“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Una isla sin pescado

Foto: Carlos Ernesto Escalona.

Tomado de Progreso Semanal

– Siéntate, esta es mi oficina.

Se llama Geori López, y su oficina es un banco de tabla bajo dos cocoteros, en la Base de Pesca Deportiva de Cojímar. A Geo, como todos le llaman, no le preocupa que yo escriba su nombre, no le preocupa decir lo que piensa. A él, afirma, lo han entrevistado hasta en el Miami Herald. “El problema no es lo que yo te diga, sino el enfoque que tú le des”. Por eso me pide una perspectiva realista de la cuestión.

Esta vez, “la cuestión”, la gran pregunta es: por qué, si vivimos en una isla, no hay pescado. “Pero no hay… ¿para quién?, ¿dónde?”. Geo trata de entender, y es que claro, en los restaurantes sí hay, y en los hoteles; pero yo me refiero al de todos, al que debería multiplicarse como los peces bíblicos.

Sin embargo, ahora no cabe esperar milagros. Empezando por la naturaleza: “Hace cuatro años, yo filmé unas orcas aquí, dos millas frente a Cojímar”.

– Como en la película…

– Sí, como Willy. Puede ser algo lindo, pero esa es la prueba del cambio climático; eso es inobjetable. Antes un pescador viejo decía: este día de tal mes está la corrida de tal pez… Ya no sucede igual.

Por ejemplo: si las sardinas -que luego serán comida de peces más grandes- encuentran contaminado el río donde van a desovar, apenas podrán reproducirse. Ahí se rompe la cadena; empieza mal el ciclo de la vida. Si no tienen suficiente alimento, las especies no alcanzan su talla máxima. Y si no lo encuentran, no se detienen, y siguen buscando.

Geo despliega sus argumentos uno tras otro, como si desde siempre se hubiera preparado para responder. Él y los demás pescadores de la Base mantienen un contrato con una empresa pesquera, según el cual deben entregar al Estado casi toda la captura, excepto unos escasos kilogramos.

“El porciento de autoconsumo es tan bajo que es ridículo”. Y por supuesto: “cada vez que usted crea una prohibición, está dando lugar a un mercado negro paralelo”.

– ¿Hay muchos pescadores ilegales?

– … ¿Hay muchos boteros ilegales?

La empresa paga a los pescadores unos 68 pesos por kilogramo de pescado, aproximadamente 1.30 CUC la libra; mientras esas misma cantidad puede costar 2.80 CUC en el “mercado local”. En un restaurante habanero, el propietario confirma: “Todo el mundo compra pescado ‘por la izquierda’, y langosta, y pulpo”.

Foto: Carlos Ernesto Escalona.

Ciertas cosas nunca cambian. Así pasa con la costumbre de ponerle a los barcos nombres de mujer. El de Geo se llama Olguita.

Como otros lugares en Cojímar, la Base de Pesca fue bautizada en honor a Ernest Hemingway. Quizás otras cosas tampoco hayan cambiado de cómo él las vio. No existe una tienda donde comprar artes de pesca, y la mayoría de los barcos son de madera, rústicos, y muy pocos tienen motores marinos, de modo que resultan más corrosibles.

“No nos permiten reponer esos motores –cuenta Geo-, para hacer un cambio es demasiado complicado, por leyes que existen; que a lo mejor en un momento histórico tuvieron su objetivo, pero ya no, porque no hay política de Pies secos-Pies mojados. Desgraciadamente, la burocracia tiene paticas cortas”. Ya sabíamos que el derecho de los ciudadanos a usar transportes marítimos, es uno de los principios constitucionales incumplidos.

En estos momentos, las empresas estatales necesitan renovar unos 250 barcos. Se trata de botar los viejos y poner nuevos, no de aumentar el número de embarcaciones. Ricardo Reyes, director de la Empresa de Proyectos y Construcción Naval, CEPRONA, explica:

“Según nuestro objeto social, podemos construir y dar reparación a barcos de particulares. (Pero) al no tener financiamiento completo, no nos queda material disponible. Normalmente, lo que nos falta es material para trabajarle al Estado”.

La contradicción está servida, y humeando: estadísticas de 2014 indican que los pescadores de embarcaciones comerciales privadas, suman casi seis veces más que aquellos vinculados directamente al sector estatal.

Aun así, a muchos no les da negocio, opina Miguel, arrendatario de Playa Larga, Matanzas. “Pasan tanto trabajo, que al final terminan alquilando (habitaciones) a los extranjeros”.

Foto: Carlos Ernesto Escalona.

En la Base solo hay dos mujeres dueñas de barcos, entre más de 300 hombres; hasta 600, según la época del año. Aquí una falda llama la atención, aunque use pantalones.

Es un día de esos en que llueve-escampa, llueve-escampa… Hoy el mar, hosco y agrisado, no quiere recibir a nadie, así que los pescadores matan el aburrimiento alrededor del dominó, con bromas gordas, risotadas y “malas palabras”.

Geo asegura que no, que nadie ha venido a explicarles. Explicarles que a finales de marzo, se anunció que el Consejo de Ministros había aprobado la política para el desarrollo de la actividad pesquera.

A pesar de su obvio interés público, del documento –otra vez- conocemos solo algunas pinceladas. Y no sabremos más hasta finales de diciembre, cuando se presente a la Asamblea Nacional, en forma de Anteproyecto de Ley. Para entonces, se supone que un nuevo cuerpo legal actualice y unifique el Decreto-Ley 164, de 1996, que establece el Reglamento de Pesca, y otras normativas relacionadas.

“A nosotros están tratando de organizarnos, convertirnos en cooperativa, pero todavía no tienen ni media idea de cómo hacerlo”. Geo pertenece a la junta que dirige la base, y desconfía de los funcionarios que “viven la vida detrás de un buró”.

– ¿Tú recomendarías la inversión extranjera en la pesca?

– Porque con la técnica que tienen, como están las artes, en dos años destruirían lo que queda de recursos. El daño sería superior al beneficio, como nación.

Foto: Carlos Ernesto Escalona.

Al fondo del paisaje, se avista un dilema cultural: estamos rodeados de agua, pero la isla le da la espalda, toda virada hacia adentro. Por eso es más fácil comer carne de puerco que pescado. Por eso, en palabras de Pablo de la Torriente, somos una alfombra de caña en medio del Caribe (aunque ya ni tanto).

“Como sucedió en la agricultura, muchas veces los hijos de los pescadores no volvieron a pescar”. Geo tiene el perfil modélico de un hombre de mar: talle grueso, marcas de sol, un collar con dos dientes de grandes peces. Alguna ocasión la tormenta lo sorprendió “allá afuera”, y se dijo: “hoy no vuelvo”.

El Cachón no es una playa, sino una franja de arena sucia donde las tiñosas picotean como gallinas. “En esta zona la pesca depende mucho de las corrientes: un año de poca corriente significa un año de pobreza. Nosotros hemos perfeccionado la técnica, pero el mar es lo que es. Siempre existieron años buenos y malos, el problema es cuando te vienen tres malos seguidos”.

“Allá afuera” tal vez haya un aguja pariente lejano de aquel que los tiburones le devoraron al Viejo. Como él, tal vez seguimos añorando que nuestro pez grande esté en alguna parte.

About Eileen Sosin Martínez

Periodista cubana. Bicho nocturno, cafetera y buena amiga. Muy teatral (que no trágica), despistada y trabajadora, con malos pensamientos pero buenas intenciones.

 
 

25 thoughts on “Una isla sin pescado

  1. La jóven periodista “Sonsín” contó dos cosas que no me cuadran.
    – Por ejemplo: si las sardinas -que luego serán comida de peces más grandes- encuentran contaminado el río donde van a desovar, apenas podrán reproducirse. “Falso” (Las sardinas son peces pelágicos. que viven todo el tiempo en mar abierto donde también desovan)
    2- “Hace cuatro años, yo filmé unas orcas aquí, dos millas frente a Cojímar”.
    – Como en la película…
    – Sí, como Willy. Puede ser algo lindo, pero esa es la prueba del cambio climático; eso es inobjetable.
    (Las Orcas se acercan a las costas de aguas cálidas para aparearse.
    El cambio climático es inobjetable, si señor pero en este caso nada que ver.

  2. Se debía también escribir acerca del racionamiento ” Histórico” de la sal en Cuba (País tropical rodeado por todas partes de agua con temperaturas altas y gran salinidad)
    “Y sin embargo escasea”

  3. Buen articulo Elieen pero desactualizado pues en Cuba hace mucho pero mucho tiempo que el pescado desapareció, incluso en la época de las flotas de pesqueras en las que Silvio compuso canciones el pescado era super regulado, o sea posiblemente los habitantes del centro del Sahara tengan mas acceso al pescado que los cubanos, pero recuerden detrás de todo eso esta el imperio cubano que no solo acabo con la oferta de pescado en la isla sino con la ganadería y su preciada leche y carne , con la agricultura etc entonces que nos asusta, los cubanos fueron formados para resistir y sobre todo con la boca cerrada para no decir lo que sientes y piensan, porque para eso están los dioses que tienen derecho a pensar y decidir por todos. Recordemos también que el objetivo fundamental del estado hoy es hacer dinero pero que el dinero no se vea y muchos menos se sientan en beneficio de la población

  4. Hace unos años tuve la oportunidad de hablar con un director nacional de la pesca y preguntarle ¿por qué no habia pescado si estabamos rodeados de agua? Me empezó a hablar de la plataforma insular pobre y otros tecnicismos… no me convencieron, aunque no creo que me haya mentido. El problema es que la “verdad” de los dirigentes, casi nunca coincide con la “verdad” de los que les toca hacer el trabajo. Y cuando te dicen: sabemos tu situacion y estamos trabajando para resolverlo es en realidad: ‘no jodas chico! tantos problemas que yo tengo para tambien atender los tuyos” Los botes, tractores, técnica en general… todo sufre por lo mismo (aduana, centralismo, inmovilismo, miedo y burocratismo) Ese ex-dirigente tambien me confesó que comia cualquier tipo de pescado o marisco que se le antojara cuando estaba en el cargo.

  5. Este tema de una isla rodeada de mar y sin pescado no es nuevo, hace muchos años se les dijo al pueblo que el pescado y los mariscos iban a sobrar, porque se había creado la flota cubana de pesca y éramos una isla con una gran plataforma insular, incluso se compraron unas especies de contenedores azules climatizados, que se pusieron por todos los rincones de la habana y que eran las pescaderías donde llegarían esa “abundancia” de pescados y mariscos.Como hemos que tenido que aguantar tambien MENTIRAS.

  6. De verdad que hay gente con mala memoria, aquí sí hubo pescado, por la libre y bastante, en las pescaderías azules, merluza, chicharro, calamar, sardina, cajitas de picadillo de jurel, almejas, la Flota Cubana de Pesca tenía 26 arrastreros los “Rios” que pescaban bien lejos de Cuba, pero luego vino un ministro que metió a toda la familia a trabajar en el sector marítimo y acabó con la pesca en este país, cualquiera con mas de 40 años debe recordar eso.

  7. Algunos numeros a 90 millas al norte

    El puerto de Cayo Hueso produjo $71 millones en productos del Mar en 2015.(17 millones de libras,,en el 2014 fueron solo 14millones de libras)sin contar cayo largo,marathon e isla morada.

    Las ventas de Cayo Hueso suman tanto dinero porque capturan mayormente,Langostas,Muelas de cangrejos moros y camarones,son los mas cotizados.

    dato final

    El Estado de Florida producia en el 2015 un total de $ 242 millones

  8. China le ofrecio a Bahama $ 2.1 billon por derecho a pescar en sus aguas por un periodo de 10 años….este proyecto fue fuertemente criticado por la Florida y murio sin prosperar.

    Esta oferta de China es una prueba del gran tesoro economico del area y que Cuba nunca ha podido aprovechar.

  9. Efectivamente, es asi como dice Miguel.A veces se repite la misma cancion una y otra vez y se olvidan de las verdades.En los años 80 aqui en Cuba, en las ciudades y hasta en el campo!! se vedia la merluza, si merluza!!En los comedores obreros se llego a tener opciones de platos fuertes entre ellos la merluza y se vedia liberada en las carnicerias.A los olvidadizos: aqui si hubo pescado y huevos a 8 centavos!! y carne de res cada nueve dias por la libreta para TODOS.

  10. Antonio Ramirez usted sera muy entendido en peces y pelagicos, pero yo que he pescado mucho le digo que la sardina se pesca muy bien con una tarraya en donde se une el rio y el mar y a veces un poco mas rio(contaminado) adentro, en la orilla se hace mas dificil .
    Las orcas si hombre se pegan a las costa a aparearse, pero verlas en el caribe …., otro detalle mas respeto al trabajo de otros, eso de poner “Sonsin” muy feo y de poca etica, ha de referirse usted de mejor manera , eso de que no le cuadra se podria cambiar por palabras como “cuestionable” etc, si hubiese eliminado eso de su discurso realmente me hubiera sorprendido con su sabiduria sobre peces, pero lo arruino.
    Saludos

  11. Si siempre se hace lo mismo como podemos esperar un resultado diferente. Solo hay que aprobar las cooperativas y dejarlas trabajar adecuadamente. Todo eso está previsto y hay que aplicarlo cuanto antes sin temor alguno

  12. Para los que les gusta “repetir la canción una y otra vez”, en nuestro País después del 59 TODO lo que existió fue efímero, no solo las cajitas de pescado y la tan elogiada merluza, TODO bajo ese gobierno ineficiente y con su política “voluntarista” mesiánica, duraba menos que un “dulce en la puerta de un colegio” y así desaparecieron los peces incluidas esas pescaderías oxidadas y como chatarra abandonada, igual sucedió con la carne racionalizada, después de los invento de los cruces de las F1,F2, Holstein, etc, donde se cargaron a la raza autóctona de la isla (Cebú) (las prueban existen grabadas)y así ha sucedido con TODOS los inventos locos que se le ocurrió, como el triangulo arrocero de las villas, el cordón de la habana, la zafra de los 10 millones, la cadena de panaderías con más de 50 variedades de pan, los mar init, los pios-pios, las famosas hamburguesas, en fin para que contar, así que dejen la cantaleta

  13. Ale simplemente la periodista es de apellido Sosín, si se me fué una n no fué mi intención, además no se deben coger todas las cosas a la tremenda. Lo de peces que se cogen en la desembocadura de los rios es por los nutrientes que estos arrastran, pero nunca sardina alguna ha desovado en un río, sobre Orcas busca información en Google hay cosas interesantes.

  14. El problema caballeros es que se hizo una revolución en la plataforma insular y los peces han hecho como muchos cubanos, emigrar, así, tenemos que por ejemplo en ninguna de las islas alrededor de Cuba hay problemas con el pezcado, allí se pueden ver todos los que emigraron de Cuba.

  15. Carlos Yllobre (13): eso que dices reafirma lo de la memoria selectiva inducida de que padece la gente aquí. Me refiero a los ditirambos hacia el prócer conmemorado con más énfasis por estos días, protagonista de excepción de todos y cada uno de los descalabros económicos sufridos a lo largo -y ancho- de estos años, que desembocaron aquí. Ningún periodista, articulista o politólogo se acuerda de eso a la hora del desorejado guataqueo extremo. ¡Ahh, la magia del oportunismo!

  16. Soy sexagenario, cuando era un muchachon, en Cuba habia marina mercante y marina de pesca,habia pescado pero tambien habian otras cosas que ahora no hay,estoy hablando de los 70, perdimos las dos marinas y perdimos el pescado.

  17. SINPRISA hemos perdido mucho más que el pescado, hemos perdido la DIGNIDAD, donde ahora existe la DOBLE MORAL, LA HIPOCREsIA Y EL OPORTUNISMO, donde nos mantenemos callados ante los abusos y la exclusión del que tenemos al lado, mientras no nos toque a nosotros , doNde han impuesto el MIEDO a través de la amenaza ya no tan solapada.

  18. Les comento una experiencia que viví en Bacalar Quintana Roo, Mx. Una comunidad de antiguos pescadores abandonaron la actividad para dedicarse a llevar turistas (que conste que hay tanto nacionales como extranjeros) a realizar snorkeling y ver especies marinas del caribe a 300 o 500 m de la costa. Pues resulta que esa actividad era más rentable que la pesca. Uno, como cubano al fin, veía más que peses un menú en el agua. Cuando le comenté al señor que si no pescaban ahí el hombre me dijo: Ni loco, ese es nuestro pan. Por supuesto, sus embarcaciones no eran muy sofisticadas pero si andaban con muy buenos motores Yamaha como nuevos. En Veracruz, Cancún y otros lugares se dedican también a dar paseos en lanchas arrastrando una “banana” inflable y la verdad que, al menos en Veracruz, costaba como 2 dolares solamente por casi 30 min. Yo veía eso y me decía, si mi gobierno en Cubano me dejara importar un motor y sus chalecos salvavidas y sería excelente montar ese negocio.

  19. Continuación: Y para no desviarme del tema les comento que llevo 4 años en Veracruz y jamás a faltado el pescado en los establecimientos y estamos hablando del mismo mar. Claro, hay regulaciones que todos deben cumplir. Otra cosa, he notado que gran parte de los peses y mariscos se cultivan con un menor impacto sobre las aguas terrestres y marítimas, fundamentalmente camarones, tilapias pero hay de todo.

  20. En los 80 trabaje en la pesca y recuerdo que, cuando saliamos por el surgidero de Batabano los pescadores del barco nos recibian como dioses…pues se tomaban casi todo el alcohol que llevabamos para nuestro trabajo, una cosa que siempre critique fue por que no pagarle unos pesos mas por cajas de por ejemplo: minutas pues, todo el pescado que no fuera pargo, cubera, cubereta, rabirubia….se les dejaba morir en cubierta y luego las botaban al mar

  21. esa es una de las causa que no hay peses , por los miles y miles de peses pequenos (morralla) que se morian en cubierta y se tiraban al mar , en mayo alguien me dijo que habian prohibido todas las redes ,ojala eso se cumpla
    un trago de alcoholiti y una caja de cigarros para un pescador es un tesoro

  22. en la corrida del pargo que es cuando van a desobar se le hacian tranques con redes y por ahi no pasaba ningun pescado todo se cojia y los pequenos muertos al mar, para muchos Pescadores viejos eso era un crimen

  23. siempre vi que con la langosta era un trato diferente se respetaba major la veda y los Pescadores tenian mas conciencia con las langostas pequenas trataban de no hacerles danos y sortarlas al mar vivas,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *