“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Ser o no ser, esa no es la cuestión

ser-o-no-serTomado de Segunda Cita

No es lo mismo ser contrarrevolucionario que no revolucionario.

El apoyo masivo a la Revolución es una circunstancia asociada al entusiasmo inicial por un proyecto que transformó radicalmente una sociedad torcida y corrupta. A ello se sumó la capacidad movilizadora de liderazgos irrepetibles como los de Fidel y el Che.

Sin embargo, ya no son esos tiempos. Después de años de desgaste producto del enfrentamiento a agresiones externas y los errores propios, muchos cubanos viven su vida sin una conexión directa con el proyecto social. Otros quieren lo mejor para Cuba y, sin embargo, no comparten completamente el rumbo seguido o por seguir.

Siempre he reclamado el derecho a ser revolucionario, porque a veces pareciera que “no se usa” serlo, pero siento el deber de respetar a los que no lo son, no solo por derecho (somos parte del mismo país), sino porque no se puede negar su capacidad de aportar.

¿Por qué debemos negar la posibilidad de participar a quienes no tienen una actitud militante? O, ¿por qué debemos negar la participación a quienes militan o debaten desde posiciones diferentes? Unos y otros pueden ser no revolucionarios, pero no tienen por qué ser contrarios al proyecto. Los límites son claros, para aquellos que niegan la posibilidad de la Revolución a existir en contubernio con intereses anexionistas.

¿No es acaso la tarea primera de los revolucionarios enamorar, sumar y hacer parte al resto? ¿No es eso los que nos enseñaron nuestra historia y nuestros íconos? Ninguna idea será suficientemente revolucionaria si se defiende negando el derecho de otras ideas a existir. Lo revolucionario implica también humildad y capacidad para dudar sobre lo propio en que se cree.

Sería ingenuo suponer que muchas formas de pensamiento alternativas son espontáneas. Está suficientemente documentada la labor del gobierno norteamericano y otros occidentales por subvertir el Socialismo en Cuba construyendo plataformas artificiales de pensamiento.

Pero sería irresponsable suponer que toda idea que no comparta las medidas o rumbos que toma el gobierno cubano tiene un proyecto de subversión atrás. No todo es capitalismo camuflado de tercera vía; hay ideas diferentes que pueden ser auténticas. En definitiva, nadie tiene la verdad sobre un Socialismo que está por construir.

Tampoco es serio suponer que todo dinero extranjero tiene fines anexionistas. Pregúntese, por ejemplo, de dónde sale el financiamiento de muchos de los proyectos académicos de nuestras universidades, incluso en el campo de las ciencias sociales. ¿Les llamaremos también contrarrevolucionarios o proimperialistas?

La principal conquista de la Revolución no es la educación y la salud, no son nuestros médicos internacionalistas, no son los bailarines, escritores, pintores o cineastas de fama mundial, no son las medallas olímpicas. Esas son conquistas importantes, trascendentales, pero reversibles. La principal conquista y fuerza capaz de reproducir la Revolución es un pueblo que sabe pensar por cabeza propia y con un sentido distinto de la ética.

No podemos seguir discutiendo en las redes como si la gente necesitara manuales para saber dónde está lo bueno y lo malo. La lucha ideológica no es algo tan simple. Los cubanos saben lo que deben saber. No lo sabe cada uno por separado, lo sabe esa construcción invisible (más invisible y poderosa que la mano invisible del mercado) que es la conciencia social.

Y si dañino es asumir como contrarrevolucionaria toda actitud o idea no revolucionaria, dañino es que se pretenda asumir como revolucionaria aquella actitud que no admite crítica alguna, que solo ve la Revolución como una cuestión a defender del malecón hacia afuera.

Es un deber de los revolucionarios defender al proyecto de las agresiones externas y la burda, incisiva y poderosa tergiversación mediática, pero no es el único deber. Cuando se hace eso y a la vez se niegan o solapan los errores propios, se está militando a favor de los que no quieren que Cuba avance (aunque no sea la intención).

La mejor y más militante manera de ayudar al gobierno que representa el proyecto de la Revolución no es justificando cada medida, sino alertando y debatiendo, especialmente sobre lo fallido o lo que queda por hacer. A los ojos de los jóvenes que se asoman a sus primeras motivaciones políticas serán verdaderamente creíbles los revolucionarios que, como el Che, son tan duros con el imperialismo como con las insuficiencias propias.

Precisamente, en la estratégica tarea de movilizar a los no revolucionarios a favor del Socialismo, uno de los grandes retos es mostrar que la excesiva centralización, la aversión al pensamiento diferente, la acrítica justificación de todo lo que se hace, la creencia de que la rebeldía internacional da derecho a incomprender la rebeldía interna, son expresiones de una manera de interpretar el Socialismo y el ser revolucionario que niega sus esencias. El Socialismo es otra cosa, con la que es posible y necesario poner a soñar a los jóvenes. Nuestra historia es testigo.

La gente por la que vale la pena una Revolución, los humildes, los hombres y mujeres que viven muy modestamente o muy por debajo de lo que merecen, los que lo hacen sin renunciar al proyecto revolucionario, los que perdieron o disminuyeron su fe pero siguen trabajando honradamente, los que edifican familias y valores, los que no tienen tiempo para estos debates, merecen un diálogo no excluyente, una visión más aterrizada y menos modélica del presente y del futuro.

Más que diálogo, esa gente merece avanzar. Merece que no se olvide lo que costó llegar aquí y el valor histórico y simbólico del istmo de 1959, pero merece también que el proyecto social se parezca a los jóvenes que lo habitan y hacen posible; que comulgue con el proyecto individual de cada cual; que sea de avanzada y transgresor en la ideología, la democracia, la ciencia, la tecnología, la comunicación, el arte; que entienda la urgencia de hacer para ayer los cambios que todos aprobamos (y más); que pida compromiso (más que nada con el pueblo y la verdad); que no deje de ser hereje y, por tanto, de valorar la herejía.

Y ese avance, ese proyecto social que necesitamos, será muy difícil de alcanzar si esperamos que sea obra únicamente de los no revolucionarios, de los revolucionarios del tipo A o de los revolucionarios del tipo B o del C. Debe ser una construcción de todos.

Ser o no ser, definitivamente, no es la cuestión.

 
 

57 thoughts on “Ser o no ser, esa no es la cuestión

  1. Este artículo es una verdadera joya. Felicidades al autor , a Segunda Cita y a Fernando por reproducirlo.

  2. Carlitos: ¡te la comiste! Hace rato no leía un artículo tan centrado y sentido y explícito, párrafo a párrafo. Quizá mi única objeción –y sólo parcial o circunstancial- sería lo de que la actitud inclusiva que propones sea necesaria (sólo) en estos momentos. Creo que esa actitud, de haber sido adoptada hace mucho tiempo por la dirigencia del país, hubiera ahorrado muchos tropiezos, errores, bandazos, injusticias, “rectificaciones periódicas” y enemigos gratuitos a la Revolución, ahorrando también –lo que es tan importante- sufrimiento y frustraciones al pueblo.
    Pero, como es imposible volver atrás, asumamos aquello de que ‘nunca es tarde si la dicha llega’. ¡Pero que llegue ya, coño!

  3. A propósito de Ser o no Ser
    Hace unos cuantos años conocí a un Carlitos adolescente, alumno de un preuniversitario y dirigente estudiantil. Recuerdo que organizó un grupo llamado los “líderes informales”, donde recogió a todos los jóvenes que no militaban en las “organizaciones políticas y de masas” pero que eran muy escuchados por sus compañeros.
    Vivíamos los días más duros de la crisis económica de los años 90. Carlitos no reunía aquel grupo para darles “Teques” sino para llevarlos a los lugares que funcionaban mal, Poder Popular de Centroahabana, una base de transporte, un hospital. Los chicos lo veían todo y preguntaban con irreverencia a los sorprendidos funcionarios que no estaban acostumbrados a hablar con jóvenes como estos.
    Poco a poco estos chicos fueron cambiando su perspectiva y su influencia se empezó a sentir en la masa estudiantil, tanto que las organizaciones “oficiales” creyeron que amenazaban su liderazgo. El proyecto fue eliminado, aquel grupo de líderes naturales del estudiantado se dispersó y la UJC perdió su capacidad de influir sobre ellos.
    Cuando leía este post me acordé de aquel Carlitos y pensé que era posible contar esta pequeña historia para aterrizar en la vida real la propuesta que nos hace este texto y también para entender por qué estas iniciativas a veces no arriban a buen puerto.

  4. Buenísimo articulo, tenemos que rescatar y reunir a toda la gente valiosa de Cuba. Que nuestros jóvenes sean quienes asumen el liderazgo del país porque con sus iniciativas y creatividad podemos progresar a algo más viable. El pueblo la capacidad de reconocer que es bueno y que es malo, que es necesario conservar y que no. Cuba tiene que avanzar con lideres que oigan al pueblo y no al contrario.

  5. una pregunta a Fernando: la ausencia de apellido de Carlitos responde a alguna razón trascendente? a evitar algun estigma? ,si es quién pienso, no me parece valiente de su parte.
    El artículo muy bueno, saludos

  6. Este artículo toca las esencias del debate ideológico y político que hoy tiene lugar en Cuba, donde la pluralidad de ideas y conceptos en ocasiones es pagada o vista como un estigma ante un pensamiento único que dice defender a la Revolución. Ya Martí lo dijo hace muchos años “con todos y para el bien de todos” … debemos sumar gente al carro no bajar del mismo a quienes no piensan igual en algún aspecto, no estar de acuerdo con alguna medida, una estrategia, no es ser contrarrevolucionario, sencillamente es pensar con cabeza propia y no por ello es estar en el bando de la contrarrevolución o la disidencia falsa pagada por dólares llegados de otras latitudes

  7. Y si la juventud no quiere nada con esta cersion de “revolucion” creada por los que ejercen el poder? Esa es mi inquietud, porque eso es precisamente lo que esta pasando, el desencanto es evidente y se manifiesta en la apatia por todo lo que tenga que ver con el establecimiento, poco a poco se tiene que llegar al pluripartidismo, sin prisas pero sin pausas, la situacion para la elite gobernante se hace cada dia mas insostenible, la nueva “revolucion” se abre paso es cuestion de tiempo.

  8. Me tienen confundido, si tenemos “no revolucionarios” que no son contrarevolucionarios entonces debe haber “anti no revolucionarios” que no llegan a ser revolucionarios para que la cosa esté equilibrada y por ahí podemos seguir poniendo adverbios y preposiciones hasta nunca acabar. Si seguimos enredados en ese bejuco las santanicas nos van a picar los escrotos. Yo creo que la única acepción que vale para ser aceptado en este debate es SER CUBANO y pare de contar.

  9. …y SER CUBANO es más que haber nacido en Cuba, para que nadie se vaya a ofender y otros a equivocar.

  10. Miguel, ud puede pensar lo que quiera, es libre de hacerlo, puede pensar que un elefante es una hormiga o que África no es un continente pero no puede aspirar a que todos le sigamos la fantasía, ni cuando la escribe con mayúsculas. Cubano es todo el que nació en Cuba y así lo reconoce su propio gobierno, para que nadie se vaya a equivocar, como dice ud. Puede que haya buenos y malos cubanos pero no por eso pierden la nacionalidad. Disculpe la aclaración pero ya creo que hay demasiada gente arrogándose el poder de decidir quien es cubano y quien no. Y créame que ud no tiene derecho a violar la ley cubana retirándole la ciudadanía a quien su gobierno se la reconoce. Un abrazo.

  11. ¿Por qué debemos negar la posibilidad de participar a quienes no tienen una actitud militante?

    Si analizamos esta pregunta en su total explendor y profundidad notaremos muchas cosas

    Quien decide si tu actitud es militante?
    Quien le dio el derecho de calificarme?
    Cual es el beneficio real de ser militante en estos momentos?
    Cuales de esos militantes de arriba son honestos y lideres que predican con el ejemplo?

    etc,etc,etc,

  12. Fernando sería interesante conocer pasados todos estos años que fué de aquel Carlitos y del grupo de muchachos que se atrevieron a tener una actitud crítica e independiente en aquel medio hostil para ser diferentes!

  13. El amigo Miguel O., evidente experto en búsqueda y captura de la contrapelusa y en la reparación del pericandil del delco, sirve de acicate ideal para la reflexión en este blog. ¡No podemos perderlo, subyugado por otro blog! Ojo con eso Ravsberg.

  14. Genial!!!! Quien quiera que seas, has escrito uno de los mejores artículos que he leído en este blog. Has dicho lo que mucha gente cree y piensa en este país y lo que la gran mayoría apoya, da igual tus apellidos, pues ya somos muchos los Carlitos y créeme que te entiendo. Bravo!!!!

  15. Carlitos, anda escribiendo el post que tu leíste y uno de los “lideres informales” es mi propio hijo y anda bien, gracias. Ja ja ja. Un abrazo.

  16. Y, Ravsberg y cía, tengo un amigo en Venezuela que trató de dar a Cuba –gratuitamente y sin condiciones- su vasta experiencia y asesoramiento para establecer un sistema de producción y comercialización de camarones, sin competencia significativa en el área y con una rentabilidad de casi el 1000%. Pero no pudo ser. No puedo dilucidar si quienes plancharon eso fueron revolucionarios, semirevolucionarios, pre o post revolucionarios o contrarrevolucionarios. Lo que puede parecer una idiotez puede tener raíces más profundas y consecuencias bien serias.

  17. Fernando, me atribuye poderes que yo no tengo ni quiero. Interpreta usted mis palabras a su manida y acostumbrada conveniencia. En mi sentir de la CUBANIA los anexionistas no están incluidos, incluso cuando el gobierno les adjudique la nacionalidad. Por ahí también anda Carlitos, que creo escribe lo mismo pero usted lo interpreta diferente, quizá porque aborda el caso con terminologías que son de su agrado.

    Ya sé que no pensamos igual, pero si nos convida a entrar en su “fantástico mundo” de la libre expresión “le aconsejo”, como diría un honorable catedrático, que se acostumbre a mi discurso, aunque la rigidez propia de sus años le dicte interpelarlo abruptamente. ¡Cuba para los CUBANOS!

  18. La revolución sembró muchos años de consenso del tipo “ encefalograma plano” y de intolerancia. Ahora cosecha apatía y abulia de la mayoría. A Carlitos le faltaron algunas clasificaciones más como la de “revolucionario aparente”, especie esta muy abundante. La revolución ha ido perdiendo su capacidad esencial de ser “revolucionaria” y con ello su potencial de convocatoria. Hay que seguir cambiando muchas cosas para salir adelante, no sólo económicas, también políticas y sociales pero el miedo paraliza estas acciones y se van desaprovechando los momentos dialécticos.
    Saludos y esperanza

  19. Con la publicación de este artículo arderas en el blogs de la pupila bizca, epd.

  20. Yo tengo mucha confusion; yo creo que soy revolucionario, pues creo que es tiempo de subvertir el orden actual de las cosas, no me parece que estan bien, el gobierno actual de Cuba es conttrarrevolucionario, pues a toda costa se empena en mantener el orden actual; “defender nuetro proyecto” que proyecto? “nuestro proyecto socialista”? es decir un proyecto improductivo donde los medios de produccion tienen propiedad social? muy bonito pero ya no hay quien subvencione eso, el proyecto cualquiera que sea debe ser productivo, o socialista como china x ejemplo? donde los medios de produccion no son sociales y la dictadura es del proletariado rico que explota al proletariado pobre, y los burgueses tienen control politico, y no permiten oposicion?, o el proyecto de Corea del Norte donde ninguna dinastia del pasado tuvo tanto control de la ciudadania?, yo creo que deberiamos aclarar los terminos, para entendernos, solamente llamar las cosas lo que son, revolucionario-partidario de cambios…

  21. profundos; socialismo, organizacion de la produccion de manera que los medios de produccion son propiedad social, cubano, todo aquel nacido en la isla principal de ese nombre, e islas adyacentes; d otra forma Carlitos va a ser dificil saber d que hablamos cada uno, muchas gracias un saludo

  22. Miguel, le repito ud puede pensar lo que quiera pero su gobierno los considera cubanos y les da un pasaporte para que nadie se equivoque. Ahora me anda cambiando ser cubano por tener cubanía, lo cual no es lo mismo pero es una forma elegante de recular. Sobre tener que acostumbrarme a su modo de actuar realmente no estoy de acuerdo porque si no respeta a los demás foristas tendrá que ir a hacer comentarios a las paginas esas que hablan de ex-cubanos. Apoyo su consigna final pero agregándole que !Cuba para todos los cubanos!. Un abrazo

  23. Miguel Orozco (18), usted no esta por encima de la ley. Los anexionistas, si nacieron en Cuba son cubanos, quizás para mi y para usted no sean buenos cubanos, pero son cubanos y tienen los mismos derechos que Ud. y que yo. Un asesino, un delincuente de la peor especie sigue siendo cubano, un contrarrevolucionario, incluso, es cubano. Puede, repito, que Ud y yo lo detestemos, pero ni usted ni yo podemos menoscabar sus derechos, entiende? No se ponga por encima de la ley, nadie lo está por muy revolucionario que se crea.

  24. Leo el artículo leo los comentarios y noto romanticismo. A las cosas hay que llamarlas por su nombre. Actualmente Cuba tiene una tiranía, de izquierda pero tiranía. No da tregua a alternativas son ellos y no otros son sus proyectos y no otros. No hay manera de inyectar ideas nuevas. En Cuba hay una cúpula gobernante y una clase política que se disfraza detrás del Proyecto Revolucionario y se aferra al poder. Yo me comunico considero de izquierda, pero no simpatizo con el actual rumbo del pais. El proyecto es algo fallido, que por más remiendos no va a funcionar.

  25. Es un buen articulo , no lo puedo negar pero su autor arrastra el mismo error de concepto que hemos todos arrastrado de por vida y es el de como pueblo haber permitido ser clasificados como ” revolucionarios ” y Contrarevolucionarios “, ahi segùn mi modesto criterio esta el gran error , esa palabra que tanto “defendemos” es la que ha dividido nuestro pueblo por decadas y nos continua dividiendo , si hubieramos sido tratado como simples ciudadanos de nuestro pais esa palabra contenia a todo un pueblo quienes opinaran de una forma u otra, el proyecto puede ser defendido tanto por quienes estan a favor de la dirigencia del pais como en contra , el proyecto no tiene absolutamente nada que ver con eso , quienes quieran dirigir politicamentete el pais sabe que NO PUEDE afectar el proyecto , nacimos casi todos con el y lo apoyaremos ……..el hecho que la dirigencia historica haya contribuido fuertemente al proyecto no los patentiza….

  26. Según el concepto fidelista de revolución, tan extenso como ambiguo y teocrático, nadie que yo conozca o haya conocido de cerca o de lejos es revolucionario. Ni Lenin.
    Es una especie de decálogo suite que no dice, al final, nada. Pero los medios acá seguirán machacando con la cosa de su “impronta” y “legado” inmarcesibles. ¿Hasta cuándo?

  27. Miguel t dare mi opinion acerca del anexionismo; en el siglo XIX fue una de las corrientes, de los criollos(cubanos = que los demas) que no querian seguir siendo colonia espanola; discutible si era o no lo mejor para la joven Cuba cosmopolita que nacia; hoy en dia eso no es ni viable, ni siquiera pensable desde aquel punto d vista, no obstante yo creo que el mundo entero debe ser anexionista; que el mundo entero debe integrarse y formar una sola nacion, que las diferencias todas entre los seres humanos en vez d ser remarcadas deben ser borradas, d echo el mundo cada dia mas es una aldea global, los hay como Trump que quieren hacer muros, diferencias, pero somos muchos mas los que reconocemos que ningun ser humano en ninguna parte ni d ninguna raza o genero es mejor que otro saludos

  28. buen articulo. de hecho me preocupa que si por casualidad mañana el pueblo decide por otro gobierno, qué sucederá entonces pues nuestra policia y fuerzas armadas tienen amarrados el apellido de REVOLUCIONARIO, y eso no se si es que solo se deben al gobierno actual o solo es el nombre y responden a la constitucion.
    en cuba hace rato que hay mucha gente que, odiando a los yankis, siendo antimperialista y de izquierda desean otro gobierno nacionalista que busque alternativas y pueda hacer mejor las cosas, mejorar la economia. eso no es un pecado, tener distintos modos de pensar. para mi hace rato esto es lo que predomina en cuba, lo que han querdio manipularlo y a todo el que da un criterio es mas facil tacharlo de contrarevolucionario que saber escuchar y resolver sus inquietudes.
    para mi aki esta el mayor infortunio del pueblo cubano, por un lado a los gringos fastidiando y en el otro un gobierno que esta enajenado de la realidad de su gente.

  29. NeferNefer (19): de acuerdo plenamente contigo. Hay un mecanismo inmanente al establishment que produce esa “fatiga” y esa indiferencia. Creo que contribuye mucho a ello la naturaleza de los medios que refuerzan tanto el narcisismo político y los casi constantes “logros” que no cambian en nada la vida de la gente. Ahora saldrá seguramente alguien apelando a las grandes concentraciones en la Plaza, que para mí tendrán cualquier explicación sociológica, pero diferente de que signifique apoyo consciente al gobierno.

  30. Alejandro (28). Me parece entender tu comentario, pero tu idea sobre el anexionismo no la comparto.
    “Los hombres se dividen en dos bandos: los que aman y fundan, los que odian y deshacen”; está claro que si los que deshacen se ponen de acuerdo, los que amamos debemos también ponernos de acuerdo y ayudarnos unos a otros; en eso estoy de acuerdo contigo. Pero no comparto la idea del anexionismo. Acudo al diccionario: “Anexionismo: Doctrina o tendencia que favorece y defiende la anexión de territorios”. Los EEUU han querido siempre anexar a Cuba, la doctrina de la fruta madura, etc.; pero estoy convencido que nosotros no debemos abogar por anexarnos a ellos, aunque sí comparto la idea de cooperar con beneficio mutuo. Maceo lo dijo de una forma muy clara: “Tampoco espero nada de los americanos, todo debemos fiarlo a nuestros esfuerzos, mejor es subir y caer sin ayuda que contraer deudas de gratitud con un vecino tan poderoso”. Hoy el vecino es aún más poderoso y ambicioso. SALUDOS!

  31. El dilema de cómo hacer viable el “socialismo” en Cuba en los tiempos que corren, el autor asegura “El Socialismo es otra cosa, CON LA QUE ES POSIBLE Y NECESARIO PONER A SOÑAR A LOS JÓVENES. Nuestra historia es testigo.”. Ayer leía el artículo “Rendición de cuentas” de Aurelio Alonso sobre la rendición de cuanta del partido único a su base en los llamados núcleos zonales del PCC, aquellos jóvenes soñadores hoy en la tercera edad y el despertar de sus sueños , “Para muchos de ellos (el socialismo) no se trata de historia, sino de realidad vivida, de sueños que se convirtieron en realidad, y pesadillas que no acaban de terminar en un final feliz ahora que por ley de vida se van desmoronando después de tanto tiempo vivido. De ahí que, del presupuesto para actividades festivas, siempre se tenga en cuenta el fondo correspondiente a la corona floral.”, honestamente cree usted que se puede poner a soñar a algún joven hoy y proponerles el “brillante futuro del socialismo” ante esta realidad.

  32. Este artículo firmado por Carlitos es excelente. Debería divulgarse mucho en toda Cuba, que todos lo puedan leer; en especial los jóvenes. Tiene ideas que son clave para nuestro presente y futuro. Lo apoyo. Sin embargo, creo que los que deseamos mejorar el país, que se logre una distribución equitativa de las riquezas; los que queremos que los cubanos seamos más prósperos y felices; que los que deseamos cambiar todo lo que debe ser cambiado, que los que queremos un mundo mejor para todos; que los que deseamos eliminar la corrupción, eliminar que algunos se apropien de las riquezas de todos, somos revolucionarios, aunque sus ideas no estén de acuerdo con lo que se hace aquí, allá o acullá. Si nos sub-clasificamos en tantas tendencia, nos dividiremos y lo que hace falta es unidad. “Los hombres se dividen en dos bandos: los que aman y fundan, los que odian y deshacen”. Los que aman y fundan son revolucionarios. SALUDOS!

  33. Eduardo 31, no entiendo la conexion de la frase de Marti “de los que aman y de los que odian” con el anexionismo ni mi comentario, pero no obstante t tratare d explicar mas mi idea; no creo que Cuba estuviera peor ahora de lo que esta, si hubiera sido anexada en aquel tiempo, o sea que fuera un estado mas de la union americana, como lo son Florida o California, o Washinton,…, asi que m parece discutible la idea de aquellos proceres que seguian dicha corriente contra el colonialismo; ya en estos momentos esa idea m parece inviable, asi que no vale ni la pena discutirla, lo que si me parece viable, y por tanto debemos hablar y mucho es de la integracion mundial, de borrar todas las fronteras, de echo cada dia mas el mundo se va convirtiendo en una sola nacion, las verdaderas fronteras que impiden que esto se haga realidad mas temprano, son las diferencias culturales, que yo se que son las mas dificiles de borrar pero tengo la esperanza d que entre todos las vayamos superando, saludos

  34. Acaban de descubrir que para ser buena persona no hace falta ser revolucionario.

    Dentro de poco descubrirán el Mediterráneo.

  35. Eduardo 33, todas las fundaciones no son buenas t recuerdo algunas el KKK, el facismo, el semitismo, el ISIS, etc, y lo que pudo ser revolucionario y constructivo puede revertirse, como las religiones las organizaciones humanas etc, es cierto que hay que amar, fundar, unir, como ha hecho mayoritaria mente la humanidad durante su historia, o sea debemos ser revolucionarios y con la mente abierta, entender todo lo que podamos el mundo que nos rodea, y nunca fanaticos, ni dogmaticos, ni pensar que tenemos la verdad solo debemos reconocer que hacemos lo mejor que podemos por encontrarla, saludos

  36. Alejandro (34). Estoy de acuerdo en la integración mundial que planteas; sería excelente. Ahora te explico por qué acudo a la idea de Martí para decirte lo que pienso. No creo que los que aman y los que odian se puedan unir en esa integración mundial que dices. Hay muchos intereses en el mundo y hay que tener cuidado con quienes te integras, porque pudiera no dar los resultados que quieres, y lo más débiles ser digeridos por los más fuertes. Hoy las guerras y la distribución desigual han provocado grandes migraciones; y cómo los reciben los que más tienen? SALUDOS!

  37. Uff, como hay “revolucionarios” de mi epoca de secundaria, preuniversitario y universidad allende los mares!! esos mismos que me decian: no, tu no eres revolucionario. tu oyes musica en ingles” mientras que yo sigo aqui, trabajando honradamente para que mis hijos y nietos tengan un futuro mejor.
    Hermoso articulo, Fernando, gracias por publicarlo.

  38. Ravsberg (3): La necesidad de control, neurótica por lo menos, marca la esencia del gobierno; como ejemplar mastín del hortelano no deja que nada se haga fuera de su tutela e influencia. Ejemplo claro, las presuntas ONGs que existen en el país –incluyendo la UNEAC, la UPEC, los sindicatos…- que no pueden mover un dedo sin la previa orientación-autorización del Partido, lo que incluye que impongan sus cuerpos directivos, aunque a veces más o menos tratando de cubrir apariencias. Para algo pagan sus gastos de operación, lo que les hace tácitamente su ‘empleador’.
    Por positiva que pueda ser la labor de un grupo “no-oficializado” o informal tiene para el establishment tufo a actividad enemiga. Y ahí están en lo cierto: suelen resultar enemigos de los errores y carencias de las instituciones, que son el cuerpo de la burocracia. Menos mal que de eso se salvaron las monjitas de los asilos… aunque no estoy seguro; va y ahí tienen también su infiltrada.

  39. Si queremos un pais que una a todas las personas que quieren el bien para cuba y para su pueblo debemos borrar ya de nuestro diccionario la palabra ” revolucionario ” porque desgraciadamente para nostros los cubanos quedò restringido solo a las personas que estan a favor del gobierno y no de lss mejoras del pueblo, aunque algunos no lo quieran admitir Eliecer Avila por ejemplo seria en este caso si nos guiamos por el conecpto un revolucionario porque propone un programa para el pais de reformas a favor del pueblo, sin anexionismo pero con mas pluraridad y sin embargo para muchos es un contrarevolucionario …….me gustaria que alguno de nuestros valientes periodistas lo entrevistaran y asi el pueblo conociera màs sobre èl y saber si en verdad es ese gran contrarevolucionario que los medios oficiales nos hace ver ……

  40. Bueno, que es lo bueno de este artículo? Parte del mismo Dogma de Fe de que el ” Proyecto” es inamovible. No se sí existiran muchos como yo a quienes no les interesa ni ser ni no ser, sólo vivir en el mundo real del 2017, sin barricadas ni resistencia a muerte y con un enemigo que ni se sí existe en la realidad, pues nunca lo he visto ni de lejos.”América zona de paz” con sus virtudes y defectos, sin esa manía mesiánica de que aquí somos diferentes y mejores(lo cual siempre me ha parecido discriminatorio por parte de los paladines y ridículo en boca de los que se creen parte del “proyecto” sin ser más que simples comparsas). Si el “proyecto” hubiese funcionado, pues viva el “proyecto”, Pero por lo que veo todos los días….

  41. Bueno, según el verdadero concepto de revolucionario, y no el prostituído por la castaen el poder en Cuba, hay muchísimos más revolucionarios fuera del gobierno y del PCC que dentro. De hecho creo que dentro hay poquísimos o están muy silenciados e invisibilizados.

  42. Linditalia (40) si un grupo de cubanos desea crear una iniciativa propia de partido politico u forma organizada para apelar por un cambio en la politica cubana debe evitar por todos los medios:
    1- ser financiado por 3eros, grupos extranjeros y ONGs, sino enseguida son apodadas de responder a intereses yankis.
    2- no responder a intereses de ee.uu.
    3- demostrar alto conocimiento de la historia y compromisos con el pueblo
    4- conocer las leyes al maximo y la constitucion.
    5- conocer que aun asi al sistema electoral actual no se postulan partidos politicos.
    6- mas bien crear una iniciativa que si incluya a todos y para el bien de todos donde varias tendencias de pensamientos sean aceptadas y poder llegar a consensos.
    7- exponer soluciones sencillas, interesantes y atractivas a los problemas economicos que permita mantener lo alcanzado con el triunfo de la revolucion.
    a la larga el gobierno actual lo unico que si sabe es luchar contra el imperio pero en economia esta perdido.

  43. lo que sucede, desde mi punto de vista, es que en cuba hay una dictadura del proletariado, con la cual estaba de acuerdo hasta que ya esos que se dicen ser del proletariado ya no lo parecen tanto.
    una oposicion cubana nacionalista si puede funcionar. por mi que se mantenga la estructura que hay, yo no deseo mas partidos, con uno me basta pero tiene que ser uno donde se permitan varias tendencias, o sea que garantice la union dentro de las diferencias.
    por mi que en ves de haber presidente que haya un consejo (ejecutivo) asamblea nacional y san ya, como suiza, y tambien, una democracia directa a traves de referendums amparados por la constitucion (no se si la actual lo permite). repito, tomemos lo mejor de lo que ya existe, aprendamos de suiza, y me refiero al sistema politico no a la economia.
    saludos

  44. Eli (43,44 ) eso que usted plantea serìa la soluciòn ideal , creeme que estoy de acuerdo con usted que el pluripartidismo por experiencia propia de haber viviendo y trabajando fuera de cuba por largos periodos no es la solucion ideal como tampoco lo es partido unico al estilo cubano , no creo que ese ùnico partido que ademàs es el rector y autorizado a dirigir el pais permita que existan dentro de la asamblea nacional tendencias de pensamientos diferentes que cuestionen de manera fuertemente critica el trabajo del partido como organo rector pais ya que lo que los ha mantenido hasta hoy a flote para hacer casi todo lento y mal es que nuestros asambleista no cuestionen absolutamente nada por lo que son para ellos simples brazos mecànicos para aprobar unànimenmente todo cuanto sea sometido a votaciòn … cont …

  45. … la constituciòn no admite otra forma de partidos politicos pero si surgiera un movimiento de jovenes valientes y comprometidos con su pueblo como el “Carlitos” que menciona Fernando (3) , crees que bajo nuestra actual constituciòn pudieran organizarse en grupo y debatir acerca del pais del punto politico social y economico sin esto constituir un delito ? … en Cuba se pueden reunir en grupos para talleres literarios , musica teatro però ya para hablar de temas econòmicos y politicos ? ahi esta mi gran duda … saludos

  46. En mi opinión más que un “proyecto” hemos sido y somos aún un complicado “experimento” llevado a cabo por mediocres y temerosos estudiantes de la asignatura. Esperemos que nunca explote la probeta. Saludos.

  47. Este artículo está descubriendo lo que fidel dijo (para después olvidar) en el discurso “palabras a los intelectuales”

  48. LInditalia(46) muy de acuerdo contigo. esta ultima pregunta que haces tambien me es una gran duda. por mas que indago en la constitucion no se realmente si esto es viable sin ser considerado un delito. sin embargo, creo que como tal para hablar de temas economicos y politicos, de alguna manera todos lo hacemos a diario, pero sin repercusion alguna. ten por seguro que si algun cambio se produce dentro de las lineas cosntitucionales actuales (por citar un ejemplo utopico)tendria un gran significado, pero bueno creo que esto debe superar varios aspectos. es complicado pero me reconforta cada dia saber que hay mucha gente que es nacionalista (de varias generaciones) y desea lo mejor para su pueblo y no esta ni con los gringos, ni ya apuesta mucho al gobierno actual por la lentitud en soluciones economicas. es un hecho.
    saludos!!!

  49. Hola sencillo, lo complican los que quieren confunfir: Dentro de la Revolución todo, fuera de la Revolución nada.
    Y, cierto, estamos en el poder. Pero porque el pueblo quiere. Recuerden que el pueblo está organizado en las MTT, con armas, y las FOR son el Pueblo Uniformado. Y el Poder Popular, eso si es poder y si no ya los veremos en las pero próximas elecciones. Veamos quienes serán elegidos y por cuantos votos. ¿Qué más criterios necesitan? No hay peor ciego que el que no quiere ver…Y si alguien opina lo contrario está equivocado, y ya.

  50. Eduardo 37, igual que hay quienes aman y quienes odian, hay los que somos optimistas y los pesimistas, los que creen en el mejoramiento del hombre y los que no, siempre se oyen historias de injusticias y desigualdades; pero nadie puede negar lo que hemos avanzado en ese sentido, hace menos de 200 anos(unsegundo en la historia de la humanidad) unos hombres compraban a otros en el mercado, como cuando tu compras un pollo o un cerdo, hoy en dia las cosas han cambiado, y no lo dudes seguiran cambiando, y las migraciones humanas siempre han existido, y todas han tenido un motivo comun, mejorar su forma de vivir, en nuestros tiempos entre los grandes avances de la humanidad esta la globalizacion, que como todos los avances tiene partes problematicas, una de esas es la universalizacion de la informacion, por ejemplo hace menos de 150 anos nadie nesecitaba un televisor, o un frigidaire(simplemente no existian) ahora la mayoria de las personas no podemos pasarnosla sin ellos, es decir cuando…

  51. las personas descubren que existen otras posibilidades las quieren y ahi estan las consecuencias, en cuanto a la aceptacion de unos por otros eso es asi por ejemplo en Alemania decian que la RFA se tragaria a la RDA, y no c cuantas cosas y penurias mas auguraban, en la practica poco a poco Alemania es hoy en dia una nacion sin distinciones importantes entre el este y el oeste, saludos(cuidado con las mayusculas hay quien las interpreta como falta d educacion)

  52. Cuando se comience a debatir admitiendo que todo cubano tiene derecho a participar en la vida politica de su pais y que en ultima instancia sea la opinion publica y no la censura oficial la que decida lo que es conveniente o no para el pais, entonces y no antes, se podra avanzar en lo politico y lo economico.

    Dividir a los cubanos entre “revolucionarios” y el resto (que son mayoria) para al final adjudicarse derechos de decision politica que no estan sustentadas por una consulta popular transparente, es el gran problema del post de Carlitos, maxime cuando se asocia el concepto de “revolucionario” al apoyo a un gobierno y a un grupo de personas que han llevado al pais a la ruina tras mas de medio siglo de permanencia en el poder. El mantenimiento de lo mismo que la practica ha demostrado que es negativo NO es revolucionario.

    De todas formas, el que se manifiesten y pueden debatir ideas “reformistas” como las de Carlitos es un paso que hace solo 15 años hubiera constituido…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *