¿Sigue la educación desconectada de la economía? | Cartas Desde Cuba por Fernando Ravsberg
“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

¿Sigue la educación desconectada de la economía?

Tomado de Escambray

Las matrículas para la Enseñanza Técnico Profesional (ETP) y la posterior ubicación de los graduados se han convertido en polémica y dolor de cabeza para las familias, tanto que la continuidad de estudios y la necesaria correspondencia entre la formación y la demanda de la economía trascienden en el universo de asuntos más debatidos por los jóvenes en distintos espacios.

Detrás de todo ese mecanismo, un grupo de profesionales de Educación y del Ministerio del Trabajo y Seguridad Social se encargan de cotejar las capacidades con las solicitudes de las empresas y organismos, pero el formalismo de las instituciones a la hora de pedir las plazas que necesitarán pone a veces en peligro el buen desempeño social y económico del país.

Según funcionarios de la Dirección Provincial de Trabajo (DPT) esta realidad se fundamenta en la escasa responsabilidad de determinados organismos, entidades, empresas y ministerios, los cuales deben estudiar sus necesidades de fuerza de trabajo, según las proyecciones de desarrollo del territorio, pero sucede que hay especialidades que son importantes para la economía y no tienen demanda, ni hay disponibilidad.

Pero ahí es donde viene el pollo del arroz con pollo, porque a juicio de Leonides Moreno Rodríguez, subdirectora de Empleo de la DPT la demanda casi nunca cubre la disponibilidad y así lo muestran las cifras: en diciembre del 2016 se graduaron 579 técnicos de nivel medio y había una demanda de un 32 por ciento; en 2017 se graduaron 1 011 estudiantes de obreros calificados y existe alrededor de un 55 por ciento de demanda, es decir, que cerca de la mitad de esos jóvenes no tendrá ubicación en lo que estudiaron y su destino, la mayoría de las veces, es trabajar en la campaña antivectorial u otras labores alejadas de su perfil.

Geforza, un sistema implementado para organizar la solicitud de fuerza de trabajo calificada, da la posibilidad de que, anualmente, todos los organismos rectifiquen lo que necesitan para diseñar la continuidad de estudios en las diferentes especialidades; este sistema muestra que existen avances en ese sentido en relación con años anteriores, pero sectores como la Agricultura y Azcuba, sustentan la demanda en cifras casi simbólicas, algo incomprensible cuando se habla desde un territorio eminentemente agrícola. ¿Cómo se entiende que no se requiera de técnicos ya sea en mecanización cañera o para la industria azucarera cuando resulta imposible que en un central no se enferme y se jubile nadie, o alguien pase a trabajar a otras formas de gestión?

En fechas de fin de curso se repite un escenario de insatisfacción estudiantil y familiar. Los muchachos se preguntan: ¿y mi ubicación qué? ¿Para qué prepararse durante tanto tiempo, si en el mejor de los casos les ofrecen un oficio para el que nunca estudiaron, o simplemente siguen esperando que algo aparezca? Las excusas van desde la poca disponibilidad de empleo, la racionalización de plazas, la extensión de la edad de jubilación, hasta la disminución de la población joven.

Con las muchachas se agrava el asunto porque apenas existen puestos de trabajo para mujeres y “tenemos que ponerlas en especialidades con escasa demanda y, por ejemplo, las plazas de belleza son en su mayoría de la modalidad del trabajo por cuenta propia y entonces no tienen utensilios para ejercer, es un problema”, explica, Leonides.

No por gusto en el Código de Trabajo se modificó la responsabilidad estatal para la ubicación de los graduados de la Educación Técnica Profesional y de Oficios, los que solo deberán cumplir con la etapa del servicio social en los casos que hayan sido solicitados previamente, algo que si bien hace explícita la incapacidad mostrada por el sistema laboral de dar empleo acorde con las expectativas y preparación de los egresados, transfiere a los jóvenes y sus familias la responsabilidad de buscar empleo en que puedan aplicar los conocimientos adquiridos.

Afortunadamente, según los especialistas de la Dirección Provincial de Trabajo, este diciembre fue diferente y los 594 técnicos de nivel medio que finalizaron sus carreras van directamente a una ubicación relacionada con su perfil porque se incrementó la demanda en especialidades muy puntuales y ninguno tendrá, por fuerza, que pasar al trabajo por cuenta propia.

Pero más allá de este naciente logro, lo cierto es que las empresas no comprenden todavía la relevancia de este proceso, tanto para ellas como para el desarrollo territorial, y resulta paradójico que el país, junto al Ministerio de Educación, invierta tiempo, esfuerzo y recursos, y que después, por ineficiencias en el proceso de demanda de organismos rectores y entidades, el joven quede sin empleo en el sector estatal.

Lo justo sería que los organismos le dieran más seriedad al asunto y todos, léanse las direcciones de trabajo, Educación y las entidades, aprendan a andar en equipo, para que los que egresan de la ETP no tengan, junto con su diploma de graduados, el mal trago de no contar con una ubicación laboral acorde.

 
 

8 thoughts on “¿Sigue la educación desconectada de la economía?

  1. Más bien sería el título, sigue la educacion desconectada de la realidad cubana? jajaja. Por que además del tema de las plazas para los graduados, los conocimientos que reciben en la universidad, pre, técnico medio, no tiene nada que ver con la realidad de su puesto de trabajo; un plan de estudio en la mayoría de los casos, apoyada en documentación desfazada y hasta de la era del campo socialista, por dios.

  2. El problema es que seguimos graduando profesionales y otras categorias y nuestra economia no los puede absorber pues la infraestructura productiva es pobre.
    Nuestro PIB es creado por servicios ofertados salud ,turismo aqui se produce muy poco.
    Tenemos la UCI y la informatizacion es una broma pof no hablar de internet.
    Todo esto sin contar que los salarios son estipendios para que la gente coma algo

  3. La foto es un buen ejemplo. Hoy los tornos son informatizados. El tornero tiene que saber programar en el sistema los datos de la pieza y despues este ejecuta milimetricamente lo programado todas las veces necesarias.

  4. Y sobre la noticia: los funcionarios del ministerio del trabajo permitieron dar la información negativa de lo ocurrido en años anteriores, en los que solo el 32% o el 55% tenía plaza, porque para terminar bien triunfalistas podían exibir el resultado de diciembre con el 100%. Y nadie le preguntó que hicieron con el 70% que hace dos años no trabaja ó lo hace donde no estaba preparado. El mismo guión: lo malo al principio y despues: este año lo resolvimos

  5. ¡Menos mal que disfrutamos de una economía planificada! Me pongo a pensar qué estarán haciendo las decenas de ingenieros en energía nuclear y en otras disciplinas más o menos esotéricas o inusuales formados en la URSS y otros países socialistas.
    Por cierto ¿y eso que nadie habla de la electronuclear de Juraguá y otros de los muchos tropezones de nuestro excelso, indiscutible, eterno e infalible prócer, ahora que está más que de moda?

  6. Me gradue de Diseño Mecanico en 1986,,,,,de los 42 graduados,al reunirnos un año despues me di cuenta que fui el unico que encontro plaza de dibujante ,,,,,,,

    Se imaginan los recursos gastados en los demas 41 ?Habia talento en ese grupo,algunos fieles a las “Ideas del lider supremo” y al final me fui de Cuba en 1988,,,,,por lo tanto 100% de esa graduacion no aporto nada al pais.

  7. todos los datos son ilustrativos de la realidad pero sólo una parte de ella, hay que ir más allá, muchos organismos planifican la demanda a partir de los estudios de fuerza de trabajo, la necesidad en años venideros por envejecimiento de la misma, nuevas tecnnologías o desarrollo de las empresas que demandan nuevos puesos, pero ahí ivnene las trabas, primero jubilación aplzada en edad y potenciales a jubilarse no lo hacen, atricherados en el puesto y salario pues la jubilación no les alcanza, fluctuación laboral en direcciones de capital humano que dmenadó en una fecha y el nuevo no conoce sobre que base se hizo y finalemnte la incertidumbre y el paternalismo para asumir retos ocmo al adauisición de jóvenes ocn deseos de trbajar y aplicar lo aprendido y los feenos que le impone la dirección en la que muchas veces son ubicados que los hace sólo cumplir el servico social y emigrar a otro centro o actividad más tentadora.

  8. Ministerio de Educación, invierta tiempo, esfuerzo y recursos, y que después, por ineficiencias en el proceso de demanda de organismos rectores y entidades, el joven quede sin empleo en el sector estatal.
    NO es asi, el que termina la Universidad se va del pais, el que termina estudios de oficio, se hace cuentapropista.
    Y Estado, como queda ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *