“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Quitan uno de los frenos de la agricultura cubana

cooperativismo2Tomado de Economía Hoy

El Gobierno cubano ha anunciado que a partir de ahora los pequeños agricultores podrán contratar trabajadores sin necesidad de hacerlo a través de una cooperativa, como parte de las medidas de apertura económica impulsadas por el presidente, Raúl Castro.

El Gobierno cubano ha anunciado que a partir de ahora los pequeños agricultores podrán contratar trabajadores sin necesidad de hacerlo a través de una cooperativa, como parte de las medidas de apertura económica impulsadas por el presidente, Raúl Castro.

Los Ministerios de Agricultura, Trabajo y Seguridad Social, y Finanzas y Precios han informado en la Gaceta Oficial de que los agricultores “ya pueden contratar directamente” con el único requisito de que inscriban a sus empleados como trabajadores agropecuarios por cuenta propia.

Las autoridades cubanas han indicado que “la solicitud de inscripción en esta nueva figura de trabajo por cuenta propia (con independencia del municipio donde el interesado posea el domicilio legal) podrá realizarse en todo el país, excepto en la provincia de La Habana”.

El objetivo es “estimular la contratación de trabajadores relacionados directamente con labores agropecuarias de una forma ágil, ordenada y legal, de manera que la actividad pueda tener un desenvolvimiento más dinámico, acorde con la necesidad de incrementar las producciones en los campos cubanos”.

Hasta ahora, la contratación en el sector agrario dependía de las cooperativas de créditos y servicios, “lo cual no solo volvía mucho más engorroso el proceso, sino que era ajeno a la misión principal de esta forma productiva”, señala el diario oficial ‘Granma’.

Otros sectores de la economía, como los servicios, en especial los dedicados al turismo, una de las principales fuentes de ingresos de la isla caribeña, ya estaban autorizados a contratar directamente a sus empleados.

Pavel Vidal, ex empleado del Banco Central de Cuba y actual profesor de la Universidad Javeriana de Colombia, ha explicado a Reuters que “la demanda de comida ha aumentado con la llegada de turistas, por lo que es crucial eliminar las barreras a la producción agraria”.

Cuba, como muchos de sus vecinos caribeños, importa más de dos tercios de los alimentos que consume a pesar de la riqueza de sus tierras, por eso, una de las metas de la reforma económica lanzada en 2011 es potenciar la productividad del campo.

Para Vidal, aunque se trata de “un paso en la buena dirección, siguen siendo medidas aisladas que solo permiten a Cuba avanzar a la velocidad de un caracol”. De hecho, en los últimos tiempos el Gobierno ha recuperado el control de precios.

Paolo Spadoni, profesor de ciencia política de la Universidad de Augusta, en Estados Unidos, ha apelado a una mayor liberalización del sector agropecuario para solucionar los problemas de abastecimiento en Cuba. “Se necesitan cambios adicionales”, ha defendido.

 
 

13 thoughts on “Quitan uno de los frenos de la agricultura cubana

  1. Asi que todo se hizo en nombre de la terminacion de “la explotacion del hombre por el hombre”, y resulta que aprueban leyes que cualquier capitalista rapaz envidiaria; quien regula: salario, beneficios, proteccion, etc para esos trabajadores?

  2. Por lo que es perceptible en toda las medidas para la nueva política económica, es todo por lo superficial, y así no se puede resolver nada. lo único que tiene de bueno la medida es que legaliza una actividad que venia haciéndose sin coto ni medida, pero esto en nada era una traba que ahora incentiva el desarrollo de la agricultura, pues ningún agricultor que necesitara contratar un obrero agrícola lo ha dejado de hacer por el hecho de que contraviene una ley. Esto es mas de lo mismo; tomando decisiones por la orilla, no las que son neurálgicas y que si disparen la producción. Hace falta que no amaguen mas y eliminen las trabas que frenan la agricultura

  3. Alejandro concuerdo contigo eso es lo que se puede leer entre líneas, ya lo dijo Máximo Gómez brillantemente “..el cubano cuando no llega se pasa…”

  4. En ese nuevo decreto hay una contradicción, porque el obrero contratado por un dueño de finca no es un trabajador por cuenta propia, sino un trabajador por cuenta ajena, son conceptos laborales regulados por leyes diferentes, el que si deberia darse de acta como trabajador por cuenta propia es el empleador o dueño de la finca o titular del contrato de usufructo de la tierra.Cuando un cuenta propia emplea trabajadores debe existir un contrato laboral, donde se establezca la nómina y leyes que protegen al trabajador, sin embargo entre dos cuentapropistas o autónomos lo que se firma es un contrato mercantil.

  5. Entre 20-30 anos el problema mas importante de humanità, y especial modo de Cuba, serà producion de alimentos. entonce creo que serà importante concentrar dinero por el sviluppo de meccanizacion agricola de trabajadores.
    YO soy un esperto de meccanizacion agricola i irrigacion. Soy a completa disposicion del Gobierno de Cuba.

  6. Totalmente de acuerdo con ud Alejandro.No recuerdo desde el comienzo de la “apertura”una sola alusión a la protección de los derechos de los trabajadores dentro del sector no estatal.

  7. No hay ninguna contradicción. Simplemente le dan de alta como cuentapropista a una persona que va a prestarle sus servicios al dueño de una finca o a varios dueños, así el dueño-empleador reclama sus servicios cuando lo necesita y el “empleado” vende sus servicios donde lo necesitan “muy simple”

  8. javier(6), a mi modo de ver, esto no es mas que una medida en modo apaga fuego. no están preparados para nada y ahora solo están demostrando que si quieren, que no los abandonen.

  9. Yuya, como Ud lo plantea parece sencillo pero no lo es, lo normal es que existan los dos esquemas, el de trabajador por cuenta propia y cuenta ajena, pero este ultimo se adapta mejor si lo que se quiere conseguir es una agricultura intensiva y con productividad alta. Cuando dos cuentapropistas cooperan entre si no existe ni empleado ni empleador, el trato es entre iguales y tampoco existe el salario. Normalmente los salarios en la agricultura son bajos y la fuerza de trabajo poco calificada pero la base de cotización a la seguridad social y a la ONAT son diferentes, mucho más alta en el cuenta propia que en el cuenta ajena. Ademas la agricultura se divide por campañas: preparación del suelo, siembra, cultivo y cosecha, siendo esta ultima la más corta en el tiempo y la que más fuerza de trabajo emplea, esto obligaría a muchos obreros a darse de alta y baja ciclicamente para evitar tener que cotizar los meses sin empleo, esto sin tener en cuenta la afectación en el monto de la pensión el día que se jubilen, en el caso del trabajador por cuenta ajena todo es más sencillo y deben existir leyes que protejan ante el desempleo a los trabajadores estacionarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *