“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Nestlé producirá helado de café en Cuba

Para el venidero año 2018, la multinacional suiza Nestlé lanzará al mercado cubano nuevas variedades de helados, entre las que destaca el “Frappelatte”, un producto lácteo elaborado sobre la base del café.

La empresa mixta Coralac S.A, que labora de conjunto en Cuba con Nestlé, se encuentra ultimando un plan de inversiones para la elaboración del Frappelatte, que deberá empezar a venderse en los primeros meses del próximo año, según informó Cubadebate.

Julio César Santana, director comercial de la entidad, aclaró que el producto será concebido para su venta en los restaurantes y hoteles del país, con miras a su eventual exportación, especialmente hacia la región del Caribe.

De igual forma, para el primer trimestre del año deberá debutar en el mercado una nueva línea de helados Premium con sabores como vainilla con salsa de manjar, chocolate con almendra o con galletas, entre otros, anunció el directivo.

Al respecto, Santana reveló que esta línea tendrá un formato de 118 ml, con envase de polipapel, y estará destinado al mercado nacional.

Sobre la Línea Azul de chocolate, renglón estrella de la empresa, el funcionario explicó que constituye una mejora de la receta anterior en cuanto a ingredientes sólidos y grasos, y significó que representa un elevado porcentaje de las ventas de la entidad.

De acuerdo con el portal oficialista, en la reciente XXXV Feria Internacional de La Habana ese fue uno de los más de 20 productos de la mayor de las Antillas premiados con medalla de Oro por su calidad.

Coralac S.A. es una sociedad mercantil entre la estatal Corporación Alimentaria S.A. (CORALSA) y el conglomerado Nestlé, y se especializa desde hace 20 años en la producción y comercialización de helados para el mercado interno.

 
 

22 thoughts on “Nestlé producirá helado de café en Cuba

  1. Que bonito sería que la ecucuación se cerrara con la compra de algun insumo natural a los campesinos, directamente. O que alguna cooperativa no agropecuaria pudiera elaborar algun derivado, teniendo la capacidad de tener su propia planta de procesamiento, su propio laboratorio. Muchos de esos insumos se tienen que importar. por eso digo: Que bonito sería…

  2. De seguro será muy sabroso,llevo tantos años acá en USA pero el helado que se hace en Cuba es especial,tantos sabores tropicales que no se olvidan,que sea de disfrute para todos. Algún día quisiera tomar esos helados en el coppelia nuevamente como aquellos años de adolecencia.

  3. Murió por las malas administraciones, pero cuando tenga quién lo ponga al nivel de sus comienzos,donde mi padre me comentaba que había más de 26 sabores,en Cuba está la materia prima,está el sabor, la frescura,no pierdo las esperanzas Fernando de antes de morir revivir esos tiempos.

  4. El helado de “afuera”, así como las sodas de afuera, etc… tratan de ofrecer un producto que sea bajo en calorías… menos grasa, menos azúcar… por eso esos helados de afuera saben “más malo”.. El de aqui, sabe “más dulce y más cremoso”, porque lo que le meten de azúcar y grasa (cuando no se lo pueden robar) está por encima de lo que la OMS recomendaría para una ingesta diaria de grasas y azúcares…

  5. Sigo diciendo… por qué tiene que venir ninguna NESTLÉ de “afuera” a fabricar aquí y a vendernos a nosotros mismos algo tan simple como un helado?… e inclusive a plantearse exportar ese helado..? Es que somos mancos? Si el gobierno no puede hacerlo, que dejen que LOS CUBANOS lo hagan!!!
    Dios mio, si los Mambises vieran esto! Qué Verguenza!

  6. Buenos días,
    En Coppelia había más de 50 sabores cuando se inauguró la heladería, pero poco a poco fue cayendo en la desidia, una verdadera pena.
    Pero Cuba ya tenía desde antes un historial de buenos helados: Hatuey y Guarina son las marcas que recuerdo pero sé que habían más, mi infancia está marcada por el sonido de las campanillas que llevaban los heladeros en sus carritos por la calle, desde que las escuchábamos salíamos los niños en tropel a comprar el helado, sobre todo en las calurosas tardes del verano cubano.
    Uno de los recuerdos más entrañables que tengo de mi padre q.e.p.d. fue cuando llevó a su cafetería un helado de fresa con unas fresas enormes, siempre me han gustado, y me dijo: lo compré especialmente para ti.
    Saludos cordiales.

  7. Está bien apoyarse en la inversión extranjera para desarrollar las potencialidades nacionales, pero no para sustituir lo que se puede hacer en el país sólo liberando las fuerzas productivas.
    Supongo que varios “alguienes” se beneficien particularmente de eso. Como deben beneficiarse también de que en el mercado sea más fácil conseguir cerveza importada que de producción nacional y que lo mismo pase con las “chucherías” (dulces, caramelos) y muchos productos más.
    Parece una especie de “POSTCOLONIALISMO” auto infringido que TIENE que beneficiar particularmente a los decisores -porque si no, no se produciría- y que parece destinado por la providencia política a caer con esa fuerza más sobre la economía del país.
    Algún día, que espero no muy lejano, la opinión pública nacional será consciente del crimen de leso bienestar que se cometió sistemáticamente por la discriminación económica del cubano a favor del extranjero, y para colmo orquestada por “su gobierno”, no por ningún bloqueo.

  8. Estimado Fernando, concuerdo completamente con usted. El helado Coppelia hace mucho rato que está muerto y enterrado. Quisiese alegrarme con la noticia pero nunca tomaré helado de café. ¡Café con leche frío! No gracias. Además, Nestlé no es una compañía que favorezco.

    Alain Luque, espere bastante. Cada vez que visito Cuba siempre tengo la esperanza de tomarme uno de aquellos cremosos helados de mango, naranja piña, almendra, guayaba o una ensalada con fresa y chocolate, en fin usted sabe, no continuo la lista por ser torturante. Desafortunadamente el helado que venden, incluyendo los de divisas, son aceptables por lo refrescante en el agobiante calor cubano pero ni remotamente lo que solían ser. Al igual que usted, no pierdo las esperanzas de que algún día me logre sentar en Coppelia y disfrutar esas delicias de antaño.

  9. Andrés Cobijas los helados de afuera y sodas tienen variantes bajas en grasas y azucares pero también los hay donde no se escatima en ninguno de los ingredientes. Los estadounidenses Häagen-Dazs y Ben & Jerry, el suizo Mövenpick por nombrar algunos. También existen un grupo de helados locales que la cantidad de grasas bien podría ocasionar un ataque cardiaco pero cremosos, dulces y extremadamente deliciosos. Algunos saben “mejor” y otros “peor” pero hay selección para escoger para los que se preocupan mucho con el contenido de azúcar y grasa y para aquellos que como yo le dan prioridad al sabor y lo consumimos con moderación.

    Concuerdo con usted que no entiendo por qué Nestlé tiene que venir a decirnos como hacer helados, descontando capital. O por que no producimos helados o chocolates que sean exportables. Hay ciertos sectores donde considero deben ser centralizados y en manos estales pero expandir esto hasta la gastronomía y barberos fue un error.

  10. El 5 de noviembre de 2014 Russia Today publicaba: “Para el presidente de Nestlé, el agua debe ser privatizada. “Cuanto más agua consumas, mayor debe ser el precio”, afirmó.”
    No sé si el Presidente de Nestlé hoy sigue siendo el mismo.
    Tenemos que lograr la inversión extranjera, pero esta me la imagino para aspectos realmente complejos. Tengo la preocupación de que nuestro país para producir algo tan relativamente sencillo como el helado tenga que depender de una trasnacional como Nestlé que tiene directivos con semejantes pensamientos.
    Coppelia debería remodelarse. Los que produjeron los famosos y apetecidos helados Coppelia de los años de 1970 eran técnicos y obreros cubanos. Alguna materia prima habrá que importar, pero la tecnología es nuestra.
    SALUDOS!

  11. Mary (12): sólo que hay que precisar para dónde se boga o deja de hacerse. Se sigue bogando hacia la ruina nacional. Así que hay “bogas” que merecen palos.

  12. Alejandro de la Fuente, el helado de café no resulta desagradable, hay quien toma té caliente y otros lo prefieren frío es cuestión de gustos. Lo que sí considero una aberración es el helado de fabada asturiana y existe.
    Eduardo Ortega, en Canarias el agua es bastante cara y se penaliza su excesivo consumo, el motivo son dos: primero las potabilizadoras tienen un alto costo y eso repercute en el precio del agua, segundo: la penalización contribuye a crear conciencia de la importancia del agua y de que es un bien escaso. Donde vivo ahora el agua es mucho más barata pero no por ello he olvidado la lección.
    Saludos cordiales.

  13. Lola, mi comentario del helado de café está en primera persona del singular, no un edicto para la humanidad. A usted no le agrada el de fabada asturiana pero debe haber alguien que lo compra. Como bien usted dice es cuestión de gustos.

    Debemos tener más conciencia con el uso del agua que es un recurso bien finito pero hay una gran diferencia entre privatizar el agua y racionarla o crear tarifas que incrementan proporcionalmente con su uso. Nestlé ha agotado ese recurso en ciertos pueblos que luego no reciben nada de las ganancias. Yo no confiaría en esta empresa para que controlase este recurso. No estoy abogando por boicotearles yo he comprado algunos de sus productos pero evito comprar agua embotellada.

  14. Lola (14). Mis saludos para ud. En Cuba lamentablemente se despilfarra agua y otras cosas por no tener una adecuada política de precios. Estoy de acuerdo que las cosas tienen que tener un precio, acorde al valor; lo que no estoy de acuerdo en que el precio sea mayor a media que más consumas; debe ser proporcional. Pero según RT también se agregó: “De acuerdo con el exdirector general y ahora presidente del mayor fabricante de productos alimenticios del mundo, las grandes empresas deben disponer de todo el agua del planeta y la población no debería disfrutar de ella si no la paga.” SALUDOS!

  15. Hoy sábado pasé por el CUPET de Santa Catalina y Boyeros. Solo despachaban gasolina porque el mercado estaba cerrado porque estaban recibiendo mercancía. Por el cristal se veían “PAILAS” de latas de COCA-COLA… supongo que de Mexico, que es de donde he visto que han venido… Imagino que “alguien” tiene que estarse beneficiando de esas importaciones… porque aquí se produce esa misma agua con azúcar, por cierto, por la misma NESTLÉ (que nos seguimos preguntando qué C… hace la NESTlÉ aqui enseñándonos a envasar agua de manantiales cubanos para vendérsela a los mismos cubanos.. y enseñándonos a hacer Helados…) Y los cubanos, chupándonos el dedo… pagando por esos productos… de los cuales la NESTLÉ posiblemente se lleva el 49%… Una prensa verdaderamente honesta, jamás permitiría que estas cosas pasen en este país sin denunciarlas!

  16. Para el que no tenga claro lo que dije en mi mensaje anterior, quiero decir algo que quizas muchos cubanos no saben: NESTLÉ es la contraparte extranjera de la empresa “Los Portales”, empresa que produce los productos de la marca “Ciego Montero”: refrescos, agua embotellada… y además de los helados del mismo nombre: NESTLÉ…

  17. Eduardo Ortega, ¿a qué se refiere usted con “debe ser proporcional”? Si usted no está de acuerdo a que su precio incremente a medida que más se consuma. ¿A qué proporción se refiere?

    Un precio proporcional al consumo implica que empresas que son grandes consumidores tengan que pagar más que los individuos. También haría que personas con mucha riqueza que poseen piscinas y usen desproporcionalmente más agua que personas sin estos lujos paguen más por ellos. Yo considero que tarifas de este tipo ayudarían a un mejor control del recurso. Saludos.

  18. Alain déjame ver como explicarte lo que Fernando te comentó de “murió hace años”. Él tiene razón, porque aunque la materia prima pudiera volver a producirse en Cuba (ahora no existe), primero habría que cambiar la mente desviada, destruida y malograda que se fomentó durante muchos años. Yo siempre digo que los que sabían, y les interesaban las cosas, se fueron o se murieron (por lógica humana). A las nuevas generaciones o los que se quedaron no les interesa nada de nada, pocos quedan que trabajan concientemente por amor a lo que hacen. A diario veo como ha cambiado el cerebro del cubano, al no ser dueños de nada, pues nada les importa todo. Solo funciona mejor los negocios particulares. Ojalá pudieras viajar a La Habana (supuestamente lo mejor que existe en Cuba) y quedarte 15 días para que choques con lo real maravilloso. Si alquilas un auto lo irás destruyendo por los baches, te sobrarán los deseos de golpear a alguien por maltratos que está en el tuétano de los que brindan…

  19. Lo que la Nestlé debería hacer en Cuba es poner unas escuelas de reanimación de cerebros. Estuve viendo el filme “Juan de los Muertos” y es una obra maestra, donde se muestra la sociedad cubana hoy en día. Una forma de comedia vista desde la altura, sin herir a nadie, solo mostrando la realidad anárquica en que se ha sumido el pueblo cubano. Aun hay quien no se percata del mensaje de esta película. Pasarán años para que los responsables paguen por esa realidad. Solo pasé a comentar, ahora sigo trabajando, saludos.

  20. Es bueno que Nestlé esté en Cuba; pero mejor sería que los cubanos pudieran hacer sus helados con las frutas que se pierden ene los campos y en los agros. Una fábrica pequeña de hacer helado no es cara. Las iniciativas privadas pueden ser muy eficientes y esto es válido para el helado y para mil cosas más, seguro podemos exportar mucho más. Por favor den la oportunidad de crecer por nosotros mismos y con nuestros propios esfuerzos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *