Planes que no alimentan | Cartas Desde Cuba por Fernando Ravsberg
“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Planes que no alimentan

Tomado de Guerrillero

Las bandejas de antes, las de nuestras primarias, no lucían así de brillantes, y las cucharas parecían de plastilina. Las sillas eran de hierro y madera, de esas que si te descuidabas descosían los dobladillos de las sayas; pero el almuerzo de aquel acérrimo periodo especial era muy parecido al de estos tiempos.

Comedor del SI Leopoldo Febles en Pinar del Río. / Foto: Jaliosky Ajete Rabeiro

Comedor del SI Leopoldo Febles en Pinar del Río. / Foto: Jaliosky Ajete Rabeiro

Es la una de la tarde del 16 de febrero en el seminternado (SI) Leopoldo Febles, ubicado en el reparto Ceferino Fernández (Capó). El bullicio de los muchachos llena el ámbito del comedor. Unos pocos consumen toda la comida, tal vez mejor que las de sus casas; algunos juegan con los alimentos y otros permanecen sentados por disciplina, sin probar bocado. Al final, la mayoría entrega su almuerzo casi íntegro.

La mayor parte de la comida se desperdicia. / Foto: Jaliosky Ajete Rabeiro

La mayor parte de la comida se desperdicia. / Foto: Jaliosky Ajete Rabeiro

El menú consistió en arroz amarillo con subproductos. Los trabajadores y estudiantes optaron por llamarlo arroz pintado, por su color llamativo y la carencia del supuesto subproducto. Hubo además tomate, mermelada y medio pan.

“No vino plato fuerte ni potaje, ¿qué almuerzo es ese? Además de que viene malo es carísimo. Uno que es adulto bien puede pasarse el día en blanco; ¿pero los niños qué?”. (Naivy del Llano del Llano, maestra).

“Solo almuerzo cuando sirven huevo hervido, arroz y frijoles. Es lo mejor que dan aquí”. (Laura M. Lemus Meriño, cuarto grado).

“El arroz tiene el sabor un poquito malo, igual que la mermelada y el tomate; por eso lo único que me voy a llevar es el pan”. (Leidy E. Ramírez Martínez, cuarto grado).

“A mí me traen el almuerzo porque no me gusta el que dan aquí. Solo voy al comedor algunas veces, cuando hay frijoles”. (Mélani Pérez Miló, tercer grado).

Tras un sondeo de opinión por varios seminternados en horario del mediodía, nuestro equipo de reporteros visitó la Cocina Central P1 y conversó con su administrador Miguel Labrador Labrador.

“Hoy solo contábamos con unos rabitos de puerco y algunos pellejos con los cuales tratamos de inventar un arroz amarillo. Cocinamos en unos tachos grandes, y puede que algunas escuelas cogieran más carne que otras, incluso esas favorecidas, no tuvieron lo suficiente”.

¿A qué se debió la carencia de plato fuerte?

“Venegas nos manda los surtidos diariamente y eso es lo que había. Hace años teníamos la carne de varios días almacenada y podíamos planificarnos. Hoy viernes, por ejemplo, no sabemos lo que vamos a ofertar el lunes”.

NO TAN FUERTE EL PLATO FUERTE

En el municipio Pinar del Río existen 17 seminternados. El P1 abastece a siete de ellos, para un total de 4 206 alumnos y 853 trabajadores. Los 10 centros restantes disponen de cocinas propias.

Estos últimos trabajan para un grupo más reducido de comensales, por lo que son más propicias las condiciones para la elaboración, no obstante, persisten deficiencias en cuanto a variedad y calidad de la materia prima.

En el SI Frank País, los niños consumen mejor los potajes pues sus trabajadores crearon un equipo certificado que muele los granos. / Foto: Jaliosky Ajete Rabeiro

En el SI Frank País, los niños consumen mejor los potajes pues sus trabajadores crearon un equipo certificado que muele los granos. / Foto: Jaliosky Ajete Rabeiro

El menú de la escuela Frank País entre los días 12 y 15 de febrero incluyó principalmente picadillo de soya y chorizo, chícharo, arroz y calabaza. El miércoles 14 ni siquiera se sirvió plato fuerte.

Eduardo Elisa Nápoles, administrador de este centro, dijo:

“El plato fuerte nos está golpeando un poco. Ahora tenemos solo embutidos y huevo deshidratado, que los niños rechazan porque es una cosa plástica, como engomada. Desde el año pasado no entran ni gallina ni huevo natural”.

Nápoles explicó que el suministro de gas es insuficiente para el procesamiento de frutas y vegetales, cuando entran en mayor cuantía al centro, y que los sazones de que disponen son escasos (polvo sazonador exclusivamente).

A pesar de sus ánimos para gestionar productos más atractivos para los niños, él manifiesta que todos los contratos con los abastecedores se hacen a través de Educación Municipal. “Yo compro solo lo que ellos determinan”.

¿DE CUÁNTOS ESLABONES ES LA CADENA?

Ernesto Cala Peguero, jefe del departamento de abastecimiento de la Dirección Municipal de Educación, nos comentó los múltiples mecanismos que rigen la planificación de los almuerzos.

“Funciona de la siguiente forma: nosotros hacemos la demanda a la Dirección Provincial de Educación por medio de una declaración jurada, documento creado a partir de las cifras de alumnos y trabajadores que nos den las escuelas. Luego Economía y Planificación Provincial elabora el plan mensual”.

Siguiendo la ruta de la cadena de suministros, constatamos que el Ministerio de Economía y Planificación determina los productos que se consumirán en la base.

Por normativa del mismo, los semin-ternados deben recibir solo carne en conserva o producto cárnico, embutidos, huevo, arroz, frijoles, harina de trigo, aceite, azúcar blanca, azúcar cruda y pan. Ni pescado, ni pollo, ni carne de cerdo, ni res, aparecen en los papeles.

“Ni siquiera la gallina les toca”, explicó Maylín Morales Delgado, subdirectora de agroindustria de la Dirección Provincial de Economía y Planificación, “todos los meses le ponemos un poquito a Educación para reforzar el aporte de proteínas y cubrir en parte las ofertas de la Empresa Cárnica. Además, incorporamos a la entrega pasta de croqueta y vísceras: pellejo de puerco, costillas, hígado y corazón”. “Los productos de los que disponemos para estas escuelas son mortadela, mortadela roja, jamonada, masa de chorizo, masa de hamburguesa y masa de croqueta. Generalmente entregamos algunas vísceras para los potajes. No se trata de una dieta diferenciada, es semejante a la de los comedores obreros.

“Los SI no reciben picadillo MDM, pollo, carne de res o salchicha, que son otros productos con los que contamos”, sostuvo Hernán Peraza Dib, director técnico productivo de la Empresa Cárnica de la provincia.

“El P1 recibe entre 5 000 y 7 000 huevos de forma mensual (que a lo sumo alcanzan para dos comidas), también suministramos 140 kilogramos de huevo deshidratado. Este segundo es importado y su entrega a la provincia es demorada en ocasiones”, refirió Gladys Aguado Valdés, directora de la Empresa Avícola.

“El huevo es un producto de balance nacional y por tanto no podemos decidir sobre sus destinos”, agregó.

A decir de la directiva, la frecuencia con que se surte gallina a Educación se ve afectada, pues las aves deben llevarse a La Habana para ser sacrificadas y luego se traen de vuelta para el consumo social.

En la infancia la comida programada se convierte en un ejercicio tedioso, si a ello le sumamos la monotonía de lo que se percibe en la bandeja, el niño opta por rechazar el alimento. “A veces pasa que tengo un plan de masa de croqueta y Venegas no puede elaborarlo. Entonces optan por convertir la cifra a otro cárnico que se repite por días. Cumplen, pero no con lo solicitado. Lo que más tenemos es el picadillo y la jamonada”, expone Cala Peguero.

Las ofertas que se gestan en Economía y Planificación, en las direcciones municipal y provincial de Educación y en las oficinas de las empresas abas-tecedoras, no se consumen con placer en los comedores, son procesos de contratación pensados con escasa sensibilidad y en ocasiones con poca ciencia.

¿Será que una dieta basada en subpro-ductos es una acertada propuesta?

…Y el arroz con semillas y mal olor, los chícharos y frijoles con granos duros, la escasez de sazones, grasa, vegetales y frutas…

“A los niños no les gusta lo que cocinamos aquí. Preparamos el mismo picadillo de soya que va a las carnicerías, no tenemos una alimentación diferenciada (…) La jamonada es de muy mala calidad, cuando no está bien horneada, al picarla en ruedas se desmorona y si se fríe es más harina de pan que carne”, describió a nuestro equipo de prensa Miguel Labrador Labrador, administrador de la Cocina Central.

“Considero que este almuerzo que envía el P1 a los seminternados es una falta de respeto. Ese arroz con muchas ‘virutas’ prietas y esos chícharos que no se ablandan los recibimos en nuestras casas, pero aquí debemos estar conscientes de que se cocina para niños. Nos dan revoltillo sin aceite. A veces viene un picadillito de carne que tiene un olor desagradable y no hay quien se lo coma.

“Las bandejas van volcadas hacia los tanques diariamente”, asegura Mireya Martínez Bravo, maestra de cuarto B de la escuela Leopoldo Febles.

CONSUMO DEFICIENTE

En su informe de vigilancia alimentaria correspondiente al cuarto trimestre del 2017, el Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología constató que:

“El consumo de energía e hidratos de carbono en estas instituciones fue adecuado, todo esto teniendo en cuenta que la oferta fue mayor que lo recomendado; en tanto el consumo de grasa y proteínas fue desfavorable. Se apreció un consumo deficiente de hierro, ácido fólico y otros micronutrientes, como la vitamina C.

“En la contribución individual de los alimentos a la ingesta de energía y nutrientes se observó que no hay una distribución adecuada para el aporte de micronutrientes esenciales para el organismo.

“Se vio afectado el consumo de frutas, vegetales y viandas, así como el de carne, debido a ello, el aporte de hierro hemínico fue pobre, solo una pequeña cantidad de carne de res y de subproducto, que no es suficiente para satisfacer las necesidades nutricionales”, concluyó la investigación.

A decir de Magalys Cabrera Cuevas, técnica en gestión comercial de Acopio, este organismo prevé el suministro de 9,5 libras per cápita de viandas al mes a los SI. En cambio, la entrega de frutas y vegetales es adicional y depende de las producciones del sistema de la Agricultura que son bastante pobres.

El consumo social favorece a varias entidades como Salud, los Sistemas de Alimentación a la Familia, los círculos infantiles y en cuarta instancia a los seminternados. Por tanto, si la capacidad de frutas y vegetales en la provincia es deficiente, nunca llegarán a las mesas de las primarias con la calidad y en la cantidad requeridas.

LA CULPA, ¿DE LA VACA?

Supongamos que la Cárnica no pudo hacer picadillo de carne, porque los cerdos del matadero no alcanzaron la talla comercial adecuada, debido a que no engulleron el suficiente pienso o cebada, ya que el producto de la tierra fue ínfimo y no alcanzó para la alimentación animal.

¿Acaso esto justifica que el 14 de febrero en el “Frank País” solo se consumiera arroz, chícharos y calabaza?

Durante 10 meses del año los pequeños pasan más tiempo en las escuelas que en el hogar, al menos en los horarios de actividad diurna, y una mala nutrición puede incidir en su crecimiento y desarrollo.

Por su actividad física intensa, los niños deben tener una alimentación rica en energía y realizar seis frecuencias de comidas al día, acorde con la edad, sexo y talla; equilibradas en cuanto a color, sabor y consistencia.

Evitar comidas reduce la calidad de la energía física y mental disponible para el aprendizaje. Si el nutriente no le llega en el tiempo adecuado al organismo, este empieza a tomar de las reservas. A largo plazo se desarrolla una predisposición a padecimientos como la diabetes y la hipertensión, entre otras enfermedades crónicas.

Los estudios de oferta y consumo en comedores colectivos de estudiantes ya existen. Nos preguntamos qué se hace una vez socializados sus resultados. Nos cuestionamos por qué no se decide a nivel nacional contratar productos como carne de cerdo, pollo y pescado; ¿o acaso las empresas de la provincia, entre ellas la Avícola, el Porcino, Pesquera Industrial de La Coloma y Pescario no pueden respaldar una contribución de este tipo a las escuelas primarias?

“Nosotros tenemos un plan de surtidos que responde a un consumo y de ahí no podemos pasarnos, porque sería un desvío de recursos. Para un cambio, habría que plantearlo al Ministerio de Economía, de ser aprobado, se podrían diversificar los productos”, manifestó el directivo de la Cárnica Hernán Peraza Dib.

“Nuestra Empresa, por ejemplo, no tiene limitaciones en cuanto al nivel productivo para satisfacer una demanda de Educación, las limitaciones dependen de normativas que impiden el consumo de los conformados industriales por parte de los niños en las escuelas; aun cuando en sus casas los disfrutan sin problemas”, afirmó Guillermo Rodríguez Melgarejo, director general de Pescario.

Una cocina central que trabaja para 5 000 comensales y apenas dispone de especias, una dieta escolar que no se diferencia de la ofertada en comedores obreros y un menú dictado por un ministerio a 148 kilómetros de distancia, atentan desde hace años contra la calidad de los almuerzos.

La escasez es un hecho, la incapacidad de los sistemas productivos está comprobada, pero el tema debería permanecer en las agendas de decisores con el fin de lograr un consumo agradable y evitar el desperdicio evidente en los centros de estudio.

 
 

45 thoughts on “Planes que no alimentan

  1. Este es un problema muy sensible del que no escapa el país entero, pero el asunto va más allá de las entidades involucradas en la pesquisa de estos valientes periodistas y todos los cubanos lo sabemos. A buen entendedor….

  2. La pagina se encuentra disponible ahora, asi que:
    1. Los censores, se aconsejaron, despues de esta queja.
    2.Hubo un error técnico que provocó la desconexión temporal del artículo en marras.
    en cualqeuir caso, lo importante es qeu la noticia está disponible.
    sl2

  3. Buenos días,
    ¿Sabe la historia del marido engañado que tiró el sofá por el balcón? Pues esto de la censura es igual.
    En cuanto a la comida, vergüenza debería de darle a las autoridades, pero a estas alturas del juego dudo mucho que sepan qué es eso.
    Saludos cordiales.

  4. Alucinante. A las gallinas hay que llevarlas a La Habana a ser sacrificadas. Animales presuntuosos que no se dejan matar en vueltabajo.

  5. Lo mismo con lo mismo. Ni los dirigentes a alto nivel (ni seguramente sus hijos) comen de esa bazofia.

  6. El país no tiene economía para garantizar una alimentación adecuada a los niños en las escuelas, la solución la tiene que buscar cada padre con sus hijos y proporcionarle el almuerzo y la merienda, de la misma manera que si los maestros no son buenos paga un repasador o lo repasa el propio padre, no le queda otra, y se siguen acentuando las diferencias sociales dentro de las escuelas generada por la incapacidad del estado con su costo político que no disminuye porque censuren la prensa, todo lo contrario ampara a los que se aprovechan de los pocos recursos que existen.

  7. Por que no hablan con la FAO y UNICEF,confiesan que son incapaces y salvan a los ninos ??? Vamos, hay que rendirse ante a realidad, no solo ver a los pequenos de la calle limpiando cristales en rio de janeiro !!!!

  8. Bueno, se percata uno de porqué lo desaparecieron (aunque sea de un medio digital, seguramente poco visitado); es un asunto de consistencia con el necesario triunfalismo del resto de la prensa (que queda en entredicho)… y de las relaciones internacionales. Porque si este artículo no es censurado-desaparecido -y desata una serie de artículos similares en toda Cuba- la UNICEF, la FAO y quién sabe qué otro organismo similar podría decir, con Estervina: ¡¿y cómo quedo yo?!
    La censura es sabia y responsable.

  9. No, claro que no se resolvería de esa forma.
    El periodismo tiene la importantísima labor de denunciar lo mal hecho.
    El problema que denuncia Guerrillero también ocurre en los SI de La Habana.
    Hay una buena noticia. Entré a la página de Guerrillero y allí está el artículo Planes que no alimentan en su página principal. Lo pinché y apareció el artículo completo. Me alegró mucho ver que está en la página web de Guerrillero y que fue solo algo pasajero.
    SALUDOS!

  10. Leonardo, el artículo fue publicado el día 23 y eliminado. Mas tarte fue republicado en Guerrillero (fecha de hoy 24), después que nosotros los presentaramos íntrego en Cartas. Es bueno saberlo, un abrazo

  11. A (11): Por eso, entre otras cosas, es que “Cartas…” tiene su grupo de “antifans”, con antifaces de revolucionarios.

  12. Ojalá y todos los niños pobres del mundo tuvieran ese arroz pintado como lo llaman, hay que conocer las desgracias del mundo antes de hablar de cuba, los niños cubanos son previlegiados, en los llamados países ricos no todos los niños tienen un arroz pintado en las escuelas, muchos pasan el día con un pan, ojalá todos los niños del mundo tuvieran una vida mejor, a buen entendedor

  13. Esto es así, o muy parecido, hace años, lo triste es q con estas dietas sabrá dios cómo andará el colesterol y resto del perfil metabólico de estos niños, pero no importa, la mortalidad infantil sigue bajando….

  14. Sería interesante que la ministra de educación,que con tanto énfasis habla de como se solucionan los problemas dijera algo sobre el asunto el gobierno de los municipios y provincia, así como partido y UJC, igual el ministerio de economía y hasta salud pública,pues alguien debe certificar la calidad de esos alimentos.Habrá que pensar en sustituir algunas formas de elaboración de comida en masa para escuelas y círculos infantiles,heredadas de los 80.buscar soluciones más responsables y acorde a las posibilidades de hoy y sin dejar de ver el costo político que representan estos combates perdidos o no ganados.

  15. Triste realidad Fernando …..los problemas andando y los “Sensuradores” quieren tapar el sol con un dedo y tapar la boca a quienes no soportan más tanta mentira …… Quiero ver el dia en que se haga general este tipo de periodismo en Cuba…..pero q la voz sea tan alta que no halla “Sin verguenza sensurador” que los silencie , a ver si mejora la situación de una vez y por todas ….

  16. Sanabria, lo que dices es verdad pero ya que el Estado cubano gasta millones en esa alimentación no valdría la pena que la comida fuera preparada de forma sabrosa, que lo niños se la comieran y se beneficiaran del esfuerzo financiero que significa? Un abrazo

  17. La desorganización y el exceso de burocracia están provocando que la mayor parte de los planes que buscan igualdad social sean simplemente un malgasto de recursos.

    Nos guste o no ya hay diferencias sociales, por qué entonces no buscar la manera de enfocar las ayudas a quienes lo necesitan realmente? Hay mucha gente que no necesita alimentos y servicios subvencionados, sin embargo se siguen brindando todo tipo de ayudas sin importar los ingresos de cada familia simplemente porque así está escrito hace 60 años.
    No será hora ya de cambiar todo lo que debe ser cambiado y dar subvenciones solo a las personas que realmente lo necesitan.

  18. El estado da los recursos y gasta millones en la alimentacion de los ninos y los insensibles y corruptos en muchos casos hacen desaparecer esos recursos.

  19. En verdad no lei el articulo completo pero los niños de las fotos y los de Cuba de manera general muestran buena apariencia.Súmele a ello que no hay ninguno mendigo pues son prioridad para nuestro generoso estado que tanto presupuesto le asigna a ese sector.Que falta, bueno pues control y exigencia para que se cocine bien y gestión de los administradores de las escuelas para comprar especies.Cada quien publica donde estime conveniente pero no es en las redes sociales donde se resuelve el problema, eso le corresponde a los medios locales con un seguimiento profundo al tema incluso solicitando medidas si fuera preciso.

  20. El comentario de Sanabria (14) es repugnante. Con esa lógica, ¿para qué preocuparnos si una infancia está con una desnutrición leve o media, si se sabe que hay otra infancia en otro país que tiene desnutrición severa? ¿para qué preocuparnos de darles espejuelos a personas que ven con dificultades, si se sabe que hay otras totalmente ciegas? Ah pero la gente que opina como este señor (que no compañero) no tiene infantes en la familia que padezcan con las malas comidas de esas escuelas. Resolvieron sus problemas y “tienen todo lo que no tiene el pueblo” (palabras del Ché Guevara, A BUEN ENTENDEDOR).

  21. De acuerdo con Ravsberg (18). Y no creo que sea “repugnante” la opinión de Sanabria; sólo es parcializada, colgada de clavo caliente, servil y defensora de causas perdidas. 60 años de revolución con, para y por los humildes (como se proclamó y se menciona a veces oblicuamente) son suficientes para que cosas como esas –y otras muchas- no sucedan en este país. Porque no son motivadas por la falta de recursos sino por la indolencia de un poco de gente que manda sin la sensibilidad y la conciencia requeridas, pecado original de la burocracia que nos tiene en rehenes.
    Si vamos a compararnos con un paupérrimo país africano o con las favelas de Río no estamos hablando de lo mismo.

  22. De paso, este señor también estará de acuerdo en no publicar esas noticias desagradables para preservar la santa paz de los fieles.

  23. Sanabria (14) Esa tendencia a buscar consuelo en los que están peor que uno me parece uno de los modos más perversos de intentar justificar la indolencia, la incapacidad, la mediocridad y la ineficiencia. Es la negación misma de la voluntad de salir adelante y prosperar. Toca a esos que están peor que uno luchar por su destino; a nosotros nos toca luchar por el nuestro. Que los niños en nuestras escuelas se alimenten tan mal es una vergüenza nacional y eso, y muchas cosas más, deben decirse. Y decirse no por mera catarsis sino para obligar a los responsables de hacer las cosas a que las hagan, y con la máxima calidad posible. Y si no son capaces, que vayan a hacer otra cosa en su vida. La prensa, actuando en nombre del Pueblo, es, y debe ser, un Gran Fiscal de funcionarios que a aquel se deben.

  24. Una premisa de los defensores del secretismo criollo es: ¨los revolucionarios y patriotas lavan los trapos sucios en casa¨, y su conclusión: ¨cualquiera que exponga los trapos sucios fuera de casa, no es revolucionario ni patriota¨. Tal argumentación, encierra en si misma una falacia axiológica (de tipo petitio principii o petición de principio), donde la conclusión está contenida en la falsa premisa: ¨ser revolucionarios y patriotas significa no hacer públicas las insuficiencias y problemas institucionales¨, encubriendo que, al tener carácter público las instituciones –como el caso de las escuelas de PR- aquello que metafóricamente se considera ¨LA CASA¨ nos concierne a todos, trabajadores y estudiantes o no de la institución en cuestión, puesto que todos –de modo directo o indirecto, con impuestos o plusvalía-, contribuimos a su manutención.

  25. Un médico cubano contratado en Brasil tal vez caiga en la trampa y no se percate de que, no hacer público un delito cometido en un centro asistencial o docente del sistema de salud cubano, está socavando su derecho constitucional a conocer qué uso se le da al impuesto que paga…
    Las segundas premisas de los secretistas son:
    • Todo inconveniente que nos hace daño favorece al enemigo.
    • Hacer público el inconveniente que nos hace daño, favorece al enemigo.
    De donde el defensor del secretismo deduce la siguiente conclusión:
    • Todo inconveniente público nos hace daño y favorece al enemigo.
    He aquí una falacia del tipo circular pues la conclusión está contenida en cada una de las premisas iniciales, sin demostrarlas y sin tener en cuenta que, el reconocimiento público de lo que nos hace daño, manejado con honradez,contribuye a crear conciencia, a reconocer el riesgo, de modo que contribuye a perfeccionarnos. Lo que nos mejora jamás favore al enemigo.

  26. La tercera premisa usada por los defensores del secretismo criollo es una falacia de tipo ad verecudiam, o sea: ¨Los problemas que no son reconocidos por una autoridad política o gubernamental, o por un portavoz de esa autoridad, no son problemas¨, pero creo que esa no tengo que explicarla.

  27. MMe parece que te adelantaste al declarar que había sido retirado el artículo. Hay muchas razones por las que se produce ese error.

  28. Me parece bien. Cuando yo hice la primaria por allá por los 80, ibamos a la escuela sólo una sesión, con lo cual todos almorzabamos en casa. Además, algunos traían una merienda confeccionada por su mamá. Lo suyo sería que cada familia se hiciera cargo de su hijo. El estado no tiene por que hacerse cargo, además, se ha demostrado que allí donde éste mete sus patas sucias todo sale mal… Parece que lo hace a posta!!!

  29. Hugo no hay error ni me adelanté, durante todo el viernes fue el único artículo que no se podía leer en Guerrillero. Volvió a aparecer l sabado después que se publicó en Cartas. Demasiada coincidencia no crees? Un abrazo

  30. Saludos, ese trabajo desde que fue publicado no se ha quitado de la página web de Guerrillero, solo que hemos tenido problemas desde hace días con el servidor y a veces la página da fuera de servicio, así que por favor, Fernando Ravsberg, no haga acusaciones como estas sin saber la realidad, mejor averigue, profundice e investigue de dónde provienen esos errores técnicos y no nos
    acuse erróneamente. Es lamentable que un equipo joven de reporteros nuestros haya invertido tiempo en investigar y profundizar en un problema soluble de la realidad cubana para que después ud dde su espacio tergiverse esa realidad.

  31. En los 80, cuando se navegaba en la abundante economía propiciada por la URSS los que estábamos becados veíamos la poca pasión conque se hacia la comida en muchos centros estudiantiles y por otro lado como le brillaban los ojos a los recogían las sobras pensando en sus puerquitos…es posible que este caso se parezca.
    Los que estaban en escuelas en las ciudades llegaban a la casa “fundidos” del hambre pues desde el desayuno hasta el almuerzo había que pasarlo en blanco o comprarle a los merolicos que se acercaban a la escuela y se atrevían a desafiar a la policía durante esa actividad prohibida..esto día tras día hizo que apareciera un fenómeno de baja talla en esa generación de cubanos que solo disfrutó de una merienda reforzada muchos,muchos años después cuando era evidente el resultado del déficit nutricional;… y que conste que nada de lo aqui comentado tuvo que ver con periodo especial.

  32. EL PROBLEMA DEL ALMUERZO SE VA RESOLVER.Esa frace la vengo escuchando desde q naci.no hay reunion en cuba q se respete q no se trate el tema del almmmmmuerzo.

  33. María Isabel revise varias veces vuestra página y el único artículo con problemas era ese, los demás abrían sin problemas. Habrá sido una casualidad? Yo en política no creo en casualidades. Además el viernes enviamos al twitter del periodico un mensaje preguntando y nadie nos respondió. Por lo demás no me acuse de manipular nada porque lo publiqué textual, sin cambiar ni una coma. Se que les tiraron de las orejas pero no es mi culpa sino de los que los regañan, protestele a.ellos. Un.abrazo

  34. Fernando, tranquilo, ese método es clásico: PUBLICAN CON AUTORIZACIÓN DE DETERMINADA INSTANCIA-UNA INSTANCIA SUPERIOR MANDA A CENSURAR-CENSURAN-EL RESULTADO ADVERSO DE LA CENSURA HACE QUE UNA INSTANCIA AÚN SUPERIOR MANDE A RECTIFICAR PARA DEJAR EN MENTIRA AL QUE DENUNCIA LA CENSURA-JUSTIFICAN CON UN ERROR O UN IMPONDERABLE… Eso es más viejo que Matusalén.

  35. En cuanto al supuesto perjuicio que puede causar al gobierno la exposición pública de problemas: es todo lo contrario. Los enemigos del gobierno basan parte considerable de sus ataques en la existencia de ese secretismo y triunfalismo tonto. Y no es que me importe mucho, pero siempre me he preguntado ¿para qué? ¿Habrá alguien del establishment que se habría preguntado lo mismo? Me niego a creer que no se percatan, porque idiotas no son -aunque lo parezca.
    Presumo que si yo me entero de algo la CIA y Cia. ya lo sabían. ¿Entonces…?

  36. El problema no es que erren, errar es de humanos. El problema esta en la impunidad, en la falta de respeto a todos y cada uno de nosotros sin responsabilidad a cambio por seis decadas consecutivas.
    HASTA CUANDO!

  37. Leyendo esto es inevitable que recuerde la “norma media” que tiene establecida la escuela Eduardo García Delgado donde radica el Centro Nacional de Entrenamiento 🙁 . Según nos explicaron hay tres normas para estos tipos de centro: baja, media y alta. La media, que es la que tiene asignada esa escuela, nos deja a entrenadores y concursantes, instisfechos la mayor parte del tiempo. Y para colmo somos mal vistos por algunos(as) tíos(as) de la cocina cuando vamos a coger “el doble”. Para más colmo no dejan a los estudiantes salir a los merenderos aledaños a la escuela 🙁 . Muchas veces somos los profesores los que les buscamos merienda por encargo en bolsitas porque realmente cuando se acaban los suministros que traen de la casa comienza a pasarse hambre. La alimentación es fundamental para la actividad académica que realizamos!

  38. Fernando, fìjate en el historial de tu navegador el link
    que te dio el error 404 y fìjate de nuevo en el link
    que ahora està publicado en guerrillero, si difieren puede estar ahì
    la causa. En ocasiones los links dejan de funcionar
    en los blogs si desde la parte administrativa del mismo se le ponen
    otro tìtulo a la entrada o post. Otra segerencia en estos casos
    es acceder desde distintos dispositivos o incluso pedirle
    a otros que accedan a la url que està teniendo problemas.
    Por lo demàs, concuerdo con la esencia de la crìtica a la
    censura.

  39. Fernando. Como director del periodico Guerrillero te cuento con total honestidad que no hubo tirones de orejas, no hubo rega;os y que las protestas tienen que recaer sobre usted, que queriendo o no queriendo, ha manipulado un material de alta sensibilidad humana. Nada que esconder si el viernes pasado Guerrillero en su edicion impresa, con una tirada de 31 ejemplares, ocupo una pagina al tema en cuestion. Los problemas de la alimentacion en nuestros centros estudiantiles son propios de todo el pais, una parte se debe a falta de control, organizacion e incluso planificacion, la otra, usted la conoce mejor que yo y pasa por el crimimal e injusto bloqueo que por mas de 50 a;os nos impone el gobierno norteamericano. Nuestras jovenes periodistas, a solicitud de la direccion del medio, solo intentaron reflejar un asunto que con un poco mas de esfuerzo y sentido comun, podemos mejorar entre todos los cubanos.

  40. Ernesto, lo primero que hicimos fue enviar un mensaje con la pregunta a la cuenta de twitter del periódico y nadie nos respondió. No puedo aceptar que yo haya manipulado el artículo en cuestión porque no le cambié ni una coma, lo republiqué exactamente como ustedes los habían hecho el día anterior. La manipulación implicaría que yo cambiara el texto quitando cosas o introduciendolas, algo que no pasó. En tu respuesta, que agradezco, sigue sin aclararse por qué estuvo ese reportaje fuera de vuestra página casi un día entero. Me quieres decir que tuvieron problemas técnicos solo con ese trabajo? Eso sí es tener mala suerte. Sobre lo realizado por las periodistas a solicitud de la dirección del medio, me quito el sombrero, solo mostrando los problemas estos pueden llegar a solucionarse. Un abrazo y gracias por escribir

  41. Sanabria (14) Tienes razón en lo que dices pero millones de cubanos, de tres generaciones, hemos trabajado (y trabajaremos) para que esas comparaciones no haya ni que hacerlas. Con esa filosofia justificativa de que hay gente “mas mal” que uno, no se resuelven ni este, ni ningún problema..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *