“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Primera bailarina del American Ballet Theatre en Cuba

ballet-cubaTomado de RCA

Misty Copeland, primera bailarina del American Ballet Theatre (ABT), de EE.UU., compartió este martes una clase en el Ballet Nacional de Cuba (BNC) con artistas de varias categorías.

La primera mujer afroamericana en ser ascendida al más alto rango de la más relevante compañía estadounidense llegó a la sede de la compañía cubana, se vistió con su ropa de trabajo sencilla y se integró a una clase de mujeres, como una más, según reportó Prensa Latina.

Antes de comenzar, Copeland, algo apenada, pidió disculpas a los danzantes por toda la parafernalia mediática que la seguía y aseguró que era un honor estar aquí.

El historiador del BNC, Miguel Cabrera, le comentó que esta compañía pudo nacer en La Habana en 1948 gracias a la colaboración de bailarines del ABT, entidad de la cual Alicia y Fernando Alonso formaban parte desde su fundación en Nueva York, en 1940.

Cuando los Alonso crearon el BNC, de 40 miembros solo 16 eran cubanos, así que desde el surgimiento ambas compañías comparten un vínculo muy estrecho, precisó.

Quizás no tenga saltos grandes y giros numerosos, como los que suelen cultivar en la escuela cubana, pero la primera bailarina estadounidense exhibió una bonita línea y curioso trabajo de pies.

Tras la clase, en breves declaraciones a los medios nacionales y extranjeros, Copeland elogió el poderío técnico de las bailarinas cubanas, la musicalidad y la rapidez con que ejecutan los pasos, algo inusual para ella.

A su vez, notó que pese a no hablar el mismo idioma del colectivo cubano se había podido comunicar perfectamente mediante el lenguaje de la danza, común para todos los profesionales allí.

Copeland —según contó— creció viendo a los bailarines cubanos que han integrado el ABT como José Manuel Carreño, Carlos Acosta, Xiomara Reyes y los videos de Alicia Alonso.

También mencionó con admiración a la argentina Paloma Herrera, el español Ángel Corella, la francesa Sylvie Guillem, y las estadounidenses Julie Kent y Gelsey Kirkland.

La visita de Copeland a Cuba forma parte de los programas impulsados por las autoridades de ambos países con el fin de estimular las relaciones culturales entre los pueblos.

Esta tarde, la artista planea impartir una clase a estudiantes de la Escuela Nacional de Ballet Fernando Alonso, mañana visitará la compañía Acosta Danza y el próximo jueves llegará hasta la sede del Ballet Lizt Alfonso, en el casco histórico de esta capital.

La primera bailarina del BNC, Grettel Morejón, valoró de muy positivos los intercambios culturales entre los países y recordó que hace pocos días concluyó en esta capital el 25 Festival Internacional de Ballet de La Habana.

Lamento que no pudiera venir y participar en el festival porque es un evento super amplio y se notaban las diferencias de las distintas escuelas mundiales, me hubiera gustado verla bailar, declaró.

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *