“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Ortega apuesta por continuidad de dialogo Cuba-EEUU

cardenal-arzobispo-Habana-Jaime-Ortega_9894051

Tomado de Terra

El cardenal arzobispo emérito de La Habana, Jaime Ortega, afirmó hoy que no cree que haya un “frenazo” en el diálogo entre Cuba y Estados Unidos con la presidencia de Donald Trump y apostó por continuar con la apertura en la isla, aunque reconoció que se está haciendo “con un poco de lentitud”.

Ortega participó este miércoles en un desayuno informativo en Madrid, organizado por Nueva Economía Foro, al que asistieron representantes políticos, eclesiásticos y económicos, junto a medios de comunicación.

El cardenal, que dejó el arzobispado de La Habana hace un año por razones de edad, dijo que, en su opinión todo lo que se pudo acordar e implementar por los acuerdos entre Estados Unidos y Cuba durante la presidencia de Barak Obama “sigue funcionando igual” y recordó que Trump “no se ha pronunciado” al respecto.

Ortega, que a petición del Vaticano tuvo un papel destacado en el acercamiento entre ambos países en 2015 después de años sin relaciones, afirmó que su intervención fue “de orden profundamente cristiano”, “con la intención del dialogo”, e insistió en que, aunque su papel tuvo una repercusión política, él “no es un hombre político”.

Respecto a los cubanos exiliados en Miami (EE.UU) dijo que muchos de ellos “tienen interés en colaborar” en proyectos sociales y “en la vida económica de Cuba”.

El cardenal, que también ejerció su mediación para conseguir la liberación de 135 presos cubanos en 2010, que llegaron a España junto con sus familiares, se mostró optimista sobre la apertura que se está produciendo en Cuba, destacó el cambio en la economía y expresó su deseo de que “no se quede donde está”, aunque reconoció que “va con un poco de lentitud”.

Reconoció que la liberación de esos prisioneros fue “un signo positivo” para “el mejoramiento de las relaciones con Estados Unidos” y también con la Unión Europea, marcadas entonces por la llamada “posición común”, que condicionaba las relaciones con La Habana a avances en las libertades.

Al ser preguntado por la sucesión de Raúl Castro -que el año próximo dejará la presidencia de la república- por uno de sus familiares, consideró que en su país “no hay una tendencia a la dinastía”.

Jaime Ortega, durante su intervención, reconoció que el interés de España por Cuba es “algo perdurable” y calificó como “especialísima” la relación de ambos países.

El cardenal fue presentado por el exministro español de Asuntos Exteriores Miguel Ángel Moratinos, que colaboró con él en la liberación de presos en 2010, y lo calificó como “un hombre de paz y un hombre de diálogo”.

El arzobispo emérito de La Habana, de visita en España, presenta hoy en la Casa de América su libro “Diálogo, encuentro, acuerdo”, de la editorial San Pablo, y además presentará en este país la Fundación Jaime Ortega, para apoyar a los emprendedores cubanos para nuevos procesos de reformas.

 
 

7 thoughts on “Ortega apuesta por continuidad de dialogo Cuba-EEUU

  1. Por el diálogo que debe apostar este ex Cardenal , es por el dialogo del gobierno de Raúl Castro con el pueblo de Cuba, es una verguenza que la iglesia en Cuba durante el tiempo en la que ese Señor estuvo dirigiendo, buscara un interlocutor que no fuera el pueblo de Cuba y que se prestará al chantaje de presionar a los presos de la primavera negra para que se exiliaran, todo por conseguir espacios, que le devolvieran propiedades confiscadas, como alguien dijo una vez, con la iglesia hemos topadooo.

  2. Carlos, los presos políticos que se fueron a España fue por decisión propia, podían quedarse en Cuba, la prueba de ello es que 12 decidieron permanecer en la isla, también fueron liberados y algunos viven aun en Cuba. Un abrazo

  3. Fernando la Iglesia y el Cardenal no debió prestarse para proponer emigrar a los disidentes presos, creo que su labor debió llegar hasta mediar para la liberación de estos, pero visitar a los disidentes en las prisiones, llamar a sus familiares, etc para proponerles y en ocasiones dejar ver como alternativa emigrar por libertad, era algo para lo cual no debió intermediar el cardenal, para eso estaba el gobierno. Saludos

  4. Carlos, te repito: 12 excarcelados se quedaron en Cuba, por ende no era obligatorio irse. Si algunos quieren justificar su emigración a costa del Cardenal allá ellos pero no se les obligó. Un abrazo

  5. Entendió mal mi pregunta.
    Los que decidieron ser deportados salieron en cuestión de segundos de la injusta prisión por anos al aeropuerto.
    Los que no aceptaron deportación, cuanto mas tiempo estuvieron presos?
    Ha estado alguna vez usted preso y peor aun, solo por escribir?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *