“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Padura, Silva y sus antihéroes

Tomado de La Estrella de Panamá

Autores imprescindibles para los amantes de la novela negra, el cubano Leonardo Padura y el español Lorenzo Silva, integran una segunda hornada del género policiaco en lengua española, con el rasgo común e involuntario de haber creado al antihéroe de la lucha contra el crimen.

Lejos de la imagen de tipos duros, toscos e implacables que tienen los detectives en el género tradicional, tanto Padura como Silva crearon, con Mario Conde y Rubén Bevilacqua, respectivamente, la antítesis a ese cliché, dos policías sin vocación, cultos, bonachones e instintivos, idealistas y enamoradizos en lo personal.

Los dos autores, declarados seguidores de Manuel Vázquez Montalbán, Juan Madrid o Andreu Martín -precursores del género en español y miembros de esa primera generación-, participaron en un coloquio en la embajada de España en La Habana en el que indagaron sobre las similitudes de su obra y la validez de la novela negra como espejo de la sociedad.

‘Me sorprendió ver que las conexiones entre los dos personajes fueran tan profundas y de detalle. Los dos han estudiado psicología, acaban como policías de manera casual. Tanto Conde como Bevilacqua sólo han disparado su pistola una vez y esperan no tener que volver a hacerlo’, resumió Silva, cuyos libros apenas se conocen en Cuba.

Para Padura, el ‘gran parentesco’ entre esos dos personajes es el ‘elemento ético’: ‘esa responsabilidad que sienten ambos con algo que no está de moda, que es ser decente, más que un buen policía’.

Tanto Conde como Bevilacqua han bordeado en más de una ocasión la frontera entre el bien y el mal, cuando la han cruzado las consecuencias no han sido buenas, y han decidido instalarse en el bando de los buenos, diseccionaron los dos escritores.

Una nueva entrega de Mario Conde, la novena, se publicará en enero bajo el título La transparencia del tiempo , en la que ‘el Conde’, ya con 60 años, tendrá que sumergirse en el inframundo de los asentamientos marginales de La Habana donde viven los emigrantes que llegan desde el oriente de la isla, más empobrecido.

Esa novela pretende mostrar los últimos cambios sociales que se han dado en la isla con el deshielo con EE.UU. y la apertura económica, como el resto de títulos de la ‘saga Conde’ han mostrado la Cuba del momento, lo que la convierte en una buena muestra de ‘la historia de la Cuba contemporánea’, afirmó Padura.

‘El acto criminal te coloca en la parte oscura de la sociedad. Entras en un territorio que empieza tener ribetes mucho más profundos y complejos de carácter ético y también da una muestra de los valores y miserias de una sociedad’, apuntó el ganador en 2015 del Premio Princesa de Asturias de las Letras.

Lorenzo Silva también defendió la novela negra como instrumento para ahondar en los entresijos de una sociedad: ‘en una investigación criminal se levantan las alfombras de mucha gente y saca a relucir una sociedad desde el escaparate, la trastienda y el sótano’.

 
 

10 thoughts on “Padura, Silva y sus antihéroes

  1. Padura es un fuera de serie, Cubanisimo, un orgullo para todos, pero como el mismo ha dicho, “soy casi desconocido en mi país” que triste

  2. Nada de desconocido. Recibió un Premio nacional no hace mucho. Y los que leen lo conocen, cuando él mismo dice esa frase va dirigida a cierto circulo oficial que lo mastica pero no lo traga. Si quieren saber si lo conocen o no, vayan a la feria del Libro y traten de comprar algo de Padura, solo si van el primer dia a primera hora tendrán alguna posibilidad. Y se los dice un excompañero de Padura del pre de la Vibora.

  3. No creo que Padura sea un desconocido en Cuba, el que tenga un minimo de interes por la lectura, tiene que conocerlo y haber leido parte de su obra, es un escritor de mucha clase, cubano rellollo, enamorado de su Habna y por si todo eso fuera poco, es ademas Industrialista y por ende amante del sufrimiento. Doctor Honoris causa de la UNAM.

    Gracias.

  4. Pues estimado Carlos [2],quisiera decirle que no hay motivo para estar triste,si el mismo Padura me dice eso de que es practicamente desconocido en Cuba,le diria que al menos en este momento eso no es verdad,se han hecho documentales y entrevistas sobre el,todos saben que vive en Mantilla,se hizo una serie de 4 peliculas muy buenas sobre sus libros que todos vieron en el paquete,es verdad que sus libros sobre el asesinato de Trotsky o sobre los judios, son dificiles de hallar,pero viajan de cell a cell entre los que leen,al menos entre ellos es imposible no conocerlo,otra cosa es que ta son pocos los que leen libros,sobre todo entre los jovenes,no digo que no dijo esa frase,pero quizas fue en la primera entrevista que dio en su vida.

  5. Me alegro que se puedan encontrar los libros de Padura, que se vea en el paquete( no se por que tienen que verlo en ese paquete y no en la tv que debe ser del pueblo), pero estimados jrm,JPP y Taran, de todas forma me alegro por ustedes y entonces estoy triste porque nuestra juventud no lea a tantos magníficos escritores cubanos y que no se promueva la obra de Padura entre los jóvenes.
    Igual me pasaba a mi con la literatura de Reinaldo Arena, Virgilio Piñera, fuera de juego de Heberto Padilla ( también premio nacional de poesía), que los conseguía por amigos y tenía que forrarlos con papel de revistas para que no delataran al lector, pero bueno quien dijo que en cuba era casi desconocido fue él y no yo.Daludos

  6. Entrevista de Leonardo Padura 31/julio/2017
    Leonardo Padura en la FIL Lima: “A veces, en Cuba soy invisible …
    Esto lo dijo hace bien poco, debieran sus amigos del pre de la víbora comentárselo. Saludos

  7. Padura es un desconocido para el que no lee, sus libros son geniales disecciones de la sociedad cubana, a todos sus niveles. En mi opinión uno de los cubanos imprescindibles.

  8. Absolutamente desconocido no, pero si casi desconocido, Premio Nacional de Literatura porque no les quedaba más remedio ante la opinion publica nacional e internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *