“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Una mexicana caminando La Habana

18320849_1690742714289128_1183669804753274184_oTomado de Reverso

Hace unos días estuve en la hermosa isla de Cuba. Todos me preguntan que cómo me fue y si las cosas están tan mal allá como parecen, como nos las platican. La verdad es que la pasé de maravilla, gasté mis pocos ahorros porque realmente no es tan barato como lo pintan, ni se me acercaron decenas de personas para pedirme dinero, caramelos o maquillaje (solo unos cuantos con esa intención).

A pesar de la dificultad para conseguir ciertos productos básicos, como agua o simples toallas sanitarias, lo que me traigo de la isla es la buena voluntad de su gente (la mayoría), las miles de atenciones y el buen trato que dan a los mexicanos. Nadie nos miente cuando dicen que los cubanos tienen un gran amor por nuestro país.

Tengo presente a dos personas en particular; el primero un hombre llamado Daniel, de más de 50 años, que nos atendió en un restaurante en Varadero. Daniel replica las fiestas mexicanas, adora a la Vírgen de Guadalupe y festeja el día de muertos aunque sus vecinos lo tachen de loco (nos pidió le enviáramos una Catrina para su colección de objetos mexicanos).

Nos contó con lágrimas en los ojos que cuando recibió a la Vírgen de Guadalupe en su casa se le erizó la piel y lo primero que hizo fue pedir por los mexicanos, “porque ustedes lo necesitan más que nosotros”, nos dijo.

18318620_10212361463007054_93336222_o

Plaza en La Habana, Cuba. Foto: Alicia Preza Marín

La segunda una mujer de unos cuarenta y tantos años que junto con su hija nos llevó a recorrer el Callejón de Hamel en La Habana (sin cobrarnos un solo peso). Ella es enfermera y me contó que su trabajo la ha dejado salir del país a brindar ayuda humanitaria.

Aunque ha viajado poco, sólo por ese tipo de situaciones le gustaría recorrer el mundo, sobretodo conocer México, aunque le da miedo. Tiene miedo de que al estar en nuestro país la asalten, la golpeen o la desaparezcan.

“Aquí no hay inseguridad ni corrupción como en su país. Siéntanse libres”, nos dijo.

Me platicó que cuando se enteraron de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, en su trabajo se unieron en oración por el pueblo mexicano.

“Es un pueblo muy bueno que no merece sufrir tanto”.

Cuando le conté que había más de 20 mil personas desaparecidas en todo el país, se le fue el aire, no podía asimilar el dolor de más de 20 mil familias sin saber dónde están sus padres o sus hijos, sus tíos o abuelos.

18339375_10212361461807024_1529715921_o

Las calles de La Habana. Foto: Alicia Preza Marín

Poco antes de despedirnos me dijo que seguiría pidiendo por nosotros, que ella no tenía dinero ni pertenencias, pero al menos se sentía libre en su propia ciudad y no podía imaginar el temor de no regresar viva a ver a sus hijos.

Les cuento esto porque hoy, a poco más 24 horas de estar de nuevo en México, leo cientos de publicaciones con el hashtag #SiMeMatan y me parece realmente triste que haya tantas razones para tener miedo de que nos maten, de no regresar vivas a casa. El pueblo cubano con todo su amor tenía razón; vale mucho más la sensación de libertad.

En mi ciudad y mi país no me siento libre, no puedo recorrer las callejuelas con la cámara colgando del cuello o con un vestido corto que amortigüe el calor. En mi caso, #SiMeMatan será porque no tenía miedo de hablar, porque viajaba sola, andaba en bici, salía con amigas y amigos, conocía gente.

Será porque preferí vivir en unión libre antes que casarme. Será porque a mi edad no he tenido hijos y preferí salirme de la casa de mis papás para ser independiente.

Si me matan será porque le contestaba a los acosadores y exigí mis derechos como peatón y ciudadana. Mi profesión, como me lo dijo un conocido alguna vez, sólo me da la posibilidad de ser desaparecida o encajuelada. Porque me distraía en las calles respondiendo los mensajes de mis amigos o leyendo sola en un parque a cualquier hora.

Si me matan será porque siempre hice lo que quise hacer, al fin y al cabo, para eso se vive.

18318843_10212361459726972_770073757_o

Las calles de La Habana. Foto: Alicia Preza Marín

 
 

14 thoughts on “Una mexicana caminando La Habana

  1. Es verdad todo eso , Mexico esta en una crisis social impresionante, corrupcion, violencia, narcotrafico, miseria, insalubridad y …. todo eso es verdad, muchas gracias le doy al gobierno cubano por la seguridad ciudadana que es la mejor del continente pero y el vaso de leche para cuando es? el respeto a la diferencia politica para cuando es? la libertad de expresion? el respeto a los emigrados para cuando? Con todos y para el bien de todos para cuando? Salarios dignos para cuando? Comida y ropa para cuando? Elecciones para cuando?

  2. Pues así son las cosas… recuerdo Caracas, hace 15 años o más, cómo muchachos que salían “de rumba” me dijeron que uno de los atractivos que tenía eso era que no sabían si volverían a sus casas, pues podrían resultar muertos en esa “aventura”. Igual –o peor- que en Tegucigalpa, Guayaquil o Lima. Ni hablar de México DF… un desperdicio.
    Si algo tenemos que agradecernos nosotros mismos acá es la casi nula violencia urbana y un respeto por la vida inusual, que casi nadie disfruta en Nuestramérica.
    Y eso es lo que me digo: ¡carajo!, si hemos logrado esto –y mucho más-, ¿cómo es posible que dejemos que ambiciones personales, individualismo y mezquindades puedan obrar contra eso? Se me traba el papalote.

  3. Si Cuba es pobre, bloqueada por EEUU hace mas de 50/años razón por la que no podemos importar tantas cosas vitales que necesitamos y cuando algún país trata de ayudarnos lo sancionan, así los yankis aprovechan y le echan la culpa de nuestras carencias a nuestro gobierno, engalanando a muchos ignorantes, somos pobres en recursos pero ricos de corazón y tenemos mucha seguridad social. Felicidades a todas las Madres Cubanas

  4. Gracias amiga mexicana de Cuba y de mis compatriotas, por esa verdad que te atreves a publicar y por hablar con claridad. Un beso.

  5. Muy buena como cronica de viaje y gusto porque la haya pasado bien en Cuba
    Sin embargo no pasa de eso porque para poder tener una idea de los niveles de violencia en una sociedad, sus matices y peculiaridades es muy superficial y poco veraz referirlo al viaje de una turista por La Habana, como propaganda esta bien pero solo eso.
    Pregunte a los viejitos que mal viven con 8 o 10 dolares al mes y escudriñe en la violencia domestica y se llevará una sorpresa.
    Tambien en las mas de 200 cárceles que hay donde estan recluidos sin causa solo por la sospecha que puedan dilinquir los posibles “asaltadores” eso puede estar bien para un turista pero seguro que para un Estado de Derecho es una mostruosidad.
    Me alegro de su feliz estancia pero le cuento que estuve en Colonia Roma Sur y me extrañé que ños carros duermen en la calle y nadie se ños roba, que recorri eñ Mercado yo sola , sali a conocer y tampoco me paso nada a pesar que iba con miedo por lo qieque cuentan

  6. En la época de Franco se dormía con las puertas y ventanas abiertas. No tengo información de con Pinochet, pero estoy casi completamente convencido que también.
    Invito a esa asustada mexicana a que le ceda sus documentos a cualquier cubana y en un año, le entrevistamos al estilo reality show.

  7. Alicia los tiene bien puestos sin dudas, es una Esteban Morales mexicana. Expresa una realidad que todos conocemos, un pueblo como México puede tener todos los partidos políticos que quieran, ya que ninguno de ellos los hará salir de la gran crisis humana en la que se hallan. México hoy en día necesita de la droga para mantener su estabilidad social y a los cargos en ese hermano país solo se puede acceder mediante el respaldo de millones de dólares.
    Saludos

  8. México esta como esta por una simale razón
    El ganar dinero fácil es primera orden
    Ser un buen servicio humano es para quien cruza la frontera

  9. Señores no vayan muy lejos, el Salvador, Honduras, Guatemala, son la misma fotografía de México, es muy fácil comparar Cuba con los estados unidos, pero tranquilos que si esos países son violentos Cuba en un futuro lo será mas, y veremos gobiernos corruptos y narco tráfico, si porque ya la droga a ee.uu no les entrará por México, será por Cuba y desde Cuba y todo ello traerá al crimen organizado y las maras, los cubanos podrán portar armas y cada noche habra que agradecerle a Dios por haber vivido un día más, Esto no es una utopía, eso viene porque viene.

  10. Norbel, tu nickname deberia ser Nostradamus. De donde sacas esas aseveraciones? Nina (5) sin negar que en Cuba haya problemas como los que Ud menciona, la magnitud de los problemas de violencia en Mexico estan bien, pero bien lejos de lo que haya en Cuba. Y no solo en Mexico.Tambien Honduras, El Salvador, etc, etc.

  11. Gracias México lindo y querido, ojalá tu patria tenga la buena voluntad de que gozamos los cubanos, si, estamos pobres de recursos, verdad que no tenemos leche,no tenemos ropa y nuestras calles en la Habana están algo sucias, pero tenemos algo muy grande que es LA LIBERTAD y estamos pagando el precio por tenerla . Y tenemos una democracia para envidiar, aunque muchos traten de distorcionarla ! A mucha honrra hermanos mejicanos !!! Mexico te queremos porque fuiste el único país latinoamericano que no nos dió la espalda cuando nos botaron de la OEA !!Que bueno que nos botaron de la OEA!!!

  12. No sé porqué hablan de la “valentía” de la postera al publicar sus criterios. Por ahí todo el mundo está acostumbrado de sobra a comentarios así sobre su propio país. ACÁ es donde puedes ser castigado por algo como eso, así que lo de la “valentía” si cabría aquí.
    Y la verdad es que no coincido para nada con el “catrastrofismo” de Norbel. Tendría que cambiar demasiado Cuba, que hay que recordar que es una isla, sin fronteras “porosas”, y con una ya larga tradición de seguridad ciudadana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *