“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

¿Que pasa con los chárter Miami-Habana?

Vuelos-Chárter-cuba-eeuu

Entre los pasajeros del primer vuelo regular de American Airlines a Cuba estaba un alto ejecutivo de una de las compañías de vuelos fletados a la isla que han comenzado a sentir la presión ahora que los vuelos comerciales se han reanudado después de una interrupción de 55 años.

Aunque los 56 vuelos semanas que American Airlines tiene programados a Cuba son una fuerte competencia para las compañías charter, que han sido el vehículo principal de viajes a la isla desde Estados Unidos desde hace varias décadas, Michael Zuccato viajaba en el primer vuelo de AA de Miami a Cienfuegos el 7 de septiembre porque la compañía que fundó, Cuba Travel Services (CTS), está en proceso de reinventarse.

CTS se ha convertido en cliente de AA, donde ayuda a los pasajeros en el proceso de obtener la visa cubana. CTS, empresa de California que aprovecha su larga experiencia en Cuba, también coordina recorridos patrocinados por AA para agentes de viajes que quieren familiarizarse con los mercados cubanos que American ha comenzado a servir.

Para CTS, el viaje de Zuccato en ese primer vuelo fue significativo, porque un vuelo charter a Cienfuegos en el 2001 fue también el primero de la compañía desde Miami.

Cuando AA inauguró el servicio a varias ciudades provinciales en la segunda semana de septiembre, CTS interrumpió todos sus servicios fletados excepto a La Habana, y esos también se eliminarán una vez que comiencen los vuelos comerciales a la capital cubana más adelante este año.

“Va a ser muy difícil competir con vuelos regulares… de manera que hemos decidido esperar a ver qué sucede en los diferentes mercados”, dijo Zuccato, gerente general de CTS.

Además de American, otras cinco aerolíneas comerciales han recibido aprobación del Departamento de Transporte (DOT) para ofrecer vuelos regulares a ciudades cubanas, excepto La Habana, y tanto JetBlue como Silver Airways también han comenzado a volar a la isla. El DOT ha autorizado a ocho aerolíneas estadounidenses a volar a La Habana, pero ninguna ha comenzado esos vuelos.

0121cienfuegosflight090716

Los ejecutivos de American Airlines Gabriel Crespo (izquierda) y Lina Santiago (derecha), saludan a Christine Valls, directora de Ventas de American Airlines para la Florida,el mercado hispano de Estados Unidos y el Caribe. Los tres llegaron a Cienfuegos en el primer vuelo regular de la aerolínea de Miami a Cuba. Al Díaz

Algunas de las compañías de vuelos fletados, que han transportado a millones de pasajeros entre Estados Unidos y Cuba desde finales de la década de 1970, buscan ahora nuevas oportunidades de negocios en la isla. Pero otras dicen que planean seguir volando y dan una gran importancia al mercado de los cubanoamericanos, un nicho que dicen pueden servir mejor que nadie.

Pero algunos de los vuelos suspendidos no fueron realmente una opción. A las compañías de vuelos fletados que arrendaban aviones a American y JetBlue les informaron que los contratos de arrendamiento serían cancelados debido a los nuevos vuelos regulares.

“Ahora que comenzamos el servicio [a ciudades cubanas], no vamos a seguir con los vuelos fletados”, dijo Martha Pantin, portavoz de American.

Otra compañía que ha decidido suspender los vuelos fletados hasta ver qué pasa con los vuelos regulares es Marazul, una de las pioneras de ese sector.

La empresa suspendió el servicio a casi todos los destinos en la isla, excepto La Habana, el 31 de agosto, cuando JetBlue hizo su primer vuelo regular a Cuba. “A finales de noviembre ya no tendremos vuelos fletados con aviones de American ni volaremos tampoco a La Habana”, dijo Bob Guild, vicepresidente de Marazul Charters.

Pero la empresa dijo que pudiera organizar vuelos fletados para grupos que desean tener su propio avión, y otras divisiones de la compañía podrían ver más actividad.

Marazul ya maneja programas para cientos de grupos que se dedican a actividades de investigación, educación y otros viajes especializados a la isla. “Nos definiremos más en la categoría de viajes especializados”, dijo Guild.

Durante los últimos 35 años, dijo Guild, Marazul ha establecido contactos con instituciones cubanas que la ayudarán a crear itinerarios especiales, como viajes de tema ambientalista y a conferencias. Marazul planea hacer más viajes en la categoría pueblo a pueblo a las provincias, ahora que esas ciudades cuentan con vuelos regulares.

Las oficinas de Marazul en Miami también siguen ofreciendo servicios a los viajeros cubanoamericanos que necesitan asistencia para conseguir sus pasaportes y visa para hacer las reservaciones, así como también servicios a otros viajeros, en vuelos regulares y fletados. La compañía también hará reservaciones de hotel y en casas particulares, así como reservaciones de alquiler de autos.

img_havana_air_6_1_c34arkkr_l112313640

Mirando al futuro, Zuccato dijo que puede haber oportunidades de vender paquetes económicos de hotel y vuelos, así como planear vuelos fletados ejecutivos a medida que los lazos empresariales se desarrollan entre los dos países. La compañía ha creado una aplicación de viajes que facilita a los viajeros individuales crear sus propios itinerarios.

CTS también espera crear más tours en la isla. . “El crecimiento será en los tours”, dijo Zuccato. Y a largo plazo, agregó, a CTS le gustaría manejar hoteles boutique en Cuba y ofrecer esos servicios a los clientes de la empresa.

Pero la clave de todo eso, explicó, es el levantamiento del embargo, que facilitaría que todos los estadounidenses puedan viajar a la isla. “En ese caso estaríamos en una posición excelente”, dijo. En este momento, los estadounidenses sólo pueden viajar a Cuba dentro de 12 categorías específicas de viajes, como los viajes de pueblo a pueblo, las visitas familiares de cubanoamericanos y los que participan en viajes para propósitos educativos, humanitarios o religiosos.

“Creo que algunas compañías de vuelos fletados sencillamente desaparecerán. Y las empresas que se especializan en el mercado de cubanoamericanos son las que más dificultades tendrán”, agregó.

Pero Zuccato no pronostica todavía el final de los vuelos fletados a Cuba, y señala que el sector ha pasado por épocas de vacas flacas anteriormente, como durante el gobierno del presidente George W. Bush, cuando los cubanoamericanos sólo podían viajar a la isla cada tres años y llevar equipaje por un máximo de 44 libras.

“En ese momento el sector se mantuvo vivo, y eso fue más difícil que ahora”, dijo.

La empresa de vuelos charter Island Travel & Tours interrumpió recientemente su vuelo semanal de Miami a Camagüey y su vuelo de los martes por la mañana de Miami a La Habana porque no se estaban llenando, pero Bill Hauf, presidente y propietario de la empresa, dijo que era más bien una decisión empresarial que una reacción a los nuevos vuelos regulares.

Hauf dijo que Island Travel no depende del arrendamiento de aviones de ninguna de las aerolíneas comerciales que han recibido aprobación para cubrir las rutas a Cuba, y planea continuar con sus vuelos fletados desde Orlando y Tampa a La Habana, y espera agregar vuelos a Varadero durante la temporada de invierno. La compañía también espera duplicar a corto plazo sus tres vuelos semanales desde Tampa.

“[Los vuelos regulares] no nos afectan porque no tenemos los mismos pasajeros”, dijo. [Las aerolíneas] no aceptan cajas, televisores grandes y bicicletas que nosotros transportamos para nuestros pasajeros”.

Las aerolíneas comerciales, que ganan dinero llenado sus aviones con pasajeros, tienen restricciones de equipajes mucho más fuertes que las compañías de vuelos fletados, que ganan la mayor parte de su dinero con el transporte de bienes que los cubanoamericanos llevan a sus familiares en la isla.

Vivian Mannerud, cuya compañía Airline Brokers, coordina vuelos fletados para eventos especiales y vende servicios de viajes especiales a Cuba, dice que el desarrollo de la ecuación de los vuelos regulares en comparación con los fletados “depende de lo que cueste el equipaje”. La norma del sector de vuelos fletados es, en general, que las primeras 44 libras son gratis, y entonces cobran $1 o $2 por cada libra adicional. Algunas empresas de vuelos fletados incluyen gratis las primeras 20 libras y luego cobran $20 por la primera maleta si excede las 44 libras.

En comparación, los pasajeros de American Airlines están limitados a cinco maletas o cajas, y están sujetos a cargos adicionales por exceso de volumen y peso, así como un cargo de $25 por la primera maleta, $40 por la segunda, $150 por la tercera y $200 por la cuarta y quinta maletas juntas. Y entre el 19 de noviembre y el 6 de enero, no se aceptarán maletas o cajas con exceso de volumen o peso en los vuelos de AA a Cuba. La primera y segunda maletas son gratis para los pasajeros con estatus de Elite o los que viajan en las clases de negocio y primera.

Mannerud dijo que en este momento muchas de las aerolíneas comerciales están ofreciendo tarifas especiales. “Ya veremos dónde queda todo y cuáles son las tarifas en enero, pero el costo del equipaje es la clave”, dijo.

Se espera que las aerolíneas comerciales comiencen a ofrecer vuelos de Estados Unidos a La Habana a finales de noviembre o principios de diciembre, y se espera que eso también tenga un fuerte impacto sobre el sector de los vuelos fletados.

La temporada navideña es la de más tráfico para los vuelos charter, y Zuccato dijo que, dependiendo de la demanda, CTS pudiera ofrecer vuelos fletados durante esas semanas sobre la base de la demanda.

Los pasajeros clave de Island Travel a Cuba son cubanos y cubanoamericanos mayores que hacen visitas familiares. “Esas personas no quieren reservar sus vuelos en internet. Quieren pagar en efectivo y venir a la oficina, darte un beso y conversar un rato”, dijo.

“Nuestros clientes quieren irse temprano por la mañana, para poder aprovechar su primer día completo en la isla, y quieren regresar tarde, para aprovechar su último día”, explicó Hauf. Los estadounidenses, por otra parte, reservan sus vuelos a Cuba para salir a media mañana desde Miami con el fin de conectar vuelos desde cualquier otra parte en el sistema.

Las compañías de vuelos fletados que planean seguir en el negocio esperan por varias decisiones del gobierno cubano que pudieran reducir los cargos por derecho de aterrizaje y darles más competitividad frente a las aerolíneas comerciales. La combinación de derechos de aterrizaje y seguro representa $194 del precio de cada boleto, mientras que las aerolíneas comerciales pagan mucho menos.

“Espero que podamos igualar el precio con las aerolíneas comerciales”, dijo Xiomara Almaguer-Levy, presidenta de Xael Charters, que ofrece vuelos de Miami a La Habana y Holguín. Dijo que la compañía planea seguir ofreciendo vuelos fletados a la isla.

“Tenemos la experiencia y muchos clientes que quieren seguir volando con nosotros”, dijo Almaguer-Levy.

La compañía también vende viajes de pueblo a pueblo a Cuba y planea mantener eso también.

Es posible que el aumento de la capacidad de transporte demore un poco en hacerse ver. Los hoteles, especialmente en La Habana, están a plena capacidad. Y aunque Cuba ha iniciado una campaña de construcción de hoteles y más familias cubanas alquilan habitaciones a visitantes en sus casas, la capacidad de alojamiento sigue siendo limitada.

“Espero que esta escasez desaparezca en el próximo año y medio a dos años”, dijo Guild. “El verdadero reto será entonces poder conseguir habitaciones”.

 
 

One thought on “¿Que pasa con los chárter Miami-Habana?

  1. Hasta ahora solo hubo descuento en los precios en los dias de las promoiones, fuera de eso, los precios estan bien cercanos a los charter, al menos a la Habana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *