“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Que buscan en Cuba las empresas de EEUU

empresas-eeuu-cubaTomado de Progreso Semanal

Cuba no es China, eso lo sabemos todos. ¿Qué explica entonces el inusitado interés de las empresas norteamericanas en el mercado cubano?

Una respuesta me la dio hace años un productor de trigo estadounidense: “Es el único país del mundo que entrega un pan diario a once millones de personas”. No obstante, con todo lo cierto que encierra esta afirmación, es insuficiente para explicar lo que acontece. El asunto es más complejo.

En un mundo donde el desarrollo del comercio dependía en buena medida del dominio militar de los territorios, durante su primer siglo de existencia, Estados Unidos trató de expandirse dentro de sus fronteras terrestres. Intentarlo más allá de los mares, se lo impedía el escaso desarrollo de su fuerza naval.

Cuba era la excepción. Tan temprano como 1802, Thomas Jefferson la incluía dentro del proyecto expansionista, pero, a falta de un poder militar suficiente para lograrlo, afirmaba que la manera era a través del control del comercio.

El mercado cubano era una prioridad para el desarrollo de ese país por tres razones: su potencial económico, su ubicación geográfica y su complementariedad con la economía norteamericana. A pesar del tiempo transcurrido y los enormes cambios que han tenido lugar en el mundo, estas condicionantes mantienen su vigencia.

Buena parte de los propósitos de Estados Unidos se materializaron bajo el colonialismo español y se concretaron a plenitud con el establecimiento del régimen neocolonial en Cuba en 1902. La Revolución Cubana alteró bruscamente este estado de dependencia, pero la recuperación del mercado cubano continuó siendo uno de los pilares de la política norteamericana hacia Cuba. Trató de hacerse de la peor manera, hasta que Obama reconoció el fracaso y cambió los métodos para lograrlo.

La importancia relativa del potencial económico de Cuba para los inversionistas norteamericanos ha disminuido sensiblemente en comparación con el siglo XIX, cuando Cuba era la principal productora de azúcar del mundo. Pero este fenómeno ya era apreciable a mediados de la primera mitad del siglo XX, cuando el mercado azucarero disminuía su importancia mundial y el capital norteamericano buscaba inversiones más rentables dentro y fuera de Cuba.

Aun así, no se trataba de un mercado despreciable para ciertos sectores empresariales estadounidenses y lo mismo ocurre en la actualidad, debido a que la “accesibilidad” determina altos niveles de competitividad y un mejor rendimiento de las inversiones. Por otro lado, Cuba continúa siendo el mayor mercado potencial de las Antillas.

Para muchas empresas norteamericanas el comercio con Cuba forma parte de su mercado natural, lo que implica que prácticamente la infraestructura existente sirve igual para vender o comprar a Cuba, que en cualquier otro lugar dentro de los propios Estados Unidos.

Como la Isla sigue estando donde siempre, su importancia geográfica para Estados Unidos continúa vigente. Ya no se trata de su importancia militar, como ocurría en el pasado. Aunque algunos insisten en la necesidad de mantener la Base Naval de Guantánamo con estos fines, la realidad es que la guerra moderna no requiere de “carboneras”.

Sin embargo, Cuba mantiene una importancia estratégica para el comercio de Estados Unidos en el Atlántico y la posibilidad de utilizar instalaciones, como el puerto del Mariel, pudiera aportar al rendimiento de las cadenas de valor que hoy día caracterizan el mercado mundial, como han enfatizado algunos economistas.

A ello se suma el potencial del turismo, con sus implicaciones para otras ramas de la economía estadounidense; la exploración petrolera en mares adyacentes; las necesidades de Cuba para modernizar su parque tecnológico y su infraestructura, así como el gran volumen de importaciones que requiere el consumo nacional y las redes de servicio social. Está claro que para todo esto hace falta dinero, pero en condiciones normales ello se resuelve mediante inversiones directas y créditos, como ocurre en todo el mundo.

Estas oportunidades justifican el criterio de que persiste la “complementariedad” de la economía cubana respecto a la norteamericana, pero existen otros componentes quizás aún más importantes.

Entre las líneas estratégicas de Estados Unidos está el desarrollo de la llamada “industria del conocimiento”, con el fin de mantener la supremacía de las empresas norteamericanas en esta esfera, lo que constituye una de las bases de su hegemonía mundial.

El límite a este desarrollo lo impone el capital humano disponible. De ahí la insistencia de ciertos sectores, incluyendo el presidente Obama, de la necesidad de mejorar los niveles de educación del país. En estos momentos, este déficit se resuelve, en parte, mediante el llamado “robo de cerebros” y la política inmigratoria de Estados Unidos es sumamente amplia para facilitarlo, ahorrándose el costo que implica su formación.

No obstante, una vez radicado en ese país, un científico extranjero vale lo mismo que un norteamericano, lo que explica que el 20 % de las inversiones de las transnacionales estadounidenses destinadas a la investigación y el desarrollo de nuevas tecnologías se realizan en el exterior, incluso en países competidores como China y la India.

Desde mi punto de vista, el mayor interés de las empresas norteamericanas en Cuba radica en poder aprovechar el capital humano existente en el país, para su encadenamiento a menor costo con producciones de alto valor agregado, en un clima de estabilidad política y social que difícilmente se encuentra en otros lugares.

Las áreas de oportunidades en este sentido son muy amplias, debido a la formación de cubanos en renglones estratégicos como las tecnologías de la información y las comunicaciones, la biotecnología, la farmacéutica y el desarrollo de energías renovables, entre otras.

Esta lógica se enfrenta a la tesis del promover el cambio de régimen en Cuba. No por las virtudes éticas de las transnacionales norteamericanas, muchas veces promotoras de guerras devastadoras en función de sus intereses, sino porque simplemente no les conviene subvertir un régimen que produce por sí mismo el capital humano que necesitan y pudieran utilizarlo en las mejores condiciones. Al menos, este debiera ser el criterio de los más inteligentes.

También se contradice con la actual política migratoria de Estados Unidos hacia Cuba. Toda vez que lo que conviene a estas empresas no es que los profesionales cubanos emigren, sino utilizarlos en el país, para bajar sus costos de producción. Por otra parte, pudiera ser beneficioso para Cuba, en la medida en que aumentaría las posibilidades de trabajo para estas personas y mejoraría sus condiciones de vida, disminuyendo las tensiones migratorias que hoy enfrenta la sociedad cubana.

Entonces, lo que ha cambiado respecto al pasado no son las condicionantes que explican el interés por el mercado cubano, sino las reglas bajo las cuales estas condicionantes históricas pueden materializarse.

En primer lugar, porque debido al bloqueo aún persiste la prohibición de que empresas norteamericanas inviertan o comercien con Cuba. Las escasas autorizaciones recientemente adoptadas, están viciadas de procedimientos y limitantes que impiden que puedan ejecutarse de manera normal, como ocurre en otros países. A lo que se suma la incertidumbre que genera la estabilidad de esta política, en medio de la polarización y disfuncionalidad existente en el cuerpo político norteamericano.

En segundo lugar, porque el mercado cubano tampoco es “normal” para la práctica acostumbrada de las empresas norteamericanas en el mundo. El gobierno norteamericano no está en la posición de imponer preferencias y condiciones, como ocurre en otras partes, sino que tendrá que consensuar sus intereses con los del país y funcionar en condiciones de igualdad con sus competidores.

A las normas que rigen la inversión extranjera en general -que algunos critican por excesivamente lentas y burocráticas-, especialmente en el caso de las empresas norteamericanas, se agrega el interés de no generar nuevas formas de dependencia, que limiten la soberanía del país. A ello se le suma la desconfianza originada en el conflicto histórico entre los dos países y la que provoca las intenciones declaradas de los objetivos de la nueva política hacia Cuba.

Estamos, por tanto, en una fase de estudios y tanteos, donde existen muchos escollos que salvar, lo que explica las dificultades existentes para concretar negocios, a pesar del interés manifiesto de ambas partes.

 
 

29 thoughts on “Que buscan en Cuba las empresas de EEUU

  1. Parece que lo que “algunos politicos” manejaban como “fatalismo geografico” se ha convertido en “oportunidad geografica”. Que quieren?, usted lo ha dicho: comercio de beneficio a ambos. Pero tal parece que el GC actuara como si le gustara el embargo. Al igual que USA quitemos trabas los cubanos.Sera mejor para nuestro pueblo. “Do it”.

  2. VF (1) El Fatalismo geográfico, si existe, para probarlo basta ver a los orientales en La Habana.
    “Robo de cerebros”? Aún siguen con esa tontera? Por eso no avanzamos.

  3. Taíno: El robo de cerebro es un hecho, no es tontería, documéntese sobre el tema para que vea que es bastante serio.

  4. Alberto (4) A ver!, Según ud. en qué consiste el “Robo de cerebros”?
    El cerebro y persona de cada ser humano es propiedad de ese ser humano. No de ningún gobierno, patria o toda otra invención a que le quieran asignar su propiedad. Si ud. es alguien brillante en su profesión, le lloverán ofertas de trabajo desde el mundo entero y ud escogerá. En eso influye mucho las condiciones que tenga ud en su sitio actual, sus aspiraciones y proyección futura. Pero nadie le puso una “pistola en la cabeza” (o lo obligó) para tomar una desición.

  5. De economista no tengo un pelo, pero no entiendo hasta donde pueden llegar esas conveniencias en un país que la economía está en no solo en el siglo pasado, si no peor que en el año 1959.
    Este país hay que hacerlo partiendo de CERO, 90% de fábricas obsoletas o semidestruidas, los campos llenos de marabú, la industria del turismo deja mucho que desear, y más bien es la ruta de los curiosos y con poco dinero. Solo se exporta Níquel, para lograr hacerlo con el Ron y el Tabaco se pasa las de Caín.
    Las personas ganan sueldos paupérrimos, no generan compras ni servicios de ningún tipo, alguien con 4 pesos para superar el mes, aunque le pongan todo delante no puede consumir, y los que pueden hacerlo siguen siendo minoría grande.
    En fin, tendrán vistas de águilas y meraran a muy largo plazo, no hay de otra.

  6. Un buen artículo,… Qué lástima que ni aún siendo este periodista Jefe de Redacción Internacional del Periódico Granma pueda publicar el mismo en su propio periódico,…

  7. Existe el “robo de cerebros” y la “fuga de cerebros”. Esta última está muy de moda en Cuba.

  8. Taíno si nos guiamos por esa línea te pensamiento tan extremista a su coterráneo taíno Hatuey no lo asesinaron los españoles, ya que él tuvo la elección de no oponerse a los progresos europeos de la época, es decir que le dieron candela en nombre del progreso…
    No nos cerremos amigos, los cubanos estamos rodeados y no es de agua, es de extremistas gringos externos y mentes cerradas y burocráticos consolidados internos
    Saludos

  9. Michel (9) Extremistas son los comunistas que hacen creer al pueblo en el “robo de cerebros”. Hatuey nunca ha sido coterráneo de ningún cubano (según las definiciones actuales de países que tenemos). Fué el mejor ejemplo aborigen de lo que dijo Martí mas tarde: “Patria es humanidad”, pq siendo quisqueyano (La española), organizó la lucha de los indios contra españoles en Cuba. No encuentro nada reprochable en él. Se negó ante la muerte a convertirse a la religión cristiana pq conoció de lo peor de esta y estaba sumido en la mas dura ignorancia acerca de lo que es el cristianismo. (cont)

  10. Robar es quitar a alguien algo que le pertenece. Por definición, nadie puede tomar su cerebro y llevárselo de ud. A ud. como persona habilidosa (supuesto), le hacen una oferta y ud. escoge según sus condiciones, necesidades etc. Nadie le obliga a decidirse. Ud es libre de quedarse donde esté, según juzgue ese mismo cerebro que dice ud le quieren robar. El ser humano está antes que la patria, la política y lo demás. Estamos en la tierra para ser felices (es el objetivo principal de la ONU) y ya reza el refrán: “”… por mi mejoría, mi casa dejaría”. El sentido común comunista es bastante hipócrita.

  11. Tanio todo eso tendría mucha lógica si no existiera el bloqueo internacional y a nivel mundial que le tiene hace mas de 50 años EE.UU a tus hermanos (fíjate que digo a tus hermanos, los cubanos de a pie, porque a ningún dirigente histórico, de esos a los extremistas de alla le tienen tanta rabia los a afectado esta criminal medida anti humana. También tendría lógica su argumento si no existiera el subdesarrollo intencional de medios comunicativos autóctonos en los pueblos pobres…

  12. Aclaro que yo no digo que Cuba regale cerebros también y lo segura hacendó mientras no abra mucho más los sectores privados y los lleve a otro nivel. Pero de que hay robo de cerebro, por supuesto que lo hay, tal vez si analiza mejor a los gobiernos y se fija menos a que si son de pensamiento capitalista o comunista comparta mi punto de vista.
    Saludos

  13. Cavalera, me tomé el trabajo de buscar y efectivamente la mayoría de las paginas donde aparece “robo de cerebros” son cubanas. En las demás el término mas común es “fuga de cerebros”. Un abrazo.

  14. Michel (12) El bloqueo es malo y créame que muchos quisiéramos que se eliminase (no ahora, sino para ayer! 🙂 ) pq es injusto y aprieta al pueblo que es quien no la debe, pero tengo que decir que aún sin bloqueo tengo serias dudas de la gestión del gobierno en las nuevas condiciones. Desde que comenzó la revolución, Cuba solo tuvo un período sin crisis (la segunda mitad de los 80). Y oportunidades de recuperarse hubieron, pero la economía siempre fué un desastre. Culpa de…, los mismos en el mismo lugar.

  15. Potencial economico? con la economia destruida?
    Ubicacion geografica? quiza en 1802 fuera importante, pero actualmente donde no hay que parar en la isla a repostar combustible para seguir viaje, por favor

  16. Fuga de cerebros seria si se jugara limpio en esos países pobres, altamente dependiente en todo; medios de comunicación, tecnología y economía de potencias extranjeras. Es muy fácil juzgar a el gobierno de un país pobre y culparlos del porque personas altamente calificadas (universitarios,masters,doctores) no pueden vivir de su trabajo en ellos….

  17. Cuba en este caso merece una mención aparte, ya que el ensañamiento y los traspiés que le han metido al proyecto revolucionario desde sus inicios no a tenido comparación en la historia de la humanidad, antes (cuando no estábamos en un mundo tan comunicado y mucho menos democrático) era mas fácil, se mataba a todo el mundo que se saliera de la linea y ya, pero ahora en estos tiempos de comunicación y democracia lo que se usan son estas nuevas técnicas; jugar sucio y criticar solo las consecuencias y no las causas, para desviar el foco de atención.
    Saludos

  18. Otro mas de que le servia a Cuba ser un país con mucho adelanto tecnológico y constructivo para la época si estos no resolvían los principales problemas de la mayoría de sus ciudadanos y eso que que solo tenían 4 millones de habitantes, porque en Cuba creció tanto en demografía dentro de la revolución? eran unos irresponsables nuestros padres o es que en realidad hubo grandes avances en materia de derechos humanos dentro de nuestro país.
    Saludos

  19. Michel (18), (19) y (20) El “robo de cerebro” es un dogma mas del socialismo/comunismo, como tantos otros. Después dice ud. que “están rodeados…”, pero hay que aprender a ver el mundo sin prejuicios.
    Cuba tiene una educación muy buena, pero no aprovecha en un buen porcentage ese potencial. Es una de las consecuencias de tener tanto “incapacitado mental, políticamente correcto”, dirigiendo los destinos del país. Algo de lo que tratamos hace poco en este mismo blog. Los profesionales (cerebros) son personas que también tienen intereses y una capacidad de análisis superior a la media, por tanto son capaces de informarse y compararse con la media mundial. (cont)

  20. Si saben que por tus habilidades en vez de cobrar 20 CUC x mes, puedes recibir 3000, ayudar a su familia, vivir mejor y aún chocar con la mejor tecnología de su ramo, un 90% de esos profesionales van a considerar seriamente la oferta. Pero aún más: La fuga de cerebros es algo que ocurre incluso entre países desarrollados y el problema es bastante grande. Tengo un familiar cercano que trabaja en RRHH para una gran compañía farmacéutica en Alemania y siempre nos hace la historia de como cada verano la compañía pierde personal valioso de 1er nivel que se va a USA, a Dubai o Londres.¿Pq? Las causas son diversas. Desde el salario hasta cambiar de aires. Ah, los salarios y condiciones de trabajo son únicos. El salario de 1 año de 1 solo, alcanza para darle 70 EUR x mes a 100 cubanos en un año(cont)

  21. No estoy de acuerdo con el término “robo”, pq siguiendo esa filosofía cuando un informático se va del Polo científico a ETECSA pq tiene mas salario está siendo robado también ¿no? Los cerebros (personas) no son propiedad de nadie. Dios nos da el libre albedrío y sabiduría para escoger que es bueno. El ser humano y su bienestar está antes que la patria, la política y todo lo demás. Todo el mundo es libre de discrepar de esto y quedarse donde esté si quiere. Que oiga quien tenga oídos!

  22. Taino no hablas de nada sobre el porque crees que no tengo razón en todo lo que dices, solo dices argumentos gastados como dogma y comunismo comeniño…. sobre tus tres últimos comentarios coincido con ellos en casi todo.
    Saludos

  23. Michel (24) ¿Comunismo comeniño? Jajajaja! No, compadre! Comunismo come humanos! y eso está mas que certificado ya! Dogma es un argumento gastado en el lenguaje comunista, si, pero estoy tratando de hablar en el lenguaje de uds., (si es que saben realmente lo que es un dogma). Si ud. no destierra el prejuicio, no va a poder ser capaz de escuchar a todos de manera imparcial.

  24. No jodan tanto,que los espanoles exterminaron a los indios cubanos,ahora son duenos de miles de negocios en Cuba,y solo trabajan espanoles en sus negocios

  25. Taino nadie es imparcial en esta vida, no se auto engañe, pero igual no se preocupe que los de pensamiento “come humanos” que seguimos las ideas de Marx el terrible (tan terrible que hasta lazo 2 bombas atómicas sobre Japón… ah no que equivoque eso fueron los buenos no dogmatizados en nombre de la liberta… recapitulo que hasta…?? bueno ahora no recuerdo que crimen a la humanidad hizo Marx pero seguro algo terrible hizo…) respetamos su opinión y créame que si por personas como yo fuera usted viviría hoy en una Cuba muy diferente… Ojala algún día podamos echarle menos la culpa a los diferentes partidos y mas a la incapacidad de los seres humanos.
    Saludos

  26. Michel (27) Marx, no mató a nadie (que se sepa), pero los que han “aplicado” sus ideas en su nombre, si han matado millones. Muchos mas de los que murieron en la II GM (Hiroshima y Nagasaki incluídas). No sé si tendrá acceso, pero en Internet no hay solo Granma, JR y prensa cubana, hay mucho mas. Uselo para darse una vuelta por las Hiroshima y Nagasaki actuales que aunque no olvidan el dolor, tienen un nivel de desarrollo actual al nivel o superior al de USA que les tiró las bombas y las hizo talco. Ud. dice que respeta mi opinión, pero entienda que esta misma opinión disidente sería muy mal vista (y por tanto ignorada), por ese Partido al que ud representa y al que tb representan los medios de prensa oficiales de Cuba. (cont)

  27. No creo que algún día dejemos de echarle la culpa a algun partido de los éxitos o fracasos sociales. A no ser que nos inventemos otro sistema social sin ellos, pq los partidos están para representar las diferentes tendencias políticas de los grupos sociales y de ellos gobierna el que tiene mayoría electoral.Eso no se cumple en Cuba pq a algún iluminado se le ocurrió pensar que todos en la isla debian pensar como él.Una vez en el poder borró a los otros partidos y ha callado de esta forma a los que piensan distinto por 57+ años. No es que no tengan culpa, es que le dan “agua al dominó” para que todos se olviden de eso. Resultado: Solo salga a coger un bus y ya va a estar echando pestes del sistema donde todo funciona en el noticiero y la prensa.
    Creo que seguiremos discutiendo en otro post pq este ya cumplió fecha de caducidad. Jejeje!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *