“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

¿Por qué frenar la suba de precios en el transporte?

bandera-cubana-cuentapropistasTomado de LJC

Acaba de darse un paso importantísimo en el funcionamiento institucional cubano en el período más reciente. Las autoridades del Consejo de Administración de La Habana han lanzado un plan urgente para impedir la subida de precios del transporte privado en la capital.

Con una velocidad encomiable se han coordinado los esfuerzos de distintas instituciones del transporte, orden público y sistema judicial para un plan de enfrentamiento a la especulación que se anunció para ser lanzado en los próximos días.

Desde hacía tiempo los transportistas privados, llamados popularmente boteros llevan tanteando una duplicación de las tarifas por tramos dentro de la Ciudad de La Habana. La hasta ahora acostumbrada es de 10 pesos por tramo y de 20 por la ruta completa.

Y digo ¨acostumbrada¨ y no ¨vigente¨ porque no existe ninguna regulación oficial de precios en esta actividad, al menos que sea conocida públicamente. Los precios son establecidos a través de una dinámica de comunicación entre los miles de choferes de transporte privado que operan en la ciudad.

La coyuntura actual, generada por las medidas de ahorro estatal de combustible, hizo en pocos días detonar la subida de precios y de paso ¨justificarla¨.

El transporte privado tanto de pasajeros como de carga, se nutre de la compra de combustible en el mercado negro, especialmente del tipo diésel llamado popularmente ¨petróleo¨. Enormes cantidades de carburante robado en las empresas y organismos estatales son vendidas a precios inferiores que en la red de gasolineras CUPET y Oro Negro.

La gran mayoría de los conductores que se dedican a la actividad privada en una búsqueda de mayor beneficio fomentan y mantienen esta dinámica. Prácticamente ningún auto botero circula con petróleo comprado a precio oficial.

Esto lo conoce todo el mundo, desde el simple pasajero hasta la Presidencia del país.

En el sector estatal es una de las más activas cadenas de corrupción, donde se involucran no solo los choferes, si no los jefes de transporte y administradores. Todos los vehículos estatales tanto pesados como ligeros tienen reportadas cantidades inferiores de rendimiento de kilómetros por litro con el objetivo de aumentar la asignación de líquido y poder vender el sobrante.

Hay que tener muy claro también, que existen condiciones corruptivas que fomentan esta situación, pues el sueldo de un chofer profesional ronda los 300 pesos, una cifra con la que es imposible mantener una familia en la Cuba de hoy. La mayoría de los que ejercen este oficio en el sector estatal viven de vender el combustible de su vehículo.

Esto ha generado un raro fenómeno de ¨interés¨, pues el chofer intenta lo más posible mantener el vehículo funcionando. Muchos autos estatales ruedan por las calles gracias el dinero que genera ese mercado negro, pues el conductor usa parte de lo obtenido en comprar piezas de repuesto y en gastos de mantenimiento. Muchas veces las piezas provienen del “canibaleo” a otros autos estatales en un círculo vicioso corruptivo.

Igualmente con ese dinero se paga la extorsión de las inspecciones del Somatón, llegado el plazo se planifica una venta mayor para reunir el dinero exigido a cada vehículo por las mafias que lo controlan.

Esto produce subjetivamente que los choferes desarrollen una mentalidad de ¨posesión¨ sobre el vehículo, ya que en la práctica son quienes lo mantienen y no la empresa a la que pertenece. Al mismo tiempo provoca una falta de moral notable en los jefes para exigir por su funcionamiento.

La situación descrita es terriblemente dañina para todos los ámbitos sociales en que impacta la actividad del transporte tanto estatal como privado.

Es lógico que los recortes en el sector estatal de las cifras de asignación de combustible produzcan al mismo tiempo una escasez en el mercado callejero. En un funcionamiento especulativo, dicha escasez no solo representa una dificultad para encontrarlo, si no un aumento automático del precio.

En los medios de comunicación, autoridades y periodistas han hecho énfasis en que el combustible para la actividad privada debe ser comprado en la red oficial que además permite tomarlo como precio de referencia, pero no existe ningún mecanismo de exigencia para esto. A diferencia de otras actividades privadas a los conductores no se les exige mostrar comprobantes de la adquisición legal de su ¨materia prima¨, en este caso el combustible.

Desde los primerísimos días de la campaña de rumores sobre apagones y demás ya se venía comentando entre el ambiente choferil el para ellos ¨lógico¨ aumento.

¿Pero vale preguntarse? Ha sido realmente la escasez de combustible la que ha generado el aumento o esta ha sido solo la oportunidad que venían buscando para algo que desde hacía tiempo se venía venir.

A diferencia de otros países, en Cuba el transporte privado no está organizado en sindicatos o asociaciones, verdaderas mafias al servicio de los intereses políticos de la oposición de turno. Sin embargo, llama la atención de la rápida manera en que se propaga una situación como esta.

Los puntos en la ciudad que hacen de final de ruta, piqueras, sitios de comida, etc funcionan como nudos de comunicación. Además de que la mayoría de los operadores de transporte provienen de pueblos pequeños de las provincias de Artemisa y Mayabeque donde todos se conocen. Eso permite que se produzcan especies de Días D en cuanto a las tarifas o los recortes de rutas. No debe dudarse de que llegue a existir la presión de unos choferes sobre otros.

Desde hacía meses se venía intentando un aumento. Han sido notables las intenciones de cortar la ruta en el túnel de Línea para hacer un tercer tramo de 10 pesos Vedado-Miramar. Limitar el trayecto a un solo municipio en el caso de Plaza. O la práctica de no montar personas para tramos largos, para llevar más pasajeros por kilómetro, aumentando la ganancia pero dificultando el traslado de las personas.

Luego de 400 años de existencia y estudio del capitalismo es entendible, aunque por supuesto con límites tolerables, la avidez de todo negocio de obtener más ganancias. Pero además el transporte privado tiene condiciones internas que lo empujan a ser, junto a la venta de productos agrícolas, el sector más agresivo en la creciente dinámica del cuentapropismo en Cuba.

La gran mayoría de los vehículos dedicados a esta actividad no son conducidos por sus propietarios. Los dueños no pasan horas en el tráfico, el calor y el estrés de la conducción, si no que reciben parte de las ganancias solo por el hecho de ostentar la propiedad sobre ese medio de producción sin aportar ningún tipo de beneficio. Algunos ni siquiera han manejado alguna vez y otros ni siquiera tienen edad legal para hacerlo. Puede ser desde una chica quinceañera hasta una cándida octogenaria. Como en Cuba solo se puede tener un auto registrado en propiedad hay familias donde cada miembro tiene su ¨almendrón¨.

No existe limitación, por supuesto, para la posesión legal de un auto, pero tampoco existe una regulación sobre la titularidad de una licencia de transporte que garantice que quien opera el vehículo sea o tenga que ser también su propietario.

Si bien los autos norteamericanos de los 50 fueron el vehículo de uso familiar de muchos cubanos, luego de un período de 5 años ya es raro ver alguno que no esté dedicado a llevar pasaje. Incluso otros tipos de autos que no soportan esa explotación como los Lada y Moskovich están tomando ese camino.

La mayoría han sido revigorizados con motores usados en el sector estatal turístico que se venden en una red de tiendas especializadas por un precio que ronda los 2000 dólares, más unos 200 o más de ¨propina¨ , ya que ¨no hay¨ hasta que usted no suelta esa cantidad extra.

El precio promedio de un ¨almendrón¨ en el mercado ronda los 12 000 cuc según el estado en que se encuentre.

Adquirir uno de estos equivale a hacerse de una especie de renta que pareciera ser vitalicia.

Así se crea una corta pero filosa cadena de dos y hasta tres eslabones: El chofer, el propietario, e incluso un segundo o principal propietario.

Cada vez es mayor la cifra de los que poseen más de un vehículo llegándose a crear incluso flotillas personales o familiares.

Una buena cantidad de cubanos residentes en el extranjero, sobre todo en Estados Unidos han adquirido a nombre de familiares autos de este tipo de los que obtienen cantidades de dinero que le son remitidas hacia Miami y otras ciudades.

Un socio de la cadena en Cuba se ocupa de administrar y mantener la flotilla, además de contratar a los choferes. Periódicamente envía las ganancias al dueño principal. En algunos casos esta cifra llega a ser de 500 dólares por vehículo cada mes.

Ya sea en su versión corta que comienza y termina en Cuba o en su modalidad larga que lo hace en Miami, esta cadena aumenta meteóricamente el precio que los cubanos deben pagar por transportarse.

Al costo del combustible, el mantenimiento, y la reparación de roturas, se suman las ganancias de los distintos eslabones.

Cada chofer debe entregar diariamente entre 500 y 1000 pesos diarios a los propietarios. Algunos llegan incluso a estar sometidos a 1500 pesos. Luego todo lo que hagan en el día es suyo, cifra que varía igualmente de 500 a 1000.

Cada almendrón ingresa entre 38 000 y 60 000 pesos mensuales. El 50 % del precio del pasaje que sale de nuestros bolsillos sostiene la existencia de esa masa de simples propietarios que sin aportar esfuerzo alguno a la economía nacional, ni siquiera de manera real a su actividad privada, se beneficia de ese pago.

Por cada almendrón, existen una o dos personas que reciben ganancia sin aportar nada a cambio.

En la mente de muchos cubanos, al calor de estos tiempos, eso parece ser algo completamente normal y aceptable, pero por el efecto que provoca es una verdadera locura incluso para una sociedad en el más salvaje capitalismo. Incluso en esos países estas actividades están altamente reguladas.

Por el desgaste físico y mental que significa y el tiempo dedicado, el ¨boteo¨ es tal vez el oficio más duro y alienante de los que se realizan en el sector privado.

La mayoría de los choferes preferirían recaudar solo 1000 pesos y trabajar menos horas, pues la mayoría maneja unas 12, 14 y hasta 16 horas diarias incluso los domingos. Eso les significaría la nada desdeñable cifra de 25 000 pesos trabajando más humanamente 25 días al mes.

Y al mismo tiempo una reducción del 50 % del pasaje.

Todo eso bajo una regulación de esta actividad por las autoridades. Entender que las rutas en la ciudad deben ser otorgables por la propia Administración Provincial, como parte de la entrega de la licencia de operación, bajo una tarifa establecida por esta, donde haya tantas oportunidades para quién desee trabajar como una vida más económica para los ciudadanos.

Incluso no solo identificar, si no también numerar las taxis para ejercer un mejor control sobre ellos. Establecer las rutas por la necesidad de trasporte de la ciudad y no por la mera conveniencia de los operarios. No seguir pretendiendo que la trasportación privada hace una función ¨alternativa¨ al transporte estatal, si no que en la práctica mueve una enorme cantidad de personas por lo que difícilmente podrá prescindirse de ella.

Es una situación compleja, pero no podemos dejar de buscarle soluciones pues en el futuro nos enfrentaremos a fenómenos más complejos aún.

El mercado privado debe expandirse y diversificarse en lo mucho que tiene por delante, pero actividades con un sensible impacto social, como el transporte y los productos agrícolas no pueden quedar bajo las dinámicas de un afán de lucro descontrolado.

Sacar ambas de las garras de la oferta y demanda es un deber del Estado Socialista. Esperemos que los ciudadanos, instados por una comunicación efectiva, estén a la altura de apoyar lo que se haga por su propia protección y su sustento.

 
 

42 thoughts on “¿Por qué frenar la suba de precios en el transporte?

  1. Esto demuestra, el descontrol con que funcionan las empresas en Cuba, y el estado ha permitido por mucho tiempo que haya coexistido este tipo de actividad, que los almendrones funcionen bajo la anuencia de todas las autoridades involucradas en este fenómeno del boteo. Un negocio que pareciera brillante y resultado sumamente jugoso para quienes poseen los autos y vemos que nos así, los boteros suben el precio ante la amenaza que no hay de donde robar no de donde sacar combustible. Hay momentos decisivos para ejercer el poder, este es un momento crucial para que el estado vele por sus conciudadanos.

  2. Esto solo se resuelve a nivel de cooperativas, o pudiera ser empresas mixtas (extranjero-cubanas) en el sector del transporte, y mejorar el transporte estatal sustancialmente para que no prospere toda la trama diabólica, que hasta ronda en el descaro cuando un chofer de almendrón, descarnadamente dice en TV que compra el combustible en “bolsa negra”. Y NO PASA NADA. ANTYE ESTOS CASO DEBE HABER MULTAS, DECOMISO, ETC. ROMPER LA CADENA, PERO DANDO AL PUEBLO ALTERNATIVAS, PORQUE LA NECESIDAD EXISTE. SALUDOS.

  3. Buenos días Fernando. Aún no leo el artículo, voy por el título; y me ha parecido que hay un error en el mismo. Es “subida” en vez de “suba”? Si no es así, mis disculpas. Y ahora a leer el artículo. Buen día!

  4. Excelente análisis digno de figurar en Granma como muestra de buen periodismo. No importa q se esté de acuerdo o no si no el fomento de la discusión.

  5. como siempre: mucha repression,prohibicion,analisis “cientifico”
    sobre la avidez capitalista,etc,etc…pero nada acerca de la incapacidad de un gobierno con 57 anos y no ha podido resolver nigun problema,solo crear muchos y variados problemas….Manejar,viajar,mantener a esos cacharros con peste a luzbrillante,sin amortiguacion,con direccion endeble no es nada agradable ydebian construirle una estatua a los participanes en estas aventuras,pues han resuelto lo que sesudos economistas socialistas cubanos no han podidodo …..

  6. Es interesante (y lamentable) que esté saliendo dinero de Cuba por este concepto. Aunque sean cifras ínfimas es evidente que cualquier flujo de capital hacia el exterior nos afecta. Sin embargo, lo que resulta verdaderamente indignante es que una actividad tan sensible como el transporte privado de pasajeros, hasta hoy esté prácticamente DESregulada. Es incomprensible además, porque como es sabido por todos, gran parte del combustible de los boteros sale “por la puerta de atrás” de organismos estatales.

  7. Que artículo más cantinflesco. el autor de este escrito no tiene idea de las consecuencias de limitar esta modalidad de transporte. Quien no sabe que este país se sostiene a base de desvíos, robos, corrupción en todas las esferas? mientras más se limiten estas manifestaciones más en la miseria se sumirá el país y al propio tiempo se incrementará la presión dentro de la caldera. Ya la crisis está en la calle con las paradas de ómnibus abarrotadas de personas y como siempre, una vez más, el gobierno y su empresa socialista no tiene ni tendrá capacidad de respuesta, mares de ómnibus parados por piezas, etc. Ya lo dijo Lenin, o superamos a la empresa capitalista o estamos condenados al fracaso.

  8. Gobernar un país haciendo permanentemente lo que los ciudadanos y la propia naturaleza humana rechazan, no traerá resultados distintos a los que hemos vivido por 57. Después de los almendrones será el agua, después las calles, después las tiendas en cuc, un barco haciendo agua permanentemente y la respuesta es siempre la misma, “trabajar por un futuro mejor” y ese “futuro” ya lo conocemos.

  9. ¿Cuando van a parar toda esa locura? ¿Cuando no quede Revolución?¿Cuándo hayamos pasado de largo frente a lo que podía preservarse, sin ni siquiera habernos dado cuenta? ¿Son ciegos nuestros dirigentes o no quieren ver? Menos mal que al PP de La Habana, se le ocurrió poner coto a toda esa maraña en la que están involucrados, desde los que fijan esos precios astronómicos y ridículos para la venta de autos, dirigentes de refinerías, directores de empresas, transportistas de combustibles, choferes de empresas y boteros.

  10. Ningún trabajador cubano tiene poder adquisitivo para transportarse diariamante con un botero, ni a 40, a 20, a 10 ni a 5. A no ser que tenga una urgencia , porque ningún obrero, ni ama de casa puede dedicar más de $200 pesos mensuales en el transporte hacia o desde su su centro de trabajo. Así pues los que se trasportan a diario en esos almendrones, tienen un negocio que atender o una gestión relacionada o excepcionalmente una situación personal.

  11. Los almendrones la única utilidad que tienen es la folclórica-turística como atracción y curiosidad, al estilo de los paseos en coche y volantas a viajeros en todas las ciudades del mundo. Lo mismo que todos esos camiones de pasaje, que resuelven un problema, es cierto, pero que por su situación mecánica-técnica son verdaderos ataudes rodantes, causantes de cientos de accidentes y muertos en Cuba. Mientras tanto miles de vehículos a precios de chiste, almacenados, ociosos se deprecian cada dia en almacenes y parqueos estatales.

  12. Para Tere 4 Según lo que Yo se de idioma Español la expresión “Suba” no se usa, si es una forma de expresarse comunmente en idioma Portugués Como ej. ( Está certo falar na ‘suba’ do mercado? )

  13. Este artículo demuestra una vez más ó que el sistema no funciona ó que los que dirigen el país son unos ineptos ó ambos inclusive. (Un grupo de personas monta un entramado de negocio semi-legal, a-legal o como sea, pero funciona, y los cubanos tienen un servicio de transporte. Caro-Pero que bastante eficiente. Y el gobierno con todos los recursos y no le funciona nada o casi-nada).Como se le le meta mano a este asunto ya veremos como colapsa el trasporte público!

  14. Si algo me extrañó a mi de los almendrones es que el viaje del Vedado a “La Habana” haya costado 10 pesos por más de 15 años. En ese mismo tiempo, el combustible, los cigarros y la bebida subió varias veces por el estado. Hasta he llegado pensar que los almendroneros subvencionaban el transporte de la capital 🙂
    La solución comienza por coger para chatarras todo esos carros que deben ser el componente fundamental de la contaminación en la Capital. Y darle a cambio un carro “moderno”. No creo que sea muy dificil comprar carros de segunda mano en cualquier lugar del mundo.
    Y luego, nada de ponerse a vigilar que no se roben el petroleo del estado. Sino eliminar todo ese transporte estatal que solo da pérdidas, robos, inmoralidades…el diablo y la vela.
    porque ¿cómo van a controlar los precios? ¿de dónde saldrán los inspectores incorruptos?
    en fin, vivir para ver….desde bien lejos mejor.

  15. Los ” boteros” son parasitos que viven del petroleo, las piezas y la incapacidad gubernamental de no haber podido nunca garantizar un transporte eficiente a la poblacion, Las quejas y recomendaciones de este senor no van mas alla de controlar al botero como unidad,pero las arterias que lo mantienen vivo las pasa por alto;el” botero” es la consecuencia de una sociedad economica y socialmente fallida, pero ese parasito hasta ahora nos a hecho inmunes al desastre que hubieramos tenido de no existir ese botero.

  16. Bien por el PP en regular esa actividad empezando por los precios. Pero eso no es mas que la punta del iceberg, el final de la cadena.¿El PP desconoce que 9/10 partes de las pizzas se confeccionan con harina malhabida? ¿No saben el bizneo y la apropiacion indebida de recursos en empresas como Transtur y demas instituciones turisticas, sobre todo en las no regenteadas por el MINFAR?¿Y la utilizacion de tarjetas de crédito de internacionalistas que obtienen una rebaja del 10% en sus compras para la reventa posterior?¿Y el desvio de recursos por administradores en cafeterias y restaurantes del estado o los robos al descaro de los clientes en las raciones?¿Y la mafia de los puntos de venta de materiales?

  17. Coincido de manera general con casi todos los criterios dados, ahora bien si ha sido un excelente artículo crítico y realista de la situación cubana y por ellos felicito al autor, es verdad que este sistema socialista es muy benébolo y por eso pecamos, regalamos el combustible a las empresas estatales y por qué no costearlo, es decir que lo compren o lo paguen al precio de cupet por lo menos el que es para que se mueva el transporte empresarial, eso es importante porque el que se usa para producir no debe incluirse a no ser que la empresa tenga suficiente ingreso para pagar su propio combustible y ahí sí, el estado no puede seguir subsidiándolo todo, la empresa socialista en su nivel de eficiencia tiene que ser capaz de autofinanciarse, pero esa palabra tiene que ser real autofinanciarse de verdad y no seguir amarrada a la teta del estado, el estado sigue manteniendo a las empresas y eso no puede ser como mismo se paga el agua, laelectricidad y otros , la empresa debe pagar el…

  18. Creo que es un excelente analisis de los cros de LJC. Va a la medula del problema. Y aplausos al gobierno provincial por tomar el toro por los cuernos. Ojala fuera asi con todo.

  19. Pues en este artículo Javier Gómez Sánchez no ha dejado nada al azar, todo lo controla a la perfección diría yo, sin dudas tiene una catedra o post grado en transporte público, especialmente almendrones. Quizás solo discrepar que los choferes rentados que sepa yo o haya oído hablar, por ellos mismos muchas veces, NUNCA dan menos de 800 y hasta 1500.
    Por la sensibilidad del tema creo que por vez primera me alineo al control, AUNQUE A DECIR VERDAD LO IDEAL, serian flotillas de ómnibus de centros laborales, todos los posibles dedicados a hacerles la competencia a los boteros, pero ya sabemos que eso sería difícil, mas no imposible, creo que además de beneficiarse la población y plantarle cara el gobierno a los boteros, los choferes de dichos ómnibus se verían beneficiados con lo que rasparían del precio de dicho pasaje. Es decir al final serian beneficios para todos los implicados y competencia para los boteros.

  20. Llego el 1er dia y ya los boteros dieron su respuesta, tramos mas cortos
    Porque matan al mensajero?
    Ellos son resultado de todo lo que nos rodea, la corrupcion reinante viene desde arriba, no son solo los choferes quienes venden el combustible asignado, el obrero que no maneja recursos no tiene como corromperse, el solo tiene que sobrevivir.
    En un sitio que trabaje, el presidente del grupo Empresarial tenia 3 vehiculos a su disposicion, uno para viajar a provincia, uno para usarlo del lado oeste del tunel del almendares y el otro para el lado este. y alguien se atrevia a decir algo? todo el mundo era ciego.

  21. Saludo la intervención aunque entiendo que eso de topar precios termina a veces siendo un boomerang. Pero tengo una pregunta: qué hace un ciudadano que es estafado, por ejemplo, por una brigada constructiva aunque medie un contrato? A quién acude? Se responde con igual agilidad? Ese capitalista con 10 pobres asalariados es capitalista los días impares(para cobrar y para explotar a trabajadores sin derechos consagrados por regulación alguna) y socialista los dias pares (para no responder por su descaro). El mejor de los mundos.

  22. Corrupción: enemigo Nro. 1 del socialismo. A comienzos de la perestroika Gorbachov dijo que de cada 10 sacos de cemento de propiedad estatal, uno era desviado al mercado negro. Es evidente que hemos superado esa cifra.

  23. Bueno, ahora hace falta que el estado “apriete” en todas las provincias. Le invito a mi ciudad, Cienfuegos, para que escriba sobre la mafia montada por los cocheros acá, principal medio de transporte para los tramos cortos. Hasta huelga han hecho y al final siempre pierde el pobre de Liborio.

  24. o sea que aparte de poner el medio de producción fundamental ,que bien pudiera quedarse pudriéndose en un garaje o bien para uso personal de sus propietarios los dueños no hacen nada???? No si está clarísimo ellos deben donar sus autos para que los boteros trabajen más barato ,este tipo es un genio.

  25. Y arriba sale con la teoría de conspiración ´´funcionamiento especulativo´´ ´´¿Pero vale preguntarse? Ha sido realmente la escasez de combustible la que ha generado el aumento o esta ha sido solo la oportunidad que venían buscando para algo que desde hacía tiempo se venía venir.´´

  26. lo peor es que este tipo pone todas o casi todos los elementos que coadyuvan a crear esta situación y luego remata haciendo el diagnostico mas errado posible la culpa es de los improductivos propietarios y la oferta y la demanda el nivel de mala fe en este diagnostico es increíble.

  27. No, la causa del problema no es el mal funcionamiento del sector comenzando desde arriba, que todos estos problemas genera y da los perversos incentivos de toda la cadena de corrupción no es de los boteros y más aun de los ´´chupa sangre´´ de los dueños lo peor de que esta retorica se la van a tragar el 80% de

  28. la población porque lo único que ven es el aumento de precios y cualquier explicación por errada y malévola que sea sirva si el efecto es la bajada de precios , lo bueno es que ya se sabe como terminara el asunto: los que tengan carros propios, menos destartalados y más eficientes energéticamente pues seguirán dando el servicio a 10 pero con rutas más cortas , los que no pues parquearan el carro y al final nos fastidiamos todos.

  29. Javier: el problema de la transportacion,no esta tratado en ninguno de los Tomos del Capital,por eso reina la confusion entre los Economistas marxistas cubanos…y entre los jovenes universitarios fieles y leales.Antes,cuando el analfabetismo reinaba en Cuba y esta era colonia habia transporte en toda cuba y se adaptba a la capacidad de los pobladores.No era extrano ver en los campos,guaguas llevando gallinas,huevos y estudiantes que iba a la escuela,todo por un medio o hasta fiao…pero que te voy a hablar a ti,joven marxista y universitario acerca de las bondades del capitaismo liberal !!!!!!!!Estatizar,Expropiense !!!esos son los remedies de …Trosky ?????

  30. Pienso que lo más dañino para este tema del boteo ha sido la concesión de licencias para ayudantes, o mejor dicho, el permitir que el ayudante pueda conducir el auto del que no es propietario; para este ayudante debían existir otras funciones que no fuera precisamente conducir, es decir la parte mecánica, el lavado u otras funciones, pero nunca conducir pues esto genera entre otras cosas ese pago del impuesto exigido por el dueño, además de conducir de forma atropellada provocando accidentes y malos tratos por el hecho de que ¨debe sacar lo del dueño y lo suyo¨.
    Como otras muchas cosas este árbol nació torcido y no será fácil enderezar su tronco, como bien dice el periodista esta actividad debió estar regulada siempre, las rutas asignadas según las necesidades de ambos, y no dejarlo al libre albedrío, lo de darles un mismo color es mucho pedir, pero si debían tener números únicos PEGADOS que los identificaran y los hicieran únicos en el país, mas allá de la chapa o placa.

  31. tete: no te suena ridculo normar quien maneja un auto o no ?? Eso se regula ,se normaliza y punto !!Has oido hablar de UBER ???

  32. Paren los oídos otros dueños de negocios:
    “…se nutre de la compra de combustible en el mercado negro, especialmente del tipo diésel llamado popularmente ¨petróleo¨. Enormes cantidades de carburante robado en las empresas y organismos estatales son vendidas a precios inferiores…”
    El As de espadas. La misma que siempre han usado en todo momento.

  33. Casi al tomar el poder y empezar a introducir sus reformas, Raúl cometió uno de los errores políticos más grandes, cuando dijo:

    “el Estado no se tiene que meter en nada que sea pretender regular las relaciones entre dos individuos”. Tomado de http://www.juventudrebelde.cu/cuba/2010-12-18/discurso-raul-castro-ruz/

    Ahora se dan cuenta que no pueden dejar de regular las relaciones entre los individous que forman la sociedad. Ver https://es.wikipedia.org/wiki/Estado

    Si Raul sólo se refería a la compra de casas y carros, ¿cuál es la diferencia con la compra/venta de servicios?

    El Estado no puede renunciar a su papel regulador.

  34. ¿Y creen que con las nuevas medidas van a solucionar el problema? ¡Qué ingenuidad o qué deseos de querer hacer ver que se toman medidas para resolver los problemas?¿Quién no sabía que el combustible usado por los boteros provenía del mercado negro?¿Qué se hizo al respecto en todo este tiempo?¡¡NADA!!Pienso que la solución está en asignarle mensualmente a estos cuentapropistas una cuota de combustible a precios subsidiados o a precio de costo. Conversen con ellos para que vean por qué han tenido que subir los precios y saquen sus propias cuentas.Si se les hubiese vendido desde hace tiempo el combustible como digo ¿cuánto el país no se hubiese ahorrado nada más que por concepto de que no le robaran como lo han estado haciendo hasta ahora? Hubiesen robado, pero menos. Fernando ¿no sería bueno que entrevistaras a algunos?

  35. el asunto es que si no detienes a los almendrones con sus intensiones de subir el precio se activa el efecto domino y si se pone la cosa mala, todo el mundo sube precio de servicio y de cualquier cosa..

  36. Vamos a partir del punto de que el dueño del carro da el servicio al precio que le da la real gana. Pero aun mas como es posible que si su materia prima principal sube al 2 ble o mas de precio no suban los precios del servicio? aquí existe la noción de que los boteros son millonarios cuando no lo son, viven mejor que el común de los mortales trabajadores

  37. estatales pero no precisamente como Bill Gates recuerde que si viven mejor no es por robar o extorsionar a nadie sino por ofrecer un servicio que usted acepta o rechaza con entera

  38. libertad y que al parecer suficiente gente esta dispuesta a adquirir sin coacción o sea son eficientes y eficaces en comparación con las alternativas y de allí obtienen sus ganancias no del robo ni la extorción. En cubadebate había hasta un energúmeno proponiendo la

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *