“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Un debate de película

ley-de-cine-1Tomado OnCuba

La cultura occidental celebra cada 31 de octubre sus fiestas de Halloween. Una divertida ceremonia de origen celta donde proliferan disfraces, bromas, hogueras y todo tipo de referencias al más allá, las brujas y los espíritus. Pero coincide que éste 31 de octubre en La Habana, los cineastas cubanos decidieron reunirse nuevamente para encauzar su propia lucha contra los fantasmas del dogmatismo.

No hubo calabazas ni velas encendidas aunque el ambiente previo estaba bastante sombrío. En las dos últimas semanas habían circulado por vías “alternativas”, declaraciones, cartas, mensajes y textos que recogían ese estado de incertidumbre y molestia que acompaña al gremio desde hace años. Se reportaban actos de censura contra obras, cineastas o críticos, aumentando la ya de por si elevada temperatura concerniente a las demandas por una Ley de Cine.

Esta vez, los creadores presentaron un documento que recoge aspectos esenciales de sus peticiones, cuestiones relacionadas con la función del ICAIC en el nuevo escenario, el financiamiento de las obras, la aceptación de las productoras independientes, el patrimonio, la libertad creativa, las formas de otorgar la nacionalidad a una película y el respeto y confianza que debe tener el Estado por la labor de los artistas. Además se ofrecen diversos criterios de por qué resulta conveniente al gobierno cubano, acabar de suscribir la Ley y conjurar con ello todo el ambiente de irregularidades o malentendidos que acompaña al trabajo de los cineastas. El documento fue aprobado por unanimidad y será enviado a las instancias superiores. Si bien no se trata de una Ley (no le corresponde a los cineastas hacerla) es al menos un punto de partida sólido y argumentado por dónde empezar.

Una de las más populares acciones de Halloween es el juego de Truco o Trato (en inglés Trick or treat) llevado a cabo por niños que tocan a las puertas de las casas proponiéndoles a sus dueños que escojan entre darles una golosina o ser víctimas de una travesura. Los cineastas acaban de ofrecerle nuevamente a la dirección del país, un voto de confianza, una propuesta transparente, una mano tendida al diálogo y la concertación. Realmente lo vienen haciendo desde hace al menos siete años cuando empezaron a enviar señales para una transformación del cine nacional. Pero al parecer la osadía de tomar la iniciativa y reunirse sin que nadie les dé la orden, ha de ser castigada. Los hechos desgraciadamente demuestran que los artistas han ofrecido un Trato y el gobierno les ha devuelto un Truco.

Tal cuestión se hizo evidente, cuando hacia el final de la reunión, varias intervenciones pedían respuestas, nombres, fechas límites e identificar los rostros y nombres de aquellos que han estado ausentes, congelando o tergiversando los reclamos de los cineastas. Los humanos empezaron a hablar de los demonios, esos fantasmas que nunca dan la cara y se mueven conspirando entre sombras. Resultó llamativo que en la cita no se encontrara nadie de la dirección cultural del país, ni del Partido, del Gobierno y ni siquiera de organizaciones como la AHS o la UNEAC a las que por obligación les tocaría defender y apoyar en todos los espacios a los creadores. Solo el presidente del ICAIC, Roberto Smith, hizo acto de presencia para certificar el apoyo de la institución a las inquietudes y propuestas de sus miembros.

La fiesta de brujas dio origen a un clásico del cine de terror, Halloween dirigido en 1978 por John Carpenter. Se han hecho muchas versiones, convirtiéndose en una saga y una obra de culto, cuyo personaje, el inmortal Mike Myers tiene más vida que todos los gatos de la Tierra juntos. A la Ley de cine le queda un largo camino aun por recorrer. Mientras tanto se seguirán haciendo películas, por la izquierda, la derecha, arriba y abajo. Es un proceso indetenible, al que se sumarán nuevos actores y retos, no más se den pasos concretos en las relaciones entre Cuba y Estados Unidos.

Los que toman las decisiones en el país no son inmortales como Mike Myers. Deberían pensar en eso y acabar de firmar y concretar con ello, una plataforma funcional sobre la cual reconstruir nuestra cinematografía, rescatar al espectador y respetar a los artistas.

Los cineastas han cumplido con el ritual, con el “orden” establecido, elevando pacientemente desde la base y durante dos largos años todas sus propuestas. No son los malvados de esta historia. No vuelan sobre una escoba. No usan máscaras. Y tienen un poder extraordinario que sí los hace inmortales: el Arte.

 
 

9 thoughts on “Un debate de película

  1. Muy bien Gustavo, lo entiedo como la puja de la juventud por ocupar su lugar a pesar de los “fantasmas de las sombras”

  2. Grande Gustavo, mas mordaz no puede ser. Me encanto eso de que quienes dirigen no son inmortales como Mike Myers. La prensa y el arte(porque esto no se limita al cine) sufren el mismo problema. Entre varias reacciones, esto me pone a pensar en todos los trasnochados de la pupila. Acusarian a los cineastas de estar influenciados por la NED, George Soros, la CIA y todos los fantasmas que constantemente se inventan?

  3. Lei en el granma de miami, que otro grande del arte colgo los guantes a la lucha contra la censura, entre otras, de lo que una vez fue una revolución.

  4. Genial Gustavo por este articulo, muy bueno, lo he difrutado en grande.
    Censurar la creatividad humana siempre sera imposible, sobre todo en lo relacionado con el arte; porque si no, no son artistas. Por esa razon es entendible que muchos le tengan miedo a los artistas y su creatividad; estos en todas las epocas seguiran siendo profetas de su tiempo, nada los puede amordazar.

  5. Fernando, acabo de ver el documental sobre corea del norte que me recomendaste; muchas gracias, una joya del periodismo documental me imagino que lo pusieran en Cuba y la reaccion de los Kim.., digo de los Castro jajaja, es un ejemplo de hasta donde se puede denigrar a los seres humanos por medio de una dictadura, y una ideologia showinista y patriotera, inculcando el odio y la intolerancia hasta el punto que los mismos que lo ejercen nisiquiera lo reconocen, se los recomiendo a todos los foristas esta en yotube se llama Amaras al lider, un abrazo

  6. En nuestro país hacen falta leyes que regulen el ejercicio de la prensa, del cine, del cooperativismo, de la autogestión obrera, una nueva ley electoral que garantice el derecho del pueblo a elegir libremente a sus representantes, etc. Mientras no se dicten esas leyes no será posible el desarrollo de todas esas esferas de la vida de nuestra nación y cada vez estaremos más lejos de la posibilidad de desarrollar un socialismo democrático, participativo, protagónico, autogestionario. Única forma de hacerlo próspero y sostenible.

  7. alejandro (1) : me parece que el senor que escribio esto, no esta reclamando nada relacionado con “generaciones” solo con libertades, que no es lo mismo. Desgraciadamente para el, aunque duela, la realidad es que : mas pronto tendra acceso un cineasta al financiamiento para hacer lo que el quiera, sin restricciones (solo un proyecto vendible), en los paises libres que en los comunistas. El financiamiento en los paises comunistas si esta fuertemente condicionado y se usa como arma: si no eres revolucionario, nada para ti !! Y punto

  8. No es verdad que la cultura occidental celebre cada 31 de octubre la fiesta de Holloween. La cultura ocidental es muy amplia y esta fiesta solo se celebra con cierta popularidad en Estados Unidos, Canada e Inglaterra. Quien califique las costumbres culturales o populares de Estados Unidos como cultura occidental, tine mucho que aprender.

  9. bernardo (8) : cuando el antimperialismo se vuelve obsesivo, ya adquiere otro nombre. EEUU esta en el emisferio occidental y sus costumbres tradicionales, forman parte de esa cultura, como la conga oriental cubana….nos guste o no…..hay que ser sensato !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *