“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Raúl Roa y el socialismo soviético

raulroa_teleg-685x342Tomado de Progreso Semanal

Raúl Roa García (1907-1982) formuló una de las críticas más fuertes hechas desde la izquierda cubana, antes de 1959, contra el socialismo soviético.

La montaña de anécdotas que cubre la memoria de Roa oculta otra condición de su personalidad: la de ser uno de los pensadores cubanos más lúcidos del siglo XX. Roa fue ministro de Relaciones Exteriores de la Cuba revolucionaria después de 1959, y es conocido por justas razones como ‘Canciller de la Dignidad’, pero su pensamiento previo a esa fecha es bastante ignorado hoy por varias generaciones de cubanos y de latinoamericanos.

Roa publicó la mayoría de sus obras de reflexión entre 1935 y 1959. Sus discursos como ministro de Relaciones Exteriores, y los textos que escribió hasta su muerte en 1982, son imprescindibles para conocer el carácter de la ideología revolucionaria cubana y las conflictividades por las que atravesó en las décadas del 60 y 70 del siglo pasado, pero sigue siendo necesario reconstruir su discurso como una de las corrientes socialistas que llevó a la Revolución de 1959.

Roa vivió más que muchos de sus compañeros de generación como para poder observar el curso histórico de la dominación burocrática en la URSS y poder erigirse en duro crítico del ‘padrecito rojo’, como le llamaba a Stalin, a diferencia, por ejemplo, de su entrañable amigo Rubén Martínez Villena.

La vocación socialista de Roa no cabía en el molde eslavo. Los trabajos reunidos en su primer libro, Bufa subversiva, reseñan con admiración la lucha de los comunistas contra Machado, y apenas hace visibles diferencias ideológicas entre él y sus compañeros fraternos de lucha, cualquiera fuese su filiación, pero Roa no ingresó al partido de los comunistas del patio, y el tono y la profundidad de sus críticas fueron en aumento constante tras las políticas seguidas por este partido con posterioridad a 1938.

La diferencia ideológica entre Roa y el primer Partido Comunista de Cuba era profunda. Para Blas Roca, secretario general de este partido a partir de 1934, “la doctrina en que basa su programa y su acción Unión Revolucionaria Comunista (nombre del partido comunista entonces) es el marxismo, la teoría elaborada por Marx y Engels y genialmente aplicada y desarrollada en Rusia por Lenin y por Stalin”.

Por el contrario, para Roa, Marx había sido “expurgado, corregido, monopolizado, rusificado y contradicho por el propio Stalin a fin de justificar la política imperialista del zarismo y la invasión soviética de Polonia conjuntamente con las huestes de Hitler”.

Roa no se contaría entre aquellos que pusieron los ojos en blanco cuando Jrushov dio a conocer los crímenes de Stalin en 1956: “José Stalin fue en vida un nuevo zar para los imperios rivales y el fementido abanderado de un hermoso ideal para millones de proletarios y para los que aún alientan la esperanza de un socialismo fundado en la libertad”, escribió en 1953 a la muerte del ‘padrecito’.

Roa se sabía distante, desde temprano, de los que se enteraron de la satrapía y murieron, con gesto lánguido, de desilusión. En medio de la Guerra Fría, entendió cómo la libertad estaba en un lugar distinto al imaginario de los bandos contendientes: más allá de ‘la cortina oriental de hierro’ y de ‘la cortina occidental de sables’. Frente a ellas, defendió ‘la única tercera posición virtualmente factible y operante’: “La otra, carente de raíz y meta, sirve, de manera exclusiva, los designios e intereses del imperialismo soviético, patológica excrecencia de una revolución socialista degenerada”.

Así, su crítica al totalitarismo soviético no hizo el juego a los contendientes del ‘Mundo libre’ vs. los del ‘Mundo comunista’, allí donde los primeros lograron cubrir con el concepto de anticomunismo lo que muchas veces era antiestalinismo, mientras los segundos monopolizaron para sí el uso y disfrute de un socialismo normado en singular: el existente en la URSS.

Para Roa, la experiencia histórica del socialismo, al ‘subordinar los fines a los medios’, y gracias a su ‘concepción autoritaria del poder’, conducía ‘a la degradación y a la esclavitud’. El socialismo existente en la URSS ‘no se diferenciaba del fascismo en su radical desprecio a la dignidad humana’. Por ello, ‘el camino de la libertad era la última salvación del socialismo’.

En este horizonte, Roa reafirmaba la dimensión axiológica del marxismo —su contenido de justicia— con lo que se colocaba contra la matriz economicista del marxismo soviético, preocupado más por la producción que por la justicia. “La plusvalía es más un concepto moral que una categoría económica —explicaba Roa-. Su verdadera significación estriba en implicar una condena inapelable de la expropiación del trabajo ajeno no pagado. Sin ese ‘supuesto moral’, ¿cómo se explicaría ya no la acción política de Marx, sino también el tono de violenta indignación y de amarga sátira que se advierte en cada página de El Capital?”.

El discurso de Roa era frontal sobre el carácter del régimen soviético y su radical diferencia con el proyecto del socialismo. Para el autor de En pie, Stalin había instaurado un régimen totalitario en la URSS a la muerte de Lenin. Sin embargo, su impugnación no partía de los presupuestos del trotskismo, ni del marxismo revolucionario en la línea de Rosa Luxemburgo o Antonio Gramsci.

Su crítica parte de un proyecto definible como ‘socialismo democrático’, estructurado a partir de ‘los valores que le infunden objeto y sentido a la vida humana: soberanía del espíritu, estado de derecho, gobierno representativo, justicia social y conciencia’, valores contrarios para Roa a los que emergen de ‘la antinomia amigo-enemigo como esencia del poder’.

About Julio César Guanche

Abogado, escritor, ensayista, investigador, profesor y editor cubano. Es profesor adjunto de la Universidad de La Habana. Desde 1998 hasta junio de 2001 laboró como director de la revista Alma Mater, órgano de la Federación Estudiantil Universitaria de Cuba. Entre julio de 2001 y enero de 2006, trabajó en el Instituto Cubano del Libro, donde dirigió, entre otras, la editorial Ciencias Sociales.

 
 

23 thoughts on “Raúl Roa y el socialismo soviético

  1. Sin embargo Roa comulgo con la entrada de Cuba a la orbita sovietica y la constitucion de un estado totalitario a su imagen y semejanza. ¿Seria porque en un mundo polarizado la tercera posicion en una isla pequeña es una utopia o hay otras razones?

  2. Interesante artículo sobre el pensamiento de Roa. Sin dudas es bonita la idea de tener un “socialismo democrático, estructurado a partir de los valores que le infunden objeto y sentido a la vida humana”. A esa sociedad debemos de aspirar a la Sociedad Martiana del culto a la dignidad plena del Hombre. Una sociedad alejada del egoísmo del Capitalismo pero también del Socialismo Stalinista que copiamos. Tenemos que aspirar a una Sociedad Mejor donde lo menos importante sea como le llamemos,…

  3. Ahora sé que Roa,como también lo hizo el Che alertaron y criticaron, aunque desde el punto de vista político uno y económico el otro, el socialismo soviético. Pero desde los inicios de la Revolución en Cuba, el catecismo ideológico se basó en esa “antinomia amigo-enemigo como esencia del poder”, justificada plenamente al inicio y tratada de mantener a toda costa hoy. Nada se nos dijo nunca de las hambrunas que mataron miles por el férreo capricho de Stalin, ni de las invasiones a Polonia, Checoslovaquia y más recientemente a Afganistán.La historia se usa y se “des usa” en favor del criterio en el poder, no importa la ideología, quién entra en él, también se ajusta y …donde dije digo, digo Diego…

  4. A estas alturas del juego me gustaría mas leer, Fidel Castro y el socialismo Cubano o Raúl Castro y el socialismo Cubano por Julio Cesar Guanche, todo hombre responde a la época en que le toco vivir, pero casi 30 años después de su muerte el socialismo democrático aun es una quimera, por ahora el que anuncian es otro llamado ”próspero y sostenible”. No soy conocedor del tema y mucho menos intelectual de esas alturas. Solo recuerdo que se dice, no si será cierto, que ante una pregunta elogio de un broche de solapa en uno de sus trajes que era un burro, le preguntaron si era un símbolo y Roa respondió que no que era un espejo.

  5. Aún con mas de 50 años de aparente obsolencia, su obra “La Revolución del 30 se fue a bolina” es muy amena y hasta humorística, describiendo aquellos acontecimientos pero con una sagacidad y cubaneo que hoy también nos son necesarios y ejemplo a tomar para los que escriben en la prensa de la isla aprender a tratar los temas políticos sin tanto encartonamiento.

  6. Pero en donde se le mojo el tabaco a Raul Roa fue con Fidel en su cara haciendo la copia de la URSS totalitariamente, pero bueno la historia la escriben los vencedores y como les da la gana a ellos.

  7. Desconocía esta faceta del pensamiento de Roa. Pero bueno, de que si sirve pensar si no eres consecuente con esos pensamientos?
    Admiro a Martí, Maceo y Gómez, pq fueron siempre consecuentes en palabra y acción.

    Aunque es válido equivocarse, creo que nunca las voy a tener todas con las personas dicen A y hacen B.

  8. Buen día, Carla no se que edad tendrá ud pero si no se había enterado de Polonia, Chescolovaquia o Afganistán, o era muy joven o no leía. Saludos.

  9. Tengo la esperanza de que seamos capaces de construir ese ” Socialismo Democrático” que tanto necesitamos y por el que hemos luchado, este es el momento, no hay otro. Nuestros hijos tienen el derecho de vivir en su país, de ser libres de pensar, hablar y desarrollar sus propias potencialidades, donde el ser humano sea el centro. Es posible!!!!!

  10. Lo que realmente importa es el dominio y poder absoluto permanente que se ha asegurado tener un grupito sobre Cuba despojando al pueblo de todos los medios para removerlos, más aún se continúan asegurando de mantener el poder hasta ultratumba.

  11. A estas alturas sacar a flote conceptos,ideas y pensadores socialistas y comunistas anejos en la historia me anima a pensar en resucitaciones y evocaciones espiritistas para tratar de salvar lo insalvable;el socialismo esta muerto, solo un capitalismo de estado con todas sus concecuencias es la solucion de un grupo en el poder que no quiere ceder, una casta que cada vez mas se encumbrara alejada de las realidades de El Pueblo.Sacar estos personajes hoy y sus ideas si en su momento no nos libraron de lo que nos vino hoy es absurdo recordarlas.Para que,me digo yo.

  12. Jose(10), no se donde puede haber leído usted, estando en la Cuba revolicionaria,sobre invasiones de la Unión Soviética.Habla usted como que eso salia en todos los periódicos.No importa la edad que se tenga.Al igual que se hace hoy, el aparato ideológico de nuestro país prohíbe la publicación no solo de los hechos oscuros de sus aliados, sino también de cualquier noticia negativa sobre los gobiernos de izquierda latinoamericanos e incluso sobre la actual Rusia.Se censura todo eso a ultranza.

  13. Carla Manuela, le hace falta leer el discurso de Fidel cuando condenó la invasión soviética a Checoeslovaquia en 1968. También le hace falta leer sobre nuestras broncas con los soviéticos por nuestra ayuda a Angola.
    Y para “Cuba”, el socialismo está bien vivo, en tanto es un sistema que se sigue construyendo todos los días en medio de, por supuesto, muy díficiles circunstancias…
    Y no creo que “hayamos copiado” a la URSS en todo…vivi los 80, bien vividos, y nunca me pareció que copiaramos tanto…sobre todo despues de 1986..además, si hubieramos “copiado” tanto, no hubiéramos sobrevivido a 1991..y aqui estamos.

  14. Carla Manuela: Se censura ? Con Telesur la 24 horas andando en la cajita y casi 24 sin cajita ? Con el acceso que hay a Internet en cualquier universidad de este país ? Ehn los años 80 en cualquier grabadora VEF 260 se cojia hasta la radio militar de Israel..
    Por favor, revise el proyecto sobre las 25 noticias más censuradas en la prensa imperial…eso si es censura…
    Ah claro, Ud. lo que quiere es que seamos más de la linea de la “gran prensa” imperial..donde todo lo que se dice de Venezuela, de Cuba, de Rusia, es NEGATIVO (y ahora que no pueden relacionar a Putin con los Panama Papers…)

  15. José Román (16). No soy el moderador del blog, pero creo que haría bien en ilustrarnos acerca de esas críticas de Fidel a los rusos por la invasión a Checoslovaquia. Siempre he tenido entendido que lo que hizo fué apoyarlos. Aquí su confesión a Ramonet: http://diversitas.fflch.usp.br/files/Cien%20horas%20con%20Fidel.pdf en la pag. 271

    Las peleas con los rusos por Angola si me constan, aunque nunca dejaron de ser aliados y cooperar por eso.

  16. José Román (17) ¿De veras cree ud que no hay censura por ver Telesur?. Creo Ud. debe ser nuevo en este blog. Solo lea artículos pasados y verá otra realidad.
    La censura existe dondequiera, pero en el socialismo de amplifica para solo mostrar lo que el gobierno quiere que vean. Lo que debería haber es Internet libre y asequible para que TODOS pudieran leer y ver la prensa y blogs que les dé la gana y formarse por si mismos su opinión del mundo real. Sin que venga otro a imponerles su criterio y “forma de ver la vida”.

  17. Mire, José Roman(16), las broncas ni fueron tantas y ni tan sonadas como usted las quiere hacer ver, pues el pueblo nunca se enteró, me refiero al pueblo simple, no al que como usted tiene tiempo de escudriñar los discursos de 1968.”¡Con el acceso que hay a internet en cualquier universidad de este pais!” no habla nada a favor de que no haya existido y exista, aunque usted quiera minimizarlo, una gran censura, como también y existe en el capitalismo.No quiero el prototipo de la “gran prensa” imperial en Cuba, quiero una más transparente y objetiva que no tenemos, aunque usted me mande infinitas veces a leer.

  18. Creo que Sr Jose Roman es de los ciegos que teniendo buena Vista no quieren ver.Tal vez por” conveniencia umblical ” si alguna callada critica entre Fidel y la URRS-cosa que El Pueblo desconocio-Fidel no nos volvio rusos porque verdaderamente somos cubanos.Hablamos ruso, cantamos en ruso,sentimos en ruso….y de no caer la URSS estariamos con los rusos olvidados y despreocupados por los errores y los ” horrores” de los rusos.Asi, Sr Jose Roman, asi fue.

  19. Dicen que el poder corrompe. Mas vale en la trayectoria de Roa, lo que hizo a partir de 1959 apoyando la entrada de nuestro pais en la orbita Stalinista, con la falta de democracia incluida, que lo que pudo escribir antes de 1959. Batista pacto con los comunistas y fue un dictador, Fidel se trago a los comunistas y reformistas como Roa y tambien lo mismo.

  20. Muy bueno el artículo. Estoy de acuerdo con muchos que la historia nos fue contada de manera censurada. Es verdad que no había forma de saber los errores del estalinismo e invasiones soviéticas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *