“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Siembran tabaco Virginia para la fábrica de cigarrillos de Mariel

tabaco-Pinar

Foto: Raquel Pérez Díaz

Tomado de CND

Como parte del proyecto de rescate del cultivo de tabaco Virginia, los territorios de Consolación del Sur, Pinar del Río y San Luis avanzan en la creación de las condiciones que le permitan cumplir el cronograma de desarrollo de esa variedad.

Sembrada exclusivamente en Pinar del Río por la calidad de sus suelos y la experiencia de sus cosecheros, se espera llegar a 800 hectáreas (ha) de este tipo de solanácea con destino a la industria nacional.

Para este año están previstas las primeras 102 ha en el territorio de Consolación del Sur, municipio mayor productor de tabaco en Cuba, y para ello se alistan las casas destinadas a la cura controlada, y la maquinaria, en tanto los sistemas de riego llevan el sello de la modernidad y la eficiencia.

San Luis, territorio integrante del llamado macizo tabacalero, acogerá la siembra de 140 hectáreas del Virginia en la campaña 2017- 2018, y Rancho Ferro y Santa María constituyen las zonas en las cuales se fomentará el renglón, ambas de amplia tradición en el también nombrado tabaco Rubio, pero que en determinado momento abandonaron su producción.

Según explicó a la ACN Andrea Méndez Pérez, directora adjunta de la Empresa de Acopio y Beneficio de Tabaco de San Luis, posteriormente se incrementarán las áreas, para completar en la contienda 2018- 2019 las 200 ha, y en la siguiente, las 317.

Agregó que prevén un rendimiento de 1,5 toneladas por hectárea, a partir de la introducción de nuevas variedades, cuyo logro depende de la disponibilidad de semillas.

El proyecto responde a la necesidad de abastecer con materias primas a una nueva fábrica de cigarrillos que se montará en El Mariel, remarcó.

Los sitios elegidos se distinguen por las cualidades de sus suelos para el cultivo, distintivo por su proliferación en tierras de baja fertilidad y donde tienen lugar pocas precipitaciones.

El cultivo del tabaco Virginia comenzó en Cuba en la década de 1930, en la llanura más occidental pinareña, y mezclado con el tabaco Burley, es empleado en la elaboración de cigarrillos suaves, dotados de un aroma y sabor peculiares.

En el municipio de Pinar del Río el plan de desarrollo para incrementar la producción de tabaco Virginia marcha acorde con lo previsto en la zona aledaña a la comunidad Briones Montoto del territorio, donde se crean las condiciones para garantizar el éxito de esta tarea, destaca el sitio digital Radio Guamá.

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *