“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Monopolios estatales vs PYMES

Tomado de OnCuba

La historia que voy a contar a continuación me la regaló un buen amigo, ya retirado, que por el año 60 participara en aquel tremendo terremoto socio-político. Es una historia enterrada en sus recuerdos, sobre seres supuestamente de la nada, que hicieron historia. Es sobre hechos y decisiones, quizás no nuevos, aunque a veces no suficientemente explorados.

No le he pedido permiso para hacerla pública. Apenas si la he editado. Me la contó desde su corazón, pero también, desde su preocupación. Me la contó porque él es de los que aún creen que la historia es para aprender de ella y no para vivir de ella.

Es un privilegio haberla recibido de él directamente, como también poder, todavía, de vez en vez, intercambiar algunas ideas con alguno de aquellos protagonistas que casi siempre estuvieron en el anonimato o cuando más aparecieron de fugazmente en alguna noticia. Aquí va, sin el permiso de mi amigo, una parte de su texto:

“Entiendo que en nuestra sociedad hay que rescatar algunas cosas, como los viejos oficios perdidos por la centralización y por la política que se siguió de monopolizar todo, hasta los puestos de fritas.

Por ejemplo para valorar bien lo que nos hace falta: para referirme al Sector Textil, Sector o Rama que atendí desde el Comercio Exterior, cuando creado por el Che el BANCEC con fecha 25-04-60, fui entonces como joven combatiente a integrar en mayo de aquel año su equipo fundacional, oficializado con fecha 04-06-60 y que un año después, el 23-02-61 derivó como MINCEX y derivando aún más en 1962 con sus primeras empresas monopólicas importadoras y exportadoras.

La Industria de las Confecciones Textiles durante la arrancada del 60 estaba estructurada privadamente, en talleres integrales y en ordenadores, los primeros diseñaban y vendían, los segundos producían por órdenes de las tiendas o almacenes; se exportaban confecciones y calzado al Caribe y a Centro América, comenzando por las guayaberas, ropa interior, medias, trusas o sea tanto tejidos planos como tejidos de punto; la industria del calzado: ¿quiénes no recuerdan el calzado Amadeo e Ingelmo, de una calidad envidiable producidas en sus fábricas del Cerro?, las producciones “Viti” en las confecciones; y cómo no mencionar la “Industria Sombrerera”, que hasta un sindicato tenía. Había empresarios “talleristas ordenadores”, que organizaban sus producciones con operarios a domicilio, por especialidades, de ellos habían pantaloneros, camiseros, embolsilladores, etcétera. Por otra, no hablemos de los sastres, las modistas, simples trabajadores individuales pocas veces agrupados en parejas o tríos, todos afiliados al “Sindicato de la Aguja”, sindicato que tanto nos asesoró a encontrar y definir las necesidades de Cuba en tejidos, hilos de coser etc.; hechos notablemente importantes como el Sindicato de Sombrereros, que nos ayudó a determinar la “curva de tallaje de las cabezas cubanas” para comprar a la carrera en Checoslovaquia las famosas boinas verde olivo de nuestras milicias.

Aquellos compañeros no eran capitalistas explotadores, eran obreros afiliados a las mejores causas proletarias, defensores de la clase obrera, políticamente agrupados. Esto puede ser un ejemplo repetitivo en muchas ramas de nuestra economía, puedo decirlo hoy porque con mis escasos 22 años entonces, no fui un funcionario burócrata, sino que fuimos enviados allí a ejecutar una política en una primera trinchera de la economía, a garantizar que el país no se paralizara por la acción de la Ley Puñal del Imperio. En el 60 encontramos los almacenes vacíos, 50 mil obreros de las Confecciones sin trabajo y con la ayuda de los Sindicatos textiles y del calzado, volvimos a echarlos andar, a lograr que las confecciones se volvieran a vender en las tiendas sin racionamiento a mediados del primer lustro de la década del 60. Después vino la ola de la estatalización de los talleres y lo que todos conocimos entonces hasta con los registros contables.

Mi experiencia personal: En las empresas del Comercio Exterior, funcionábamos desde sus inicios con autofinanciamiento, fui fundador y Director Gerente de una de ellas, propuse su nombre, le registré en todos los lugares, le vi nacer desde nuestros buroes, no era economista, tenía un 4to año de bachillerato”.

Hasta aquí la historia, sólo una parte.

Hoy importamos todo tipo de confecciones desde todo tipo de empresas y hasta por personas que lo hacen a título privado y que, para nuestra sorpresa, logran vender confecciones de mejor calidad y a mejores precios que los grandes monopolios estatales. ¡Ay! nuestro consumidor, ahora que el nuevo decreto lo ha puesto de moda y que la aplicación de CIMEX lo hará más visible pero que sigue teniendo la opción de escoger muy restringida, en precios y en calidad.

Cuba importó 820 301 000 dólares entre 2013 y 2016 en prendas y calzado, según muestra la tabla 8.12 del Anuario Estadístico de Cuba de 2016. No sé si aquí se sumen los otros millones de los “importadores por cuenta propia”. De todas formas, más de 800 millones de dólares en ropa y calzado en cuatro años, es un número.

¿Cuánto de todo esto pudiéramos producir en Cuba? ¿Cuántos puestos de trabajo que le permitirían a muchos cubanos ganarse un salario, a decenas de diseñadores realizarse en su profesión y vivir aquí de ella, a centenares de los hoy llamados “artesanos” ser mucho más útiles? ¿Cuánto trabajo a domicilio para personas de la tercera edad –en especial mujeres– se podrían crear?

¿Por qué las estrategias de “sustitución de importaciones” que tan pocos buenos resultados han tenido en tantos años, no “innovan” e incluyen a todos estos otros agentes que, con una política industrial adecuada, podrían convertirse no solo en una fuente de productos de calidad para el mercado interno, sino también para la exportación?

¿Por qué no empezamos a reconocer que una parte de los “artesanos” son en realidad pequeños y medianos empresarios? ¿Por qué, si generan productos y servicios que ahorran / evitan importaciones y crean puestos de trabajo, no logramos una política que incentive su crecimiento como empresas y disminuya la carga fiscal de quienes crean riqueza? ¿Por qué en las estrategias de promoción de exportaciones ellos no aparecen?

Volvamos a la ropa. Es cierto también que esta industria ha cambiado, que hoy una parte importante de todo el valor agregado que se genera en la industria de las confecciones está en la “nube”, que la tecnología ha sustituido mucho trabajo manual… Todo ello es cierto, pero no lo es menos que hoy tenemos muchos expertos en trabajar en la “nube”, en la nuestra que es un poco distinta a la otra, y también lo es que tenemos muchas personas necesitadas de obtener un trabajo y un salario adecuado. Esta puede ser una buena oportunidad.

En muchos casos no hace falta ningún extranjero con capital para aprovechar esas oportunidades, pues hay suficientes cubanos que individualmente o agrupados y con una relación fluida con el sector estatal, con los incentivos adecuados, podrían hacer lo mismo que aquel y reducir en mucho esas importaciones. Lo probaron las cooperativas de la construcción en la reparación de los hoteles después de Irma, las que construyeron la obra civil de la mina Castellanos, las experiencias de la Oficina del Historiador de la Ciudad que durante muchos años ha aprovechado esa oportunidad. Se ha probado hasta la saciedad en el sector turístico, pues hoy la cuarta parte de todas las habitaciones de Cuba están en sus manos; y para qué hablar de los restaurantes. ¿Hacen falta más pruebas?

Las alianzas entre lo público y lo privado pueden ser una de las vías de lograr aligerar el peso de las importaciones, la dependencia del capital extranjero, de crear empleos (en especial para sectores desprotegidos), pueden ser un camino para mejorar a muchas y muchos, un recurso para promover esa igualdad que hace falta para el desarrollo, y que debe ser un resultado “buscado” de ese proceso.

¿Te gusta este artículo? Ayúdanos a mantener Cartas desde Cuba y seguir llevándote estos contenidos. Conocer más en: https://www.kukumiku.com/proyectos/cartas-desde-cuba/

 
 

16 thoughts on “Monopolios estatales vs PYMES

  1. Y le annado, del periodo especial, yo naci muchisimos annos despues del MINCEX, los zapateros, que nos salvaron durante el periodo especial, las costureras que nos sacaban in jean de qualquier tela.
    El problema, es la direccion, mi amigo Triana, los compradores “que viajan a comprar a china o Burundi” y ganan comisiones, los funcionarios medianos, que viven de esas mordidas, y la falta de interes a nivel de ministerio, porque se enriquezen los Cubanos!
    Saludos al forum!
    Frank

  2. no quieren porque la mentalidad de los que han diseñado todo es que el cubano no puede enriquecerse porque la acumulacion de capital es poder politico y ese solo le pertenece a ellos al igual que el economico.Me podria decir alguien que cubano, maestro o ingeniero,incluso deportista podria darse el lujo de viajar en yate y hospedarse en grandes hoteles e Turquia? alguien ha puesto freno al personaje que ha hecho esto a costa del dinero de pueblo? pues no, nadi, sabe por que porque son solo ellos los que pueden hacerlo.asi de simple por eso no quieren las PYMES.

  3. Diaz-Canel era un niño cuando la locura de la “Ofensiva Revolucionaria”, no tiene compromiso ninguno con aquellas políticas por lo que perfectamente puede escuchar los consejos de Triana y empezar a desmontar gran parte del entramado empresarial estatal que al final lo único que provoca es perdidas a toda la nación y beneficia solo a los pocos que las controlan.

  4. En la clase media cubana surgió el sentimiento de nacionalidad, ella jugó un papel importante en las guerras de independencia, de ellas surgieron hombres como Céspedes, me pregunto entonces: Por qué tanta resistencia a enpoderar una clase media en la actualidad si pueden representar un aporte importante al crecimiento económico, la sustitución de importaciones y nuevas fuentes de empleo?
    La ideología es la prioridad solo para los que viven de ella.

  5. Cada vez que leo algo de Juan Triana , es como estar en una clase aprendiendo , me los leo 2 y 3 veces
    Como se aprende!!!!
    Gracias por publicarlo

  6. Hacerte dependiente es la mejor manera de tenerte controlado. Cuando eres autónomo, idependiente tu mentalidad cambia, sientes la ilusión de libertad y te conviertes en un ser impredecible e ingobernable. Alguien desde muy temprano se dio cuenta de eso y decidió no dejar nuestro compromiso revolucionario al azar. Los humanos no somos muy diferentes a los animales domésticos que nos rodean. Todo es cuestión de como se nos adiestre. Para la cúspide política, la prosperidad de nuestro pueblo es secundaria, la felicidad y la estabilidad, le siguen en la cola. Para ellos lo más importante es la Doble moral! La que se promueve por la TV, en los discursos de los dirigentes y hasta en las converzaciones entre obreros. La matemática es sencilla. ¿De que vive el cubano si su salario no alcanza para comer 10 días? ¿De la libreta? Leí hace poco que la Contralora de la República reportó perdidas de 1000 millones de pesos. Estoy seguro que las cifras reales son muy superiores. De eso vive el cubano!

  7. “”Por qué no empezamos a reconocer que una parte de los “artesanos” son en realidad pequeños y medianos empresarios?””

    A ver Juan. Tú tes sabes la respuesta perfectamente, pero te la voy a responder.
    Porque en un par de años, ese pequeño empresario va a convertirse en empresario (no tan pequeñito), va a contratar gente, va a empezar a acumular riqueza. En 10 años probablemente tenga una empresa exportadora, una buena casa y un buen coche. Y en ese triste momento ya no le puedes exigir que vaya al primero de mayo.

  8. Con un parlamento disfuncional y genuflexo todo seguirá así indefinidamente. No es Díaz-Canel ni Cheo el cojo quien va a cortar el nudo gordiano que nos asfixia, sino un parlamento decente, con poder y funcionamiento reales, que es donde reside la democracia. Un órgano que fiscalice y legisle y se contraponga a la burocracia y a la corrupción -aquella ilegal y aquella “legalizada” por consuetudinaria, que dota de privilegios y poder casi absoluto a la elite QUE NOS HAN IMPUESTO. Y no me refiero a una AN con varios partidos políticos, sino a esa misma con menos miembros pero con PODER, con representatividad REAL de sus electores y dedicados a sus funciones a tiempo completo.

  9. Novi hominem (8), más claro no se pudo decir. Me gustó mucho tu comentario de la doble moral, que en mi opinión es de los males el peor de la realidad cubana.
    Antes de combatir un problema primero hay que reconocer que el problema existe y no evadirlo con cifras falsas y sobrecumplimientos de planes cuando la mayoría del pueblo pasa necesidades.
    Cuando viajas a otras latitudes te das cuenta que la gente vive en la realidad que le ha tocado. Si estás jodido, pues jodido estás y punto, si estás bien, bien estás; no existe una realidad paralela e imaginaria como quieren hacer vender en Cuba los medios y sus dirigentes.

  10. . ”Después vino la ola de la estatalización de los talleres y lo que todos conocimos entonces hasta con los registros contables”

    Nombre y apellidos por favor ????/ jejejeje

    todo el mundo juega con la cadena,,,,,,pero.

  11. Este post, como otros del autor, es bueno describiendo los problemas existentes en Cuba, pero tiene el “cuidado” de no señalar directamente a los causantes de esos problemas que son una élite política, encabezada por los hermanos Castro, que con demagogia, limitación de derechos políticos y economicos, unidos a la represión se ha enquistado en las “mieles” del poder durante seis décadas, ajenos a las necesidades más perentorias del cubano dé a pie porque viven ellos y sus familiares como millonarios; por ello no harán algo que pueda afectar su control total de la sociedad. Y Tirana lo debe saber.

  12. Me asombra como dicen Trinana segun mis padres q cursaron carrera con triana en la misma aula y q o ayudaron a sacar su carrera ya q era el menos inteligente.No quiero decir q no sepa pero hay muchisimas personas q saben de economia pero cada vez q se propuso algo para mejorar idelogicamente no era correcto para mi en mi opinion muy personal con el respeto de fernando el Partido en si es el peor tumor de nuestra sociedad cubana.

  13. Luis (13) si existe, nos exigen austeridad y sacrificio y la familia de quien lo exige vive la dulce vita en yates por turquia. Nuestra asamblea es un circo. Desde cuando estan los lineamientos? desde el 2006 y aun no se aplican y cuando apliquen alguno ya caduco en el tiempo. al final si tenemos burgeses y bien acomodados, ninguno de los cuidadores de la fe por obra y grcaia del espitu santo vive en Alamar micro 10 o la cuevita sino en zonas selectas, pregonando moral en calzoncillos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *