“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Relatora de la ONU sobre la trata de personas en Cuba

926c1005-629c-4931-b652-2cb615b2e8b5

Tomado de El Nuevo Día

La relatora especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para la trata de personas, María Grazia Giammarinaro, agotó hoy una visita de cinco días a Cuba, país del cual se marcha con una imagen positiva sobre las políticas del país para enfrentar este flagelo, aunque señaló áreas que requerirán de atención en el futuro, sobre todo, en el manejo de la prostitución.

La funcionaria, la primera de su nivel en el Comité de Derechos Humanos de la ONU que visita Cuba en 10 años, afirmó que “He sido testigo de la voluntad política de Cuba para combatir la trata de personas. Observé buenas prácticas y el interés de las autoridades por fortalecerlas”.

Grazia Giammarinaro realizó una rueda de prensa hoy con la prensa nacional e internacional en Cuba, para dar un panorama de su visita al país, la cual incluyó una reunión esta mañana con el canciller cubano Bruno Rodríguez.

“En Cuba las personas cuentan con un alto nivel de educación, conocen sus derechos, tienen un sistema de salud universal que asiste con profesionales altamente calificados a todo el que tenga un padecimiento, sobre todo a los niños, lo cual reduce las vulnerabilidades ante este delito ante el cual ningún país está inmune”, expresó la enviada especial de la ONU, quien espera que su visita abra el camino a otros relatores de derechos humanos de la ONU, visitas a la cuales Cuba ha estado renuente en el pasado.

“Espero que sea un punto de partida para promover un diálogo más intenso y fructífero con todo el sistema de derechos humanos de la ONU, sobre todo en el caso de los relatores especiales y los grupos de trabajo”, indicó.

Si bien en el balance Cuba no es una sociedad tan vulnerable a la trata humana como otras en la región, la experta en trata humana indicó que hay mucho por hacer.

Explicó que el país debe comenzar por definir correctamente la trata humana, cuidar los delitos de abuso sexual a menores, proteger las víctimas de prostitución a la vez que convierte dicha práctica en una ilegalidad, continuar su cruzada para impedir los casos de tráfico migratorio para salir a terceros países y  seguir de cerca una acción minoritaria, pero peligrosa, que mantienen algunos ciudadanos africanos, quienes llegan a la isla a presuntamente a estudiar, pero buscan la forma de cruzar a Estados Unidos ilegalmente.

Grazia Giammarinaro prestó especial atención a dos temas fundamentales. El primero que levantó bandera se centró en las manifestaciones de índole sexual de la trata humana, sea hacia niños, o con hombres o mujeres que son obligados a prostituirse. Señaló que apoya que se prohíba la prostitución como práctica. En Cuba es delito el proxenetismo, no la prostitución persé.

El segundo que llamó la atención estriba en el abuso cometido por bandas de traficantes de inmigrantes o de supuestos empleadores, quienes hacen falsas representaciones a los cubanos que los hacen caer en formas modernas de esclavitud, como es la prostitución involuntaria.

La visita de Grazia Giammarinaro puso sobre la mesa un tema que es sumamente espinoso en Cuba. En el marco de su llegada, el gobierno cubano dio a conocer un documento de 2015 que sostiene que en el país se registraron 2,174 casos de niños y niñas víctimas de abuso sexual. Además, se realizaron 52 acusaciones por el delito de proxenetismo y trata de personas, y se vieron 90 casos por corrupción de menores.

 
 

2 thoughts on “Relatora de la ONU sobre la trata de personas en Cuba

  1. No es posible acabar con la prostitución sin antes darles una salida laboral digna a las personas que la ejercen. Hablo en general de todo el Planeta, no solo de Cuba.

  2. La prostituta no es criminal, es victima de su entorno social y de los verdaderos criminales, los proxenetas, a ellos endurecer las penas, que se pudran en las carceles. Pos cierto, criminal tambien debiera ser el que paga por sexo, es como comprar cosas robadas. Compran la dignidad que la sociedad le robo a una mujer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *