“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

¿Trump esperanza de los emigrantes?

emigrantes-cubanos-frontera-méxico-eeuuTomado de Terra

Los más de cincuenta cubanos varados en la zona de Nuevo Laredo, en la frontera de México con EE.UU., esperan que Donald Trump, que asumirá la Presidencia estadounidense la próxima semana, solucione el conflicto generado por la supresión de la política “pies secos/pies mojados”.

Uno de los afectados de la inesperada decisión del presidente saliente, Barack Obama, que eliminó el jueves esta política migratoria, es Roimer Delgado, de 47 años, quién asegura que esperarán una solución, “lo que haga falta”.

“Estamos esperando a ver qué decide Trump hacer con nosotros, lo único que queremos es que nos deje entrar y construir una nueva vida, a base de esfuerzo y trabajo, lejos del régimen castrista”, relata a Efe Delgado, a escasos metros de suelo estadounidense, en el puente que conecta Nuevo Laredo (México) y Laredo (Texas, EE.UU).

Cerca de treinta de los cubanos bloqueados en la frontera, entre ellos varias madres con niños pequeños, decidieron protestar de manera pacífica en el puente número uno de Nuevo Laredo formando una fila en silencio a las puertas de Estados Unidos.

Los miembros de esta manifestación, que llegaron a la frontera entre el jueves y el sábado, piden a la nueva Administración de Trump que deje entrar en el país norteamericano a aquellos cubanos que están en travesía porque la decisión de Obama fue “inmediata e inesperada”.

Dando un paso más hacia para el proceso de normalización de relaciones que mantiene con La Habana desde finales de 2014, Obama puso fin a dicha norma, que permitía quedarse en EE.UU. a los cubanos indocumentados que lograran pisar ese territorio.

Los cubanos tienen las esperanzas puestas en el magnate neoyorquino, quien el día del fallecimiento de Fidel Castro prometió que su Gobierno haría “todo lo posible para asegurar que el pueblo cubano pueda iniciar finalmente su camino hacia la prosperidad y libertad”.

Asimismo, durante la campaña electoral, Trump se comprometió a aplicar mano dura al régimen castrista, un anuncio que le dio el voto de los exiliados cubanos en el estado de Florida, crucial para obtener la victoria en las elecciones presidenciales del pasado 8 de noviembre.

“Esperamos que el nuevo Gobierno reflexione un poco y nos deje pasar, ya sea mediante asilo político o reintroduciendo la regla de ‘pies secos/pies mojados’, me conformo con lo que me den”, apunta Irina Vicardo, que llegó a la frontera con sus dos hijos, de 8 años y 1 año, tras pasar por Ecuador, dónde residía, Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, Guatemala y México.

La ruta que siguió Vicardo es una de las más habituales que seguían los cubanos para llegar a Estados Unidos, saliendo de Cuba como turistas hacia Ecuador en avión y de ahí seguir el viaje por aire, en autobuses y lanchas para llegar a la frontera.

Los cubanos que se encuentran ahora en México obtuvieron al entrar en el país un “salvoconducto”, un permiso que les dan las autoridades para salir del país o regularizarse en un plazo de 20 días, por lo que a la mayoría de los que están en la linde estadounidense les queda entre una y dos semanas de tiempo.

A la salida del puente por la parte de EE.UU., la activista cubanoestadounidense Amanda Soler dijo a Efe que, en caso de que no haya una solución en los próximos días, el grupo de cubanos que se encuentra en Estados Unidos trabajará para hacer llegar comida y ropa a sus compatriotas bloqueados.

“Aunque tenemos esperanzas de que les dejen entrar, lo mínimo que podemos hacer por ellos es que se encuentren en las mejores condiciones posibles durante esta larga espera”, aseveró Soler.

Si no se arregla la situación antes de este plazo, los cubanos podrían optar por pedir asilo político en alguno de los dos países, aunque es un proceso en el que se debe demostrar que la persona es incapaz de regresar a su país por haber estado en el pasado sujeto a persecución o por un temor bien fundado de una persecución futura.

“O se mueven hacia delante para entrar en Estados Unidos o regresan hacia atrás y vuelven a México”, exclama uno de los oficiales que vigilan el puente para poner fin a la manifestación de los cubanos, que deciden volver a la parte mexicana del mismo, su única opción, para seguir esperando alguna noticia que cambie su futuro.

 
 

6 thoughts on “¿Trump esperanza de los emigrantes?

  1. Lamentoso lo que está sucediendo, son mis compatriotas pero acá donde vivo he escuchado de cubanos criticar a los inmigrantes procedentes de Latinoamerica ,tildandolos de ilegales,vagos,violadores de la “ley”, y ahora todos somos iguales, eso me duele pero muchos cubanos se creían mejor que otros latinos, donde la mayoría vinimos atrabajar , conozco mexicanos,salvadoreños y de otras nacionalidades que no poseen documentos que trabajan para su familia a pesar de que pueden ser deportados, en trabajos que ninguno queremos hacer y por poco dinero,sin beneficios ,ni voz y aún así hechan pa’lante, mientras ya se ha hecho costumbre de cubanos venir de Cuba pidiendo ayuda monetaria y de salud sin trabajar nunca acá y regresan a Cuba a vacilar esos recursos que son obtenidos de los impuestos que pagamos los que nos quedamos acá y que tantas veces se nos hace imposible por los mismos beneficos, cierto que hay muchos honestos pero ya es un abuso de la forma en que estaban las cosas.Ahora los cubanos que se creian la mejor coca cola del desierto sabrán lo que pasan con los latinoamericanos por toda la dura travesia que ellos pasan y como viven sus calvarios en tierra de libertad. Es duro pero es la realidad y ojala haiga una solucion correcta y humana para los cubanos que están por todos lados en camino a EUA.

  2. Ah, sobre Trump y Cuba, ese mentiroso es un negociante, como van haber infartados por lo que viene, otra vez se creen el cuento de “mano dura” para los Castros y lo que hacen es burlarse de ellos. Las estaciones de Miami son parte de ese rejuego y tienen sus subditos gritando de felicidad, tiempo al tiempo y ojala tengan el corazon saludable por que Trump y su gabinete (todos multimillonarios,no saben lo que es ser pobre) son negociantes y les importa un bledo los intereses de los pueblos. Estoy tomando una pausa por que lo que viene no es fácil.

  3. EFE, miente cuando dice que el exilio le dio la victoria a TRUMP en la florida, Miami, la gano Clinto. Los blancos de norte fueron los que le dieron la victoria a Trump.

  4. Si los emigrantes tienen en Trump una esperanza, que repasen los discuros de ese señor en la campaña, aunque puede siempre decir una cosa y hacer otra porque lo que tiene es “complejo de Rosita Fornès”. Jeje.

  5. Llevo 15 años acá, he trabajado como una burra, comencé a trabajar a los 3 días de llegar, recibí ayuda tres meses, fui a los 9 años a Cuba toda mi familia está ahí y lo hice por problemas serios de familia solo tres días, volví dos años después el mismo tiempo perdí a mis padres y no regreso más. Y tengo amigos que llevan tres años han ido 15 veces, eso está bien? Y de esos hay miles.

  6. Maria, pienso que la conciencia de cada cual en pensar que esta bien hecho o mal hecho es lo que debe primar. Es lamentable que culpa de esos, nos pongan a todos en un mismo saco y con ello termine la única esperanza del cubano común, estando aun el cuartico igualito desde medio siglo atrás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *