“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Medio público alemán defiende la suspensión de licencias en Cuba

39824694_303

Tomado de DW

En La Habana es cada vez más difícil encontrar vivienda asequible para los cubanos. Muchos han emigrado del casco antiguo, el centro y el popular barrio Vedado de La Habana porque los alquileres suben y suben.

Las razones de este desarrollo son múltiples. Desde la toma de posesión del gobierno por Raúl Castro en 2008, Cuba está cambiando. La economía se está abriendo al capital extranjero, el sector público se redujo y se permite más la iniciativa privada. El gobierno aprueba ahora la compra y venta de automóviles y bienes raíces.

Eso llevó a que casi toda vivienda se convirtiera en capital o medio de producción, así como bares o apartamentos vacacionales. En el marco de la iniciativa “trabajo por cuenta propia” muchos propietarios han legalizado sus negocios.

Desde el acercamiento impulsado por Barack Obama y Raúl Castro, a finales de 2014, Cuba es uno de los destinos turísticos preferidos del mundo. En 2016, más de cuatro millones de personas visitaron la isla, en donde hoy particulares arriendan 14.000 habitaciones, sobre todo en La Habana.

Los turistas llevan dinero, y problemas

“Ir a Cuba antes de que cambie”, es una de las frases más repetidas por turistas, sin darse cuenta que ellos mismos son parte de ese cambio que no quieren ver. “Las ciudades cubanas están mal preparadas para la apertura económica y los mecanismos del libre mercado, así como para el intempestivo turismo de masas, sobre todo desde Estados Unidos y los cambios que conllevan”, explica Bert Hoffmann, experto en Cuba del Instituto alemán de Estudios Globales (GIGA), con sede en Hamburgo.

“La polarización de la sociedad es evidente en edificios o apartamentos restaurados para turistas, mientras en el vecindario los edificios siguen deteriorándose”. En los barrios centrales de La Habana se observa un proceso de “gentrificación”, de donde los cubanos que no tienen el dinero para pagar los alquileres en aumento tienen que abandonar sus viviendas, que son convertidas en alojamientos turísticos por cubanos ricos, a menudo con capital extranjero.

Desplazamiento en La Habana

“La vieja Habana ha muerto”, lamenta un empresario que sigue de cerca la evolución del casco antiguo, pero que no quiere revelar su nombre, y agrega que “en el día los cubanos sirven de extras para ofrecer el diario espectáculo a los turistas, y después de las 10 de la noche, las calles quedan vacías”.  A este cubano “lo asusta” este desarrollo.

“El casco antiguo es ahora para los extranjeros”, dice Maykel, que trabaja ilegalmente como un explorador de bienes raíces, por lo que no quiere dar su nombre real. Debido a que los extranjeros no pueden comprar legalmente propiedad en Cuba, lo hacen, por lo general, a través de testaferros cubanos. Según Maykel, hay agencias inmobiliarias especializadas en realizar dichas transacciones, al menos formalmente.

Una forma de frenar la “disneyzación” de La Habana sería limitar la concesión de licencias de apartamentos turísticos y bares. Pero el Gobierno cubano se enfrenta a un dilema: quiere promover el turismo para empujar la economía, al tiempo que no debe dejar aumentar la diferencia entre ricos y pobres. Pero esta tendencia es ya evidente en La Habana: los primeros hoteles de lujo ya han abierto sus puertas.

About dw

Cadena internacional de Alemania que la representa en el panorama de los medios internacionales y ofrece una imagen de Alemania como nación culturalmente gestada dentro de Europa en forma de estado democrático de derecho.

 
 

11 thoughts on “Medio público alemán defiende la suspensión de licencias en Cuba

  1. Primero. Por qué tienen que meterse los alemanes en nuestras cosas.
    Esa aberración de que “Ir a Cuba antes de que cambie” Es como decir visitar un “Parque Temático de la Miseria” Para ese tipo de turismo donde los “Ricos y rubios” Germanos va a ver a los “indígenas” como viven en la indigencia. Lo que hay que leer!

  2. El artículo es una melcocha incomprehensible…

    Empieza con este disparate: “Muchos han emigrado del casco antiguo, el centro y el popular barrio Vedado de La Habana porque los alquileres suben y suben”

    Para empezar, en Cuba no hay alquileres a largo plazo como es lo habitual en otros países, o al menos no legalmente. Aunque por razones obvias no hay estadísticas de qué por ciento de la población habanera son alquilados ilegales, no creo que el número sea tan alto como para que haga diferencia alguna en el proceso de “gentrificación” que está ocurriendo en la Habana.

    Lo que está provocando el supuesto proceso de “gentrificación” (que no es tal, mas bien es un proceso de “turistificación”), es la venta de los inmuebles a personas que pretenden usarlos para alquiler turístico (corto plazo), y la gente entonces compra otra cosa mas barata en otra parte, o usa el dinero para salir del pais.

    Me da la impresión de que el autor de este artículo oyó rumba pero no sabe de…

  3. Yo no se de donde salieron esta gente que dicen que los cubanos se van del vedado y de la Habana Vieja porque no tienen dinero para pagar la renta????
    Verdad que hay cada ‘expertos’ sobre Cuba que todos los dias nos sorprenden con cosas nuevas.
    Ademas decir que si en el casco historico no hay vida nocturna, es pq al ser patrimonio de la humanidad, no hay bares y por lo tanto no hay turistas borrachos por las calles a las 2 de la mañana.
    Da pena este articulo, entre esto y el comentarista de ayer en el noticiero, ha sido lo peor que he visto/leido sobre las nuevas medidas.

  4. Está bien claro que el supuesto autor no ha visitado Cuba , escribió acerca de lo que entendió cuando le contaron . Si quiere escribir boberías que hable sobre el Estilista de Angela Merker y la ropita que se pone : ” ! Horrorosa , horrorosa ! ” . Saludos .

  5. Mabuya .Lamento decirle que esa frase la he escuchado muchas veces y aunque yo hace años que dejé la isla y no he vuelto cada vez que la escucho se me encoge el alma porque desgraciadamente muchos van a Cuba como si de un parque temático o un circo se tratara. Saludos cordiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *