“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Rendición de cuentas y democracia popular

bandera-cuba-reuniones-democracia-barrios

Tomado de La Esquina de Lilith

En estos días, será la reunión de rendición de cuentas de mi circunscripción. De nuevo, al anochecer, los vecinos nos apuraremos en terminar los deberes de casa para asistir a la cita, como todos los años.

Los problemas, en mi barrio, solo tienen pequeñas variaciones proceso tras proceso. Inconformidades con la bodega, la campaña antivectorial, el pollo que sigue llegando con costras de hielo, el agua para algunas casas que se viene exigiendo desde el mandato anterior, la música excesivamente alta en el club social ubicado en el corazón de la cuadra.

Desde una de las márgenes del círculo, el delegado expone y escucha. Cuando se pueden resolver las cosas en casa, las soluciones se construyen allí mismo, pero hay tanto que no depende de la comunidad….

Las reuniones, en consecuencia, son lo que deberían ser según la página oficial del Parlamento Cubano, un espacio en el que el delegado rinde cuenta de su labor, informa temas de interés, identifica problemas y necesidades, estimula la búsqueda de soluciones y el aporte comunitario en ellas, da respuesta a los planteamientos anteriores y recoge los nuevos.

Pero también sé, porque lo he escuchado más de una vez, que allí se sustenta la democracia, y esas, son palabras mayores que rebasan lo que generalmente ocurre en esos espacios que, como lo veo, están llamados a cumbres más altas.

Yo quisiera una asamblea de rendición de cuentas que viera más allá de sus narices, más allá de las demarcaciones de la cuadra, de la circunscripción, que ejerciera gobierno haciendo propuestas, denunciando lo mal hecho, más allá del bache, de la tubería rota, y vaya donde late el país.

Ya sé, son reuniones de rendición de cuentas, pero yo me pregunto por qué no se discuten en su seno las propuestas de desarrollo para el barrio, por qué no se habla de las inversiones en espera, por qué la gente no ejerce gobierno opinando, frente a sus vecinos, sobre lo que los afecta, o promete afectarlos.

Por qué el barrio se entera de que se va a levantar una cafetería cuando se ponen los primeros bloques, o que van a cambiar el objeto social de un espacio cuando todo está hecho, por qué seguimos siendo tan verticales en las decisiones si estamos hablando de socialismo, de gobierno del pueblo, de la construcción necesariamente colectiva de una sociedad mejor.

Esa, también, sería una buena ruta para el tan cacareado sentido de pertenencia del pueblo, que cuidará más a conciencia cuando lo hecho sea, efectivamente, su obra, no porque se repita una y otra vez en las consignas, sino porque allí plantó una idea, prevaleció su sueño, su necesidad, su imperativo.

Nos ahorraríamos lamentaciones luego, inconformidades, y tropezones varios con la misma piedra, sería usar la inteligencia colectiva en función del colectivo, garantizar que el pueblo sienta que su palabra pesa, que es efectivamente representado.

Pero eso requeriría además una transformación del delegado, porque ese que conocemos hoy, que realiza sus funciones luego de que termina su trabajo del día, un tiempo mínimo, no siempre productivo porque ese delegado es un hombre y una mujer con familia, con deberes conyugales, con hijos, con planes propios…, no puede con tanto.

Es lo que sueño. Es la asamblea que quisiera cuando, por fin, toque a mis puertas. Yo, por esta vez, trataré de hacer la diferencia como aquella golondrina que intenta, como si no hubiera escuchado el refrán, componer el verano.

(Publicado originalmente en Venceremos)

 
 

30 thoughts on “Rendición de cuentas y democracia popular

  1. Lo que entiendo que esta pidiendo la escritora no resuelve para nada los problemas del “poder del pueblo”.
    No funciona porque ese delegado realmente no tiene ningun poder de ejecutar nada.

  2. Las Asambleas de Rendición de cuentas, es más de lo mismo, es un espacio donde a duras penas se puede hacer kátharsis, Aunque de ante mano se sepa que la solución no llegará. La función del delegado genera cierta compasión, una persona parada delante de un conglomerado que cada año es menos, a relatar las penúrias de años anteriores y otras que se han sumado, sabiendo que no tiene respuesta positiva. El delegado solo sabe decir elevaremos , no se a donde? la reclamación. Es simplemente algo aburrido esas Rendiciones de cuenta, por que al final no se soluciona nada , ni se rinde nada

  3. El problema no es efectivamente, los desisores de niveles bajos, esos siempre estan sometidos a “politicas de arriba”, el problema es alli; ARRIBA, mientras el pueblo no pueda seleccionar directamente con su voto al desisor mayor,(en otras palabras democracia) seguiran siendo “shows mediaticos” o paripes como le decimos los cubanos a todas esas reuniones , saludos

  4. Los delegados deberían recibir una buena remuneración presupuestada por los gobiernos locales, pero vinculada a los resultados de su gestión. De esta forma los electores podrían exigirle con más base. Pero de la forma de gestión actual solo podemos esperar mas desidia cada día de ambas partes.

  5. Propongo un curso de ortografía, gramática y redacción para que quienes opinen se expresen con mayor corrección y luzcan mejores galas de lenguaje. Hay planteos impresos que dejan mucho que desear.

  6. En teoría los delegados y las asambleas deberían cumplir con los sueños de Lilibeth. De esta manera las asambleas serían el escenario fundamental para que el pueblo tomara parte en las decisiones del país y no solo en las “boberías” del barrio. Entonces no sería necesario esperar a que se haga una convocatoria como aquella que dieron lugar a los lineamientos. En esta rectificación del papel de las Asambleas los periodistas deben jugar un papel más activo. Otra cosa, a los delegados dberían liberarlo de toda función que no sea esa y atenderlos mejor.

  7. Si la Asamblea Nacional ha tenido un solo voto en contra en toda su historia por lo que solo sirve para levantar la mano y aprobar por unanimidad lo que le manden y el delegado de la circunscripción en la base no tiene autoridad ni recursos para resolver casi nada y los problemas siguen ahí eternamente, entonces en la práctica el pueblo mantiene con su trabajo un aparato de gobierno y una burocracia que ni lo representa ni le sirve para casi nada sin embargo nadie ha sacado un slogan que diga “Su gestión no nos sirve pero nos cuesta” ni se le ha ocurrido pasarle una “Factura Simbólica” a cada dirigente con lo que le cuesta cada año al pueblo que los mantiene.

  8. Sin despreciar en absoluto la necesidad de soluciones concretas de la barriada o la cuadra, creo que –sin dejar a un lado lo local- el asunto crucial es otro: la participación de la gente en la función de gobierno, lo que estaría establecido por la rendición de cuentas del delegado a la Asamblea Nacional a individuos y colectivos QUE HAN DELEGADO en él sus derechos de participación ciudadana. Y una vez recogidas las dudas, planteamientos de problemas y posibles soluciones ir a la Asamblea a plantearlos y defenderlos, si es que no puede ventilarlos directamente con los implicados. Claro que para eso es necesaria una AN no tan exageradamente numerosa y con unos delegados dedicados exclusivamente a esa función (y a las demás asignadas a ellos) durante el período para el que fue elegido.

  9. Lo que hay ahora es un remedo –un ‘como si’- de participación popular, que lo más que consigue es permitir que el gobierno hable de democracia participativa y de la existencia de un poder legislativo, que realmente no tiene autoridad para ‘poder’ ni legisla.

  10. SOMOS NOSOTROS LOS QUE DEBEMOS CAMBIARLO! ESTOY DE ACUERDO 100% CON LA PROPUESTA E INTENTARE PARTICIPAR EN LA PRÓXIMA CITA CON ESA VISIÓN, INTENTEMOSLO TODOS!!!

  11. Recordando las palabras de cuando omama que tanto eco hicieron los del poder:
    Si llevan haciendo lo mismo por 60 años sin resultados, porque no prueban con algo diferente?

  12. Que tortura cuando la presidenta del Comité me tocaba la puerta- después de llegar cansado de la calle- para esa boberia.Habia que mirar las caras de la gente para darse cuenta.Y aquella señora si que era exigente,de que tenías que ir,tenías que ir.Sueete que ya me libre.Offffff.

  13. Hola Llibeth, gracias por tu artículo, comparto tu opinión,eres la misma persona del sistema informativo? Buena suerte

  14. Hay millones de cosas mas útiles y provechosas que asistir a una reunión de rendición de cuentas. Ejemplos: sacarde los mocos, no hacer nada, etc.

  15. Hace rato perdí la confianza en estas reuniones. Son una farsa y todos, desde muy arriba hasta abajo, lo sabemos. El delegado también lo sabe. Por eso el gran ausentismo que manifiesta. Es una barrera entre los altos niveles y la masa que impide, muchas veces, que “las culpas” trasciendan hasta los verdaderos causantes de los problemas.

  16. Los cubanos pasando miseria, con limitaciones en libertades, siguen la dictadura metiendo gente presa y golpeandolos sin justificacion alguna solo por pensar diferente, denunciando lo mal que esta el pueblo por capricho de un grupito enchuflado en las mieies del poder, que no sufren de lo que se presume “resolver” en esas falsas y teatristas asambleas que yo recuerdo en mi barrio de Los Pinos la gente lo que quería es ver la novela ya que sabiamos que nada iba ha cambiar por que lo que tienen el poder son los mismos. Fernando pretender que en Cuba hay Democracia, que hay libertades, que el pueblo tiene voz, es ocultar la verdad, es mentir al que no es cubano, es penoso ,es tratar de caer bien, el pueblo cubano se merece respeto, estamos tan fastidiado por que Cuba cada vez va para atras ,solo ellos estan viviendo el comunismo que predican.

  17. Por cierto pense que en la foto d presentacion el dedo hacia arriba d la mano q c v, era el del medio saludos

  18. Lilibeth, buen tema, es una lastima que algunos aprovechen para soltar “bilis”. Para mi es un tema de alta prioridad. Cuando Fidel creo los CDR a mi entender puso la Revolucion en el Barrio, el Pueblo. Tenemos que lograr un Poder Popular que no solo represente, que sea el garante de la comunidad. Para eso, el DELEGADO tiene que ser un dirigente comunal a tiempo completo. QUE GRAN FUERZA. Quien le pagaria un buen salario. TODOS SUS ELECTORES a traves de impuestols. I nmaginemos el mas digno, ético, revolucionario, honesto, con un sslario digno. YO QUIERO ESE DELEGADO. Nunca me diria que solo tramita nuestras quejas.

  19. Amigo Servando: entre el miedo que paraliza y la conciencia generalizada de que “no hay arreglo”, lo que instaura la desidia, no creo que tu decisión de participar crítica y activamente sirva de algo. Pero inténtalo.
    Ya yo traté hace tiempo y lo único que conseguí fue que me miraran como a un bicho raro y “subversivo” –no el delegado, sino los asistentes- y cambiaran el tema, como si yo no hubiese dicho nada. Y como la insistencia no es mi fuerte opté por no ir más a una reunión de esas.
    Si la población va a votar en un 90 y pico % , aún sabiendo que su voto no cambiará nada (sino que sólo servirá para que el gobierno blasone de la “alta participación ciudadana”) y eso es una operación ‘directa y secreta’, ¿crees que la gente vaya a evidenciar su posición públicamente?

  20. Lo mismo con lo mismo. Todo delegado tiene “un techo” y no se puede salir de ahi. No le den mas vuelta al trompo. El problema no es ese.

  21. Rene no c q tiempo llevas fuera d Cuba; pero q diferencia tiene el tiempo q c dedique a no hacer nada un delegado, sabemos q los CDR el PP, son solo propaganda q no resuelven nada, t podra parecer “bilis” pero lo amargo es amargo aunque lo quieras sentir dulce, saludos

  22. Pa mi el gran problema con ese tema es la comisión nacional de candidatura q te mete unos pases de magia y de una población de menos del 10% de militantes te saca una asamblea nacional de más del 90% de militantes. Aqui manda el partido y todos lo sabemos y alla el q se crea aquello de q partido pueblo y gobierno somos lo mismo.

  23. Triste agonía es asistir a esa reunión. Tan solo ver la cara de la gente y se sabe el hastío y la indiferencia que predomina.
    Ya muchos decían ir? paqué?!!..otros con impaciencia por levantar la mano (votar por cualquiera) e irse a ver la novela. Se dice abiertamente: total, si ya las decisiones están tomadas, los recursos destinados y todo seguirá igual.

  24. El pobre delegado es un malecón más donde chocan los problemas para que no “suban”, ídem a las telefonistas del 118 de Etecsa, o las del 18888 de la empresa eléctrica, o los dptos. de atención a la población de los distintos organismos… es como dice FR en su artículo “Cuando la credibilidad se queda sin combustible”, NO hay CREDIBILIDAD. Ahh pero los delegados de Flores, de Siboney, de Atabey, de Nuevo Vedado, esos sí funcionan!

  25. la verdad que lo mejor seria revisar toda esto y cambiar todo lo que deba ser cambiado,porque es verdad que cada vez hay mas desgano en ir a estas reuniones y mas bajas asistencias, se llega a la inercia y se quiere defender algo que no funciona como esta pero quien le pone el cascabel al gato???

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *