenciones en A. Latina. La ultima creo fue en Panamá asunto Noriega. Es una region muy cercana y las redes sociales y medios hacen que se sientan sus problemas muy nitidos en USA. Si Venezuela se pone de frente a USA creo tendrá problemas pero mas bien pienso que intervenciones humanitarias de la ONU si son posibles. No hay que olvidar que en casi todos los problemas de estado latinoamericanos por uno u otro lado salen los cubanos. Ejemplo actual, Venezuela. Buena parte han derivado en corrupcion y explotes de la poblacion. Pero no ha pasado de ahi.

  5. Siendo este espacio de isquierda populista, publica articulos que solo señala la parte que conviene para dar sensacion de verdad pero gracias a los avances tecnoligicos ya no es efectivo esa táctica usada por dictaduras y regímenes populistas. Venezuela atraviesa una situacion critica a causa de imponer medidas erroneas social-económicas que ya el pueblo se cansó y viendo a Cuba como ejemplo del fracaso que es la ” revolucion socialista” no están dispuestos a perder su patria y tener que irse a otras tierras por capricho de locos egocentristas. Es mentira lo de invasion, es real que el pueblo está en las calles y es ahi donde es el fin de los chavistas, Maduro y sus secuases donde el régimen a asesinado a jovenes y reprimido a la gente, esa es la realidad.

  6. No creo que se produzca una intervención militar yanqui en Venezuela, pienso que el gobierno de Maduro va a colapsar antes, Ya sea sea por una forma o por otra.

  7. Una intervencion no creo que suceda,pero algo tiene que pasar en Venezuela,no es normal que miles de personas esten protestando,la economia arruinada y el presidente de la republica jugando baseball y bailando en tv,solo un presidente alejado de la realidad haria eso.

  8. Este artículo, y la mayoría de los comentarios, demuestran una de las causas de la caída del llamado “Socialismo real o de Europa del Este”: no entienden al capitalismo en general y a EE.UU. en particular.
    Ellos han sido capaz de mutar y reinventarse para sostenerse de una forma más sólida cada vez. Han sido excelentes aplicando aquello “de la negacióon de la negación”. Es posible que “el imperialismo sea la fase superior y final del capitalismo”, pero como pinta la cosa debe durar más que el imperio romano (oficialmente duró 450 años).
    Entonces, ya EE.UU. no necesita hacer invasiones a no ser que haya un interés claro y una justificacióon fuerte de seguridad (fuerte no implica verdadera). Cuando quiere cambiar un gobierno pone unas medidas económicas que resuelven con calma, ¡¡y pocos gastos de todo tipo!!, el problema. Y en el caso de Venezuela hay poco que hacer porque ya su gobierno se ha ocupado de hundir la economía y ponerse la población en contra de si mismo.

  9. Concluyendo: Mientras los gobiernos con inclinaciones socialistas del tipo marxista-leninista (lo que quiera que eso signifique) no entienda que la economía y la satisfacción de la sociedad son cosas que hay que atender con CIENCIA, veremos fracasos como Venezuela

  10. No me lo creo para nada. A mi en la escuela me ensenaron que los usa robaban las materias primas de América latina, las procesaban en su país y se las revendían a precios locos a los pobres infelices.
    No fue hasta con chavez al trono, me entere que pdvsa la estaba vendiendo SUS refinerías EN USA, para con ello poder paliar sus crisis de improductividad y regalos a “socios de luchas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *