“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Nuevas normas para la compraventa de viviendas

Havana-Kuba

Hoy fueron anunciadas en Cuba nuevas regulaciones para el sector de la vivienda en la Isla, uno de los más deprimidos y con precios prohibitivos para el cubano medio, que ahora podrá adquirir casas sin terminar o legalizar viviendas construidas sin la documentación establecida.

Las regulaciones, publicadas este martes en la Gaceta Oficial de la República, se deben a la necesidad de ajustar las nuevas políticas del Gobierno cubano a las “circunstancias actuales”, proceso que forma parte de las reformas impulsadas por Raúl Castro en su afán de “actualizar el modelo económico cubano”.

En las normativas destaca la venta “por una única vez” de 16.887 viviendas sociales en ejecución a ciudadanos de la Isla, que puedan pagar el valor de transferencia del inmueble y lo terminen dentro de cinco años, periodo en el que se deberán habilitar y legalizar las viviendas.

De no cumplirse el plazo, el inmueble regresará al Estado, que devolverá al beneficiado el dinero pagado hasta el momento, explica el estatal diario Granma en un extenso artículo.

La cobertura habitacional es uno de los temas más sensibles en la Isla, que desde hace décadas solo construye nuevas viviendas sociales para afectados por los frecuentes huracanes que azotan el país caribeño o damnificados por derrumbes debido al mal estado de algunos edificios.

La crisis extrema en la que se sumió Cuba tras la desaparición de la Unión Soviética, a inicios de la década de 1990, provocó que miles de viviendas quedaran a medio terminar por toda la isla, reduciendo las posibilidades de los cubanos de adquirir inmuebles a precios controlados.

Después de cinco décadas de prohibiciones, el Gobierno cubano autorizó en noviembre de 2011 la compraventa, permuta, donación y adjudicación de viviendas entre personas naturales cubanas con domicilio en el país, en gran medida para reordenar un sector marcado por las ilegalidades.

Debido al incremento de la población, la escasez de inmuebles y a pesar de las normas que fijaron el valor legal de la compraventa, los precios de las viviendas se han disparado hasta sumas prohibitivas para el bolsillo de la inmensa mayoría de los ciudadanos de la isla, con un salario medio de cerca de 25 dólares.

Muchos cubanos no declaran el monto real de la operación para evadir el tributo del 4 % sobre el monto de la compraventa, por lo que el Estado decidió ahora establecer un valor referencial de las viviendas solo para el cálculo del pago de impuestos.

El monto referencial no será el valor legal del inmueble y solo se usará para los cálculos complementarios.

Este valor de referencia no tendrá que ser fijado por personal especializado y se determinará teniendo en cuenta aspectos como la cantidad de habitaciones, su localización, el tipo de construcción y las facilidades urbanísticas.

Esta disposición legal solo se aplicará a la compraventa, y no serán afectadas las operaciones de transferencia por donación familiar, por herencia o liquidación de bienes por divorcio, que mantendrán el valor legal como base para el impuesto.

Las nuevas regulaciones establecen también que todo propietario que desee vender una vivienda asignada por el Estado o construida mediante subsidios, deberá reintegrar al Presupuesto Estatal el monto total del beneficio recibido, si la operación tiene lugar en los primeros 15 años a partir de la adquisición.

Así, Cuba reconoce “casos de beneficiados que con afán de lucro han vendido sus viviendas a altos precios, desvirtuando el objetivo social de resolver sus problemas habitacionales”, según Granma.

Asimismo, en adelante y de manera excepcional, podrán legalizar su situación los 20.021 afectados por huracanes que construyeron sus hogares o comenzaron las reparaciones sin tener la documentación establecida, lo cual les permitirá ser elegibles para subsidios.

El Gobierno cubano anunció además cambios en las pautas para otorgar beneficios en este sentido y la extensión del periodo de respuesta a las solicitudes de 45 a 70 días hábiles.

Ante la gran cantidad de solicitudes de subsidios, en lo adelante se establecerán dos oportunidades al año como mínimo para la recepción de peticiones de este tipo, teniendo en cuenta el presupuesto disponible.

 
 

4 thoughts on “Nuevas normas para la compraventa de viviendas

  1. Propongo analizar el estado de aquellos considerados por el gobierno cubano como arrendatarios permanetes penalizados por haber realizado una compra-venta cuando era ilegal adquirir un casa mediante ese procedimiento.

    Si la ley ya no existe, por qué el estado cubano no termina de legalizar esas viviendas. En una mesa redonda hace unos años con Randy Alonso, se dijo que se estaba haciendo un estudio, pero hoy en día nada se sabe.

    Si vas a vivienda, no saben nada de eso. Si vas a Ministerio de la Construcción, tampoco saben nada de ese asunto y si vas a un abogado para demanadar a gobierno te dicen que no hay ley por la que se pueda iniicar un proces.

    y entonces..?????

  2. Lo mas doloroso resulta que el propio abogado del Instituto Nacional de la Vivienda en su libro, asumió que fue un error del gobierno cubano considerar un delito la realización de compra-venta de viviendas, que se confundió la NECESIDAD con el LUCRO.

    Si ya el estado o una figura pública, en este caso el principal abogado del Instituto Nacional de la Vivienda ha dicho que se equivocaron.

    Según se dijo por la antigua presidenta del instituto nacional de la vivienda, el tema de los arrendatarios permanentes estaba en manos de los que atienden la aplicación de los lineamientos.

    Será que mi mamá, una mujer cubana trabajadora, que fue cuadro, dirigente en organismos del gobierno,etc. mujer honesta que tuvo que comprar una casa escondida del gobierno para poder vivir con su hijo nunca va a tener una casa a su nombre hasta tanto el gobierno cubano no decida resolver el vacío legal que ellos mismos han creado con su entramado de leyes para regular cuanto proceso social se les ha…

  3. Vivienda es un desastre.Hace cuatro años mi hijo está legalizando un traspaso de propiedad.El abuelito de su mujer se murió y dejó un cuarto en El Cerro.Se mudaron para alla,a transformado todo aquello,hizo baño, cocina y hasta una placa,todo por la izquierda pues lo tienen buscando cuanto papel existe- actas de defunción,certificados de nacimientos,papeles de Comite….y nada.Cuatro años en ese va y ven y nada.Yo le digo,del dinero que te mando pasale una “estilla” a esa gente,pero no,como es tan tacaño…..ahi está amargandose el alma.

  4. Yo me maravillo… así que el Estado decidió fijar un valor referencial de las viviendas (diferente del valor LEGAL) SOLO para el pago de los impuestos en el caso de la compraventa; y este valor será fijado por personal NO especializado, a pesar que el valor LEGAL sí fue fijado por personal especializado y, curiosamente, teniendo en cuenta, entre otros, los mismos aspectos que se van a tener en cuenta para este nuevo valor. No cabe dudas de que estamos mejorando…

    Sergio(2) no quisiera desanimarte; pero si los que están analizando el tema que te preocupa son los que atienden la aplicación de los lineamientos, puede ser que sean tus nietos los que puedan poner esa vivienda a su nombre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *