“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Mitos y leyendas de la dualidad monetaria

monedas-cubaTomado de Progreso Semanal

A Cassandra le tomó unos días pero al final aprendió a hacer lo mismo que la economía cubana actual: dividió su contabilidad en dos y mientras costeaba su dieta vegetariana  con la moneda nacional, reservó los pesos convertibles o CUC para los gastos de hospedaje e internet. Esos menesteres no los tenía previstos cuando partió de Brooklyn para conocer a Cuba a su manera, fue una cuestión de adaptarse más que de comprenderlo. “No es fácil”, me decía una y otra vez. Y es que explicar un asunto tan complejo como la doble moneda en Cuba ¡no es fácil! Probemos la ruta de derribar los mitos…

Mito 1: Es un invento cubano

Creer que este es el país más garciamarquiano del planeta por la existencia de dos monedas puede ser un pensamiento agradable, pero ¡alto! Aquí mismo en Cuba el dólar tuvo curso y uso legal hasta 1948. En la antigua Unión Soviética y en otras naciones ex socialistas de Europa del Este se imprimían dos monedas: una para uso interno y otra canjeable por divisas extranjeras. En América Latina durante la década de los 80, advierte la  doctora en Ciencias Económicas Vilma Hidalgo de los Santos, “se produjo una sustitución parcial, espontánea, de la moneda doméstica por el dólar, en casi todas sus funciones”.

Mito 2: Era la única solución ante la crisis

Visto desde la cómoda retrospectiva de saber qué ocurrió después, en la comunidad de economistas persiste el debate de sí en las condiciones de Cuba a inicios de los años 90 era la única solución, establecer la dualidad monetaria cuando la desaparición de la URSS provocó que hubiera mucho dinero en la calle y literalmente muy poco que comprar.

José Luis Rodríguez, ex ministro cubano de Economía en aquellos años ha aceptado que no era la salida ideal pero sí la menos traumática en términos de estabilidad social, opinión compartida incluso por analistas foráneos como Emily Morris. “Tuvimos que ajustar el sistema monetario, ha dicho. La alternativa era la siguiente: 1) devaluar, que hubiera sido un desastre total; o bien cambiar la moneda, que con todo respeto, considero inviable; y 2) la otra, que aunque tenía un costo, era controlable: crear dos sectores en la economía, uno que ganara la divisa necesaria, y que permitiera redistribuirla entre aquellos que no tenían acceso a ella”.

Así, la economía nacional se dividió en dos. Una parte mayormente enfocada a la exportación o a los servicios a los turistas manejaría las divisas; mientras otra se mantendría operando en pesos cubanos para conservar los servicios básicos a la población.

Todo estuvo bien mientras la interacción de los cubanos con las divisas era mucho menor que ahora. A medida que pasaron los años para los visitantes, incluyendo mi amiga Cassandra, se hizo evidente que un mismo producto o servicio se obtiene en las dos monedas; y la población, aún cuando no reciba divisas directamente sí tiene que acudir a ese mercado a obtener muchos de los productos que completan su canasta básica.

Mito 3: El problema son las dos monedas

Los titulares de prensa solo hablan de la existencia en Cuba de dos monedas: el peso cubano convertible (o CUC) en teoría cambiable por las monedas extranjeras y el peso cubano (o CUP). El Dr. en Ciencias Económicas Oscar González Fernández insiste en que el verdadero problema son los varios tipos de cambio existentes sin un sustento económico claro. “La población está en desventaja porque el poder adquisitivo del peso que tiene es más bajo dada la tasa de cambio que rige para esta”, señala el profesor de la Universidad de Las Tunas.

Al mismo tiempo el empresariado doméstico trabaja a ciegas en términos de eficiencia. Vilma Hidalgo lo resumió así: algunos con muchas importaciones parecen rentables, mientras otros que sí lo serían aparecen con pérdidas porque están subvalorados sus ingresos.

Mito 4: El final de la dualidad monetaria depende de la decisión de alguien

“Entramos en la dualidad monetaria mediante un Decreto-Ley, y al día siguiente todo el mundo podía tener dólares en la casa; pero salir de ella (…) no es tan fácil”, aclaró José Luis Rodríguez. A finales de 2013 parecía muy cerca la unificación monetaria y cambiaria al darse a conocer el acuerdo del Consejo de Ministros que anunció la existencia de un cronograma con ese propósito.

Empero bien rápido se notó que el proceso sería más lento y no tanto para el ciudadano común que desde el año pasado ya usa sus CUP en las tiendas recaudadoras de divisas, sino por las repercusiones en el empresariado estatal. Según el Dr. C Joaquín Infante Ugarte allí no será imposible no existan las reservas en divisas suficientes que respalden al peso cubano por sus homólogas extranjeras al tipo de cambio que se fije.

Tras quince días yendo de una provincia a otra en camión o en ocasiones sacando un cartel de “Viva Fidel” para que algún buen samaritano la recogiera, Casandra notó que en unas partes de la Isla el peso, a secas, predomina en el uso cotidiano de las personas, mientras en otras, como las zonas turísticas es el “chavito” quien marca la pauta. Sin quererlo había destruido el:

Mito 5: La transición será placentera

“La unificación monetaria y cambiaria no impactará sobre toda la población de cada territorio en igual magnitud”, responde el doctor Oscar González. “Ahora bien, aclara, los territorios tienen en mi criterio retos muy altos que asumir. Y es en que las decisiones y políticas macroeconómicas no van a resolver todos los problemas de todos por igual”.

El gobierno cubano está pensándose bien cada paso y se enfoca en corregir paulatinamente los precios y en aplicar sistemas de pago más justos. De manera que la desaparición del actual tipo de cambio un CUC por un CUP entre las empresas por otro más lógico sea lo menos traumática posible porque la devaluación que se evitó en los 90, sí vendrá ahora.  Al menos así lo piensa el Dr. González: “Será previsible, afirma, un efecto sobre el costo de las empresas y luego eso se transmitirá a los precios que paga la población”.

Sin embargo su colega el Dr. Ciencias Rafael Torres Rosales no está tan seguro: “El año anterior se hizo un intento en algunas empresas seleccionadas para trabajar con una tasa de cambio diferente para ver cuál era el resultado en sus estados financieros. No tengo información para decir cuando será efectivamente. Sí creo que el costo no es lo que se moverá, lo hará el inventario existente y a partir de ahí se aplicarán mecanismos; porque ni todas las empresas funcionan con CUC, ni todo el costo de producción de una empresa es en CUC. Por tanto no creo que el impacto será en los costos”.

¿Y entonces?

En sus declaraciones sobre el tema presidente Raúl Castro eludió plazos y por la magnitud del problema suena lógico que no lo haga. Detrás de los mitos está la realidad: veremos el famoso Día Cero  cuando las empresas estatales socialistas estén listas para dar ese paso, a fin de cuentas ellas son el núcleo duro de la economía cubana. Obviamente el Gobierno piensa que ese momento no ha llegado todavía, así que cuando Cassandra regrese a Cuba, retornará a un escenario conocido.

 
 

10 thoughts on “Mitos y leyendas de la dualidad monetaria

  1. Creo que el problema va mas alla del CUC o el CUP. La raíz del mal pienso que radica en querer equiparar 1 CUC con 1 USD. Eso está viciado desde el principio, pues esa dualidad es obra de alguien que se paró en un discruso y determinó que ese era el valor de esa moneda. ¿Como es posible que el valor de las monedas en el mundo entero caigan o suban y el CUC se mantiene invicto? Autoengaño, y así muchos inversores no van a ir a Cuba.

  2. fue en el verano de 1994, Jose Luis Rodriguez y Osvaldito Martinez dirigian la economia cuando se autorizo circular el dolar, y se hacen masivas por todo el pais las TRD, por esos mismos dias una comparecencia de Fidel limitada solo a los miembros del PCC advertia que estas tiendas pondrian a la venta productos de primera necesidad pero que la captacion de divisas que esas ventas representaban garantizarian mantener una cuota basica por la libreta, digamos aceite comestible, pasta dental,jabon de baño y lavar, esto no se cumplio y como no es posible en el caluroso verano cubano vivir sin bañarse, sudar y ensuciar la ropa y no lavarla, levantarse por la mañana y no lavarse la boca y etc etc etc los cubanos tuvieron que dedicarse a cambiar sus pesos por chavitos para cubrir estas necesidades basicas y ahi empieza el problema, ese es el origen del problema y Jose Luis lo sabe muy bien al igualq eu Osvaldito que por cierto desaparecio del escenario economico cubano.

  3. La doble moneda en el pais la creo FC cuando quiso”recoger” la divisa que iba teniendo el pueblo en sus manos. Razon: la divisa vale fuera de las fronteras de Cuba, el CUC no, solo para “gangarrias” en el patio.Pero el pueblo sigue teniendo divisas escondidas fuera de los bancos, a riesgo de robo, pero es que no confia en el estado. La le estan echando el problema de la doble M. a las empresas estatales. No hay solucion sin trauma. Preparate para lo que viene.

  4. Mito 2: ¿Era la única solución ante la crisis? ¿De veras? La doble moneda lo único que hizo fué “retrasar” una devaluación monetaria que de todos modos ocurrirá alguna vez. Encima se ha pospuesto tanto su eliminación que cada día que pasa el problema se hace mayor. Falsea toda la contabilidad nacional real a diestra y siniestra y es una de las causas que magnifican la corrupción existente. Ni hablar del resto de problemas que tiene aparejado.

  5. Ya lo dije en otro post, en otro artículo, la obligada devaluación del CUP en el sector empresarial va a generar una fuerte inflación por cuanto que la empresa cubana importa mucho y el componente en divisas de sus productos y servicios es alto. No nos engañemos como el Mito 5, la transición no va a ser para nada placentera y demorarla es solo postergar lo inevitable, solo se me ocurre pensar que la actual dirigencia quiere dejarle la tarea a la siguiente, después de 2018.

  6. No estoy de acuerdo con el Mito 2, de hecho esa fue una de las duros y polémicos golpes que se le ha dado a la economía nacional con fines políticos y yo a la verdad que no creo que halla sido un error esa decisión, aunque reconosco me que juicio es altamente subjetivo.
    Saludos

  7. Creo que la decisión de dar pasos lentos es buena, porque el asunto es muy serio, como serio es el asunto que hace perder tanta divisa al país. Para nadie es un secreto que la fuga de capitales está al orden del día dado el gravamen que aún existe sobre el dólar americano. La tendencia es a cambiar por fuera de loes centros oficiales, donde reciben hasta 96 CUC por 100 USD (en las cadecas recibirían solo cerca de 87 CUC por la misma cantidad, luego los propios vendedores se o cambian al uno por uno a los que viajan a Ecuador, Mexico, haití y otros lugares, muchos que van a buscar la ropa que revenden y otros que van a cumplir misiones y necesitan esa moneda fuerte allá. Nadie sabe cuando dinero escapa por los aeropuertos cubanos hoy, ese es un problema gordo. Es cierto que Cuba no puede operar aún con el dólar en los bancos internacionales y que por ello impuso el gravamen en lo interno, pero veo en ello hoy un gran auto-daño para la economía, que al final nos afecta a todos.

  8. El cuc es el vale de biran de la secada de los 50 esa clase que angel castro les dio y siempre le funciono nunca la han olvidado cuba hoy es la replica de biran; administrada por el dueño del bar la paloma. Mi pronostico es la unificación de la moneda la hará el próximo presidente,si se acaba la monarquia

  9. La doble moneda no es un invento de la casualidad y no tendrá un fin tan cercano pues es un lucrativo negocio para quienes descubrieron esta fórmula, te imaginas que te pago en una moneda y te comercializó más del 60 por ciento de tus necesidades en otra que contiene 24 veces la que recibes como salario!. Los negocios mientras duran hay que mantenerlos.

  10. En mi humilde opinion: El CUC desparecera cuando existan reservas en divisas para poder sustituir cada CUC circulante por una divisa extranjera o al menos un valor que consideren como la cantidad equivalente circulante. Hay mas CUC circulando que el respaldo en divisas del país. Como el CUP no tiene conversion directa a la divisa extranjera se tomaria el CUC como una divisa extranjera mas. Los billetes de mayor denominacion de CUP son de 2007 (muy raro, 8 años sin circular. Debieron hacelro porque dinero que no circula no vale) No se estan imprimiendo nuevos billetes de CUC.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *