“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

¿Tiende a concentrarse en Cuba la riqueza en pocas manos?

artesanosartistas1

Tomado de Granma

El dueño de siete almendrones prehistóricos no clasificaría como gran o mediano empresario en ningún lugar del mundo, pero se convierte en «el millonario» de un municipio habanero cuyas historias circulan más rápido que sus taxis. Tampoco compite el propietario de un par de hostales con una veintena de habitaciones, ni la paladar mejor establecida, ni una cadena de distribución de pizzas con una decena de motos.

¿Por qué recela la gente entonces ante semejante capital? ¿Por qué el tema de la concentración de la riqueza y la propiedad emerge en los debates? Aflora lo mismo en un parque de controversias beisboleras, que en una reunión sindical, en un mercado agropecuario cuyos precios suben, en recintos universitarios y entre los diputados, que respaldaron en junio, en sesión de la Asamblea Nacional, los documentos programáticos del proceso de transformaciones que ha desencadenado esta inquietud.

¿Tiende a concentrarse en Cuba la riqueza en pocas manos? La frecuencia con que asoma la preocupación pudiera ser, más que un evidencia palmaria de concentración ya, un síntoma de las imprecisiones y dudas sociales que acompañan a los cambios en materia de propiedad, o una señal también de que la gente atisba, al menos, condiciones que propiciarían esa amenaza.

Aunque toma cuerpo ahora el temor a que los negocios privados alcancen un tamaño pernicioso para el modelo socialista –nocivo para el desarrollo incluso, en otros países de la región–, esas empresas entraron en escena desde hace varios años. La actualización del modelo económico les abrió las puertas, pero con formatos y denominaciones francamente ambiguos.

Bajo el manto legal del trabajo por cuenta propia conviven negocios de calado financiero, estructura económica e intereses clasistas muy dispares. El dato estadístico de más de medio millón de cuentapropistas acoge productores y vendedores individuales tan humildes como un vendedor de maní, junto con propietarios de medios de producción dispuestos a explotar ­fuerza de trabajo ajena.

El tercer grupo, los asalariados que contrata el negociante privado, comparte escenario con quienes les pagan, pero con intereses diferentes, que pueden llegar a ser opuestos, por más que los agrupe el conteo estadístico y, parcialmente, la norma legal.

Las dos actividades por cuenta propia con más personas registradas, la elaboración y venta de alimentos (59 368) y el transporte de carga y de pasajeros
(54 663), suman entre ambas menos que los 132 395 trabajadores contratados por dueños de negocios, según datos del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social en enero del 2017. Son tan asalariados como los trabajadores de una entidad estatal, aunque sujetos a reglas laborales diferentes.

El lenguaje de moda agrava las imprecisiones, pues ganan terreno en algunos medios términos vagos para las personas con negocios propios. Vocablos como empresarios parecen sonar mal para algunos.

Los «ilógicos eufemismos para esconder la realidad» los criticó Raúl en el 7mo. Congreso del Partido, que en abril del 2016 aprobó los primeros documentos oficiales que reconocen explícitamente la empresa privada en el socialismo cubano.

La imprecisión de límites o de tamaño de capital de esas entidades ahonda la duda o desconfianza social, tanto como la indefinición legal en que todavía se mueven las nuevas iniciativas económicas no estatales. El propio Primer Secretario advertía en ese Congreso de «medianas, pequeñas y microempresas privadas que hoy funcionan sin la debida personalidad jurídica y se rigen ante la ley por un marco regulatorio diseñado para las personas naturales dedicadas a pequeños negocios que se realizan por el trabajador y su familia».

A falta de una Ley de Empresas que reconozca a las formas privadas en plano de igualdad con las estatales y las cooperativas, estos actores de la economía solo han contado con el soporte legal mínimo de algunos artículos de la Ley Tributaria y del Código de Trabajo, para contratar fuerza de trabajo ajena, y de resoluciones para cuentapropistas.

Pero no bastaría la nueva legislación de empresas, si en el contexto económico, comercial y monetario persistieran desequilibrios estructurales como la dualidad de monedas y de tasas de cambio y las imperfecciones del sistema de precios. Estas deformaciones favorecen en unos casos a las empresas estatales –mercado mayorista, inversiones extranjeras, bancos, protección laboral de sus trabajadores– y en otros a las formas no estatales de producción y servicios –oferta salarial, flexibilidad para ejecutar gastos de producción y contratar personal, remesas como ­capital para inversiones, autonomía ante la clientela–.

De las diferencias de ingresos del trabajo entre uno y otro bando se derivan desigualdades sociales que sobredimensionan la magnitud real de la riqueza del negocio privado hoy. La capacidad de este último para demostrar si traerá daño o ventura a toda la sociedad permanece pendiente. Antes tiene que reordenarse el escenario económico y encarrilarse, sobre todo, las industrias que soportan el verdadero desarrollo del país, estatales la mayoría.

 
 

20 thoughts on “¿Tiende a concentrarse en Cuba la riqueza en pocas manos?

  1. En muchos países hay leyes “anti-monopolio” y se burlan constantemente con la creación de empresas fantasmas o con la dirección o gerencia de uno o unos individuos pantallas, y aquí esto no es una excepción. Esto solo se puede descubrir mediante el control bancario, pero el secfreto que rigew en muchos países sobre las cuentas lo dificulta. Ciao.

  2. Si no fuera triste, lo que causaría risa es que la riqueza se está concentrando en labores que no requieren de gran superación intelectual ni profesional para ejercerlas. ¿En qué lugar del mundo un taxista, cocinero, dulcero, hostalero o “timbirichero” gana infinitamente más que un científico, doctor, o especialista en tecnologías de punta? la pirámide sigue patas arriba, y así no creo que la nación avance a la larga.

  3. Fiaje si seguira la piramide invertida y mas que invertida que se permite las cooperativas de almendrones y timbiricheros pero no de ingenieros, informaticos….. asi que ya saben amigos

  4. Gabriel 1-Si lo encuentras me avisas q en Cuba ese índice parece ser secreto de estado.

  5. camilo y pirolo pienso igual que ustedes,no hay ningún interés en situar la pirámide correctamente para que cada persona ocupe el lugar que le corresponde en la sociedad y lograr un desarrollo científico, tecnológico y social adecuado.

  6. Alberto Junior Hernandez Morales: El artículo sí salió en la prensa plana. Lo tengo delante oyendo la conversación.

  7. Gabriel el indice de Gini para Cuba aparece en blanco. Todos llevan años esperando las cooperativas de abogados, informaticos, etc.etc. y no las han aprobado. en el caso de Cuba el pais esta perdiendo la inversion que hizo en capital humano. ahora el C.de Min. se aparece con que van a unificar algunas cooperativas. la piramide invertida esta en un estado de inercia ideal, no hay quien la gire

  8. El Indice de Gini de Cuba es como el costo de la vida, una vez me lo pidieron y aun lo ando buscando. He hablado con investigadores, excelentes economistas y la madre de los tomates y no aparece el susodicho costo de la vida en Cuba.

  9. Sorprendente este artículo de Granma. Pienso que nadie lo esperaba, será que esta cambiando algo o sencillamente fue una negligencia de alguien??

  10. (5) Alberto,

    Los datos del índice de Gini en Cuba son escasos pero los hay.

    Si entras en la página de Wikipedia sobre “Países por igualdad de ingreso” ofrecen un dato de Cuba de 0,380, un dato que sacan de un libro de la economista catalana Cristina Xalma titulado “Cuba ¿hacia donde?” publicado en el 2007.

    En ese libro en la página 76 aparece una tabla con el valor de Gini para Cuba donde se indica que el dato se calculó mediante elaboración propia a partir datos del Cepal, PNUD y Mesa-Lago.

    Uno se pregunta porque el gobierno cubano no mide ese dato económico básico y hay que recurrir a economistas extranjeros para encontrarlo.

  11. En primer lugar megustó mucho ver que este artículo lo publicó GRAMMA, en segundo lugar coincido con Camilo
    Pero me atrevo a asegurar que no solo la pirámides está al reves hace muchos años
    Hay dueños de negocios privados evadiendo impuestos sobornando, y lo peor explotando a gente muy joven , que se inicia en el trabajo, y otros no solo les explotan, las manosean Viejos verdes que nunca tuvieron nada le cuidan el negocio a uno de afuera que puso el dinerom se cogen el dinero del dia que daclaran cerrado y no cierran, declaran menos empleados, menos venta, son los mas tramposos que los que venden 4 granos de mani en 3 kilográmos de papel por 1 cup
    Controlar con gente insobornable requiere demasiados principios y un justo salario para todos.¿Cuantos inspectores estatales hay? ¿Cuánto aportan con su trabajo a la economía?

  12. Juan si la acumulación de riqueza es limpia sin daños a terceros, de malo no tiene absolutamente nada. Pero el tema en Cuba es bien diferente y no puede aclararse por causas como Expedientes Xdesconocidas. Si cada empresa se ve obligada a presentar su balance mensual, si en cada ministerio se acaba el misterio y se declara el movimiento de sus recursos sea dinero o lo que sea ,si existiera en todo la llamada transprencia,osea cuando se acabe la doble economía porque el estado venda todo como lo venden los ladrones o en menos como lo puede comprar el pueblo trabajador, entonces otra historia sería nuestro socialismo perfectible algo que es ya muy URGENTE

  13. Súper reduccionista y equivocado el comentario que vincula la formación de monopolios a la protección de los datos bancários. Demostración de la falta de cultura jurídica y económica.

    Una cosa es la evasión fiscal y otra la formación de monopolios y carteles. Los ministerios de Haçienda, las fiscalías pueden acceder, previa autorización judicial, no solo a las cuentas de las empresas sino a sus documentos financieros.

    En Cuba, ni siquiera el gobierno publica los datos sobre la forma en que gasta el dínero. Por quê será? Ah claro, por culpa del enemigo.

  14. (15) Juan, una cosa es la renta y otra la riqueza. Renta es lo que ganas y riqueza lo que tienes. Si tienes poca renta y ahorras mucho acumulas riqueza. Si tienes mucha renta y no ahorras no tienes riqueza. Por eso la desigualdad se mide por la renta más que por la riqueza.

    Las desigualdades de renta excesivas deben evitarse porque disminuyen la eficacia económica.

    Si ganas mil euros y compras un coche de segunda mano, elevas tu bienestar muchísimo porque te mueves con libertad. Si ganas medio millón de euros y compras un Ferrari elevas un poco tu bienestar, pero mucho menos que cuando pasaste de no tener coche a tenerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *