“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Prótesis de pene en Cuba

Tomado de PL

La mejor terapia para la disfunción eréctil después de un cáncer de próstata es la prótesis de pene, técnica que avanza en Cuba gracias a la colaboración del profesor de andrología, cirugía reconstructiva e implantología en la universidad La Sapienza de Roma, Gabriele Antonini.

El también principal cirujanos en el campo italiano de andrología, recién regresó de La Habana donde fue parte de un panel de destacados especialistas de Estados Unidos y América Latina, en la sección dedicada a la Andrología durante el Congreso Nacional de Urología.

Sus vínculos con médicos e instituciones cubanas, como la Clínica Cira García, tienen mayores antecedentes y un futuro prometedor para atender a hombres con disfunción eréctil.

Sobre la novedosa técnica, personas que pueden acceder a ella según su patología clínica, características del procedimiento quirúrgico, recuperación e incluso por qué elegir a un centro cubano de salud para la atención de pacientes de América Latina y el Caribe, Prensa Latina dialogó con Antonini a su llegada a Roma.

El galeno explicó que el estudio entre su instituto de referencia, el Coral Gables Hospital de Miami, y la Clínica Central Cira García, es una colaboración internacional basada en la evaluación de los resultados después de la terapia con medicamentos con inhibidores de la fosfodiesterasa de tipo 5.

Además, la endocavernosi de drogas intravenosas y la implantación de prótesis hidráulicas de pene de última generación.

Cuenta que la investigación se realizó a partir de sus datos y las de dos de los mejores expertos del mundo en la materia, y mencionó al profesor Ramiro Fragas Valdés, presidente de la Sección de Andrología de la Sociedad Cubana de Urología, y al profesor estadounidense Paul Perito.

El estudio comparativo de resultados demostró que la terapia con medicamentos tiene una buena respuesta en sólo el 15 por ciento de los casos, mientras que el tratamiento quirúrgico en términos de actividad sexual y mejoramiento de la calidad de vida de los pacientes fue del 99 por ciento, acotó. Con más de cinco mil operaciones de uro andrológica y particularmente especializado en la cirugía funcional y estética de los genitales, categoría que adquirió en una universidad londinense, llega después de mucho estudio a la Cirugía Mínimamente Invasiva del pene para la incontinenciaurinaria masculina, por varicoceles sin incisiones quirúrgicas y vasectomías sinbisturí.

Además es el primero en Europa en realizar la técnica mínimamenteinvasiva para tricomponentes de prótesis de pene hidráulico.

Acorde con las explicaciones de Antonini la implantación protésica detiene un proceso propio de la disfunción eréctil que provoca un acortamiento apreciable e irreversible del pene causado por la pobre oxigenación de los cuerpos cavernosos, lo cual provoca que el miembro pierda un promedio de uno a dos centímetros, tanto en longitud como en circunferencia.

Sobre cómo surgió esta colaboración, precisó que durante varios años trabajó junto al profesor estadounidense y con su ayuda pudo perfeccionar la técnica mínima invasiva.

Apuntó que se trata de una técnica muy eficaz para problemas de disfunción eréctil orgánica provocada por diabetes o pacientes que antes fueron sometidos a una cirugía de próstata o colon rectal por padecimiento oncológico.

Pero una respuesta tan esperanzadora a un problema tan frecuente en hombres entre 50 y 70 años es poco conocida, comentario al cual el especialista responde que precisamente él y colegas urólogos cubanos decidieron realizar un entrenamiento intensivo del sistema mínimamente invasivos de prótesis hidráulicas.

Se trata de un entrenamiento dirigido, agrega, a entrenar a médicos y especialista sobre el proceder quirúrgico y crear un centro médico que puede convertirse con el tiempo en una referencia internacional para todos los temas relacionados con la sexualidad.

Para mí es un privilegio y un honor ser parte de un proyecto tan ambicioso en el campo de la urología, expresó.

Pero, ¿en qué consiste una prótesis de pene?, a lo que el académico responde:

Se trata de un sistema hidráulico que consta de tres componentes, dos cilindros, un pequeño depósito y un mecanismo de activación. Se implanta dentro de los cuerpos cavernosos del pene y sustituye el sistema de erección fisiológica por un mecanismo que utiliza una solución fisiológica en lugar de la sangre.

La prótesis hidráulica es completamente invisible porque está completamente dentro del cuerpo y permite una erección de textura y apariencia que no se puede distinguir de la natural.

Otra pregunta, ¿Cuál es la indicación para implantar una prótesis de ese tipo?

Una prótesis de pene es la mejor opción quirúrgica y se puede hacer a cualquier edad. Viene utilizada en todas las formas de disfunción eréctil que no responden a otra terapéutica o en casos en los cuales los tratamientos con fármacos están contraindicados o han dado lugar a la aparición de efectos significativos.

Lo novedoso de esta prótesis, la cual existe desde hace mucho tiempo, está en el procedimiento desarrollado por el profesor Perito hace siete u ocho años, y que ahora se hace con la inserción de la prótesis en el cuerpo del individuo a través de una incisión de no más de dos centímetros sobre la base del pene o bajo el abdomen

Por esa vía se logra introducir la prótesis mucho más segura, en cambio antes se hacía por el escroto, lugar donde existen muchas bacterias y el riesgo de infección es mayor.

La intervención dura aproximadamente 15 minutos, en comparación con 50 minutos con el método tradicional ‘de corte del escroto’, para el beneficio de dolor postoperatorio, que es casi inexistente, además que el riesgo de infección se reduce a cerca del cero por ciento.

A los siete días de la intervención se comienza a activar el sistema y al mes el paciente puede tener una vida sexual normal.

Sobre las características de la técnica y su introducción en la Isla caribeña Antonini explicó que la prótesis es de última generación y la misma ya está registrada en el sistema médico cubano, y por lo tanto está disponible.

Aclaró que el costo del dispositivo protésico es alto, por ello se realiza en una primera etapa en la clínica Cira García para los extranjeros que tienen la oportunidad económica de pagar la prótesis.

Pero, precisó, los cirujanos cubanos están aprendiendo la técnica mínimamente invasiva de mí para aumentar el número de casos y bajar el precio y así poder hacer que esta nueva tecnología esté disponible para todos los cubanos.

Ante la interrogante de por qué eligió una clínica cubana para extender su técnica, el miembro de la Comisión de Cirugía Reconstructiva, de la Sociedad Italiana deAndrología, respondió:

La elección de la Isla obedece a que allí existe un centro internacional de reconocido prestigio, un país con un desarrollo importante de la urología y además porque la ubicación geográfica y privilegiada de esa nación hace que sea de muy fácil acceso para que pacientes de América Latina, el Caribe.

Aunque también para otros de cualquier parte del mundo con este tipo de patología quienes podrán encontrar allí una respuesta a su problema, eficaz y para toda la vida, concluyó.

 
 

One thought on “Prótesis de pene en Cuba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *