“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Sancti Spíritus y las enfermedades del corazón

salud-cardiovascular-corazon-cubaTomado de RSP

En la provincia, en el presente año, las enfermedades del corazón constituyen la primera causa de muerte y de años de vida perdidos atribuidos a discapacidad. Los accidentes cardiovasculares han desplazado a los procesos oncológicos. Ante esta realidad es preciso se remuevan los cimientos de la prevención primaria y secundaria. Cifras elocuentes obligan a esta reflexión.

Durante 2015, el 57 por ciento de las muertes por estas dolencias ocurrieron debido a afecciones isquémicas y de estas, el 55, 9 por ciento fue por infarto agudo del miocardio. La hipertensión arterial y la diabetes mellitus, ambas con altos índices de prevalencia en la población espirituana, son las principales desencadenantes de tal problemática.

¿El combustible detonante? La obesidad, la hipertensión arterial, la dieta malsana, el hábito de fumar, el alcoholismo y el no ejercicio físico.  A sabiendas de ello, las personas o se creen inmunes o no advierten cuánto alimentan el polvorín de la Aterosclerosis —causa común de ataque cardíaco o accidente cerebrovascular—, considerada por la Organización Mundial de la Salud como una pandemia del siglo XXI.

Una mirada al asunto hace obligatoria la pregunta, ¿en el territorio son suficientes las medidas para prevenir el riesgo de padecer enfermedades del corazón?

Desde la percepción del jefe del Grupo Provincial de Cardiología,  Manuel José Lage Meneses, la prevención no ha ganado suficiente espacio en la atención primaria y en la secundaria de Salud. En su opinión, hay preguntas aún sin respuestas convincentes en el tintero de la familia y el personal de Salud encargado de educar a la población. ¿Cómo utilizamos los ratos de ocio?, ¿realizamos actividad física?, ¿qué comemos, cómo lo comemos y en qué horarios?, ¿cuántos hipertensos y diabéticos no saben que lo son?, ¿cuántos desconocen que presentan lesiones cardiovasculares ya? ¿Cuántas responsabilidades personales y de los promotores de salud hay compartidas en el asunto?

“Sancti Spíritus es la tercera provincia con mayor tasa de envejecimiento de Cuba y este trae casi que obligadamente, las enfermedades adquiridas del corazón”, subrayó el también especialista de segundo grado en Cardiología.

En la atención terciaria hay luces sobre los servicios de rehabilitación cardiaca, hoy entre los mejores del país. Pacientes infartados, con insuficiencia cardíaca, arritmias, incluso trasplantes, una vez rehabilitados se incorporan a la sociedad. Aun así, lo lógico sería evitar llegar a este punto del camino o a la necesidad de realizar procederes invasivos y altamente costosos para el país, díganse coronariografías, angioplastia con stent, cirugía cardiovascular y coronaria, entre otros.

Evidentemente, la prevención se erige como la alternativa más razonable para cambiar el curso no solo de las afecciones coronarias, sino, además, de las oncológicas y cerebrovasculares, registradas como el segundo y tercer motivo de muerte, respectivamente, en Sancti Spíritus.

Las estadísticas ofrecen luz sobre el tema. De acuerdo con el Anuario Estadístico de Salud de la provincia, 218.9 personas por cada 100 000 habitantes fallecieron en 2015 por tumores malignos; 201.5, por enfermedades del corazón, y 82.4, debido a procesos cerebrovasculares.

“Si disminuimos las causas que originan uno de estos males, eliminamos las raíces que motivan todos los otros”; así de categóricos fueron los criterios de destacados profesores del área de Centroamérica y el Caribe asistentes al Primer Taller Regional de Cardiología Preventiva y Rehabilitación Cardiovascular, celebrado recientemente en el Hospital General Universitario Camilo Cienfuegos, del territorio.

En nuestro país hay un aumento creciente de los índices de diabetes y de obesidad, relacionado con la ingestión elevada de calorías, fundamentalmente de azúcares y carbohidratos. Ello conduce a que más del 45 por ciento de los cubanos debuten con hipertensión y mueran más de 20 000 por enfermedades cardiovasculares cada año.

No desconocemos tampoco que mantener una dieta sana en los días que corren provoca arritmia en los bolsillos del ciudadano común. Un paquete de habichuelas o zanahoria, un pepino o aguacate, salvando las diferencias, son cotizados casi como un cuadro del famoso pintor español Salvador Dalí. No obstante, hábitos que vienen desde la cuna hacen que elijamos un pan con jamón o un refresco de cola, aunque luego nuestra cartera, igual, quede lista para un electrocardiograma.

Los costos en vidas humanas duelen más y vale el llamado de alerta. De no controlarse los factores de riesgo —aclara  la Organización Mundial de la Salud— las muertes por enfermedades cardiovasculares alcanzarán en 2030 la cifra de 23 millones en el planeta. A juzgar por las estadísticas nuestras, Sancti Spíritus debe tomar el pulso a la prevención, necesitada hoy de un examen radiológico invasivo tan profundo como una coronariografía.

 
 

14 thoughts on “Sancti Spíritus y las enfermedades del corazón

  1. esta claro que entre los precios de los alimentos que no hay bolsillo cubano( para los humildes trabajadores)que puedan comprar los alimentos necesarios para una buena dieta y ademas los ingredientes quimicos usados para acelerar el proceso de maduracion delo vegetales y frutas para obtener un unico resultado DINERO, hacen que todas esas enfermedades ademas del cancer hayan prosperado a niveles tan altos pero a quien le importa esa situacion a ninguno de los que podrian hacer algo por bajar los precios y luchar contra los inescrupulosos que no les importa la vida de los demas infestando los alimentos, pero es asi de simple salvese quien pueda

  2. La dieta sana en Cuba solo está al alcance de ciertos estratos muy selectos de la población, desde hace mucho el objetivo de todo cubano es llenar la barriga con lo que aparezca! El tabaquismo aunque ha disminuido considerablemente todavía es un mal que está ahí. Lo del alcholismo es otra historia ya que es dificil para el cubano atormentado de problemas, rodeado de dificultades y desbordado de carencias no estar “Anestesiado” con alcohol el mayor tiempo posible!

  3. Genaro, como es eso de que el cubano no tiene dinero para comer pero si para comprar cigarrillos y ron?, ja ja ja, parece una poco contradictorio. Es verdad que los alimentos están caros de acuerdo a los ingresos pero también hay una cultura alimenticia que pesa. A un cubano le parece un robo pagar la libra de tomates a $ 20 (U$D 0.80) pero paga sin rechistar la libra de carne de cerdo al doble de ese precio. Muchos cubanos necesitan que comer arroz y frijóles diariamente, aunque un potaje no sea lo más recomendable para el verano cubano. A pesar de todo, segun la UNICEF, es el país de América Latina con menos desnutrición infantil. En fin, hay mucho por donde cortar en este tema y las respuesta fáciles no son suficiente. Un abrazo

  4. Fernando en que momento Yo dije que el cubano no tiene dinero para tabaco y ron? Y los de UNICEF copian sin rechistar las estadísticas que proporciona Cuba. Si mucho por donde cortar pero no pongas cosas que Yo no dije. Saludos.

  5. Genaro, Tu dijiste que no tenían para comer pero si para cigarrillos y ron. Tu conoces Cuba?. Yo vivo en un barrio cubano y no conozco un solo niño con desnutrición. He visitado lugares del campo donde no hay luz eléctrica pero no vi desnutrición. Realmente tu crees que se puede engañar tan fácil a UNICEF? y por que no lo hacen también los demás países?. Tu crees que UNICEF no hace inspecciones sobre el terreno?. No sabes que UNICEF tiene una delegación permanente en Cuba?. Como le ocultas algo a alguien que vive en la isla?. Mira realmente lo que dices no tiene ni pie ni cabeza, es un pataleo porque en Cuba todo tiene que estar mal. Un abrazo y piensa que todos los seres vivos en algún momento tienen que abrir los ojos, los humanos somos los únicos que podemos pasar la vida sin abrirlos y la causa casi siempre es la política, ja ja ja. Un abrazo

  6. De la comida no voy a hablar…
    Pero los que hemos tenido seres queridos con estas afecciones del corazon…muchas veces queremos una solucion milagrosa para nuestros familiares…y lamentablemente tarde nos damos cuenta que la medicina solo puede poner remiendos, la solucion para muchas de estas afecciones, esta en los habitos alimentarios y en la vida no sedentaria …
    Uno puede tener todas las justificaciones que quiera. Puede culpar al gobierno, al bloqueo, a Trump, a MacDonald o a la CocaCola, pero la salud es SOLO suya…

  7. Muy pocos [email protected] tienen una dieta saludable, ni la han tenido nunca y ni la tendrán. Los hábitos y costumbres alimentarias en Cuba [email protected] sabemos que son ascentrales, no dependen del bolsillo. Los que actualmente tienen mucho dinero (que los hay y [email protected]), prefieren el arroz, los potajes, el puerco, la manteca, etc.En su mayoría ausencia total de vegetales cocidos, al vapor a la plancha, nada de 5 piezas de azúcar al dia, azúcar sin miseria, ¿ejercicios?, el levantamiento de vasos de ron, en fin, no sigo, pero USA, tampoco es un ejemplo de alimentación sana con los altos índices de obesidad que tienen.
    Y con relación a la desnutrición infantil, oye Genaro date una vueltecita por Latinoamerica, África o por aquí por España, para que veas la vida tal como es, no como te la han contado.

  8. Es un tema con mucha tela para cortar, pero coincido ante todo, con la perdida de la cultura alimentaria cubana, que se centrò, gracias a anos de comedores obreros, comedores escolares y becas, en una dieta de “bandeja”, arroz, frijoles, algo de carne y un dulce, este ultimo, mientras mas dulce, mejor. A nadie en Cuba se le ocurriria comer una flor de calabaza, el calabacin no acabo de entender por que desaparecio de la isla, porque en las viejas recetas de la Villapol, existia como ingrediente, hoy no se le ocurriria tampoco al cubano comun hacer un risotto con calabacin porque siempre va a creer que no se esta alimentando y se esta muriendo de hambre. Es un tema complicado la verdad.

  9. Suelo visitar este blog, pero nunca comento pues de una forma u otra alguien siempre plantea mi punto de vista, pero hoy es la excepción.
    Primeramente, lo que se llama cultura alimentaria, no es algo innato de ningún país o sociedad: hay que estudiarlo, es una ciencia. El hecho de que en su país se coma risotto, curanto, paella o lo que sea, no significa que usted lleve una dieta saludable. De forma breve, el cuerpo humano necesita como promedio de 70 gramos de proteína al día( hombres) y 50g(mujeres), esto no incluye a los atletas, fisiculturistas o personas en fase de ganancia muscular, en cuyo caso la media oscila por los 2.2-3g de proteína *kilogramo de peso corporal. El resto de su consumo calórico diario se debe distribuir entre carbohidratos(en mayor medida), grasas y demás. Los carbohidratos son fáciles de obtener( independientemente del tipo), pero las proteínas son otra historia,POR QUE? Para funcionar el cuerpo humano necesita de 9 cadenas de aminoácidos QUE NO ES CAPAZ DE GENERAR ÉL MISMO y que se encuentran en determinados tipos de alimentos y en TODAS las carnes, por lo cual se suele creer que comiendo carne es como único se pueden obtener y es ahí donde realmente comienzan los problemas alimenticios derivados del misticismo culinario no de Cuba, sino de gran parte del mundo.
    El hecho de que usted coma en un comedor obrero no implica que haya pérdida de su cultura alimentaria cuando, en primer lugar, nunca la tuvo. O es que esto que puse usted siempre lo supo? No se aflija, yo tampoco sabía hasta que lo estudié. Cuando usted en su país se come UNA SOLA McDonald( aunque imagino que sean muy sabrosas, no sé, soy cubano) está consumiendo una cantidad de calorías equivalente a lo que necesita una persona promedio en todo el día. El problema está en que esas calorías son de muy mala calidad y al final lo que hacen es generar grasa y colesterol en vez de suplir sus necesidades alimenticias.
    Yo soy adiestrado universitario, cursé mi preuniversitario en el campo, universidad becado yendo a mi casa cada 4 meses y aún así comiendo bandejas del comedor logré hace un tiempo 73kg de peso, con 10% de grasa y una definición muscular bastante aceptable, combinando para ello ejercicios físicos y una alimentación basada principalmente en lo que tenía a mano( incluye bandejas del comedor), para que vea.

  10. Sr Carlos, gracias por su explicacion cientifica del tema, pero es mi opinion y la mantengo, una porque desde los doce anos comi en una beca (en aquellos anos la mejor del pais, la Lenin) hasta la universidad, luego por muchos anos en comedores obreros y luego el periodo especial, donde, teniendo el conocimiento que he adquirido hoy viviendo en un pais de una tremenda tradicion de cultura culinaria y alimentaria, donde conocen de siglos que las proteinas no la obtienen solo de la carne, con su famosa dieta mediterranea, yo no habria pasado hambre en los anos 90’s, se lo aseguro, porque habria sabido como alimentarme sin depender de lo que me llegaba de la libreta de abastecimiento. Si usted sabe bien del tema, sabe que es un error mezclar proteinas y carbohidratos en la alimentacion cotidiana y que es tan importante el aporte de las proteinas y minerales que estan en las frutas y vegetales. Si en un comedor le dan a la gente arroz y vegetales, salen diciendo que que mala esta la comida y usted lo sabe, o no? Y es ahi donde debe rescatarse la cultura del cubano, porque mi madre, camagueyana, decia que en Cuba en los tiempos de antano, nunca se comio tanto arroz y frijoles ni pizza, le recomiendo los libros de Nitza Villapol antes del 1959, en mi casa los hay. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *