“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Niña argentina será tratada en Cuba

a052354e3c96d2b2ee5925ce21423408

Tailandia, el primer objetivo, no pudo ser. Pero de igual manera Jemina Keren Cariaga y sus papás están entusiasmados porque con el dinero que lograron reunir tras varios eventos solidarios podrán viajar a Cuba, donde la niña de 3 años recibirá el mismo tratamiento que le iban a realizar en Tailandia, ese que le permitirá volver a caminar.

Keren, como la conocen todos, nació con seis meses de gestación y desde un primer momento los médicos notaron que padecía un problema físico y neurológico, que finalmente diagnosticaron como Diplejía espástica y parálisis cerebral infantil. Desde entonces varios tratamientos se probaron en el pequeño cuerpito de la niña, desde colocación de bótox en piernas y brazos hasta kinesiología, equinoterapia, estimulación temprana e hidroterapia.

Cuando los médicos decidieron que lo habían probado todo, sus papás May Cáceres y Leo Cariaga, optaron por no bajar los brazos e investigando en Internet se contactaron con un médico especialista en su diagnóstico que aceptó tomar su caso, pero para ello debían viajar a Tailandia para atenderse en el hospital Better Being.

Así fue como se lanzó una cruzada con distintos eventos para reunir los 30 mil dólares que necesitaban para el viaje. “Siempre hemos querido ir a Tailandia, pero el monto es muy elevado y van pasando los meses y se incrementa más. Entonces hemos recurrido nuevamente a Cuba porque ya habíamos pedido que nos acepten allí”, señaló la mamá de Keren, May Cáceres, en diálogo con Primera edición.

En la isla, ubicada en Centroamérica, la niña recibirá el mismo tratamiento con aplicación de células madres para que pueda caminar. Serán menos células madres debido al costa elevado del tratamiento. “Hemos juntado 25 mil dólares. 20 mil nos sale el tratamiento y con 5 mil pagaremos la estadía y los pasajes, más todos los gastos”.

La familia partirá el próximo sábado 3 de junio y el lunes 5 es el día pautado para que Keren inicie su tratamiento que, según explicó May, consistirá en cuatro semanas intensivas de hidroterapia, masajes terapéuticos, desde las 7 de la mañana hasta las 12 del mediodía y de 13 a 20 de la noche, de lunes a sábado. También allí será intervenida y cada tres días le harán una resonancia magnética para ver cómo avanza.

Luego de las cuatro semanas, la familia regresará a Misiones, donde Keren deberá continuar con las tareas de rehabilitación que realiza desde que nació, como kinesiología, estimulación temprana, equinoterapia. “Seguiremos con la rutina y se verá el avance del cerebro, de cómo va a reaccionar al tratamiento. Esperemos que sea favorable. También depende de cómo reacciona el cuerpito de ella. Veremos el progreso a la vuelta”, señaló May, quien indicó que con su marido pidieron licencia en sus trabajos para poder acompañar a Keren estas cuatro semanas en Cuba.

“Todos los eventos que se realizaron hasta ahora tuvieron un buen resultado. Conocimos gente maravillosa que nos ayudó a trabajar. Todo esto se consiguió con esfuerzo y a pulmón. Si teníamos 10 pesos o mil ya depositábamos en la cuenta para ella. Lo cambiábamos a dólares para poder llegar al objetivo de Tailandia. No se dio ese primer objetivo, pero tenemos todas las esperanzas que sea lo mismo y tenga el mismo progreso”, indicó la mamá de Keren, que está embarazada de siete meses y al regreso deberá encargarse de programar el nacimiento del bebé.

“Un hermanito le vendría muy bien a Keren porque ella está todo el tiempo sola. Le ayudaría a aprender cosas como hablar, gatear o caminar”, cerró May.

Cuenta abierta

May indicó que la cuenta bancaria continuará abierta porque “vamos con el dinero justo. Seguirá disponible para que nuestra familia también nos pueda enviar o transferir dinero en caso de que nos llegue a faltar en este mes”, indicó.

Para quienes puedan colaborar, la cuenta está a nombre de Mayra Eugenia Cáceres, CUIL 27-36268.463-9; CBU 2850014040094853789858; Caja de Ahorros 4-014-0948537898-5; en el Banco Macro, sucursal 14 Belgrano.

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *