“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Trump y el turismo a Cuba

turismo-cuba-eeuu-embajadaTomado de Reportur

La noticia de que Donald Trump se hacía con la presidencia de Estados Unidos fue un duro golpe para Cuba, que ha pasado los últimos dos años negociando la normalización de relaciones con ese país luego de más de 50 años de hostilidades a causa de la Guerra Fría. Los hoteleros presentes en la mayor de la mayor de las Antillas son de los más preocupados por el triunfo electoral del magnate.

La normalización ha dado un impulso turístico a Cuba y causa la visita de cientos de ejecutivos estadounidenses y de decenas de otros países que tienen un renovado interés en hacer negocios en la isla. Trump ha prometido revertir la visión de Obama de una apertura hacia Cuba a menos que el presidente Raúl Castro acuerde una mayor libertad política en la isla, una concesión que es considerada prácticamente imposible (American pide permisos para hasta 18 vuelos diarios de Miami a Cuba).

Donald Trump ya anunció que si ganaba las elecciones, modificaría el acuerdo de reapertura de relaciones entre su país y Cuba. El candidato republicano defendió que sólo mantendría la política hacia la isla si La Habana “cumple con nuestras demandas de libertad religiosa y política para todos los cubanos. El próximo presidente puede cambiar esa política y eso es lo que voy a hacer salvo que el régimen de Castro esté a la altura de nuestras demandas…  vamos a apoyar al pueblo cubano en su lucha contra la opresión comunista. El pacto de Obama solo beneficia al régimen Castro”.

El miembro del Partido Comunista y reconocido economista y politólogo, Esteban Morales, dijo a la cadena Telesur que los líderes deben estar preocupados debido a que esto representa un nuevo capítulo. Carlos Alzugaray, politólogo y diplomático cubano jubilado, dijo que, sin embargo, un triunfo de Trump podría complacer a algunos conservadores del liderazgo cubano que están preocupados de que Cuba se acerca demasiado a Estados Unidos y a demasiada velocidad.

Aunque muchos de los cubanos no estaban al tanto del estado de la contienda electoral, algunos de los que vieron la televisora estatal Telesur, o escuchaban las actualizaciones por radio, dijeron que temían que un triunfo de Trump significara perder las pocas mejorías que han visto en sus vidas desde el incremento turístico vivido tras el descongelamiento de relaciones (Starwood firma el primer hotel estadounidense en Cuba en 58 años).

 
 

8 thoughts on “Trump y el turismo a Cuba

  1. Bueno, yo creo q si Trump vuelve a la era de mano dura con Latino-América al estilo bush es lo mejor q puede pasarle a los movimientos de izquierda de la región. A fin de cuentas nadie tuvo más mano dura que Bush y fue cuando más movimientos de izquierda llegaron al poder. Con Obama de una forma u otra comenzaba a haber un retroceso en los movimientos progresistas de la región. De todas formas, si algo hay q concederle a Trump es q ha sido una caja de sorpresas a la hora de predecir lo que ocurrirá con él.

  2. De Trump no puede esperarse nada favorable para Cuba, solo sufrir nuevamente las agresiones que durante mas de 50 anos padecio el pueblo de la isla. Durante su campana repitio varias veces, que modificaria todo lo que Obama logro, si Cuba no cumple con las exigencias que su gobierno impondria como condicion para continuar con la normalizacion de las relaciones entre ambas naciones. Su politica exterior hacia Cuba se basara en la “ley del garrote”, tratando de imponer bajo condiciones su pensamiento reaccionario, racista, prepotente como buen multimillonario que es.
    Ha sido “horrible” ver como algunos cubanos de Florida votaron por este personaje, sin saber, a ciencia cierta, cuales seran las consecuencias que tal decision afecte al pueblo de la isla, no a sus gobernantes. El tiempo dira su ultima palabra.

  3. Pues yo veo en menos de 5 años una Torre Trump en La Habana. Este no está tanto por la ideología y toda esa guanajada de los derechos humanos, si hay dinero, es bueno.

  4. La gran pregunta es: Quién le dijo a Trump que el Presidente de los EEUU es quien para imponer demandas a Cuba ? Puede ser un ignorante político – como algunos dicen – pero al menos debe saber que no es primer Presidente de ese país que ha tenido ese sueño en los ultimos mas de 50 años

  5. Recuerden que “money is money” y Trump “loves money”. Puede inclusive entibiar las relaciones diplomáticas, pero afianzar las relaciones comerciales para agricultura, salud y bienes de consumo en un mercado atractivo. Ningun bobo es millonario, y ya el estuvo tanteando la inversión inmobiliaria en Cuba en 1998. Saludos.

  6. Jose3,
    me encanto eso tuyo de: “toda esa guanajada de los derechos humanos…”
    Esperamos que nunca seas obligado a cambiar al bando contrario.

  7. jajajaja chucho6 (forma de llamar a un perro), trataba de parafrasear las palabras de Trump. Por cierto, la frase “cambiar de bando” es como la “irse definitivo”…solo eso, una frase. Yo siempre he estado en el mismo bando: el de mi familia

  8. Jose7, chucho es lo que merecen los inteligentes izquierdistas.
    Al punto; estoy de acuerdo que es solo una frase, excepto en las dictaduras.
    Y ojala pueda seguir disfrutando de su familia, es lo mismo que quiero para todos los cubanos sin importar afiliación política.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *