“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

¿Por qué la economía no avanza?

economia-cuba-cubanos-reformasTomado de OnCuba

Lo adelantó el propio presidente Raúl Castro en diciembre de 2015, y luego en la segunda sesión de la Asamblea Nacional, en junio de 2016: el año que acaba de terminar sería el peor del último lustro en cuanto al crecimiento de la economía. Finalmente, y ante los diputados, el Ministro de Economía, Ricardo Cabrisas, anunció el decrecimiento de un 0,9 por ciento del Producto Interno Bruto del país.

A pesar de que una parte de las condiciones y características de la economía nacional que provocaron ese decrecimiento no han cambiado sustancialmente, el gobierno cubano se ha planteado crecer un 2 por ciento en el año 2017.

Comparada con otros pronósticos, como el de la Comisión Económica para América Latina, esa expectativa es mucho más optimista.

Sobre 2016 queda poco por decir. Lo primero, fue importante el esfuerzo por evitar recortar los programas que benefician a toda la población en un contexto de restricciones materiales y financieras. Lo segundo, en medio de esas mismas condiciones se desplazaron notables cantidades de recursos para la recuperación de los guantanameros tras el paso del huracán Matthew.

Pero también habría que pensar que tampoco logramos aprovechar las oportunidades de forma eficiente y no alcanzamos a integrar en una sola fuerza dirigida al propósito del desarrollo, el crecimiento económico y el bienestar, a todos los agentes económicos.

De una parte, el sistema empresarial estatal socialista no logró el dinamismo necesario y las transformaciones iniciadas no han madurado lo suficiente como para dar mejores resultados. De otra, el esfuerzo desde el Estado en parte se diluye en destinos que no son los medios de producción fundamentales, entendidos según  la Conceptualización del Modelo Económico y Social como aquellos que juegan un “papel estratégico en el desarrollo económico y social, la vitalidad, sostenibilidad del país y la seguridad nacional[1] .

Procesos como la Inversión Extranjera Directa (IED), la expansión de las cooperativas, la creación y reconocimiento legal de las pequeños y medianas empresas, llevan una dosis de riesgo; pero tomar riesgos es una condición necesaria para tener éxito. Debemos incorporar el riesgo a nuestro ADN o, mejor dicho, debemos aprovechar el riesgo que ya tenemos incorporado a él y lograr conducirlo hacia los fines de mejora del país. No puede seguir prosperando la idea de que tomar riesgos está prohibido.

La incertidumbre sigue siendo una característica distintiva del crecimiento económico mundial. Mercados importantes para Cuba no parecen salir de las tensiones vividas en el año 2016. Nuestros dos principales socios comerciales tuvieron un año muy difícil. China experimentó en 2016 el peor desempeño económico en 25 años y se augura un 2017 de crecimiento más lento. Mientras América Latina experimentó nuevamente una contracción de su economía y países importantes para Cuba terminaron con números rojos.

tabla-triana

Para 2017 el escenario económico internacional no parece augurar cambios demasiados positivos, aunque todo indica mejores perspectivas.

Se espera un crecimiento del 2,7 por ciento de la economía mundial y una tasa de crecimiento del comercio mundial entre el 1,8 por ciento y el 3 por ciento, junto con una mejora en los precios de los productos básicos del 8 por ciento. Seguirá siendo, sin embargo, un crecimiento con alta incertidumbre, marcado además por el primer año de un presidente en Estados Unidos de difícil previsión.

Aunque con probables mejoras, este no es un mundo fácil para un pequeño país con dificultades propias de un subdesarrollo no superado, y con un régimen de relaciones económicas perseguidas por la primera potencia capitalista del mundo. Es un archipiélago dependiente en energía y alimentos de la evolución de los precios mundiales. Pero es el mundo que tenemos, no podemos mudarnos, así que debemos saber encontrar la manera de vivir aquí y sacar provecho, incluso de esa situación tan difícil.

El plan de 2017 se ha puesto una meta alta: crecer en un 2 por ciento en condiciones de restricción financiera, con socios comerciales perdiendo recursos, mercados aún deprimidos para algunos de nuestros principales productos, con el deber ineludible de honrar los compromisos de la deuda renegociada y solucionar favorablemente los impagos a proveedores, con una reforma en el sector empresarial estatal (responsable de al menos el 80 por ciento del PIB y del 70 por ciento del empleo) que no acaba de dar los frutos esperados y, por si fuera poco, con el síndrome de la parálisis por análisis en las negociaciones con la Inversión Extranjera.

Deberá lidiar también con los prejuicios acumulados por décadas frente al sector no estatal, que ese mismo plan ha hecho responsable principal del crecimiento en un 13 por ciento de las circulación mercantil minorista.

Alcanzar la meta del 2 por ciento será más difícil aún de lograr si todavía no hemos podido solucionar la distorsión monetaria y nuestros precios internos no reflejan en absoluto el gasto real de trabajo. Es lo que ocurre cuando se tiene una tasa de cambio oficial distorsionada y los precios internos son definidos en un alto por ciento de manera administrativa. Además, el propósito tendrá que alcanzarse dentro de los límites que impone la cultura de manejo monopólico de la economía, que impide el papel positivo de la competencia en la búsqueda de mayor eficiencia y en la promoción de la innovación.

No hay que ir a China para aprender cómo funciona la competencia en calidad de resorte impulsor de la innovación, solo hay que mirar hacia nuestro incipiente sector no estatal, en especial los restaurantes y las habitaciones en renta para el turismo.

cooperativa-cuba

Cooperativa cubana del transporte.

Estas son otras tareas –algunas de largo plazo– de carácter estructural, con un previsible fuerte impacto en nuestra economía, con costos elevados en el corto plazo difíciles de asimilar cuando nuestra economía apenas crece y cuando no tenemos cómo acceder a fuentes de financiamiento que nos permitan amortiguar esos efectos. Es un gran reto que debemos ir asumiendo desde ya.

Las metas que ese plan propone están claramente expresadas, sin embargo, no solamente importa qué debemos hacer, sino también, cómo y a qué ritmo.

Pongamos de nuevo algunos ejemplos de sectores en los que se pueden tomar medidas para alcanzar el 2% de crecimiento deseado.

Habló el Presidente en su intervención el 27 de diciembre de la gran necesidad de apurar todo lo referido a la producción de energía con fuentes renovables. Pues bien, después de casi tres años de aprobado, todavía no ha generado un kilowatt el primer proyecto con inversión extranjera directa en esta rama.

Mientras nuestro país padece de un déficit de producción y oferta crónicos, la “vocación productiva y de servicios de muchas personas” permanece frustrada por el congelamiento en la aprobación de las cooperativas industriales y de servicios (eso de definirlas en negativo, como “no agrícolas” no es una forma favorable).

A esas cooperativas se les sigue considerando un experimento, se les sigue limitando a las mismas labores que los oficios aprobados para el trabajo por cuenta propia y se sigue marginando y prohibiendo que los profesionales puedan integrarse para ofrecer mejores productos y servicios.

Pasa en el área de la energía renovable también. Tenemos en los paquetes de cooperativas por aprobar propuestas de empresas cooperativas para contribuir a ese propósito, capaces de producir con costos mínimos calentadores solares de agua, biodigestores, pequeños sistemas de producción de energía eólica, todos producidos por ingenieros y técnicos cubanos, formados en nuestras universidades, decididos a vivir en Cuba y trabajar en Cuba. ¿Por qué no se les ha permitido emprender esa opción? ¿A que le tememos? ¿A que compitan con las empresas estatales? ¿Qué es preferible? ¿Ahorrarnos miles de toneladas de combustible fósil, tener un país más sustentable en términos medio ambientales gracias al esfuerzo “no estatal” pero cubano, o seguir gastando el poco dinero que tenemos en contaminar con petróleo nuestro país en nombre de la gestión estatal?

Si están definidos los ejes estratégicos que deben ser la base del plan de largo plazo, ¿por qué no actuar en consecuencia con ellos?

El otro ejemplo es también muy conocido: la inversión extranjera directa (IED) en general. El Ministro de Economía acaba de afirmar que “la inversión extranjera continúa siendo muy baja en su participación respecto a la inversión total, representando solo el 6,5 por ciento del Plan”. Eso significa que el volumen de IED, si consideramos la inversión ejecutada en el 2015 fue de 5 906,6 millones[2] y suponiendo que en el 2016 hallamos alcanzado los 7 000 millones, apenas alcanzará en 2017 unos 455 millones de dólares. Es un número muy alejado de los 2 500 millones que necesitamos.

¿Por qué no se han conseguido los otros 2045 millones de dólares? Esa cifra equivale casi a perder todo nuestro ingreso proveniente de la exportación de varios sectores. ¿Quién paga ese déficit? ¿Por qué seguir permitiendo que la cadena negociadora-aprobadora haga perder al país tantos recursos necesarios? ¿Qué debemos hacer para que no siga sucediendo? ¿Qué debemos cambiar?

Me permito por ahora una sola idea: seguimos concentrando las decisiones de aprobación en los organismos ramales, y dejamos fuera de esa potestad a gobiernos provinciales, a los cuales no se les deja aprobar ni siquiera pequeños proyectos que pueden generar beneficios económicos y sociales significativos a su escala.

Cuba sigue estando de moda, los que asistimos a la Feria Internacional de La Habana 2016 lo pudimos constatar. Sin embargo, podrían estarse acabando nuestros 15 minutos de fama. Tenemos que aprovechar mientras dure esta tremenda oportunidad.

El 2017 será un año difícil, pero sigo pensando que tenemos todo lo que hace falta para hacerlo un año de victorias en mundo convulso. Depende solo de nosotros mismos.

mariel-zedm-cuba-economia

Zona Especial en Desarrollo Mariel (ZEDM)

[1] Conceptualización del modelo Económico y Social Cubano. Numeral 125.

[2] Anuario Estadístico de Cuba 2015, ONEI, 2016.

 
 

19 thoughts on “¿Por qué la economía no avanza?

  1. “…seguimos concentrando las decisiones de aprobación en los organismos ramales, y dejamos fuera de esa potestad a gobiernos provinciales, a los cuales no se les deja aprobar ni siquiera pequeños proyectos que pueden generar beneficios económicos y sociales significativos a su escala.” Quizas ese aspecto debió analizarse antes de tomar la decisión de la ANPP sobre el experimento en Artemisa y Mayabeque. SALUDOS!

  2. Para mi el trasfondo de todo es político. En Cuba nadie toma una decisión que pueda ser políticamente incorrecta aunque sea el negocio del siglo. Nadie toma riegos. Cómo se te ocurre !!!. Y si me quitan el LADA del trabajo.
    Eso lo sabemos todos en CUBA un Director de empresa puede ser el peor económico del mundo, cuando más le jalan un poco las orejas, pero que cuestione el sistema para que vea donde rebota.

  3. Sobre el ” problema” de Cuba se habla y se habla; pero nadie resuelve .Economistas, políticos,filosofos, y hasta comediantes proponen….pero Dios dispone.El Pueblo está cada día más decepcionado.

  4. En un buen ecosistema económico coexisten las bacterias con animales pluricelulares e incluso árboles enormes.

    Por motivos ideológicos en Cuba solo se permiten empresas unicelulares o con unas pocas células. Por lógica, el ecosistema económico resultante posee una productividad pésima.

  5. El otro día ví un post en Facebook que decía con humor: “Dios hizo el Chavismo para demostrarnos que la crisis no depende del bloqueo”.
    En 57 años el gobierno ha tenido tiempo mas que suficiente para demostrar eficiencia económica y no lo ha logrado, no se por que pensará el profesor que “tenemos todo lo que hace falta para hacerlo un año de victorias en mundo convulso. Depende solo de nosotros mismos.”.

  6. Para mi la causa la aprendimos, o al menos nos lo dieron, en la escuela: Las relaciones de producción no permiten el desarrollo de las fuerzas productivas.
    Fulano quiere hacer “algo” con lo que ganara dinero, dara trabajo a otros, pagara dinero en impuesto, resolvera problemas de la sociedad…etc. Pero ese “algo” está restringido a trabajos entre medievales (hotelería y vender comida) o simples reparaciones. No puede importar Y MUCHO MENOS EXPORTAR, paga mas impuesto que los siervos de la gleba, etc etc
    Alemania, cuarta economía mundial, tiene una fracción grandísima de su economía sostenida por pequeñas empresas. China, la segunda, tiene una gran cantidad de negocios privados.
    Y nosotros insistimos con el viejo Capitalismo de Estado que es como el bloqueo yanqui: Lleva mas de cincuenta años sin funcionar.

  7. Los articulistas dicen lo mismo, y los comentaristas dicen lo mismo. esto es lo de nunca acabar.Muchas razones, muchas explicaciones,muchas ideas, muchas propuestas, pero nadie mueve un dedo.Que pasa?Hasta cuando èsto? Es que acaso “alguien” está esperando la extinción por inercia?

  8. 4.Gabriel, nunca había visto la economía cubana como animales de diversas células.

    La pregunta correcta no es:
    ¿Porqué la economía no avanza?

    La pregunta correcta sería:
    ¿Acaso los mismos responsables de que la economía no avance, podrán hacer avanzar la economía? ¿Con los mismos métodos?

    Hasta en la Biblia salió que el vino nuevo rompe los odres viejos. El mejor favor que puede hacérsele a la Revolución, es acabar con esa retahíla de empleadoras que no emplean, solo revenden constantemente, grupos de empresas que no coordinan, solo flotan, frentes de no sé qué que no instruyen, solo cobran, monopolios comerciales y turísticos que no se esfuerzan en mejorar su gestión porque de todas formas la gente tiene que ir ahí.
    Sigo preguntándome porqué disolvieron Cubalse y Habaguanex cambió de entidad.

    Los marxistas chinos demostraron que una cosa es la tenencia de propiedad y otra la gerencia, la gestión de la propiedad.
    Con datos económicos y principios filosóficos. Con el mismo marxismo.

    No hay que privatizar el país completo para que funcione, pero cada trabajador, directivo, gobierno local, debe tener toda la autoridad para desarrollarse, y toda la responsabilidad para ser botado si no lo hace. En el capitalismo, la mayoría de las personas no son dueñas de su negocio.
    Trabajan para alguien. No importa si es el Estado o un gran capitalista. Los mecanismos de pago y estimulación son los que deciden. De hecho, en todas partes existe también la estimulación moral.

    Se dice de dientes afuera que mientras haya respaldo productivo, no importa lo que la gente gane, pero en realidad los indicadores formadores y condicionantes IMPUESTOS a las empresas (los ministros los aprueban o no) llevan a la distorsión del trabajo. Se obtienen plusvalías extraordinarias que luego se dilapidan en gastos superfluos y no redituables…

    La argucia de considerar como productivos en empresas de servicios, construcción o ingeniería a directores de operaciones, choferes, secretarias, jefes de departamento, informáticos, esconde la abrumadora burocracia, que también vota por sus intereses, como la resolución 17, y muchas veces ocupa todos los puestos de la CTC, PCC y UJC en las empresas, como forma de garantizar su plaza laboral.
    Y esto determina el carácter en la base de estas organizaciones en dichos lugares.
    Por suerte, no es así en todas partes.

    Además de las asociaciones profesionales de cada ramo, que tienen un “órgano de relaciones” oficialmente designado por el Estado.Todo esto es gente que no pincha!!!

    Todos estos elementos también inciden en la toma de decisiones sub-optimales, pues se parte de postulados absurdos, y lo que es igual, totalmnte contrarios al marxismo

    O sea, la economía no avanza porque no les interesa hacer cumplir los principios socialistas, porque los principios socialistas supondrían una reducción de la burocracia, poder, bienes y servicios que reciben como asignación a través de autos, tarjetas islazul, celulares pagos, etc.

    En resumen, la burocracia cubana es profundamente contrarrevolucionaria, aunque no sepa que con ello cava su tumba, ni se defina a sí misma de esa forma.

    Pero como desde su punto de vista el futuro no puede ser socialista, mientras se muestra repetidora hueca, no toma riesgos, no innova, y alista sus papeles ante inspecciones, prepara el camino para pasar al campo privado, busca ciudadanías y estudios foráneos a sus hijos, les ayuda con el capital inicial (recursos) y trámites (incluencias) para sus negocios.

    Lo que Eliades Acosta llamó en su genial libro “Guerras de 4ª generación”, los burócratas de hoy son también “pre-post-castristas” de mañana. El problema es que cuando Ud. busca responsabilidades concretas, se difuminan, y esas personas están en todo el aparato oficial.

    La entropía (o caos) la externalizan, igual que los costos. Todas van a Liborio, que debe pagar el costo de trámites mal hechos, moverse de un lugar a otro, no contar con repuestos o suministros, adquirir peores bienes o servicios.

    Los costos de todo tipo nunca se revierten en ellos, que cuentan con canales de aprovisionamiento y servicios paralelos, mientras su salario oficial es casi simbólico. Eso tampoco es marxismo.

    Será muy difícil que erradiquemos el cáncer si contamos con los tumores para ello. Tampoco un caos conviene a Cuba.
    Es difícil el cambio del cambio.

    Me pregunto: Cuando esa gente grita tanto
    “Yo soy Fidel” ¿qué querrán decir?

    Y ya, que he escrito demasiado.

  9. de quien es la culpa?
    del bloqueo, de la politica de acercamiento de obama, de los ciclones, de la calma, de las lluvias, de la sequia, de los pichones q lo esperan todo, de los que se van, de los que se quedan, de los que no se sacrifican lo suficiente, de los paladares, de los bisneros, de los disidentes, de la mafia terrorista de mayami, de la globalizacion, de la crisis general del capitalismo, del petroleo q baja de precio, del petroleo q sube de precio, del mercado del azucar y el niquel, de los inversionistas q no vienen, de los inversionistas q se van, etc, etc, en fin de todos menos del gobierno y partido que por mas de 5 decadas han sido responsables de todos los “logros”

  10. A proposito de “asumir riesgos” – de tipo ideologico, claro – Triana hablo con buenismos y factuales exemplos hace 4 anos a los quadros del Minin en una conferencia que anda por Internet. Hoy explica lo mismo. Aun muy mal balanceado entre sanos principios economicos y malsana ideologia, el sigue hablando de producir “riqueza” cuando – como se dijo en este blog a proposito de Vietnam – solo se nota una batalla en contra de ella. Las sinales tan diversas y contradictorias que se escuchan hablando de la economia cubana solo hacen mas actual que nunca la pregunta: quien manda realmente en Cuba? Es un Raul Castro cuyos discursos deberian ser ordenes para los demas o hay un Poder de lo Demas (Demos Kratos, en griego antiguo) que le rema en contra? Quizas no salga algo interesante de todo este caos. Baba Egiobe o Irete Sukankola? Saludos y un Feliz 2017!

  11. Podriamos preguntarnos por que no avanzo en los 60’s, 70’s, 80’s… y asi puede haber muchas excusas, pero la respuesta real sera la misma, una direccion erratica, irresponsable, autoritaria,.., en pocas palabras DICTADURA

  12. Basta ya de medias tintas y largas explicaciones. El caos es el caos y no hay teoría, aunque lo trate de explicar,que lo resuelva. En Cuba hay un solo problema caos económico producto a un absurdo regimen politico. ¿Quieren resolverlo? . Cambien el sistema politico. Este sistema se escuda en la defensa del pueblo. ¿Cual pueblo?. Porque el cubano cada vez padece más carencias. Ah¡ Será el pueblo de los castro y sus acólitos cercanos. Es que, a mi modo de ver, nosotros hablamos de mejorias, logros, metas, planes etc. Ellos, la cupula, solo ven en todo esto su vida, sus privilegios, sus beneficios. Nunca emprenderán nada que ponga en riesgo los mismos.

  13. El sistema, siempre el sistema. Son los hombres que manipulan el sistema los que tienen que tomar el papel que les corresponde. está mas que probado que el Socialismo es superior al Capitalismo, sea Marxismo o no. Putin hizo en días anteriores un buen análisis de que ” La URSS pude haberse salvado”(Rusia Today). El problema es que las personas a veces o se olvidan o quieren olvidarse de sus raíces y vivir”como Carmelina” al día, y el que venga atrás que lo parta un rayo. Otros piensan que como hicieron”mucho” ahora se lo merecen todo a costa del futuro. Con los destinos de un Pueblo no se juega y no se improvisa. Hay planteados esquemas inoperantes porque no quieren implementarlos, o porque se tiene miedo. Hay que deshacerse del miedo, y sin improvisar, avanzar.No hay fórmulas mágicas, y lo de Artemisa y Mayabeque se ha comprobado que es un FRACASO hasta ahora. Lo que hay que hacer es cumplir con nuestras leyes y regulaciones, porque hay miles de ellas pero nadie las cumple y no pasa nada. El robo y el burocratismo a la orden del día. Fatalismo histórico? Cuando la colonia el burocratismo español agobiaba, y el pueblo y comerciantes robaban y contrabandeaban cueros, carnes, esclavos, etc. Es lo mismo ahora? No se, pero se parece. Saludos.

  14. Para mi el problema económico cubano comenzará a resolverse, a enrumbarse, cuando se unfique la moneda y las tasas de cambio, el denominado día CERO…a partir de ahí otro será el panorama, se ha dilatado demasiado, pero un día llegará, y creo está cerca…

  15. Esto al final se me parece al cuento de Pepito cuando se pregunta porque ríe la hiena, jajajaja.

  16. No se de donde baracoa 13 saca eso de que esta demostrado que el Socialismo es superior al Capitalismo, y mas cuando se esta hablando del tema economico. Nada, en mi opinion la burocracia y el inmovilismo no es mas que la consecuencia del sistema, aunque no necesariamente desaparecerian aquellos si este cambiara

  17. 13. “está mas que probado que el Socialismo es superior al Capitalismo”
    Me interesaría mucho ver las pruebas esas a las que se refiere.

  18. Perdonen mi ignorancia y quisiera que alguien me respondiera. ¿Acaso la doble moneda con su duplicidad cambiaria no distorsiona el valor que se pueda calcular del PIB? Fernando, quizás puedas responderme si eres tan amable. Según mis conocimientos, para mí es casi un sin sentido calcular el PIB en estas condiciones, no lo veo veras. Gracias

  19. Yo lo respeto mucho a UD. profesor Triana y para hacer esto como parte de su trabajo esta bien. Pero tambien UD. sabe muy secretamente porque la economia no avanza. Por lo que no avanza todo. No son los cubanos de abajo (los que leen esto), son los cubanos de arriba los que tienen la culpa, los que no “sueltan el rabo del león” porque se los come. UD. puede seguir viviendo de esto, algunos lo leeran y repetir el cuento que ya se aproxima a los 60 años. El cuento se hará un clásico como el de La Caperucita Roja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *