“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Se sigue trabajando para comunicar las áreas siniestradas

recuperacion-gtmo-2

Foto Rodny Alcolea

Tomado de Trabajadores.cu

La recogida de decenas de miles de metros cúbicos (m³), hacer accesibles poblados y estaciones de bombeo, entre otros lugares que quedaron incomunicados, y dar paso en puentes y viales obstruidos como el imponente viaducto de La Farola, cuentan entre las tareas cumplidas por hombres, equipos y otros medios del Ministerio de la Construcción (MICONS), en los municipios guantanameros sumamente afectados por el huracán Matthew.

De comportarse las condiciones previstas, este domingo deben haber terminado las labores de higienización y acopio de desechos, que entre Baracoa y Maisí implicó, desde el inicio de los trabajos una vez que Matthew dejó el territorio nacional y hasta el miércoles pasado, mover 142 mil 500 m³, lo cual equivale a unos 14 mil 250 viajes de camión, dijo a Trabajadores el ingeniero Guillermo Fatjo Cruz, director general de construcciones del MICONS.

Hacedoras de tamaña empresa fueron las brigadas de ingeniería del organismo de todas las provincias orientales, aunque la avanzada, procedente de Villa Clara, Holguín y Guantánamo ya estaba en Baracoa antes del azote del meteoro. En total las integran más de 140 equipos y superan los 300 constructores.

Dar acceso a La Farola, así como reparar alcantarillas que fueron parcial o totalmente dañadas y dos puentes, suman entre las faenas realizadas contrarreloj, si bien restan otras como la asumida por los holguineros, de crear un paso en el río Toa para comunicar a Baracoa con Moa, aunque ya se proyecta el nuevo puente sobre el río más caudaloso de Cuba, precisó el directivo.

Tres brigadas de techadores santiagueros laboran asociados al Ministerio de Comercio Interior para rescatar áreas de almacenaje en la Ciudad Primada; mientras que las fábricas del Grupo Empresarial Industrial de la Construcción tienen la misión de asegurar los planes priorizados y responder a las demandas en esta etapa recuperativa.

Se cuentan por decenas de miles las tejas de asbesto cemento, provenientes en su mayoría de Artemisa, trasladadas hacia Guantánamo, desde donde son enviadas hacia las zonas afectadas al igual que otros materiales como bloques, cemento, áridos y tejas infinitas.

 
 

6 thoughts on “Se sigue trabajando para comunicar las áreas siniestradas

  1. Yo entiendo perfectamente que los recursos son muy limitados. Pero me pregunto si poner tejas de fibrocemento no implica que se repita nuevamente el problema en el proximo ciclon.

    Lo otro que me pregunto es si estas tejas aun contienen asbesto, o ya ese fue eliminado de la produccion de tejas en Cuba.

  2. Con todo respeto.
    Observen en esa foto las uniones de esos soportes para las tejas. Es practicamente MAGIA lo que estan haciendo esas brigadas. Los recursos que se ven en la foto para la reconstruccion explican porque los ciclones son tan devastadores con los mas humildes.

  3. Mi familia a tan solo tres km de Baracoa, todavia no tienen electricidad, no tienen donde dormir y no tienen comida. Lo que se muestra en los periodicos son puras mentiras , y la doble imagen de los dirigentes.

  4. Donde están los miles de dólares que han sido donados por países extranjeros, los recursos son limitados para los que no tienen una voz, los débiles, los pobres muy pobres y los ignorantes

  5. Héctor(1) y (2), ayer yo comentaba eso mismo en casa mientras veía un reportaje por la tv. Inclusive me pareció oír que eran de asbesto cemento (pero no estoy segura).

  6. es increible el nivel de pobreza que tienen esos guantanameros,todavia hay zonas que no tienen electricidad,realmente increible.pero la recuperacion toma tiempo pues si en santiago de cuba hay personas que no se han recuperado de eventos anteriores estos de ahora que esperen sentados.cuanta miseria,por dios…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *