“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

¿Tercera, Segunda o Primera Vía?

izquierda-y-derecha-770x400

Caricatura: Salvatore

Tomado de Segunda Cita

No conozco al centro cubano en política. No sé quiénes son. He leído mucho sobre la “neocontrarrevolución socialdemócrata” pero imagino que esta no sea el centro sino algún extremo misterioso.

Sabemos, eso sí, que el centro existe, -si existe la izquierda y la derecha-, y sabemos que en la historia las posiciones de centro muchas veces se han aliado con las más conservadoras, como también sabemos que partidos de izquierda han terminado en el otro extremo del ámbito político.

Algunos nos educamos en las ideas de la izquierda radical. Aprendimos que el peor enemigo era el capitalismo porque este no defendía los intereses de la mayoría sino de los privilegiados, que siempre son los mismos.

Después aprendimos que en el socialismo también hay privilegiados y comprendimos que también son nuestros enemigos.

Las ideas radicales de izquierda que nos conformaron parten del pueblo y solo se detienen cuando se detiene la pobreza, la injusticia social, la inequidad y el desprecio a los humildes.

La izquierda cubana está viva. La primera vía no es, sin embargo, la de los burócratas. Nosotros sabemos que el socialismo se salva si el pueblo lo levanta en sus hombros y no fuimos nosotros, los nacidos en los 70, los que hemos quitado de los labios de los jóvenes la palabra socialismo.

Nosotros, la izquierda, queremos que los derechos humanos se respeten sin excepción. Los que se oponen a los derechos humanos no son el centro, ni la peor derecha puede defender esta propuesta, solo los fascistas pintados del color que sea, pueden defender un criterio de patria y de nación por encima de los derechos humanos.

Nosotros, la izquierda, queremos que el pueblo de Cuba sea el dueño de los recursos naturales, de las riquezas del país, del pan que se amasa en las madrugadas, de los hoteles, de las playas, de los campos de golf, de las zonas especiales, de las marinas, de los yates, de los carros de lujo y de las guaguas de uso.

Si alguien piensa que el pueblo cubano debe contentarse con un pan de a medio, con croquetas saltarinas de escamas de pescado, con vacaciones a la programación de verano de la televisión y con colas como ríos interminables para comprarlo todo, entonces no conoce al pueblo y no está en el centro, ni en la derecha, ni en la izquierda, sino debajo de la tierra, en la humedad del dogmatismo y el fundamentalismo.

Nosotros, la izquierda, queremos que el socialismo cubano no pierda ni un hospital, ni una escuela, ni un museo de la historia de la revolución. Moriremos por mantener la educación gratuita y la salud libre para todos y juramos que no le entregaremos en el futuro a ningún paciente un documento que diga lo que cuesta nuestra salud gratis.

Los que defendemos el socialismo no queremos más poder que el de participar, no sentimos ninguna clase de odio por la generación histórica ni clase alguna de amor por los burócratas que hablan a los diputados de la Asamblea Nacional como si fueran pioneros en un matutino.

El socialismo solo se salvará si los jóvenes lo recogen de los contenes donde se conectan a internet para hablar a gritos con sus familiares de Miami, si hacen suyo el sueño y lo convierten en su obra.

Si Fidel hubiera usado “los canales establecidos” no hubiera habido revolución. Si José Antonio y Fructuoso hubieran sido disciplinados y hubieran confiado en los que dirigen porque “ellos saben lo que hacen” no hubiera habido base moral ni mártires sobre los que edificar el futuro.

Ahora no queremos muertos. El estado y el gobierno serán nuestros aliados, porque ellos han sido la vanguardia del pensamiento de izquierda en América Latina y deberán entender que si queremos la soberanía popular, la independencia y no el anexionismo, si respetamos más el honor de Carlos Manuel de Céspedes que de todos los autonomistas del siglo XIX juntos, no somos los enemigos, sino ciudadanos, interlocutores, sujetos políticos, actores sociales, compañeros, parte del pueblo cubano, que llevan a su patria, a no dudarlo, en el centro del pecho. Si no lo entienden, no será por nuestra actitud. Nosotros estamos donde hemos estado siempre.

Nosotros, la izquierda, queremos la paz y el crecimiento del bienestar del pueblo cubano. No queremos entregar el país a los norteamericanos ni regalarlo a los inversionistas extranjeros. Debe recordarse que los que siempre están en peligro de entregar a la patria son los que deciden qué hacer con nuestro dinero y con nuestros recursos, jamás el pueblo que va en guaguas y se queda sin agua de un día para otro.

La izquierda cubana cree en la paz porque sin ella no hay felicidad para las madres, para los hijos, para los ancianos y los que están por nacer. Sin paz en el mundo y en Cuba no hay prosperidad posible, y con venganza y rencor solo se llega al abismo del odio entre hermanos.

Nosotros queremos que las niñas y niños sigan viviendo en el país seguro donde se juega en la calle, donde los vecinos cuidan a nuestros hijos como propios y donde nada es más importante que la infancia y su tranquilidad.

La izquierda cubana ama a su patria, a su historia, a sus héroes, heroínas y mártires y sabe que sin democracia y derechos humanos defendidos y elevados a columnas de la nación, no habrá futuro digno para los cubanos y cubanas.

No sé quiénes son el centro en política en Cuba hoy. Amo y respeto a los seres humanos y gozo con sus ideas diferentes y lucho por las mías en el terreno de la ciudad, del surco y de la plaza cívica. Solo creo en la intolerancia para los que practican la intolerancia. Las leyes de la libertad no deben permitir ni el odio entre pueblos, ni la xenofobia, ni la discriminación por ser de un color, de una orientación sexual, de una ideología que promueva alguna forma de amor, de una religión cualquiera.

La izquierda que somos ama a América Latina, sufre por la desigualdad en todo el mundo, cree en la solidaridad con los que tienen menos e incluso con los que tienen más. Para nosotros el socialismo no es una mala palabra pero debe ser una palabra nueva si la queremos conservar con vida.

La única vía que conozco para salvar la esperanza en Cuba, la esperanza en un mañana donde la dignidad no sea solo para los ricos y donde los burócratas no se conviertan en millonarios con más dinero que diplomas, es que el pueblo se haga dueño de su presente, que no apruebe los documentos que le traen como regalos sino que los redacte en el taller y en la calle, apoyados sobre la espalda del maquinista más fuerte, como se hacía en la Comuna.

Algunos sabemos dónde está el socialismo y no dejaremos que lo extingan, ni los de la derecha brutal que odia, que ha inventado la tortura, los golpes de estado y las doctrinas de seguridad que lo justifican todo, ni los del extremismo de estado, que quieren más a sus autos que a sus hijos, que miden la vida en litros de gasolina y que quieren resolver los problemas de la gente en una reunión donde nadie habla como un herrero ni como un campesino.

La primera vía es la única que nos interesa, con democracia, derechos humanos, estado de derecho, legalidad, paz, concordia nacional y justicia sin dobleces, para que los que no han sido beneficiados por la obra de la revolución, al fin puedan ser rescatados. El socialismo también tiene que ser para los miles de albergados sin vivienda, para los miles de presos, para los varados fuera de Cuba que se han quedado sin país, para los emigrantes que no han dejado de sentirse cubanos, para los pobres que no saben lo que es comer mantequilla desde 1989 o que les falta el agua desde hace décadas.

No sabemos quiénes son el centro. Nunca los hemos escuchado hablar desde la radio o desde una mesa de la televisión por lo tanto pensamos que tal vez no existan o que sean el resultado de la obsesión de los que cazan enemigos en las horas sagradas en que deberían trabajar para el pueblo.

No sabemos quiénes defienden el anexionismo como opción para Cuba pero estamos seguros que si existen, el pueblo de Cuba tiene derecho a saber quiénes son y qué argumentos tienen y así podremos cruzar los dedos, o mejor, hacer política al fin, para evitar que esas propuestas convenzan a la gente.

No sabemos quiénes son los socialdemócratas cubanos pero sabemos que hay escuelas en Cuba que llevan el nombre de respetables socialdemócratas del pasado reciente. Estoy seguro que el pueblo de Cuba tiene el derecho a escuchar las tesis de los que piensan de una forma o de otra, nadie como el pueblo para saber por quién votar y nadie como el pueblo de Cuba para decidir con justicia después de décadas de alta educación, de programas de estudios nacionales, de políticas culturales nacionales, de televisión nacional, de propaganda política nacional, todas a favor del socialismo.

Tal vez suceda que cuando sean convocados a presentar sus proyectos políticos, los liberales, los socialdemócratas, los anexionistas, los defensores del estatus quo inamovible, suceda que nadie acuda, que nadie quiera dar la cara, que nadie aproveche la oportunidad de hablar, de discutir, de tantos años sin practicar la deliberación y la polémica.

Si la defensa del socialismo es la primera vía entonces creo que somos muchos los que estamos en ella. Pero aviso de que venimos con manuales distintos a los de los 70. En nuestras mochilas están, todos con la misma importancia, los Cuadernos de la Cárcel, El manifiesto de Montecristi, La carta de Jamaica, los Estatutos de la Universidad Popular José Martí, La pupila insomne, Canto a mí mismo y Las iniciales de la tierra, por citar algunos referentes al vuelo. No creemos en el sectarismo ni en el esquematismo facilón, que convierte en un lema cada intento de idea, por eso preferimos a Paulo Freire y confesamos que hemos leído toda la literatura prohibida en el socialismo real, desde Pasternak hasta Kundera, de Padilla a Norberto Fuentes.

No renegamos de nada que la historia del socialismo haya dejado de bello y justo y esa es la razón por la cual defendemos el Estado de Derecho, la legalidad y la democracia, porque pensamos que a nombre del socialismo no se puede pisotear el Derecho, ni la Ley, ni a la soberanía popular.

Por eso confiamos en la belleza de la creación cubana. Aceptamos la singularidad de la cubanía sin festejar la supuesta preponderancia de nuestra gracia, inteligencia, creatividad y sexapil, que no son más que mala propaganda de un pueblo igual de hermoso y frágil que otro cualquiera.

 

Creemos, en fin, que la primera vía puede ser, todavía, el socialismo, pero solo si este es el templo más grande y brillante de la democracia, el amor, la paz y el bienestar humanos.

 
 

53 thoughts on “¿Tercera, Segunda o Primera Vía?

  1. Magnífico post, con el que es difícil estar totalmente de acuerdo dados algunos de sus matices y la cantidad de áreas que abarca. Yo lo suscribiría en un 90%. Lo restante estaría entre la mención –aunque fuera aventurada o ‘subjetiva’- de las causas raigales de los fenómenos descritos y algunas contradicciones que asoman el bigote, medio solapadas; aunque desarrollar un tema tan amplio y con tantos aspectos y ángulos posibles requeriría de mucho más espacio.
    Pero lo que está claro es que el autor sí es de izquierda. Al menos de la izquierda (que es aquella ya descrita o definida) con la que me identifico al considerar acertados buena parte de sus enfoques y también porque sontengo que el gobierno, hoy por hoy y desde hace mucho tiempo ya, es “de derecha”, que para mí quiere decir conservador, timorato, manipulador, anquilosado, arbitrario, “elitista” y –en fin- no revolucionario.

  2. Que artículo tan bello, cuantos conceptos y verdades hermosas!. Felicidades al autor, a Segunda Cita y a Fernando.

  3. Creo q ser de izquierda es ser progresista e inclusiva. Me encanta el debate inteligente de diferentes tendencias. Es que cuando me quieren convencer de lo q ya estoy, resulta aburrido e improductivo. Los q piensan diferente Actuan como contrarios dialécticos. Eso de lo q tanto hemos oído y q resulta esencial Si es que realmente queremos q el agua estancada NO termine inexorablemente pudriendose.

  4. No es por nada pero el debate sobre el derecho de todos los pensamientos a tener lugar sin ser tildados de mercenarios, mentirosos y demás no debiera ser tan largo.
    Los cibernéticos tendemos a ser un poco arrogantes, será por eso q ya me parecen mayúsculas algunas idioteces.

  5. Genial artículo. Solo que se me hace un tanto difícil imaginarnos en un socialismo con tantas libertades y garantías, pero claro que me apuntaría.

  6. Me gustó mucho el artículo; aunque tampoco coincida en todo lo que expresa.

    Con lo que sí estoy de acuerdo 100% es con que: “Los que se oponen a los derechos humanos no son el centro, ni la peor derecha puede defender esta propuesta, solo los fascistas pintados del color que sea, pueden defender un criterio de patria y de nación por encima de los derechos humanos”.
    Y al que le sirva el sayo que se lo ponga.

  7. Nosotros, la izquierda, queremos que el socialismo cubano no pierda ni un hospital, ni una escuela, ni un museo de la historia de la revolución. Moriremos por mantener la educación gratuita y la salud libre para todos y juramos que no le entregaremos en el futuro a ningún paciente un documento que diga lo que cuesta nuestra salud gratis.

    Quien dice que tienen que desaparecer las escuelas publicas y hospitales publicos donde el serivicio es gratuito ????

    Nadie puede imponer por la fuerza lo que el pueblo decide con su constitucion.

    Ahora mismo EL PUEBLO es el dueño de los Hoteles y de todo lo demas,,,,,entonces,Cual es el beneficio ? mis hermanos viven con un sueldo miserable,mi viejo (ya retirado) tiene que recibir el dinero que le mando mensualmente para poder vivir,,,,,cual es el beneficio de ser dueño de las empresas para ellos?

    Ser socialista no es un crimen,pero lo cierto es que en Cuba eso no es socialismo,,,,,eso es capitalismo con monopolios en manos del gobierno.

  8. El artículo posee otro título en Segunda Cita.Ya lo había leído y está interesante, aunque abarca tanto que se hace dificil entender algunas cosas del articulista. El asunto a mi humilde parecer no es de militancia en uno u otro lado, sino estar convencido de lo que se defiende y no ser oportunista de uno u otro lado.realmente, para mí el CENTRO es un anaquel donde reposa el oportunista para ver adonde se lanza. Buenos días

  9. (cont)El amigo de mi enemigo es tambièn mi enemigo. Què es el Nuevo Herald? Què es On Cuba? No son lo que dicen que son, son del CENTRO?

  10. A mí personalmente me encantó el artículo, sobre todo porque como otros tampoco lo comparto en un 100%, pero sin embargo soy capaz de asimilar sus aciertos y no desproticar, como otros también han hecho, de los puntos no coincidentes, sino que con civilidad y respeto los oigo, razono y leo sin descalificaciones. Saludos y mis felicitaciones al autor, a Segunda Cita y a Fernando por reproducirlo

  11. Excelente, me permito poner esta frase ‘en los que dirigen porque “ellos saben lo que hacen”’ porque me recordó algo, que es por lo que todavía seguiremos fastidiados en el futuro.

    Hace dos días un amigo mío, médico cooperante en un país de Latinoamérica, me dijo que recientemente el Vicepresidente (y, quizás, futuro Presidente, se reunió con la brigada médica en ocasión de un viaje que hizo a ese país y, entre otras cosas dijo:
    1-“Que se avecinan tiempos difíciles”, esto es a causa de los anuncios de Trump, realmente cuando, desde 1959 hasta ahora no se han avecinado tiempos difíciles para Cuba, según el gobierno, hasta cuando Obama anunció el mejoramiento de las relaciones, entonces era que el efrentamiento ideológico iba a recrudecerse, en fin, con el actual gobierno nunca van a existir tiempos buenos. Continúo…

  12. Primera Parte.
    En política, no existe el centro. El llamado “centro”, al igual que la derecha, busca la preservación del capitalismo como sistema. A veces, cuando uno lee artículos cómo este, se pregunta en qué país vive el autor. Aquí no se ha hecho nada, ni se hará, sin el pueblo. Habría que ver también que concepto de pueblo tiene el autor. Si todo se hubiera hecho a espaldas del pueblo o sin contar con él, hace rato que la Revolución habría desaparecido. Continúa.

  13. Fidel y demás organizaciones políticas que se sumaron, usaron los canales establecidos en la Constitución del cuarenta para derrocar la tirania batistiana, la que el Gobierno revolucionario irrespeto luego en contra de los derechos políticos y económicos reconocidas en esta.

  14. Estoy de acuerdo con la mayoría de los planteamientos de este artículo. Apoyo la idea: “socialismo, pero solo si este es el templo más grande y brillante de la democracia, el amor, la paz y el bienestar humanos”. Este texto debería ser publicado por Granma para ser debatido por toda la gente y por los militantes a todos los niveles. SALUDOS!

  15. muy bueno, pero, me disculpan el pesimismo, me parece un texto excelente lanzado al olvido: mientras los que gobiernan cuba por la fuerza sigan precisamente haciendo eso, gobernando por la fuerza, este texto sera eso, un texto hermoso pero nada mas…

  16. Yo nunca más regrese a Cuba pero si me preguntarán eligiera no perder la salud gratuita, la educación y la seguridad, lo otro si puede y se debería modificar, sólo cuando te an asaltado con una pistola en La cabeza y te estresa mirando las cuentas de tres cirugía, en ese momento añoro a Cuba.

  17. Baracoa, en realidad no creo que el centro sea necesariamente el lugar de los oportunistas. En Uruguay, muchas de las fuerzas políticas que integran el Frente Amplio son de centro, incluyendo al Partido Socialista y al actual Presidente de la República. Realmente no creo que estén esperando para tirarse a uno u otro lado sino que creen que ese es el camino hacia el progreso y la justicia. Hay momentos históricos,como la revoluciones, en los que las fuerzas se polarizan y entonces el centro tiende a desparecer pero en cuanto pasan el abanico se vuelve a abrir en toda su extensión, derecha, centro e izquierda con todas sus subdivisiones internas. un abrazo

  18. jejeje debo haber perdido “el rumbo” porque solo logré reirme a carcajadas con el escrito. Es que me suena tan utópico, tan desprendido de la realidad que mas que una “línea de deseos” parece un chorro de deseos en línea.
    Hay una sola cosa que me apreció seria: lo de que Fidel, Fructuoso y Jose Antonio se “salieron de los límites”. Pero parece que que la idea del autor sea hacerlo como Luis Fonsi: despacito. AL menos eso parece querer con lo que dice en el párrafo posterior.

  19. Baracoa: es cierto que el Nuevo Herald, OnCuba y otros medios similares son de la derecha bastante extrema pero, aparte de las valoraciones que hacen y para las cuales uno tiene disposición crítica, publican algunas NOTICIAS de las que seguramente no te vas a enterar nunca por ningún medio oficial cubano, y otras de las que te enterarás 10 o 12 días después filtradas y comentadas por alguno de nuestros medios. De ahí la utilidad de aquellos. Si nuestros medios cumpliesen con el deber de informar adecuadamente, ¿para qué gastar tiempo de internet en leer esos medios? Y hasta este mismo blog. A menos que coincidas con el Presidente en que “el pueblo sabe lo que tiene que saber”, caso en el que… relevo de argumentos.
    Y el centro político del que desconfías quizá coincida con el “justo medio” del que hablara Platón, y así –aunque no soy muy platónico- ese centro sería adecuado; estaría, digamos, entre Corea del Norte y Suecia, por poner dos extremos.

  20. Por irse el gobierno arbitraria o caprichosamente a un extremo es que estamos en esta situación, que es verdad que podría ser peor, pero navegamos con relativa buena suerte.

  21. (19) estoy 100% de acuerdo con Ud. en Uruguay o en Suecia o cualquier regimen parlamentario con multitud de partidos,coaliciones , etc. Pero en Cuba, lo dudo. En nuestra Cuba, de la cual Ud. forma una parte.Eso no funciona así. Le digo que Ud. forma una parte porque ,con su permiso, mi abuelo vino a Cuba como oficial español, tuvo hijos nacidos aquí y en España y cuando le dijeron de pelear contra mambises dijo que èl tenía hijos cubanos y se negó a ir apelear por lo que lo destacaron en el fín del mundo.No discrepo de Ud. pero aquí en Cuba, en las condiciones actuales el Centro es ese anaquel que describo.

  22. A mi me gusto muchísimo lo que se dice en este escrito, aunque no este completamente de acuerdo con el. Felicito al Sr. Fernandez Estrada.

    Por eso, mas me hubiera gustado si se hubiera publicado en Granma, Trabajadores o Juventud Rebelde, porque, ¿quien puede leer en Cuba a Ravsberg?,solamente una minoría. El pueblo cubano merece ser respetado y hay que darle toda la información posible, sobre todo cuando se trata de temas como este, el proyecto de futuro de nuestra Patria, ¿o es que solo puede leer los que otros deciden que es conveniente?

    Gracias a este Blog y a otros muchos conocemos de muchas noticias sobre Cuba.

  23. (21)Estoy un 90% de acuerdo con Ud. Me refiero a las condiciones en Cuba, y es cierto que otros medios informan con mayor amplitud que los propiamente cubanos, o gubernamentales, como ud. quiera, pero no es menos cierto que esos mismos medios sirven de trinchera o plataforma para , no mejorar las condiciones de Cuba, sino para provocar confusión, y en ocasiones y no tan pocas veladamente para atacar no para criticar. El hecho de que muchos poseamos internet nos da la posibilidad de ver otras noticias, aquí mismo, sin embargo uno debe tener la posibilidad de filtrar personalmente lo que es y lo que no es y eso como Ud. debe saber es en condiciones de un tipo de guerra nuevo para muchos y otros no la detectan porque no estan acostumbrados a este tipo de confrontación. Y le digo algo más, estoy de acuerdo en que hay necesidad ,los salarios son bajos, se están creando clases, grupos, , pero estè seguro de que si la revolución sucumbe esto se transformaría en otra Libia. Saludos afectuosos

  24. Lo suscribo totalmente este post, con número de carnet de identidad y todo: 73022105722

  25. Me quedo con dos frases: “solo los fascistas pintados del color que sea, pueden defender un criterio de patria y de nación por encima de los derechos humanos” y “no queremos entregar el país a los norteamericanos ni regalarlo a los inversionistas extranjeros”. Bestial. Además, la alusión a Milan Kundera y Boris Pasternak, final!

  26. Acabo de leer (14) “A veces, cuando uno lee artículos cómo este, se pregunta en qué país vive el autor. Aquí no se ha hecho nada, ni se hará, sin el pueblo.” y me pregunto a mi vez ¿en qué país vive Jorge Rodríguez y a qué pueblo se refiere? ¿Será acaso a este pueblo que lleva sufriendo por más de medio siglo una economía ineficiente, experimentos errados de todo tipo, dilapidación del erario, corrupción, arbitrariedades, discriminación en su propio país, manipulación informativa… que lo ha traído a este callejón sin otra salida que no sea la inversión extranjera y una tímida pero creciente apertura a la execrada propiedad privada, ya desde antes practicada de hecho por el entorno de los jerarcas?
    Si a él lo consultaron para lo enumerado, seguro que pertenece a un “pueblo” del que, lamentablemente, no he formado parte.
    Quizá el autor del post sea un soñador, pero sabe de lo que habla. Yo, al menos, lo acompaño en ese sueño, que se parece a la democracia participativa.

  27. Estado de derecho con instituciones fuertes, libertad de expresión y asociación, transparencia, igualdad de oportunidades, salud y educación gratuitas, seguridad ciudadana, una vida y una vejez digna en nuestro país me atrevo a asegurar que es lo que quiere la inmensa mayoría de los cubanos, ya hemos visto bastante de derecha y de izquierda en nuestra historia, sabemos que son democracias representativas que representan a los ricos y de dictaduras del proletariado que tienen más de dictadura que de proletariado.

  28. Yo, creo que como el autor, con tanta calificacion de esto o de lo otro, de tantos hablando de democracia, paz, progreso,…etc, estoy bastante confundido, en mi opinion economia socialista(medios de produccion sociales) es un desastre, no creo que sea necesario poner ejemplos, y no solo para los cubanos o europeos del este, en los paises mas desarrollados sabemos donde crece la ineficiencia, el burocratismo,la indolencia,..etc. caldos de cultivo de la corrupcion,y males similares, es en los organismos estatales, por otro lado el capitalismo, sabemos que tiende al egoismo la deshumanizacion, desigualdades, y todo tipo de miserias humanas, entonces queda el capitalismo, y la regulacion social como necesarios, para buscar el equilibrio necesario, para construir una sociedad prospera y mejor, personalmente ubicar oliticamente al centro o a los extremos, no es muy claro, lo que si es claro que los cubanos, necesitamos un relevo completo de gobierno, y elegido totalmente x nosotros, saludos

  29. Amigo Baracoa: nuestro pueblo, de los más instruidos de A. Latina –y cuidado-, tiene suficiente capacidad crítica potencial para valorar la información y sacar de ella conclusiones propias, a pesar de su creciente -pero conjurable- despolitización (motivada precisamente por la escasa información-participación) y de “no estar acostumbrado” a esta guerra de posverdades y manipulación a discreción en la que está inmerso el mundo mediático actual.
    De todas formas es irrespetuoso, inmoral, despreciativo y a la larga imposible, mantenerlo aislado de éste indefinidamente, y sometido a un “régimen de información” limitado, conveniente a la inamovilidad del statu quo, para conservarlo “a salvo de ideas extrañas”, constreñido a la compota ideológica aséptica y tendenciosa que le administran, como si fuera un niño oligofrénico.
    Por otro lado creo que esta Revolución –no el gobierno- llegó a la mente y al corazón del cubano para quedarse ahí, en el ADN social, con sus manchas y fulgores…

  30. …hasta en el caso de muchos que se fueron. No temo, pues, que la Revolución sucumba. Lo que puede sucumbir es el gobierno tal y como lo conocemos para dar paso a una real democracia participativa, abierta e inclusiva… y socialista.
    De ahí que tampoco le temo a la verdad, por descarnada y tremenda que pueda resultar.
    Y disculpa el teque.

  31. Para la revolucion el centro es fatal, no les sirve las conocidas acusaciones pre fabricadas por medio siglo ni tampoco pueden predecir reacciones.
    Pero igual, este centro es mas utopico que el comunismo. Primero tiene que existir oposicion entonces existira centro y ya sabemos que dice nuestro partido, el inmortal.

  32. (32)Para hacer lo que es necesario se necesita no un jefe sino un líder, y si es jefe y líder, mejor. Navegar por el filo del machete(parodiando la navaja) es peligroso, pues se puede dañar irreversiblemente lo logrado,con sus aciertos y defectos, por lo que si hay peligro, hay que ser cauteloso, no tanto por lo interno sino por lo que pudiera avecinarse por las pretensiones nebulosas de Trump. Un conflicto polarizaría a la población y de seguro el polo Revolución sería el fuerte, de acuerdo con lo que Ud. dice, no obstante, el fenómeno de desequilibrio aupado por USA es latente, y pudièramos correr el riesgo de un Caribe convertido en “Medio Oriente”(añadida Venezuela dentro de esta situación). De desequilibrarse Venezuela por completo, la situación se torna crítica en Cuba, y toda(no una parte)la culpa caería sobre la Revolución injustamente, pero ante ese hecho el desenlace no sería muy feliz. Hay que conjugar(interno-externo).Y USA está muy cerca y espera y corroe. Saludos,

  33. (cont) Y no es teque lo suyo ni espero que lo mío.Pensamos un poco en voz alta y creo que todo no está hecho ni dicho. Creo que el momento es de acción cautelosa por parte del Gobierno Revolucionario y estar alerta.

  34. Jorge, fueron 7 partes y esto es un blog, no una editorial para que tu escribas libros. Has notado que tenemos un límite de palabras para los comentarios?, no te has preguntado por que?. Un abrazo

  35. Diógenes 29: Un poco de humor negro: Quizás Jorge Rodríguez 14 es el político que vive en Venezuela, donde es alcalde y habla en este post del pueblo “cubano-venezolano” al que se le ha preguntado por “todo” y del que no se ha hecho “nada” a sus espaldas como escribe. Esa sería la única lógica que puedo encontrar a su comentario, me gustaría añadir sólo 3 ejemplos a los que mencionas para no cansar, sería interesante saber de Jorge si el gobierno de su “país” preguntó de alguna manera a su pueblo o a sus representantes al menos (delegados y diputados) acerca del “descongelamiento” de las relaciones con E.U. (país imperialista y agresor) o acerca de la “devolución” de propiedades a la Iglesia, o de menos actualidad pero de muchísima importancia les consultó acerca del envío de tropas a Angola, Namibia, etc… Jorge agradecería mucho su respuesta sino está muy ocupado con su alcaldía de Caracas.

  36. Elpidio Valdés:
    El alcalde de Caracas es Jorge Rodríguez Gómez. Yo soy cubano y revolucionario, para que no le queden dudas. Usted obviamente utiliza un nombre que no es el suyo. Esconde su identidad. Conociendo lo que es el personaje de Elpidio Valdés, utilizado por Usted, es igual a la utilización del nombre de Martí para designar a una emisora de radio contrarrevolucionaria. Tolo lo que pregunta se lo puedo responder, si es que las reglas del blog lo permitieran pues obviamente, la respuesta sería larga y desde la historia de los hechos.

  37. Diógenes 29: Soy de los más de 8 millones que debatieron los Lineamientos; de los más de un millón que igualmente lo hicimos respecto a la Conceptualización y rediscutimos nuevamente los lineamientos, soy de los más de 7 millones que debatimos el proyecto de Constitución, de los otros más de 8 millones que discutimos la Ley de Seguridad Social, de los millones que en el período especial participamos en los parlamentos obreros, de los que asisten e intervienen en las asambleas de rendición de cuentas, en las del Sindicato, en las del CDR. En la mayoría de todas las que menciono, se podía y puede participarse sin ser militante del Partido o la UJC y sin ser revolucionario.

  38. Sr. Ravsberg
    A su respuesta, le expliqué que como el artículo es largo y abarcador de muchos temas, la respuesta debía ser larga pues no se puede afirmar algo que no se pueda sostener o argumentar y por eso lo dividí en partes. Le decía que también he visto que a más de una persona le publican varios comentarios.
    Esto quedó pendiente de moderación pero ahora no aparece ni pendiente. Como apreciará, hay dos foristas q opinaron sobre mi comentario. Tal vez si se hubiesen publicado las siete partes, se hubieran ahorrado algunas opiniones

  39. Jorge, en el blog hay ciertas reglas, algunas veces puedo dejar pasar un comentario en dos partes pero 7 excede demasiado el espacio dado a los lectores. Te aconsejo un mayor ejercicio de síntesis o crear un blog propio donde puedas escribir mas largo y aun así te recomendaría no pasarte de 700 palabras en tus post si quieres que la gente te lea. Un abrazo.

  40. Jorge Rodríguez con 2do apellido ahora (14=40): “No ataque q´ es feo”, 1ero: No necesito “esconder” mi identidad pues este blog no es el Carnet de Identidad y Fernando no es policía, 2do: Ud. no me conoce para decir quien soy o no y menos “comparar” mi “nick” con Radio Martí, aunque le quedó bueno, jajaja, pues no tengo millones a mi disposición ni soy “fuente de información o desinformación” como prefiera Ud. y 3ero, último y no menos importante aún es el hecho de que Ud. sólo “ataca” y no “argumenta”, a quién se me parece me pregunto yo???. Por favor!!!. Ah! y “dudas” sólo tengo de lo q´ le pregunté y no puede “obviamente” responder. Y me encantan los numeritos que le escribe a Diógenes, pero entre tanta gente Ud. sólo como el 99% sólo participó no “decidió” NADA. Pero bueno quizás me equivoco otra vez, o no?.

  41. Elpidio Valdés:
    Yo no ataco. Mis argumentaciones están en las partes de mi comentario que no fueron publicadas, por eso le reclamé al Sr. Rasvberg. Para conocerlo a Usted y como piensa basta solo con leer sus opiniones bien diferentes a lo que representa el nombre con el que se presenta. No decido, eso lo hacen los representantes que elegimos como en cualquier parte del mundo. Al menos aquí en Cuba, tenemos la oportunidad de opinar. Cada ciudadano(a) aún cuando no sea revolucionario tiene la oportunidad de hacerlo en la asamblea de rendición de cuentas, por medio de su delegado o escribiendo directamente a las concernidas que por ley están obligadas a responder. El sistema no es perfecto, no hay uno perfecto en el mundo, pero es bastante abierto e inclusivo. Por último no me ofende ser confundido con el Alcalde de Caracas de igual nombre.

  42. Amigo Elpidio: la enumeración de decisiones tomadas a lo largo de medio siglo sin consultar al pueblo sería demasiado larga; y tediosa de hacer y de leer. Aunque concedo que se han hecho remedos de consultas, para después hacer lo que ya está decidido; porque los resultados de esas consultas no son publicados ni son vinculantes… y ¡ay de aquel que meta un dedo en alguna llaga!
    Al fin este es el país del REMEDO o el “COMO SI”, empezando por el café de la bodega y pasando por nuestros salarios y pensiones, nuestra prensa, nuestros sindicatos, nuestras ONGs, las consultas al pueblo, las elecciones, etc., etc…. hasta llegar (por no eternizar la lista) a nuestro decorativo y conveniente Parlamento y a nuestra Vanguardia Proletaria.
    Pero el amigo Jorge seguramente creerá hasta que el café que encabeza el listado ES café. A él le deseo todo tipo de bienaventuranzas con SU VERDAD, que debe propiciarle un sueño tranquilo, complacencia con el presente y una gran esperanza en el futuro.

  43. Por cierto que el otro Jorge R. es, a mi juicio, el tipo más inteligente y agudo del think tank bolivariano. Deberían hacerle más caso.

  44. Jorge Rdguez,(41) yo era de todos esos millones que me sonaban esas reuniones en la que todos lo que estabamos pensando era cuando terminaba aquella escena montada, para salir a “resolver la comida y los zapatos d mi hijo pa’ la escuela, que si era la vida real, a eso si dar la opinion de uno libre como la damos aqui tener internet, informarse con medios alternativos…, ni pensarlo, ese cuento no es para consumo nacional, jajaja saludos

  45. Estimado Jorge: La respuesta a su comentario ya se la dieron los amigos Diógenes y Alejandro, por lo que ahondar en lo mismo no sería “nuevo” y por tanto me da pereza. Mis opiniones distintas a las suyas si le preguntamos a Elpidio (el de verdad) quizás las prefiera y por tanto las suscriba por delante del antes mencionado “descongelamiento” con el imperialismo yanqui y las “facilidades” otorgadas y vueltas a dar desde los años 90 hasta la actualidad a nuestra antigua metrópoli, a Ud. quizás no pero a mí poniéndolas en una balanza me parece que sí. En Cuba como en todos los países hasta donde yo sé se puede “opinar”, la diferencia radica en para que sirve esa opinión. Ah!, y no le eche la “culpa” a Fernando por su falta de síntesis y las normas de su blog, porq´ es que además de “discursos extensos y vacíos” estamos ya todos cansados.

  46. De por si nosotros los cubanos (más lo de la generación posterior al 59) hemos sido bastantes hostiles a dialogar y entender la importancia de que en nuestro entorno hay otras opiniones y que cada persona tiene el derecho y la libertad de expresar lo que siente y piensa recibiendo de los demás el debido respeto y no pensar que quien no están de acuerdo con nosotros no tiene la razón. El conocimiento constituye un proceso histórico de movimiento del no saber al saber. Cada fase del conocimiento está limitado por el nivel de información que podamos confrontar, el desarrollo de la ciencia y por las condiciones históricas de la vida de la Sociedad, que hacen inevitablemente que nuestros conocimientos sean relativos e incompletos. Pero las verdades descubiertas por nuestros conocimientos, siendo relativas, reflejan de manera correcta, aunque incompleta, el mundo objetivo que nos rodea y en nuestro caso el de la sociedad cubana, pues somos parte activa de ella.

  47. el socialismo puede llegar a ser lindo, pero con economia, dejando a los hombres hacer, no limitarnos a los cubanos como si salieramos con cadenas en los pies desde el vientre de nuestras madres.

  48. Y seguimos con las Utopias, cuando entenderan que “socialismo” es lo que los que tienen el poder dicen que es, punto final no hay mas discusión, si quieren cambios sencillamente se tiene que sacar a los que están en el poder, no hay otra vía, cuando entenderán eso? O es que esta “insatisfacción” de cierta parte de la población no es mas que un ardid para que las cosas sigan iguales? Esperara pacientemente el pueblo a que los que detentan el poder cedan posiciones y poder voluntariamente? Quienes crean esto se sentaran a esperar hasta el Día del Juicio Final, porque obviamente los que mandan voluntariamente nunca lo haran.

  49. El autor de este articulo se cayo de la maquina del tiempo, porque su forma de pensamiento se me antoja identica a la de los socialistas utopicos del siglo 19. Y todos los que han leido un tilin de historia saben en que termino todo aquello: en absolutamente nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *