“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Parque eólico de Ciego de Ávila

eolico-cuba-energiaTomado de Granma

El parque eólico de­mos­trativo de Turiguanó, en el norte de Ciego de Ávila, entregó 4 500 megawatt-hora al Sis­tema Eléctrico Nacional (SEN) en los últimos 15 años.

Este aporte permitió a la economía cubana ahorrar 1 168 toneladas de combustible si se tie­ne en cuenta que para generar un kilowatt se ne­cesitan 0,269 gramos de carburante, y a la vez evitó la emisión a la atmósfera de grandes cantidades de dióxido de carbono, informó Ri­del Ca­ñizares Jiménez, jefe del emplazamiento.

El sitio es el primero de su tipo en el país y la ve­locidad de los vientos allí es de 6,5 metros por segundo como promedio, rango calificado de aceptable para ese tipo de empeño, manifestó Cañizares Jiménez.

Este año se realiza una modernización en todo el sistema de los dos aerogeneradores, con una potencia de 225 kilowatt cada uno, lo que permitirá una mayor disponibilidad en su funcionamiento, explicó.

Cañizares Jiménez subrayó que ya se trabajó en el primero de los dos molinos y antes de que finalice el año se prevé comenzar la modernización del segundo, lo que reducirá casi a ce­ro las fallas en las máquinas y aumentará la disponibilidad técnica que hoy muestra un 50 %.

Ciego de Ávila aboga por el uso cada vez más creciente de las fuentes renovables de energía como opción para apoyar el desarrollo de la economía, y disminuir el empleo de carburantes y el daño al medioambiente, agregó Ramón Acos­ta, especialista en energías renovables de la delegación provincial del ministerio de Cien­cia, Tecnología y Medio Ambiente.

La pequeña central hidroeléctrica instalada en el conjunto hidráulico Liberación de Flo­ren­cia entregó al SEN más de 550 megawatt-hora en lo que va de año, a pesar de la intensa sequía que afecta al territorio avileño, apuntó.

Actualmente —acotó Acosta— están en ex­plotación 279 calentadores de agua con energía solar en instalaciones hoteleras y edificios pú­blicos, y funcionan 679 molinos de viento para el bombeo de agua destinada al ganado.

De igual manera la energía del sol se utiliza mediante paneles que la convierten en fotovoltaica para alumbrar comunidades rurales don­de la electricidad no llega, como Las Pozas, en el municipio de Ciro Redondo, y La Roma, en Ba­raguá.

Para aprovechar los residuales nocivos al en­torno hay 68 digestores de biogás, de ellos la ma­yoría en el sector cooperativo-campesino, en uni­dades porcinas estatales y uno en una granja del Ministerio del Interior, concluyó el especialista.

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *