“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Venta de comidas en las zonas afectadas de La Habana

f0091435

Foto: Juvenal Balán

Tomado de Granma

A Gregorio Aguilar lo encontré en una cola reducida de personas al frente de uno de los kioskos que se han habilitado por toda la calle Calzada para venderle comida elaborada a la población.

Ayer también vine, me dijo, y la comida está buena.

Pidió seis raciones porque en su casa, que hasta hace muy poco estuvo anegada, lo esperaban su esposa y su hija.
¿Y tú te evacuaste?  Me dice que no con la cabeza. «Subí las cosas y ya, porque no pensé que el mar llegara a tanto.

Pero el agua ya se fue y nos vamos enderezando. Y te digo que para todos los que estamos en esta zona, es buena la idea de poner cerca los puntos de venta de comida.

«Con el abasto de agua no ha sido igual. Han mandado pipas, pero no cubren la demanda y además, las ponen en lugares distantes y uno no se entera. Algunos cogen y otros no. Pero con la comida –me insiste– las cosas marchan».

Desde la calle 12 hasta K, aproximadamente, Calzada se distingue por las «carpitas» ubicadas a ambos lados de la calle, a pocas cuadras unas de otras, y por los grupos de personas a su alrededor. Grupos pequeños en su mayoría, que se encogen o dilatan  en dependencia de la hora y los surtidos.

Los kioskos pertenecen a distintos mercados de variedades de la capital y a la unidad básica de Gastronomía de Plaza de la Revolución. Eso es en ese municipio. Pero también en Centro Habana, por la calle San Lázaro, están dispuestos los «timbiriches» improvisados de otras entidades.

En su mayoría, venden lo mismo: arroz salteado, caldosa, pollo asado o frito, panes, dulces, galletas, refrescos…

«Abrimos a las seis de la mañana y cerramos cuando se esconde el sol, porque sin corriente no podemos seguir vendiendo», confirmó Eduardo Márquez López, segundo administrador del mercado de variedades El Viso, a quien pertenece uno de los kioskos de Calzada. Y en ese horario fueron coincidiendo casi todos los responsables de la comercialización con quienes Granma conversó.

Comenzamos a vender ayer y estaremos haciéndolo hasta que vuelvan a la normalidad las zonas de inundaciones, precisó Yodalis Beitía Carret, segunda administradora de Variedades Galiano. «A veces se nos agota algún surtido, pero rápido volvemos a abastecernos. La caldosa y el arroz salteado es lo que más se vende».

Y es, en efecto, lo que más se vende, según la opinión de la gente que se acercaba de a poco e iba armando las colas. «La oferta es barata», «la calidad cambia de un kiosko a otro, pero es buena de forma general», y volvían a repetirse los criterios.

En uno de los kioskos de la Unidad Básica de Gastronomía de Plaza hasta habían habilitado en la acera una «fogata» para calentar la caldosa. «Ahora estamos asando el pollo, por eso la colita, porque se demora un poco, y la demanda es muy alta», nos explicó Patricia Serrano, responsable de este punto, mientras se separaba un poco del humo molesto que desprende la carne, sobre todo a la vuelta de un día entero.

Pero en los kioskos solo acontece una parte. Porque tenerlos abastecidos y garantizar que los productos de mayor demanda no falten o por lo menos, se repongan en poco tiempo, recae en quienes se quedan en las unidades, convertidas, por estos días, en ininterrumpidos centros de elaboración.

Variedades El Viso, por ejemplo, es uno de esos centros que no ha parado desde que Irma asoló a La Habana y el mar se ensañó con buena parte del litoral capitalino.

«Las ventas comenzaron el lunes y el domingo trabajamos toda la noche, sin corriente, con velitas, una lámpara recargable y las linternas de los celulares que aún tenían algo de batería», contó Misleidys Gutiérrez Urra, una de las cocineras.

«Tenemos dos turnos de trabajo de 24 horas. A este grupo le tocó laborar el domingo y hoy tampoco ha sido diferente porque tenemos poca agua, no ha llegado la corriente y el gas es inestable, pero la venta no puede pararse, pues hay un montón de gente esperando para comprar la comida que estamos haciendo aquí».

«Somos dos cocineros en la unidad, y pon, por favor, el nombre de mi compañero. Se llama Ernesto Vázquez. También hay dos ayudantes de cocina y con ellos asumimos la elaboración. Pero esto es otra cosa. Ahora nos están ayudando hasta las dependientas de la cafetería».

Jorge González Sánchez, el almacenero, me enseñó confiado los sacos de viandas para la caldosa, el arroz y todos los insumos para mantener el kiosko vendiendo. «El problema está, quizá, en cómo mantener algunos productos que ya van perdiendo la congelación».

Cuando llegamos a El Viso, eran las seis de la tarde y acababan de montar los calderos, por quinta vez en el día. Desde el domingo han elaborado alrededor de 1 500 raciones de arroz salteado, por solo mencionar un surtido.

Según Misleidys «El Viso no se pierde una eventualidad, pero esta ha sido de las más difíciles, sobre todo por las condiciones en que estamos trabajando. Y tenemos que seguir hasta que haga falta».

(Síntesis)

 
 

16 thoughts on “Venta de comidas en las zonas afectadas de La Habana

  1. Como es la idiosincracia del cubano, vemos como el pueblo se ha volcado a la calle para, de diferentes maneras, ayudar con su “granito de arena” al restablecimiento de la normalidad del pais, aun con el agua al cuello, como aquel que dice.
    No es el primer desastre que sufrimos, ni sera el ultimo y me viene a la mente el ciclon Flora, que tanto dano hizo y cuantas vidas cobro. Como tambien recuerdo a Fidel montado en una BTR recorriendo las zonas orientales afectadas cuando aun el peligro era latente. Tambien lo recuerdo cuando Playa Giron en un tanque T-34, dando ejemplo de dirigente y solidario con su pueblo. Estos y otros muchos ejemplos me vienen a la memoria.
    Hoy lamentablemente, nuestros dirigentes no han sido vistos (por lo menos yo) en los medios de informacion recorriendo las zonas de desastre, y asi darle al pueblo su apoyo moral en estos terribles momentos que vive nuestro pueblo. Por supuesto que Fidel fue, es y sera un ejemplo de solidaridad incomparable con su…

  2. Manuel, lo de la BTR en oriente fue por el ciclon flora, lo de Giron fue otro motivo y no de desastre natural. Es verdad que Fidel se te aparecia cuando menos te los esperabas, cosa que casi nunca vi en Raul, a lo mejor el estaba trabajando en otras cosas. Se que estuvo en Baracoa hace un anio y le dio animo a la gente. A Diaz Canel lo veras por Bolivia y el resto en otras cosas pero de hablar con la gente nada.

  3. me encantaria saber que es barato? hay que tener en cuenta los niveles adquisitivos de los barrios, no es lo mismo 25 pesos en el vedado que 25 pesos en centro habana…

  4. Es una vergüenza que vendan esa comida a los damnificados, deberían regalarla como aliciente a la situación financiera que sufren después de semejante tragedia.. Raúl Castro donó a EU 10 millones de dólares y ahora vendiendo a “precios módicos a los Cubanos ! A su propia gente ! Pena les debería dar !!

  5. Es increible que se esté vendiendo comida a los afectados y no darla de forma gratuita. En España donde vivo cuando hay un desastre natural no se vende la comida a los damnificados, se suministra de forma gratuita, y eso que es un país capitalista | Dispositivo de atención a las personas afectadas
    Comida y atención sanitaria para los damnificados por el terremoto en Lorca
    Efe | Lorca
    Actualizado jueves 12/05/2011 05:25 horas
    Las administraciones públicas en Murcia han entregado bolsas con alimentos para entre 20.000 y 30.000 vecinos de Lorca que han sido desalojados o han abandonado sus viviendas y han tenido que pasar la noche a la intemperie tras el terremoto que en la tarde del miércoles ha azotado a la ciudad murciana. Esto pasó como se ve en 2011 (Bolsas de comida gratis. No se vende la comida encaso de desastre)

  6. Encima habrá que darle las gracias, no? Para mí es un desparpajo, cómo ser solidario con otros países y hacer donaciones millonarias?, y esto va con el presidente de la república en cambio con tus propias gentes, no tener siquiera vergüenza e invertir en el bienestar de la población. Lo resuelven con puestos de ventas de comida…. y qué pasa con los que perdieron todo? A esos lo que puede subsidiar el gobierno que no será nunca comparable en calidad. Vergonzoso de verdad.

  7. Atanasio, si lees bien te daras cuenta que hice perfecta referencia a lo de la BRT durante el ciclon Flora. Cuando hable de Giron, nunca dije que se tratara de un desastre natural, solo quise recordar que Fidel siempre estuvo en los lugares mas peligrosos, dando su ejemplo y animo a nuestro pueblo. Saludos.

  8. Qué curioso, en México, según nota de El País “hasta la tarde del lunes reunieron ya 54 toneladas de ayuda humanitaria que han sido distribuidas en las comunidades oaxaqueñas de Ixtaltepec, Tehuantepec, San Mateo del Mar, San Pedro Tapanatepec, San Pedro Huamelula, Santiago Astata; así, más de 1400 familias afectadas han recibido las despensas que entrega la Cruz Roja Mexicana”. Afectadospor el sismo. Y a uno le parece muy poco. NO VENDEN la comida a los damnificados, por supuesto.

  9. No tenía noticias de esa tal donación hecha por Raúl Castro a EEUU . Alguien pudiera decirme por qué motivo fue ? Gracias . Saludos .

  10. No leí completo el artículo, sólo partes interesantes, buenas ofertas, variadas, no mucha cola, y si le claramente la oferta Varata.!! Ahora en un comentario leí que cada ración costaba 25$.!!!!ahí enloquecí.!!! Sí lis particulares en tiempo normal diariamente venden la ración A ese precio. Cómo es posible que en momento de desastre de permita vender a ese precio a los damnificados, que siempre son más de un miembro por familia. Aclaro. Nunca vi el precio. Fundamentó mi criterio en un comentario. Si no es cierto ese precio pido disculpas. Por favor deben aclarar el precio o si se le oferta gratuitamente a los damnificados por el huracán Irma. Gracias. Desde México. Aquí se le está ayudando gratis a todos los afectados por el sismo.

  11. Margarita, el precio del plato de comida es cinco pesos cubanos y los sándwiches de jamón a 3, es decir USD 0,20 y U$D 0,15 aproximadamente. un abrazo

  12. lamentable realmente le vendan comida si asi paso (a veces las redes socilaes distorsionan la realidad) a las personas damnificadas, seria vergonzoso realmente, le estan sacando plata al que esta caido. pienso que debe buscarse una medida que alivie un poco a estas personas y se deseche la actividad lucrativa en todos los sentidos, una habana que estuvo apagada como tres dias completa y sigue apagada parcialmente, realmente son cosas que deben cambiar, suerte

  13. Es muy barata, realmente, y está bien hecha, fresca y no da tiempo ni a que se enfrìe. El arroz congrí con pollo asado a $5, el arroz amarillo con salchicha a $3, el pan con queso y los dulces a $1, todo en moneda nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *