“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
No se llega al desarrollo exportando a la "inteligencia"
 

No se llega al desarrollo exportando a la “inteligencia”

Jóvenes cubanos. Foto: Raquel Pérez Díaz

Foto: Raquel Pérez Díaz

Tomado de Segunda Cita

 “Por lo tanto lo que ella llama-la Economía Política -valor del trabajo es en realidad el valor de la fuerza de trabajo, que reside en la personalidad del obrero y que es algo tan distinto de su función”

Carlos Marx El Capital tomo 1, pág. 489 (subrayado del autor)

Aquí examinamos algunos puntos que tarde o temprano deberán ser discutidos en la Asamblea Nacional del Poder Popular con mayor profundidad. De hecho, en al menos dos momento de las discusiones en el seno de las comisiones, se tocó el tema de la fluctuación de la fuerza laboral calificada lo que en alguna medida se relaciona con el asunto que ahora examinamos.

¿Se fugan los talentos o los espantamos?

En este punto seleccionamos dos grupos de hechos o factores relacionados con el tema de la llamada gestión del talento al que no pocos países prestan atención priorizada a través de instituciones especializadas. El primero, se refiere a procesos de desincorporación de fuerza laboral calificada sin que al parecer se hayan producido acciones hostiles de funcionarios. Se trata por ejemplo de que en años recientes más de 200 médicos casi todos de alto nivel abandonaron el Hospital Ameijeiras. Se discontinuaron varios servicios, igual sucedió  con algunas líneas de investigación. En una reciente mesa redonda se expusieron por directivos de nuestro ministerio de salud un conjunto de medidas –obsequio de autos, venta a bajo precio de Laptops- que intentan paliar la situación. Solo que son algo tardías. Tienen como base un enfoque reactivo –esperaron que apareciera un problema que era previsible- pues ya la comunidad médica cubana dispone de una amplia red de relaciones internacionales que les ofrecen las vías para obtener excelentes contratos y acceso a salarios que les cambian la vida a ellos y a sus familias, en pocos meses.

En un solo año, 2000 doctores se desvinculan de nuestras universidades. El 30 % de nuestros científicos de las áreas de las biociencias también se marchan fuera y dentro del país, algunos a trabajar como cuentapropistas. A nadie se le escapa que el problema es grave, por no decir alarmante; de una parte la inseguridad de los servicios de salud haría flaquear componentes esenciales del modelo, como también a la calidad de la docencia superior factor esencial del futuro. El éxodo de talento del sector biotecnológico constituye una seria amenaza sobre el porvenir de un sector que ya es clave para nuestra economía.

El segundo grupo se caracteriza por hechos en los que aparecen acciones de funcionarios en las que se hostiga a las personas de cierto rendimiento. Por ejemplo, en el semestre anterior supimos de cuatro casos –dos en la Universidad de La Habana, otro en un periódico de provincias y el último en la Universidad Central Martha Abreu, de Villaclara, en lo que todo parece indicar que hubo excesos y/o manejo político inadecuado por ciertas instancias administrativas. Se tomaron medidas punitivas sobre personas que de alguna manera, se habían destacado. La intención de esta parte del texto no es tanto examinar los detalles de los hechos sino promover una reflexión al respecto y exponer algunas inquietudes sobre el tema.

El primero de ellos fue objeto de análisis en una edición de Cubaposible –Decencia y docencia en la universidad de La Habana. El segundo, también en esa Universidad, fue el de una distinguida profesora que recibió una invitación de una universidad estadounidense, a la que después de un ciclo de consultas en diferentes instancias le fue obstaculizado mediante sutilezas burocráticas, el permiso, desconociendo las autoridades la importancia que esta solicitud implicaba para el prestigio del claustro de esa facultad.

El tercer caso apareció en Cubadebate -un joven periodista en Holguín que cometió una indisciplina al publicar una información sin autorización- y el cuarto circuló de boca en boca entre alumnos y profesores de la Universidad Central Martha Abreu donde se expulsó a una estudiante por ser parte de una organización no reconocida oficialmente. Nos falta aún capacidad para la gestión de la diversidad y la diferencia, una exigencia básica de una sociedad compleja como la nuestra.

Podríamos citar no pocos señalamientos de nuestro Presidente acerca de la necesidad de las diferencias de criterios y tolerancia con pensamientos distintos a los nuestros, salvo los que impliquen mentalidad plattista o desprecio a la dignidad de la nación que no es el caso de ninguno de los mencionados. Y aún en estos casos, la respuesta debe apoyarse en la sagacidad y el debate abierto, sin tapujos.

Al parecer se trata de excesos de autoritarismo o tratamientos inadecuados de las diferencias y de falta de cultura del debate que de vez en cuando realizan –aquí o allá- ciertos directivos, independientemente de su calidad como personas. El efecto que hechos como estos tienen sobre los jóvenes puede ser devastador, especialmente entre los jóvenes universitarios.

En recientes visitas de gobernantes chinos a nuestro país, por ejemplo, ha trascendido la sorpresa de los miembros de estas delegaciones al comprobar cómo nuestro gobierno socialista mantiene una ascendencia significativa entre la juventud universitaria, lo que al parecer no sucede en el gigante asiático. Esto hay que cuidarlo y evitar que se reproduzcan hechos como los mencionados que dejan una secuela de desconfianza  y escepticismo entre los estudiantes.

Ello se agrava en ciertos casos, cuando los jóvenes comprueban que personas profesionalmente relevantes –a veces sus propios padres- arrastran una vida de penuria y escaseces, mientras que florecen a su vista comerciantes de poca monta y surgen los nuevos ricos vinculados a la música -dicho sea con el respeto que merecen- pues muestra un ejemplo de dedicación a la formación de nuevos valores a seguir por otros sectores de la sociedad (lo que se explica tanto por la calidad de nuestros músicos, como por la existencia de un mercado, en el que Cuba tiene cierta visibilidad, incluso desde antes de la Revolución). Ello debiera imitarse por otras esferas que tienen un compromiso de mayor esencialidad con el destino de 11 millones de personas y su vida material.

Tal parece que los únicos tipos de talentos que encuentran condiciones favorables para su desarrollo son los artistas y deportistas. El talento científico, a pesar de su ya considerable aporte económico, no recibe el reconocimiento material que supone la aplicación del principio marxista “a cada cual según su trabajo” que asumen muy bien las empresas extranjeras en Cuba que cada día seleccionan personas destacadas para pagarles un salario 10 veces superior al que reciben en las empresas estatales. Una atención especial merece la subestimación del talento directivo que no solo no recibe la remuneración adecuada según sus resultados sino que los programas de su formación se mantienen muy por debajo de los estándares internacionales, sin que haya evidencias de que se pretenda rectificar tal situación. En no pocos sectores tales programas asumen un carácter azaroso, sin orientación al largo plazo, sin sólidas bases conceptuales ni metodológicas.

El talento directivo es una fuerza social de enorme potencial para el desarrollo de una nación pues es  una especie de arte y ciencia capaz de garantizar el desarrollo de todas las formas de talento. El ritmo e intensidad del desarrollo de una sociedad se determina en gran medida por el tipo de talento humano cuyo despliegue se prioriza.

Se trata de que si se promueven solamente los talentos cuyas áreas de actividad no tienen incidencia directa sobre el desarrollo del sustento económico del país -fundamento de todas las demás- la estructura básica de esa sociedad será endeble y de bajo nivel de sostenibilidad. La gestión del talento se ha convertido en un recurso crítico del desarrollo para la sociedad contemporánea. Si se priorizan unilateralmente talentos relacionados con la superestructura social, dejando de lado los relacionados con el despliegue de la base material, el país se orientará aún más hacia un modelo en que la pobreza asumirá un carácter recurrente y crónico.

No fue hasta 2010 que se creó oficialmente un área funcional en el aparato estatal para ocuparse de la política de cuadros. Este vacío funcional prolongado y la falta de concepciones sólidas, coherentes y sin concordancia con las demandas derivadas de la pretensión de convertirnos en una sociedad próspera y sostenible es quizás de una de las mayores amenazas al destino de la nación y su proyecto socialista.

La permanencia en el país de las personas de talento y su eficaz utilización en la construcción de nuestro modelo no es un factor secundario, sino decisivo. El mismo documento del modelo no hace referencia al problema por lo que no lo reconoce como tal. Es urgente activar un programa nacional de protección del talento en todas las esferas que tengan una relación más directa con el desarrollo del modelo, especialmente en lo referido al sistema empresarial. El modelo mismo es un gran sueño, compuesto de muchos otros de diferente tamaño. Pero todos y cada uno de ellos solo llegarán hasta donde alcance el presupuesto de la nación y este surge principalmente de las empresas que es la verdadera financiadora de la utopía.

Un país desarrollado, próspero y sostenible solo puede ser el resultado del pensamiento y la acción de mentes desarrolladas, y que estén dentro de las cabezas de personas sostenibles, sobre todo las de aquellos que tienen la responsabilidad de dirigir a los demás. Un talento cinco no puede ser sustituido por cinco talentos uno. Lo que no desdice la afirmación martiana- que compartimos- de que la inteligencia no es lo mejor del ser humano, pero sin ella y su eficaz gestión no hay futuro posible para la nación como conjunto. Claro que si ese talento cinco desarrolla cualidades de liderazgo grupal o colectivo su efecto social se potenciará.

Dentro de una campaña general para promover el talento en las esferas que más lo necesitamos deben incluirse tareas relacionadas con la socialización de los ejemplos paradigmáticos hasta formar prototipos. La Mesa Redonda de la TV ha iniciado un ciclo de programas denominado “Historias de vida”, poniendo el acento –con razón- en la de los héroes de nuestra última guerra de liberación. Pero hace falta incluir también la de jóvenes –no peloteros ni músicos que ya tienen sus propios programas- quienes hayan alcanzado resultados relevantes en su vida profesional tanto en la ciencia, la educación, la propia administración y otros campos de trascendencia para el presente y futuro del país.

Precisando, prefiero el término de personas de alto rendimiento para hacer bueno el antiguo principio de la filosofía china: “el infierno está lleno de personas inteligentes, pero el cielo pertenece a los que tuvieron energía”. Si la dirección del país no toma medidas, a corto plazo, en muy poco tiempo, rebasaremos el punto de no regreso.

 
 

22 thoughts on “No se llega al desarrollo exportando a la “inteligencia”

  1. ¿Que propone el autor?, espero no sea generalizar la medida que restringe la salida al extranjero de los médicos

  2. Es escasa la presencia en nuestros medios masivos del reconocimiento a jovenes intelectuales, trabajadores, cientificos. es como si los que hacen por este pais, son aquellos que lucharon en la Sierra o el llano antes del 59. en una ocasion, una extranjera, amiga de Cuba y su Revolucion, me comento que daba la impresion de que no habia surgido un joven destacado en Cuba tras el 59.

  3. Hombre, Fernando, esa es una foto de otro tipo de asamblea. Ahí radica una de las claves del asunto. ¿Qué tu crees?

  4. Falta también dignificar la profesión del maestro, que tiene en sus manos y forma a todos los futuros profesionales, con altos salarios y otras mejoras para sus condiciones de vida, que puedan ir aparejadas a exigencias diversas de conducta y hasta imagen, como paradigmas que deben ser.

  5. Llevamos 9 años con la misma cantaleta… Hasta 2030 no paramos… Lo que más me entusiasma es cuando dicen nuestro presidente dijo esto o aquello… Te digo Fernando, que suerte que por ahí inventaron el reguetón.

  6. Mas de lo mismo, el sistema que no quiere crear diferencias de clases y la gente que no quiere trabajar por amor al arte, prefieren perder un brazo con tal de mantener “la igualdad”, negando la naturaleza humana a base de utopia. No es el que el otro sistema sea muy bueno tampoco pero al menos esa parte la aplican mejor

  7. Un talento cinco no puede ser sustituido por cinco talentos uno. si, si te pueden sustituir,
    La Revolución se come a sus hijos… No importa que categoría tengas en la escala de los talentos…

  8. No creo que el problema sea cuando se exporta la inteligencia, miles de médicos Cubanos y otros profesionales dan sus aportes fuera de Cuba y Cuba obtiene muy buenas ganancias monetarias o porque se lo tumban al directo a los colaboradores o en las shopping a los que se han ido por su cuenta. El problema comienza cuando trabajar fuera de Cuba es la única forma de lograr ganancias personales y seguridad monetaria, el problema es cuando hay que buscar fuera de Cuba lo que por ningún lugar uno logra ni así sea mandraque el mago logras esforzándote en el sistema estatal Cubano, esa realidad que muchos no quieren ni mirar, es la que está complicando lo que será futuro en Cuba, esa juventud que hoy prefiere ser cantinero que ingeniero químico, porque mirando a sus propios padres reconocen que importante es tomar decisiones a su tiempo y no esperar por promesas.

  9. Estamos de acuerdo en lo esencial: el país no puede darse el lujo de seguir perdiendo talento y debe hacer cuanto pueda para motivar su permanencia y participación directa en el anhelado desarrollo. Pero querría acotar algo a su mención a los músicos pues esa es mi profesión. La formación profesional en las escuelas de arte podría considerarse aún entre aceptable a buena. Pero no ando nada lejos de describir una situación general cuando afirmo que la realización profesional ulterior se debe, esencialmente, a nuestra gestión personal, nuestra tenacidad, nuestro trabajo… y a la suerte. Es muchísimo el talento musical que ya se ha perdido y la cuenta no termina. Las cosas no son tampoco color de rosa para nosotros. Algunos colegas han tenido éxito. Pero hurgue usted entre telones: se enterará de muchas cosas.

  10. cosas q aprendi mientras estudiaba:
    1- no te marques y no te des a notar.
    2- estudia todo lo q puedas que es gratis
    3- aprende ingles
    4- evita la politica.
    5- que la gente desee un cambio no basta, por lo tanto NADA VA A CAMBIAR.
    6- vete del pais en cuanto antes!!!!
    7- disfruta tu vida dond quiera q estes!!!

  11. El día menos pensado prohiben salir hasta los cuidadores de baños públicos…así funcionan allí…luego dicen así seguro lo haría quien tu sabes..,

  12. ¡Pues yo opino todo lo contrario! La realidad es que no hay empleo para tantos profesionales, sin embargo en el exterior (o con empleadores extranjeros) sí hay muchísimo. Es matemática simple: para que haya desarrollo tienen que haber recursos humanos y monetarios, dado que no tenemos monetario pero no estamos todavía tan mal en los humanos, la solución se me hace evidente. Ahora… en 10 años, estando ajenos a la realidad… ni idea que pueda pasar

  13. Soy uno más de los muchos doctores en ciencias (con publicaciones, patentes y hasta resultados que se usan en cualquier hospital cubano… lo normal para cualquiera que haya trabajado en la biotecnología) que han decidido seguir su vida en otras tierras. No sé cuantos conocidos han decidido irse también y en varios casos eran los mejores, o de los mejores (pero hay caso que si eran los mejores), en su campo. Gente que simplemente es insustituible. Y en la gran mayoría de los casos la causa fue la economía (o piensas en la ciencia o piensas en la política), pero siempre hay un pequeño porciento de “obstine sin necesidad”.
    Pero también hay muchos que no se han ido de Cuba pero si “del lugar donde más puede rendir”. Ya sea por economía o ya sea por el antes mencionado obstine.

  14. La gran diferencia entre, eso que llamamos, 1er mundo y tercero son las personas.
    Presuponiendo la buena fe de sus dirigentes, Cuba es un ejemplo perfecto de a donde puede llegar un estado cuando es dirigido sin conocimientos, sin inteligencia, sin técnica (jejeje son palabras parecidas pero no significan lo mismo) de todo tipo.
    Y el proverbio Chino del final está bueno. No solo es que se han ido muchísimas gentes con conocimientos y habilidades como demuestran sus títulos. Es que entre los que tienen eso, se han ido los que son a su vez más emprendedores, con menos miedo a probar nuevas cosas… en fin, aquellos que son los que echan para alante una sociedad en cualquier país.
    En Cuba, claro está, quedan un montón degente buena en todos los campos. Pero cada vez la “masa crítica” necesaria para lograr resultados a nivel de país está más lejos de ser alcanzada

  15. La impresión que siempre he tenido es que el gobierno espera a que surjan los problemas -que son previsibles- para tomar medidas parcial o totalmente inadecuadas, contraproducentes incluso a corto plazo, sin identificar antes las causas, que es lo que hay que atacar. Y de ahí surgen otros problemas que entran en el círculo vicioso. Pero esa es la actitud clásica de la burocracia, a la que no le interesa el país sino conservar el statu quo y “complacer” a una dirigencia presa de una ideología rígida y de un poder casi absoluto e incuestionable. También sucede que ser muy “inteligente”, desprejuiciado y resolvedor puede ser muy peligroso en lo de conservar el puesto. De ahí los “experimentos”, que supongo se sabe muchas veces de antemano que no van a dar buenos resultados, pero se instrumentan para el acostumbrado “ir tirando”.

  16. ¨nuestro gobierno socialista mantiene una ascendencia significativa entre la juventud universitaria¨ despues de eso no pude seguir leyendo 🙂

  17. Muy bueno el post pero me asalta una duda : De dónde sacó el autor que Cuba , léase el Gobierno , está interesada en el desarrollo si éste viene aparejado de riqueza . Al menos a mi me quedó bien clara la enorme preocupación de nuestros diputados sobre la acumulación de riquezas en manos de los cubanos , en ningún momento diferenciaron ningún grupo social . Un país donde se grava con impuestos un salario de 500 cup + ó – 20 cuc porque le parecía excesivo , dificilmente pondrá en las manos de ningún científico o profesional lo que se merecen por su trabajo y su intelecto , parece ser un riesgo político que no están dispuestos a correr . Que el GAESA le pague a un albanil 5 ó 6 veces más que a un médico es prueba de hacia dónde van los intereses . Saludos .

  18. David tiene razón…excepto que me dio por meterme en política…lección aprendida…por gusto todo…oi consejo…me largue y al fin soy feliz…alli no lo era entre miseria y represión

  19. Pues claro que las “inteligencias” se tienen que ir. Por algo son inteligencias, pero eso no hay forma de explicárselo a los “super dotados” en el poder. Ellos deberían ser lo medianamente sabios para saber que admitir a los inteligentes como tal, implica que ellos mismos se aparten del poder total.
    En cambio los capitalistas tampoco tan sabios, ven un poquito mas allá y empoderan la inteligencia de tal modo que les sirva para alcanzar sus objetivos. Para ejemplo un botón: ninguno de los grandes emprendedores capitalistas dueños de grandes compañías multinacionales son tan “brillantes” por si mismos, pero todos supieron en el tiempo adecuado rodearse de mentes mas sabias que ellos mismos y usarlas para llegar donde están. El capitalista busca el potencial en las personas, Cuando encuentran alguien adecuado, no escatiman para tenerlo en su equipo.

  20. Este articulo al leerlo rapido me trajo a le mente una entrevista con un personaje historico de cuba que dijo que se sentia orgulloso de la revolución porque el siendo un guajiro sin formación y preparacion llego a ser ministro de transporte en Cuba, yo quede sin palabras cuando lo escuche. La politica de cuadro es pesima en el pais, quitan un directivo y traen un san juan de los palotes que no sabe nada de la fabrica pero es de confianza de los elegidos dela fe. por eso el refran cubano: “El que sabe, sabe y el que no, pa jefe”. En fabricas si de un viaje al exterior se trata para adquirir alguna tecnologia, entonces van un sequito que ninguno va luego a apretar tuerca en la fabrica, ese sequito va a cargar sus maletas con experiencia, a eso le sumas los salarios y atenciones y obtienes un exodo masivo de personal con dos dedos de frente y pongo ejemplos, frioclima en tan solo un año perdio mas del 60% de su fuerza tecnica por razones similares entre otras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *