“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Miami, la ciudad estancada en el pasado

miami-cuba-donald trump

Tomado de Progreso Semanal

De nuevo un presidente norteamericano se aparece en Miami prometiendo la caída del régimen cubano. A lo largo de este medio siglo ha ocurrido lo mismo por diversas causas y objetivos: mostrarse duro frente al comunismo durante la Guerra Fría, obtener el voto de la comunidad cubanoamericana o incluso, como ahora, comprar la colaboración de un par de congresistas, ante las amenazas que vienen de todas partes contra la administración de Donald Trump.

La diferencia es que ahora esta retórica no asegura el voto cubanoamericano, hace rato terminó la Guerra Fría y el apoyo de esos congresistas puede ser extremadamente tóxico.

El discurso de Trump se puso viejo, tan viejo como el “exilio histórico” que rindió culto a su enfermiza megalomanía. Más de un comentarista lo calificó como un acto grotesco y otros dijeron que era cínico. Por suerte, fueron tan torpes que se les olvidó colocar una bandera cubana y el himno que se escuchó fue el de Estados Unidos.

Según The New York Times, lo mejor de la política anunciada es que no es tan mala como pudo haber sido. Yo creo que fue tan mala como se lo permitieron las circunstancias y, si no es peor, se debe a que no estaban en capacidad de hacerlo. Esa es la esencia del escenario que estamos viviendo y lo que debemos tener en cuenta para analizar la tendencia de cara al futuro.

A pesar de que se supone que responde a los reclamos de la comunidad cubanoamericana, ninguna de las medidas adoptadas, afectan las relaciones de esta comunidad con Cuba. La razón es que los políticos miamenses saben el costo que tendría actuar contra la voluntad mayoritaria de esta población y tienen miedo, lo que indica el deterioro de una fuerza que antes se imponía sin miramientos.

Resultaba insostenible, de cara a la sociedad norteamericana y el resto del mundo, romper las relaciones diplomáticas restablecidas o cancelar los  acuerdos de mutuo interés firmados entre los dos países. Ni siquiera Trump se decidió a afectar los negocios ya establecidos y las limitaciones impuestas se reducen a prohibir acuerdos con las empresas militares cubanas en el futuro.

El único daño sustantivo fue limitar, una vez más, el derecho de los norteamericanos a viajar a Cuba. El bloqueo impide que lo hagan en calidad de turistas, pero están establecidas doce categorías relacionadas con intereses culturales e informativos y existen licencias generales para viajar bajo estas condiciones.

Estas categorías se mantienen, pero se eliminó la licencia general para los llamados “contactos pueblo a pueblo” y solo se autorizarán viajes en grupo, con una agenda preestablecida, un guía responsable de hacer cumplir con las regulaciones y mecanismos de auditoría, que obligan a justificar cada gasto en Cuba y guardar la documentación durante cinco años. El objetivo es limitar el flujo de viajeros norteamericanos a Cuba, cuya cifra se ha duplicado desde que Obama eliminó estas mismas restricciones al final de su mandato.

Vale la pena analizar el restablecimiento de esta medida para comprender la filosofía que orienta la política hacia Cuba y las enormes contradicciones que entraña para el propio discurso político norteamericano:

Cuba es el único país del mundo al que los norteamericanos no pueden viajar con entera libertad. Estaba prohibido desde la época de Kennedy, Carter eliminó esta prohibición, pero Reagan volvió a restablecerla y finalmente los congresistas cubanoamericanos lograron colocarla como un apéndice a la ley Helms-Burton, que otorgó categoría legal al bloqueo contra Cuba.

Esta restricción se contradice con la teoría de que el contacto pueblo a pueblo es una vía de influencia sobre Cuba, toda vez que bastaría el encuentro con los norteamericanos, para que los cubanos caigan rendidos ante la fascinación que despierta esa sociedad. Así lo expresa la ley Torricelli, igual emitida para derrocar al régimen cubano, pero evidentemente la derecha cubanoamericana no se cree este cuento y siempre ha tratado de limitar el contacto entre los dos países.

Los viajes de norteamericanos son una de las fuentes básicas de crecimiento del sector privado cubano. Estudios norteamericanos indican que la mayoría de estos viajeros se hospedan en casas privadas, asisten a restaurantes privados y utilizan medios de transporte privados, durante sus estancias en Cuba.

Varias razones explican esta preferencia. En primer lugar, es más chic. En segundo lugar, es más barato y, por último, porque al estar prohibido el turismo, los norteamericanos no pueden acogerse a los planes de “todo incluido”, bastante extendidos en la red hotelera cubana, especialmente en las playas.

Limitar los viajes de estas personas afecta al sector que precisamente el gobierno norteamericano y la derecha cubanoamericana dice querer beneficiar, toda vez que lo considera un “agente de cambio” por excelencia del régimen cubano. La realidad es que esto es mentira, la derecha cubanoamericana no quiere beneficiar a nadie en Cuba ni aboga por el “tránsito gradual y pacífico”, su apuesta es promover el caos, para establecerse como fuerza dominante del país, bajo la tutela de Estados Unidos.

Lo ocurrido en Miami es un paso atrás en el proceso hacia la normalización de las relaciones entre los dos países, pero no ha podido modificar su sentido estratégico y no será una panacea para Donald Trump defender esta política hacia lo interno de la sociedad norteamericana y en la arena internacional. Más bien, quizás ayude para fortalecer la lucha contra el bloqueo en el Congreso y resulte contraproducente para la derecha cubanoamericana en las próximas elecciones parciales de 2018.

A Cuba la perjudica, porque al país le conviene tener una relación civilizada y mutuamente conveniente con Estados Unidos, pero tampoco el espectáculo miamense transforma de manera dramática el escenario nacional y sus relaciones con el resto del mundo. Otras son las prioridades del país.

Si para algo sirvió el discurso de Trump fue para unir más a los cubanos. No conozco a nadie a quien el tipo le resultara simpático, la mayoría sintió que la política de Miami no puede ser el futuro de Cuba y ya nadie discute sobre la manera de enfrentar la política norteamericana, como ocurría con Obama.

 
 

37 thoughts on “Miami, la ciudad estancada en el pasado

  1. Es muy cierto que la mayoría de los cubanos que emigraron al principio de los tiempos y muchos otros sigan estancados en el pasado, que si las propiedades que nos quitaron, que las largas condenas en cárceles por disentir del régimen, que si los que fusilaron, que la vida que nos robaron, etc etc. Y mientras tanto en Cuba “El Presente es de lucha. El futuro es nuestro”

  2. No se si el exilio llamado histórico de Miami y otros odian, o exigen que haya justicia, porque realmente y sin darle muchas vueltas se cometieron demasiadas barbaridades contra demasiados cubanos y si que habrá que darse mutuamente un perdón, pero para ello habrá que abrir un diálogo real entre todos los cubanos sin excepciones, sin interlocutóres foráneos, porque las cosas de cubanos tendrán que solucionarlas los cubanos, y si hay culpables de delitos de la parte que sea juzgarlos como corresponde tenga la influencia y/o el cargo que tenga. Crear una comisión de la verdad sería el principio, y seguir con una ley efectiva y clara de la memoria histórica, y que fuera de esta ley no quedara fuera ni un solo echo de toda esta historia. Yo estoy muy de acuerdo en que tiene que haber un perdón entre cubanos pero también hay que poner justicia en este pleito. Hasta tanto no se ponga en orden todas las cuestiones pendientes. No nos desatascaremos todos del pasado y miremos al futuro…

  3. Me han gustado tus reflexiones SR. Darío. Si que sería interesante para podernos dar un Futuro todos la creación de una “Comisión de la verdad y reconciliación” Desde luego a posteriori había que crear una ley de partidos donde todos los cubanos sin excepción estuvieran representados y establecer un gobierno provisional hasta tanto no se hicieran unas elecciones de amplia base con todos los actores de la patria implicados, y que fuera el gobierno tanto de los que ganen como los que pierdan “El gobierno de todos” Y por fin que se pueda materializar el sueño de Martí” Una República con todos y para el bién de todos”

  4. Todos sabemos lo que pasó en Miami.Pura sumisión a USA. Ni himno cubano, ni banderqa cubana y pura basura de auditorio. Lo de trump es mas bulla que otra cosa y tratar de resolver su embarrasón con la comunidad de inteligencia, pero si dura 4 años es mucho, y reelección 0. La Marriot(hotelera de USA) ya tienen inversiones en Cuba y van a abrir 3 o 4 hoteles más(Inglaterra, Riviera y otros) tendrá Trump intereses en esta compañía? Who knows.Pura bvravuconería, ya verán. Buenos días.

  5. @baracoa Solo un detalle, yo conozco anexionistas que son excelentes personas, simplemente le dan menos importancia al nacionalismo y piensan distinto a ud a mi respecto a lo que es mejor para cuba y los cubanos. Las cosas no son en blanco y negro.

  6. Creo un equivocación seguir subestimando a Trump. Gano la presidencia del país más poderoso del mundo, precisamente con todo el mundo en contra. Muchos comentaristas aquí daban por seguro que en su política hacia Cuba primarían los intereses comerciales dado su origen y ya vieron que no ha sido así y que se ha mostrado como un politiquero de cuna. Cuidado con Donald que este también es bastante caricaturesco, pero más sorprendente que el pato de los muñequitos.

  7. hasta cuando ??? nada va a cambiar a Cubs, los cubanos estamos ya “adaptados” a las politicas sucias de los EEUU, al final quienen pierden son los pueblos, no el gobierno, no joda mas Sr presidente y vayase para un aila o pa el infierno u deje a Cuba como esta.. carajo

  8. Jajajajaja ¿Miami?¿En el pasado? Qué titular tan ridículo. El articulista se empecina en la también vieja retórica de que los intereses políticos nos dan esa situación novelesca de héroes y villanos.
    Resulta que estando “acá”, he confirmado una cosa que sospechaba hace bastante tiempo:
    Cuba es irrelevante para USA.
    Sí, muchos van a discrepar y otros se ofenderán, pero eso no anulará los hechos. ¡Ojo! No estoy diciendo que USA no tenga influencia negativa, solo que Cuba o los cubanos no somos relevantes, ni prioridad en ningún plan de USA. Todo eso que ven es puro show para que que los cubanoamericanos que lucran con el financiamiento para el cambio político no se queden sin presupuesto y parezca que no es regalo. A esa misma gente se les invita mañana a invertir en Cuba y seguro la mitad lo hace porque los motivos dejaron de ser políticos hace mucho. Y este es el motivo por el que el título me resulta ridículo y el contenido tuerto…

  9. (7)Pueden ser muy bellas personas pero la intención anexionista es lo peor que le puede pasar a Cuba, o a cualquier país que se respete.Y no es ser nacionalista pues si Ud. está orgullosod de su nacionalidad, es indecente perderla.

  10. Miami y Cuba si han cambiado sustancialmente, lo que no ha cambiado son los politicos poderosos de ambas orillas, pero cada dia estamos mas cerca de que suceda, saludos

  11. Baracoa, solo recordarle lo indecente de su gobierno cuando despues de dos años, se toma el derecho de quitarnosla.

  12. “El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón. Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
    José Martí

    Que lindo seria una Cuba asi!!!!!!!!!

  13. Bueno, si Miami está estancada en el pasado, ¿qué dejamos para Cuba entera?
    Hay que ver que el comunismo le ha hecho un daño antropológico a la nación cubana, incluso a los cubanos que ya no viven en la isla.
    El adoctrinamiento ideológico sistemático desde la infancia debería ser considerado y tratado por los organismos internacionales como un crimen de lesa humanidad, equivalente a un genocidio espiritual, pues condena a una muerte existencial a un gran número de seres humanos, privándolos de la capacidad de análisis objetivo.
    Este artículo y algunos de los comentarios son muestra de ello.

  14. Coincido con alguien allá arriba, en Cuba se puede ser comunista, anticomunista, liberal, etc. Para una nación como Cuba, amenazada siempre por el vecino, el anexionsimo es imperdonable y los adjetivos por decencia no los pongo acá.

  15. Y el regimen de Cuba, a 60 años de revolucion, donde se quedo??? Yo no veo el adelanto. No apruebo la decision de Trump, pero que moral tienen esta gente para escribir ni carta ni periodico. Cada pais elige como quiere vivir. El regimen de Cuba decide por sus ciudadanos. Y aqui, los ciudadanos, decidieron lo que querian, bueno o malo!!!

  16. BastaYa, no es así como usted dice. Hay que decir la verdad: Después de dos años sin viajar a Cuba lo que usted pierde es la residencia en Cuba, no la ciudadanía. Podemos estar de acuerdo o no en ésta ley, pero diga la verdad: NUNCA PIERDE LA CIUDADANÍA.

  17. (15)honestamente, su respuesta me traslado a los 80’s del siglo pasado. Por suerte es miami la ciudad estancada.
    (19) tiene usted toda la razon. De igual modo, desde el principio, esa “ley” que dudo sea una ley, sino que otro de los millones de decretos, es otra de las violaciones a los derechos humanos comprendida dentro de la libertad de movimiento.

  18. Míami es la mala caricatura de La Habana que fue ayer. Es racista,clasista y vulgar .Conte aquí la anécdota de que fui allá una vez con mi ex novia; negra americana de Washington DC muy ” leída, escribida y titulada” ,En El Versalles me la quisieron despreciar y el escándalo fue grande.Asi es Miami,se creen que son un país aparte,que viven en la Cuba del 59,pero ya se joden; hay colombianos,venezolanos, centro y suramericanos……en fin de todo,y los políticos de seguro pronto cambiarán de rostro.

  19. No se en que pasado Habra quedado Miami,no he visto ni un solo coche de caballos,ni un perro sarnoso deambulando,ni basura donde quiera,ni las guaguas llenas(bien vacias y con aire acondicionado y to)sin bulla cada cual oye su aparato con audifonos,asi que sera otra ciudad y no presisamente Miami la estancada en el pasado.

  20. “y si hay culpables de delitos de la parte que sea juzgarlos como corresponde tenga la influencia y/o el cargo que tenga”, Darío, apurense en juzgar a Posada Carriles en Miami…que se les va a morir…y Jorge Más Santos..y a todos los que han huido hacia allá después de haber asesinado a ciudadanos cubanos…avisame cuando empiecen los juicios. Pa creer en ti.

  21. Zoila, donde nos quedamos ? Ah si…una tasa de mortalidad infantil que los del primer mundo la envidian, una industria biotecnológica de primer nivel, una educación, cultura y deportes para todos…y mientras, los pacientes de cáncer del pulmón en USA vienen a Cuba a comprar la vacuna..donde nos quedamos, Zoila ?. Ningún niño cubano deambula por las calles ni se acuesta sin comer. Ahi en EUU, si hay bastantes en esas situaciones…

  22. Adrián. No entiendes. Cuando decimos juzgar a todos es a todos. Hay muchos que no han huido hacia allá después de haber asesinado a ciudadanos cubanos (incluyendo a niños) y siguen sueltos en Cuba sin ser juzgados, cuando hablo de hacer justicia y de que salgan todas las verdades a relucir y que se resuelva en Cuba y entre cubanos. Desgraciadamente cuando el fanatismo nos ciega el entendimiento los caminos para avanzar se nos cierran. Claro que hay cosas a preservar en Cuba, pero hay mucho por hacer.

  23. Adrian, Cuba no es solo la Habana, no es la mayoria quien tiene acceso a cartasdecuba, hay HAMBRE , ve al Campo, a Los bateyes, a los Barrios perifericos, eso no lo Han conocido nunca Los que dictan resolutions o lo olvidaron. Eres de esa Casta?
    La inmensa mayoria de Los Cubanos esta tan preocupada en la subsistencia Diaria, que lo debating Aqui night les va ni les viene.

  24. Estoy en desacuerdo total con la política de Trump, pero si La Habana aun practica la política de guerra fría, por qué Washington tendría que actuar distinto? Mientras los argumentos existan en ambas partes, esto no terminará.

  25. Mariel, cuando hablamos de Guerra Fría hablamos de la relación entre los gobiernos de Cuba y EEUU. Dime que hace Cuba contra ese país, lo bloquea?, persigue sus finanzas por todo el mundo?, le impide el acceso a los organismos financieros internacionales?, sanciona a las empresas que comercien con Washington?. No se trata de un enfrentamiento bilateral sino de una sola de las partes, de EEUU, que quiere provocar determinados cambios internos dentro de la isla. Un abrazo.

  26. Fernando, el mismo cambio que la Isla ha querido promover en el hemisferio a golpe de descalificaciones, tanto USA como Europa y promoviendo el sistema populista. Los discursos que debimos escuchar por muchos años son elocuentes, el ataque permanente al capitalismo en todas las tribunas. No olvidemos que en una disputa ambas partes tienen culpa. Cómo quieres que sea una relación entre ambos que comparten intereses diferentes y buscan la manera de socavarse mutuamente? Una cosa es lo que piensa el gobierno y otra lo que piensa el pueblo, tu vives en Cuba y esta diferencia tú la conoces.

  27. Fernando (28): Te dire lo primero q me venga ala mente:
    1. Decomisar propiedades de empresas y ciudadanos sin compensacion.
    2. Instalar misiles nucleares en su territorio q amenazaban a sus principales ciudades.
    3. Infiltrar espias en sus instituciones militares q sustraian informacion q luego era entregada a su vez a gobiernos y organizaciones hostiles.
    Esas son los hechos probados, se que eres quisquilloso con lo de la credibilidad de lo que se comenta aqui…

  28. Pedro, 1. Ocurrió hace 50 años y hoy pueden sentarse a negociar la compensación sobre las propiedades estadounidenses nacionalizadas como han hecho los demás gobiernos afectados. 2. Los misiles se instalaron hace medio siglo y se retiraron en unos meses, que yo sepa desde hace 50 años no hay ninguno. 3. Todos los gobiernos espían a los demás gobiernos, en el caso de EEUU hasta a sus aliados, como Alemania. No tienes nada de este siglo para presentar como prueba de las agresiones de Cuba a EEUU? un abrazo

  29. Mariel, así que en una disputa las dos partes tienen la culpa? ja ja ja. O sea que el pecado de Cuba ha sido hablar mal del capitalismo desde las tribunas. Y tu eres el defensor de la libertad de expresión?. ja ja ja. Un abrazo y mejora tus argumentos.

  30. Fernando, realmente es una pena que se permitan comentarios, que mas que aportar lo que sirve es para dar tribuna a quienes no lo merecen. Lamentablemente se están utilizando las redes para usos que no mejoran a las personas. Y admiro su paciencia cuando trata de ubicar en debido contexto a quienes lo único que los anima es la descalificación y la critica por criticar. No todos tenemos que coincidir en los temas, pero caer en extremos es malo. Sinceramente creo que esta oportunidad de compartir comentarios al final es mas negativo que positivo para este block que nos acerca a muchos y deversos temas desde un angulo diferente.

  31. Fernando y sus “tangentes”… soy doliente de la realidad cubana y ese es suficiente argumento. Esto es un BASKET CASE, los que decidimos quedarnos estamos condenados por el resto de nuestras vidas. Cuando alguien [GOBIERNO] te cuida, DECIDE POR TÍ. Abrazo.

  32. Dario hablamos de las relaciones Cuba EEUU. O tu pretendes que Washington te represente para debatir con tu Gobierno? Ese es el viejo problema de quienes se esconden tras el grandote del barrio y desde allí gritan guaperias
    Un abrzo

  33. El Sr. que despotrica sobre que se le confiscaron los bienes y empresas le digo, desafortunadamente, que es mentira. Se confiscaron los bienes mal habidos. Aquellos que tenían negocios de comercio y compra-venta se les tasó y pagó en mensualidades. Al pasar los años todo se presta para mentir y trocar. Y a los USA se les iba a pagar con bonos, pero ellos no aceptaron. Las Compañías de seguros y bacos como el Sun Life y Royal bank of canada si se les indemnizó. Buscar datos y despuès hablar. Pègase en contacto con empresas canadienses y averigue. Si no, cèmo Ud. cree que los dos gobiernos que mantuvieron relaciones con Cuba fueron Mèxico y Canadá? No es bueno utilizar el blog de Ravsberg como “tribuna ” de falacias, eso daña al blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *