“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
"Trabajadores" pide más explicaciones al gobierno sobre suspensión de licencias
 

“Trabajadores” pide más explicaciones al gobierno sobre suspensión de licencias

cuentapropia-cuba-cubanos

Tomado de Trabajadores

Resulta muy difícil evaluar, incluso de modo preliminar, el perfeccionamiento que comienza para el trabajo por cuenta propia, pues no son públicos todos los elementos que contendrá este proceso. Lo más prudente en este caso quizás sería entonces seguir con detenimiento el cauce de las transformaciones por venir.

Algunos de los objetivos explícitos de las primeras medidas anunciadas eran aspiraciones y planteamientos de este propio sector no estatal, como son la ampliación del alcance de determinadas actividades para no tener que poseer varias licencias de labores afines, y la mejor definición de otras que en la práctica ya operaban distinto a lo normado, como es la diferenciación entre servicio gastronómico en restaurante y servicio de bar y recreación, entre otras mejoras.

No obstante, para hacer todo lo previsto las autoridades pertinentes decidieron detener la concesión de licencias durante un periodo cuya duración ahora mismo desconocemos, lo cual en apariencias contradice el concepto de que tal reorganización forma parte de un proceso sistemático de revisión y perfeccionamiento.

Sin dudas, esta es la principal insatisfacción que ahora mismo existe entre las opiniones de la ciudadanía, lo cual requeriría mejor fundamentación pública por parte de las entidades involucradas.

Igual sucede con las causas para suspender de manera definitiva un grupo de actividades, decisión que requeriría una mejor explicación, pues resulta difícil pensar que en todos los territorios del país las necesidades y los problemas sean similares. O tal vez sí lo son en esos tipos de trabajo, pero entonces habría que transparentar los motivos para ya no confiar en su autorregulación por el mercado, lo cual —por cierto— también es válido.

No creo que haya mayores objeciones entre la gente a la importancia de defender la legalidad y el ordenamiento en el trabajo por cuenta propia, ni que la mayoría de las personas cuestione el objetivo de corregir las desviaciones existentes, porque esto en última instancia protege de posibles excesos y abusos a trabajadores y población en general, y le evita a la economía planificada distorsiones en su funcionamiento. Pero no basta con afirmar que no habrá retroceso y que la intención es continuar con el avance y consolidación del trabajo por cuenta propia manera ordenada y eficaz. Es preciso demostrarlo con más argumentos.

 
 

9 thoughts on ““Trabajadores” pide más explicaciones al gobierno sobre suspensión de licencias

  1. Será que no se pueden hacer los analisis o los experimentos sobre la marcha?

    En Cuba definitivamente no y pongo tres ejemplos:

    1. Cafeteria cerrada por cambio de turno.
    2. Tienda cerrada por inventario.
    3. Gasolinera cerrada (hasta la tienda) porque llego la pipa de combustible.

    Saludos

  2. Que aparezca esto escrito en “Trabajadores” es un “Paso” Tibio, timorato como pidiendo permiso para opinar, como apocado, midiendo cada palabra para no errar, para que luego no lo “Truenen” así leo este escrito de Francisco Rodriguez, y lo entiendo y vuelvo a decir que es un paso.

  3. El periódico se preocupó más que el Sindicato, al menos la versión digital, sí porque en la versión impresa (que es la que tiene acceso la mayoría del pueblo -dígase uso para otros fines-) lo que ponen es un artículo de los recalcitrantes que termina así:
    “…de ahí la necesidad de perfeccionar mecanismos de control y organización, con vistas a que siga avanzando de manera ordenada y eficiente, lo cual conllevará un conjunto de normativas cuya primera
    expresión es la Resolución No. 22, publicó recientemente el periódico Granma.”

  4. Muy bien por el periódico Trabajadores, pues recoge el sentir de muchos. Es lógico que haya que revisar y perfeccionar, pero eso no debe ser razón ni pretexto para detener y limitar. Si sencillamente, por ejemplo, se implementa la licencia de actividades múltiples relacionadas con salones de belleza, lo que habría que hacer es paralelamente citar a peluqueras, masajistas, y todas las ficuras prexistentes en ejercicio y cambiarles su licencia por la nueva con capacidad ampliada. Pero no paralizar la movilidad hacia posibilidades de empleo de mucha gente. Y ¡qué gran descubrimiento del agua tibia eso de que se habilitó la licencia para dulceros y panaderos! Después que hace años que La Habana está literalmente inundada de galletas de ajo, cebolla, con ajonjolí y otras, además de que se han abierto muuuuuchas nuevas dulcerías. ¿Hasta ahora quién hacía las galletas y cómo qué figuraban los dulceros? Me parece penoso que una entidad estatal reconozca su despiste de modo tan manifiesto.

  5. solo hay un periodista en la prensa oficial capaz de hacerse estos cuestionamiento, y es un gay más hombre que muchos machos de nuestros medios, frasisco o paquito, solo hay uno q se le hacerca en cuanto a coraje, Michel Enrique de Cubadebate.cu

  6. Lo que hace falta es la RESPUESTA del gobierno, que no se digna a poner las cartas sobre la mesa (aunque sea la Redonda) de una vez.
    Y claro que el artículo es casi como pidiendo un favor o una merced a quien DEBE responder por todo, ya que manda en TODO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *