“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Sigue el robo de combustible al Estado

descontrol-de-combustible

En Cuba el consumo de combustible diesel es elevado y, pese a las medidas de control establecidas este año para frenar los desvíos hacia el mercado negro, aún quedan “brechas” por cerrar, según informes de la Oficina Nacional del Uso Racional de la Energía (Onure), divulgados hoy por el diario Trabajadores.

La directora general de la Onure, Elaine Moreno, subrayó que el país tiene un grupo de regulaciones importantes que abarcan todos los aspectos del control, pero indicó que todavía “quedan grietas, pues no se cumplen los procedimientos establecidos”.

Entre ellas citó la falta de seguimiento a los índices de consumo en función de los niveles de actividad que se generan, así como de los datos que proporcionan el Sistema de Posicionamiento Global (GPS) y los odómetros, que según reconoció “muchas veces no los analizamos”.

La directiva explicó que el GPS no solo sirve para el control de combustible, sino también para controlar la eficiencia con que trabaja el equipo, a los cuales no se les está dando “el uso adecuado”.

Resaltó la importancia de controlar el consumo de diesel que se extrae a través de las tarjetas magnéticas, mientras en el despacho de “pipas” (camiones cisternas) “excepcionales” para la maquinaria agrícola, muchas veces se incumplen algunas regulaciones, lo cual las hace “vulnerables para el desvío del combustible”.

Moreno afirmó que entre las instituciones que más consumen y tienen mayor incidencia en la economía se encuentran los ministerios de Agricultura, Transporte, Energía y Minas, Industrias, Construcción, y el grupo empresarial Azcuba, la empresa que controla el sector azucarero.

De acuerdo con datos de la Onure en las provincias Santiago de Cuba, Camagüey y Pinar del Río, varias dependencias relacionadas al área de la agricultura mostraron problemas en el control del diesel al cierre de marzo último.

Recordó que en febrero de este año la Oficina inició un proceso de conciliación y despacho con todos los consumidores de combustibles, en el que las entidades debieron demostrar por niveles de actividad y por equipos, el consumo que habían tenido.

En conclusión, la directora de la Onure consideró que el país “ha llevado a la gente a ordenar un poco el control que tiene sobre el portador”, pero aún quedan “muchísimas brechas”.

El desvío y el robo de combustibles en el sector estatal fue denunciado por autoridades del Gobierno y diputados durante la reunión del Parlamento cubano de diciembre pasado, en la que reclamaron “mayor control, exigencia y medidas eficaces”.

Los informes presentados a los parlamentarios por los ministerios de Economía y Planificación, Finanzas y Precios, y Energía y Minas reconocieron la presencia de ese delito “en mayor o menor medida en todo el país”.

Desde la pasada década, el sistema energético de Cuba despende en gran medida del crudo subsidiado que recibe de Venezuela, que llegó a alcanzar los 110.000 barriles diarios.

Pero debido a la crisis en Venezuela, esa cifra se redujo desde el primer semestre de 2016 en más de un 40 % y la isla solo produce unas 4 millones de toneladas de crudo, que cubren el 40 % del consumo interno.

 
 

8 thoughts on “Sigue el robo de combustible al Estado

  1. Esto de que “Sigue el robo de combustible al Estado” no es noticia, sería noticia si dijera que se reduce el robo de combustible al estado, y siguiendo con la matraca de siempre resulta que al ser el estado dueño de todos los recursos, el que tienen todo a el es al que se le puede robar, le roban pienso a las granjas del estado, víveres en los comercios del estado, petroleo del estado. Es que el pobre infeliz que somos casi todos no tenemos nada que nos puedan robar.

  2. Ademas, como siempre dicen en Cuba, todo es de todos, propiedad social, cada quien esta tomando su parte

  3. Uf, la bola pica y se extiende, un tema com para incluir en la historia sin fin.
    Lo único que se controla en Cuba es el robo de recursos materiales y financiero, pues en este aspecto no hay quien controle más en el mundo, que los directivos cubanos.
    Porque que otra explicación tiene que los medios de transporte a disposición de directivos no usen ni hoja de ruta ni sistema de control de flota por GPS.
    Moraleja, el bodeguero apunta lo que vende, para al final del día saber que le ha robado a los clientes en peso, para tomárselo él en dinero o especie.

  4. PROPIEDAD CAPITALISTA DE ESTADO: forma de propiedad burguesa sobre los medios de producción; se da cuando el dueño de las empresas no es un capitalista o una unión de capitalistas, sino el Estado capitalista. Surge al crearse empresas en diversas ramas de la economía a cuenta del presupuesto estatal y también al nacionalizarse las que hablan pertenecido a determinados capitalistas o monopolio. El paso de unas empresas a propiedad del Estado no modifica el carácter burgués de la propiedad ni de las relaciones capitalistas de producción, dado que la propiedad estatal constituye una variedad de la propiedad privada capitalista. En las empresas estatales, se conservan las relaciones de explotación del trabajo asalariado mantenidas por un capitalista global: el Estado, entidad que constituye, bajo el imperialismo, un comité ejecutivo de la burguesía monopolista.

  5. K comentar,ya se ha dicho todo,esta dado pork el control de los bienes lo tiene solo el estado,y la necesidad,corrompe a los hombres

  6. Si los que están en el poder en Cuba estuvieran realmente interesados en la eficiencia energética, deberían dar el ejemplo y hacer público el consumo que hoy hacen de esos recursos.
    Todo cubano de la isla sabe del uso particular y hasta familiar que hacen políticos y demás funcionarios, mayores y menores, de los medios de transporte estatales auto asignados. El efecto del mal ejemplo supera al económico debido al despilfarro.
    En mi opinión las elites criollas ven la paja en el ojo ajeno y no el leño en el propio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *