“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Periodismo, con y sin permiso

Joven cubano lee Juventud Rebelde. Foto: Raquel Pérez Díaz

Foto: Raquel Pérez Díaz

La pasada semana publicamos una crónica del periódico Juventud Rebelde denunciando las trabas burocráticas que se les imponía a sus periodistas para hacer un simple reportaje sobre la heladería Coppelia, un verdadero ícono de La Habana.

Los colegas dan un paso trascendental haciendo pagar el costo del escarnio público a los burócratas que los “pelotearon” durante dos semanas sin acceder a darles nunca el ansiado “permiso” para hacer el reportaje sobre la “Catedral del Helado”.

No queda claro si el problema está en quienes niegan esa “autorización” o en quienes creen que su deber es pedirla y esperar disciplinadamente a que les abran la puerta de un lugar al que puede acceder cualquiera, incluso un periodista.

Mediante ese procedimiento los colegas de los medios nacionales casi nunca logran ver los problemas existentes en los sitios que visitan. En general, cuando finalmente los dejan acercarse es para presenciar una obra montada en un escenario perfecto.

¿Qué pasa cuando a un corrupto le pedimos permiso para hacer un reportaje sobre su empresa? Tratará de evitarlo o nos demorará hasta “ordenar” las cosas, de forma que no podamos detectar los mecanismos que utiliza para apropiarse de lo ajeno.

Cuentan trabajadores de una empresa de alimentos del Ministerio de la Pesca que la entrada de periodistas va siempre precedida de una limpieza y un orden que no existe normalmente. Además de una mesa de degustación y una jabita de regalo.

Cuando los directivos de una heladería se niegan a pasar por el tamiz del periodismo cubano solo puede haber una explicación y no es la seguridad nacional. Foto: Raquel Pérez Díaz

Cuando los directivos de una heladería se niegan a pasar por el tamiz del periodismo cubano solo puede haber una explicación y no es la seguridad nacional. Foto: Raquel Pérez Díaz

Los reportajes eran excelentes, los periodistas escribían que la empresa iba viento en popa, ni una palabra del contenedor de camarones desaparecido ni sobre la cuenta de cientos de miles de dólares en el extranjero que llevó a la cárcel al director.

Una de las tareas de la prensa es destapar los casos de corrupción y en Cuba es más importante aún dado que todos los medios de producción pertenecen al pueblo y por ende son los intereses de toda la ciudadanía los que se afectan cuando un directivo roba.

Ese objetivo es imposible de lograr si los periodistas piden permiso para cada acontecimiento que quieren cubrir. Eso explica que haya habido 30 pacientes muertos de hambre y frío en el hospital psiquiátrico y ningún medio nacional acudiera a averiguar por qué.

Recuerdo al colega alemán Günter Wallraff, el cual para hacer sus reportajes de investigación actuaba de forma encubierta, como emigrante, como opositor a la dictadura griega o como novato periodista en uno de los medios más grandes de su país.

Algunos cuestionaron sus métodos pero sus trabajos eran portadores del realismo que solo puede surgir del conocimiento de la realidad desde dentro. Y los efectos eran tales que los corruptos hacían lo imposible –legal e ilegalmente- por impedir su publicación.

Es curioso que Julian Assange y su Wikileaks sean tan elogiados por la prensa de Cuba. No me lo imagino a él o a su equipo pidiendo permiso al Pentágono o al Departamento de Estado para hacer públicas las comunicaciones secretas filtradas a la prensa mundial.

Si el periodismo cubano pretende algún día jugar el papel que le corresponde, deberá comprender que su primer compromiso es con la ciudadanía, la cual les paga sus salarios y a la cual pertenecen todos los medios que se roban los corruptos.

De todas formas hay que aplaudir que Juventud Rebelde denuncie por sus nombres a los burócratas que les niegan el permiso pero no basta, el paso siguiente es demostrarles que no se necesita de ellos para hacer reportajes sobre lo que ocurre en la sociedad cubana.

El periodismo habría perdido una fuente clave de información si Wikileaks hubiese pedido permiso al Departamento de Estado de EEUU para publicar

El periodismo habría perdido una fuente clave de información si Wikileaks hubiese pedido permiso al Departamento de Estado de EEUU para publicar

 

About Fernando Ravsberg

Nacido en Uruguay, corresponsal de Público en Cuba y profesor del post grado de “Información internacional y países del Sur” de la Universidad Complutense de Madrid. Fue periodista de BBC Mundo, Telemundo de EEUU, Radio Nacional de Suecia y TV Azteca de México. Autor de 3 libros, El Rompecabezas Cubano, Reportajes de Guerra y Retratos.

 
 

30 thoughts on “Periodismo, con y sin permiso

  1. Muy bien su análisis Don Fernando, tal como lo describe es la vida en Cuba, incluso para hacer una tesis de doctorado, necesitas autorizaciones, los materiales de estudio están controlados y las estadísticas ni hablar, mucho menos cuestionar políticas de organismo que son las del PCC. El pueblo debe ocupar su lugar como soberano y exigir.

  2. Totalmente de acuerdo, un buen periodista busca la información no la suplica. Respecto al ejemplo de Assange no creo que sea el más adecuado, el publicó documentos confidenciales y si eso lo hace alguién en Cuba más nunca ve el sol, ni por la ventana de una embajada. Wikileaks ha publicado datos de personas que después han estado en riesgo, hay sus luces y sombras por lo que no utilizaría de ejemplo de buen periodismo.

  3. Fernando… usted es el mejor periodista que he leido en mi vida !
    Intente contactar contigo cuando fui a Cuba de vacaciones pero no me respondistes mi email.

    Saludos
    Adriano

  4. El desarrollo de la humanidad ha dado muchas vueltas, pero en algun punto se inventaron los diferentes poderes, a los cuales se llega a pesar de las imperfecciones a traves de alguna militancia politica (unas funcionan mejores que otras) lo que si esta muy claro es que en ningun lugar con una sola posibilidad politica la prensa pueda funcionar y mucho menos se puede cuestionar nada, la prensa cubana no va funcionar a menos que cambien las estructuras y distribucion del poder, si no lo creen, sientnse y esperen por el cambio.

  5. Hace aproximadamente 4 años estaba en la Dirección Municipal de Educación cuando casualmente llamó un periodista (no recuerdo de qué medio oficial era) para pedir permiso para hacer un reportaje en una escuela primaria que iba a fungir como colegio electoral el domingo siguiente. Él quería hacerles algunas preguntas a los niños sobre las próximas elecciones y en la escuela le habían dicho que tenía que tener un permiso del Municipio. Pues para mi asombro, sin pensárselo dos veces, sin titubear, le dijeron que NO. La explicación no me la pregunten, ni idea, no le dieron ninguna.

  6. Ser periodista “atrevido” en Cuba es un reto de alto riesgo…
    Mira cuantos casos de represalias se han informado en este blog y en muchos casos ellos ni concientes estaban de su “atrevimiento”.

    El mensaje que yo persivo es claro…si quieres perder tu trabajo, se un periodista atrevido.

  7. De acuerdo totalmente , a tal punto q estaba buscando el post original acá publicado, pero no lo veo, donde de forma resumida expresé esto mismo, exhortando a los periodistas a
    ” ponerse los pantalones “

  8. Fernando disculpe si este tema no se corresponde con el artículo pero me gustaría que se hiciera un artículo donde se dieran las razones el por qué las wifi de ETECSA no permiten la decarga de archivos mp3 o de vídeos sin antes no espear un largo tiempo para ello. Por ejemplo con los mp3 se ha demorado hasta 15 minutos y en vídeos de solo 240MB hasta 2h:30min. Saludos

  9. Continuendo con lo anterior, las redes sociales como Facebook descarga grandes cantidades de megabyte solo por concepto de imagén en el navegador y así ocurre cuando reproduces un vídeo desde la red como youtube, sin embargo estos casos si se pueden realizar perfectamente desde las wifi de ETCESA. Esto no es correcto cuando se conoce que el tiempo en wifi es dinero que se pierde y nada tiene que ver con la cantidad de usuarios conectados, porque estas pruebas las he realizado en las madrugadas y durante las horas más soleadas y el resultado es el mismo. Saludos Fernando

  10. Es el tema que discuten los periodistas cubanos desde hace tiempo, los partidarios del oficialismo actual propagandistas del estado de un bando y los partidarios de una prensa autónoma cercana a los problemas y aspiraciones de todos los cubanos del otro, los primeros solo juegan con la cadena, los segundos quieren jugar también con el mono y la Ley de Prensa como la de Cine no acaban de salir.

  11. Estaba leyendo el informe de Reporteros sin Fronteras sobre la libertad de prensa en Cuba:

    “Cuba, República Socialista de partido único, es el país peor calificado en libertad de prensa de Latinoamérica. Los Castro, en el poder desde 1959, mantienen un monopolio de la información y no toleran voces independientes. Detenciones abusivas, arrestos, amenazas, campañas de difamación, confiscación de material, cierre de sitios web, son las formas más comunes de un acoso omnipresente, reforzado por un arsenal de leyes. Blogueros y periodistas independientes deben ingeniárselas con un limitado acceso a Internet.”

    Es un magnífico resumen de la situación.

    Claro que ahora me dirán que Reporteros sin Fronteras están financiados por la CIA, el club Bilderberg, la Mossad, los masones y los reptilianos … y, por supuesto, la mafia de Miami.

  12. lA TEORIA ES BELLA, los bienes son del pueblo, pero eso es mentira, como bien se sabe, los bienes son de aquellos a quien el sistema les ha dejado meter la mano, es decir hacer con ellos lo que se le da la gana, asi que esperar q desde arriba aparten a todos aquellos q se roban los bienes del pueblo es iluso,simplemente el regimen se cae, pues son ellos los q sostienen en gran medida el statu quo, asi q los periodistas o son unos suicidas o unos heres si denuncian a la mafia q tiene secuestrado y para su beneficio los bienes q son de todos.

  13. La libertad de prensa en Cuba no es muy defendible, pero de ahí a decir que es peor que esos países latinoamericanos donde asesinan 20 o 30 periodistas al año, hay que forzar un poco la cosa.

  14. Fernando, “…deberá comprender que su primer compromiso es con la ciudadanía, la cual les paga sus salarios…”: error. Tecnicamente es cierto. En realidad, la ciudadania pone el dinero. El salario es percibido como que se lo paga el mismo mecanismo (gobierno) que no quiere que se vean los problemas. Si el gobierno estuviera de verdad interesado en q se publiquen los problemas, pues no existirian las trabas q existen. Los periodistas serian medio atrevidos en su busqueda del noticion, como los son en otras partes del mundo, y los reportajes criticos serian menos censurados por la direccion de los medios. Si hasta se les hace la guerra cuando hacen los reportajes de manera personal, sin pedir permiso, en sus blogs (miren al Holguinero y otros muchos)…
    Si los q les pagan el dinero del pueblo no quieren q destapen las cosas, no se van a destapar. Aun si el periodista lo quiere.

  15. Rogelio (18), creo que hay muchas formas de “medir” la libertad de prensa. Usted menciona la violencia, a mí me parece que la libertad de prensa se trata del acceso que tenga la gente a un información variada, que pueda consultar varios medios (porque no todos tienen la verdad) y sacar sus propias conclusiones. Está claro que es un horror que en un país asesinen a una persona por publicar. En Cuba no se asesina a nadie, pero es que no llegamos ni siquiera a publicar y ahi es donde está el problema.

  16. Asi Copelia no es de los cubanos, es de aquellos que pueden estar dentro y se apropian de las cosas con total impunidad, total son los revolucionarios, fidelistas, raulistas y demas slogans q solo sirven para tener licencia de robarse esa empresa hasta el fin de los tiempos.

  17. ¿Por qué la periodista de Juventud Rebelde no le da seguimiento a su crítica a los burócratas que impidieron su reportaje en la heladería de Copelia?
    Quizás así nos enteraramos de qué sanción le pusieron a los burócratas que impidieron el reportaje. Y por último que pudiéramos leer su reportaje, si por fin la dejan….ja. ja. ja

  18. “La libertad de prensa en Cuba no es muy defendible, pero de ahí a decir que es peor que esos países latinoamericanos donde asesinan 20 o 30 periodistas al año, hay que forzar un poco la cosa.”

    Rogelio, hay libertades que son gratis y otras que cuestan mucho.

    Permitir una prensa libre es gratis; en realidad más que gratis. Uno se ahorra dinero para perseguirla.

    Pero evitar asesinatos implica una infraestructura policial muy cara, que no se la pueden permitir muchos países pobres.

  19. Mercy(20) : y adonde se perdio el Etico Luis Sexto ???Es tan dificil esa investigacion entre militantes y seguidores ???

  20. mercy(26) : si no se asusta ahora,esta garantizado….Quien ?? ese mismo despues de leer ” la neva prensa”…forman parte de un complot de la CIA ??!!@@##Y nadie le pone una demanda por libelo ???Por ofensas?? Vaya que triste !!

  21. Leo -y cito textual- “Los colegas dan un paso trascendental haciendo pagar el costo del escarnio público a los burócratas que los “pelotearon” durante dos semanas sin acceder a darles nunca el ansiado “permiso” para hacer el reportaje sobre la “Catedral del Helado”. Fin de la cita. Pregunto ¿los burócratas son los q niegan los permisos?¿De verdad? Creo vivimos en ciudades distintas.

  22. Simplemente la única manera de mantener lo que no funciona es ocultando al pueblo la verdad de todo lo que sucede por eso la censura, no tendrían como responder ante tanta incompetencia, si fuera denunciada en los medios ya el pueblo estaría en las calles exigiendo respuestas que no tendrían como darlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *