“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Una década con Raúl Castro al frente de Cuba

Raúl-CastroTomado de El Tiempo

Una proclama de Fidel Castro leída en el noticiero de la televisión cubana el 31 de julio del 2006 sorprendió al mundo al anunciar que un grave quebranto de salud lo obligaría a “permanecer varias semanas en reposo, alejado de mis responsabilidades y cargos”, y a un traspaso “provisional” del poder al general Raúl Castro, su hermano.

La enfermedad del Comandante era “secreto de Estado” y con frecuencia corrían rumores sobre su muerte, desmentidos por alguna foto y por la publicación de sus “reflexiones”, cada vez más esporádicas.

La interinidad duró 20 meses. En febrero del 2008, Fidel, quien cumplirá 90 años el 13 de agosto, confirmó su retiro definitivo y su nuevo estatus de “soldado de las ideas”.

El hito de este decenio con Raúl Castro en el poder fue el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Estados Unidos, en julio del año pasado, que derivó en un ‘boom’ turístico.

Sin embargo, los cubanos de a pie no sienten muchos beneficios en su vida cotidiana, respecto de lo que tenían diez años atrás.

Como presidente, Raúl ha practicado su “pragmatismo” dentro de la ortodoxia comunista y promovido “la actualización del modelo económico y social”, como llaman a las reformas.

Las expectativas del pueblo cubano han venido aumentando de la mano de los cambios, muy lentos o demasiado rápidos dependiendo del interlocutor.

En estos diez años se eliminaron “prohibiciones absurdas”, permitiendo a los cubanos comprar líneas de telefonía móvil, acceder a hoteles turísticos, alquilar vehículos, y comprar y vender viviendas –una casa personal en la ciudad y otra en el campo o la playa– y carros de segunda.

Así mismo, se autorizó la entrega en usufructo de tierras ociosas para reducir importaciones de alimentos. Cerca de 200.000 personas han recibido 1,7 millones de hectáreas. Buscando aligerar las abultadas plantillas estatales, en el 2010 se ampliaron las actividades que podían realizar los trabajadores autónomos, llamados ‘cuentapropistas’, que pasaron de unos 130.000 a más de 500.000.

Otra novedad fue la concesión de créditos para financiar microempresas o reparar viviendas, así como la ampliación del modelo de cooperativas a sectores no agropecuarios.

Tras el crecimiento del trabajo particular llegó la ley tributaria (2013) para pagar impuestos por utilidades, tasas aduanales, ventas, mano de obra e ingresos personales, algo nuevo para los cubanos.

Los dos últimos congresos del Partido Comunista (2011 y 2016) aprobaron limitar a dos mandatos consecutivos de cinco años los cargos gubernamentales, y fijar en 60 años la edad tope para pertenecer al Comité Central y en 70 años para otros cargos de responsabilidad partidista.

Una medida de impacto fue la reforma migratoria por la supresión del “permiso de salida” y la posibilidad de permanecer fuera de la isla hasta 24 meses sin perder los derechos sobre las propiedades en Cuba.

Sobre el papel y desde una mirada macroeconómica, todo ha sido positivo. Incluso, la nueva Ley de Inversión Extranjera, que da facilidades a empresarios foráneos para instalarse en la isla, copada de ‘paladares’ (restaurantes privados), viviendas reparadas y taxis ‘almendrones’ (antiguos).

Pero la falta de liquidez, la necesidad de aplazar pagos y la reducción de envíos de petróleo desde Venezuela, junto a los reparos para aceptar proyectos de inversores extranjeros (en el puerto de Mariel, de unas 400 propuestas de urbanización solamente funcionan cinco y apenas una decena están aprobadas) hacen vislumbrar en el horizonte nubarrones que el gobierno raulista intenta controlar afectando lo menos posible a una población sufrida, pero cada vez menos dispuesta a aguantar penalidades.

El mes pasado, Raúl Castro ratificó su intención de hacer “todas las reformas que haya que hacer” manteniendo “el carácter socialista de la Revolución”. Una difícil cuadratura del círculo, especialmente cuando hay resistencia interna de quienes no quieren perder estatus y de trabajadores poco dispuestos a esforzarse por salarios insuficientes. El tema salarial y la unificación monetaria son asignaturas pendientes.

Mientras tanto, compañías aéreas estadounidenses empezaron a operar frecuencias regulares, los cruceros bajo la bandera de las barras y las estrellas ya son una realidad en los puertos cubanos y los ‘lobistas’ buscan agilizar el levantamiento del embargo.

 
 

14 thoughts on “Una década con Raúl Castro al frente de Cuba

  1. mi opinion : los comunistas siempre seran iguales…o sea,o hay comunismo,o no lo hay .Y punto…lo otro es mantener el poder y avanzar hacia…..la nada !!No han aprendido aun que se hace con el Poder,esa es su gran tragedia !!Hubiera sido Trosky mejor que estalin ?? Lo mismo,o peor !1 La suerte es que,la Historia ha demostrado que estos procesos van apagandose….como una vela,sin prisas,pero sin pausas…..

  2. Un Luis de Francia dijo: “Despuès de mí, el Diluvio”. No creo que sea este el caso apegado al concepto, pero mientras se rejuegue con la macroeconomía y se descuide la economía interna, se va por mal camino. Cambiando “cuadros” no se resuelve el problema. Hay que pulsar la situación interna y fijar las metas en la solución mas rápida posible de los acuciantes problemas en transporte , vivienda y desabastecimiento alimentario. Se escribe mucho y se definen muchas cosas, pero el disparo del 2030 está tan lejos o mas lejos que la zanahoria delante del burrito. Creo debemos despejar, y el pueblo lo espera, los problemas básicos. Antes de la cosecha de papas se comenzó a poner “peros” climáticos y de otra índole. Se cosechó papa y se organizó su distribució, y los resultados fueron mas positivos que en otros años. Organizar. Saludos.

  3. Fueron diez anos con Raul ” sin prisa pero sin pausa”.Mas a la vuelta de la esquina , como Cronica de un Destrastre Anunciado,dice que en 2018 ya no estara, que se va.Y un vacio real de poder nos dejara, como un salvese quien pueda del Capitan que deja el barco a la decision unos marinos que nunca aprendieron a navegar.

  4. Edulcorado resumen de una década en el poder, cambio lo que se podía ser cambiado sin que peligrara su permanencia en el poder, las “prohibiciones absurdas” eliminadas simplemente las tomo su hermano pero así y todo bien venido sea la rectificación, económicamente su vasito de leche prometido sigue siendo una utopía, y las medidas más complejas sigue pendiente de ser tomadas por su cada día más delicadas consecuencias, pero no nos llamemos a engaño inclusive en periodos turbulentos la jugada ya está cantada e inclusive mostrada, en lo que resta de su periodo activo de gobierno el enroque de sillas que nos muestra esa foto ha de ser el objetivo a lograr.

  5. Cuba, si Raúl se va “nos abandona”, si se queda “se aferra al poder”. Que le recomendamos que haga entonces?, ja ja ja. Un abrazo.

  6. Según el artículo: “Sin embargo, los cubanos de a pie no sienten muchos beneficios en su vida cotidiana, respecto de lo que tenían diez años atrás”. Eso es cierto, pero, ¿hay la misma cantidad de cubanos de a pie? Primeramente habría que definir qué es un cubano de a pie. Si es alguien que vive de su salario del estado y arañando por la izquierda lo que aparece, hay que reconocer que este tipo de persona ha disminuido, ¿por qué? El aumento de los cuentapropistas, el aumento de las personas que viajan, el aumento de los que reciben remesa, el aumento de los que van de misión. No por gusto los hoteles se la pasan llenos de nacionales en el verano. Entonces, sí, el cubano de a pie no ha visto mejoría, yo diría que está peor por el aumento de los precios y el desabastecimiento, pero estos fenómenos son producto del aumento del poder adquisitivo de mucha gente y por supuesto, la demanda del sector no estatal. Entonces, no es lo mismo decir que el cubano de a pie no ha visto mejoría, a…

  7. 10 anos despues el costo de la vida subio y los subsidios(parejos para todos) disminuyeron.

    Hay mas posibilidades, ventajas que aprovechan o disfrutan los mas capaces, y los mas “vivos”.

    A la par de todas las medidas, yo me quede esperando un mayor subsidio a los mas pobres. Hoy creo que los pobres son mas pobres que 10 anos atras.

  8. Si buscamos los caudillos en el mundo encontraremos varios, las imágenes de multitudes enardecidas enarbolando banderas, gritando consignas y el poder absoluto del caudillo son elementos comunes independientemente de su ideología. También es un elemento común que desaparecido el caudillo vienen cambios importantes.

  9. Respondo a Dariem. Cuba tiene casi 11 millones de habitantes, de esos cuántos van a hoteles, reciben remesa, salen de misiones o son cuentapropistas? Es pura matemáticas. Calculo que no más de un millón. Los demás son cubanos de a pie, de los que sufren el mes entero, la vida entera. Y por otro lado, el decenio de gobierno de Raúl Castro ha servido solo para eliminar un par de prohibiciones a las que su hermano estuvo aferrado porque eso se llama control social. Por lo demás nadie ve en qué haya avanzado Cuba, avanzado de verdad, no las caritas duérmete mi niño que se inventa el gobierno para entretener al pueblo.

  10. Buen resumen de dos lustros, para mi queda en bastante poco, y si creo que los cubanos de a pie, no han notado los pequeños beneficios, por ejemplo ahora pueden tener celulares, Wow. Yo fui a Cuba hace unos meses vi las caras de penurias diarias escondidas tras sonrisas que es lo único que no se le puede quitar a un cubano. El único cambio real que note es que cada vez son más los emigrados que tratan de ayudar a sus familias y mayor el por ciento de familias que depende de la remesa.

  11. Fernando.Tienes razon en que criterios muchos hay.Si deberia ” aferrarse” al poder muchos lo creen,de que “sale corriendo”muchos tambien lo piensan.Para mi, honestamente,es dificil la pintura, pero de que estamos en una encrusijada que necesita ideas y sangre frsca es cierto, pero tambien que se necesita liderazgo es cierto tambien, y a mi ver, no lo hay.Por su carisma Raul no es Fidel; de seguro de no haberse enfermado alli estaria.” sin traicionar a El Pueblo en tiempos dificiles”segun sus palabras; son dos personalidades distintas y de ellas Raul lo creo mas realista y convencido de que el barco esta haciendo irremediablemente haciendo aguas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *