“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Premio Nobel de Economía confía en las potencialidades de Cuba

joseph-stiglitz-premio-novel-de-economia

El Premio Nobel de Economía 2001, el académico estadounidense Joseph Stiglitz, recomendó este martes a Cuba ver sus “ventajas relativas” como la agricultura, que puede aportar muchos puestos de trabajo en el país caribeño.

Stiglitz se encuentra de visita en La Habana, donde ofreció una conferencia ante miembros de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba (ANEC), sobre las transformaciones recientes en la economía global y sus consecuencias para el desarrollo de las naciones, según reportaron medios locales.

“El futuro radica en el sector de los servicios, que emplea mano de obra capacitada. De Hecho, lo realizado por Cuba en la formación de los recursos humanos es muy importante”, indicó Stiglitz.

Pero en su opinión, “el reto” en el mundo actual está en encontrar “sectores de servicios” que amplíen el empleo y mejoren las competencias de los trabajadores.

Según expuso el reconocido economista, la globalización y los avances en los últimos tiempos en las esferas tecnológica, energética y biotecnológica han cambiado las características de los procesos de producción, con notable incidencia en la reducción del empleo a nivel mundial en las actividades manufactureras.

Asimismo el académico norteamericano consideró que entre los elementos importantes para alcanzar el éxito figuran la “constancia económica, el reconocimiento al problema de la disponibilidad de divisas y la doble circulación monetaria” junto a requisitos como el aprendizaje y el avance tecnológico.

En ese sentido, sostuvo que las estrategias para lograr el desarrollo deben tener esas condiciones y citó como ejemplo los desequilibrios en materia de cambio que ocasionaron dificultades a Argentina, pese a un alto crecimiento económico.

A su juicio, la segunda condición para obtener éxito económico es lograr el “pleno empleo”.

“En Europa existe una tasa de desempleo juvenil del 20 por ciento y del 50 en España, lo cual es desmoralizante para ese sector de la población, que necesita aprender nuevas habilidades. Las estrategias de desarrollo deben asegurar el mantenimiento de la ocupación”, añadió.

 
 

7 thoughts on “Premio Nobel de Economía confía en las potencialidades de Cuba

  1. El término “ventaja relativa” es un concepto clave en economía desarrollado por David Ricardo a principios del siglo XIX. Es un concepto económico que va contra la intuición por lo que hay que llenar un encerado para explicárselo a alguien con números. Se reduce a sostener que el libre comercio entre dos naciones es favorable para ambas incluso cuando una dispone de una tecnología mucho más avanzada que la otra.

    Dice que si algo que produces lo puedes comprar en el extranjero más barato, entonces te beneficia comprarlo aunque tengas que desmantelar tu propia industria local.

    Esa teoría de la “ventaja relativa” es el sustento ideológico de quienes defienden la globalización.

  2. Yo creo que todos los cubanos confiamos en las potencialidades de Cuba, lo que no confiamos es en las potencialidades de los dirigentes cubanos y estos a su vez no confían en los cubanos para poder salir adelante, nos tratan como si fuéramos niños chiquitos que hay que decirle cada cosa que hay que hacer y como hacer.

  3. Como pais estamos repletos de potencialidades, de talentos, de ventajas relativas y de cuantas fantasías grandilocuentes se nos ocurra imaginar pero nuestra calidad de vida no hace mas que retroceder.Que cosa mas rara!!!. Como ya es costumbre….mucho ruido y pocas nueces……

  4. Es una mala costumbre en los países subdesarrollados, atender a lo que dice un extranjero antes de atender al especialista domèstico aunque tengan la misma preparación y experiencia. El subdesarrollo no está en la estructura ni en la economía, sino en las mentes del subdesarrollado. Con errores y aciertos, cuando nos vimos privados de la asesoría del campo socialista(años antes del derrumbe)pudimos mantenernos en momentos tan difíciles como “el período especial”. Ese pensar hay que erradicarlo y en algunos sectores como el sector farmacèutico se ha logrado. Por eso ha avanzado. Lo que hay que generalizar es la confianza en los potenciales de nuestro capital humano pues somos un País con un gran potencial, manifestado por científicos, premios nobels y muchas instituciones internacionales. Hay que darle oportunidades para desarrollarse a nuestros especialistas. Un familiar allegado está pasando una maestría en París y nos ha manifestado que los profesores allí no son muy superiores a los que tenemos en Cuba.Hay ejemplos de sobra de desperdicio de nuestras potencialidades. Ojalá nos demos cuenta y tendremos desarrollo. No dar bandazos, ni burocracia ni tecnocracia, los extremos son dañinos. Saludos.

  5. Creo que el comentario de Justo (2) dió en el clavo. Estamos llenos de potencialidades que nuestros octogenarios dirigentes no se atreven a aprovechar porque, contradicciones de la vida, dejar que el pueblo se empodere económicamente les va a quitar la cuota de poder que no quieren perder, y que necesitan para eternizarse en el mismo que, al final, es lo que buscan. Entonces ellos no confían en el pueblo y consecuentemente las nuevas generaciones cada vez confían menos en ellos.

  6. la “constancia económica, el reconocimiento al problema de la disponibilidad de divisas y la doble circulación monetaria” junto a requisitos como el aprendizaje y el avance tecnológico. No soy economista pero me gusta leer sobre el tema, creo que el Nobel (no es un extranjero, es un Premio Nobel de Economia por lo que deduzco que sabe muy bien lo que habla)tiene una clara idea de donde falla el sistem para de verdad acabar dearrancar al menos. El tema es como hacerlo, hicimos los lineamientos que mirandolos despolitizadamente suenan como un plan integral bastante adecuado ahora de ahi a su implementacion es donde va la cosa, capital humano hay, deseos no se, yo creo que es momento de constancia y prisa, habemos 11 millones que lo necesitamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *