“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Más de un millar de cubanos detenidos por la migración de los EEUU

Nuevo_Laredo_Cubans_17_BRO

Tomado de El Nuevo Herald

El 12 de enero, y a solo días de dejar su puesto, el ex presidente Barack Obama eliminó la política conocida como “pies secos, pies mojados”. Considerados refugiados políticos, los cubanos que llegaban a territorio estadounidense, incluso sin visas, podían quedarse en el país y legalizar su estatus. El anuncio del cambio fue sorpresivo y muchos cubanos quedaron en el camino o incluso tan cerca de EEUU como en los puestos fronterizos de Texas o el aeropuerto internacional de Miami. Algunos pusieron las esperanzas en el nuevo presidente Donald Trump, pero este dejó intacta la medida de Obama.

La Policía de Inmigración y Aduanas (ICE) no dispone de estadísticas públicas de las detenciones o deportaciones a partir del cambio de política del 12 de enero, según explicó un vocero que pidió no ser identificado. Pero hasta julio del presente año fiscal 1,355 cubanos se encuentran bajo custodia de ICE en centros de detención de todo el país. En marzo eran 651. No sería difícil asumir que la mayoría intentó entrar a Estados Unidos después del 12 de enero.

“Muchos individuos que fueron detenidos quedaron atrapados en un limbo legal porque estaban en tránsito durante el período en que cambió la ‘política de pies secos, pies mojados’ ”, comentó Javier López, presidente de la Cuban American Bar Association (CABA).

“Legalmente, ¿qué pasa con este individuo que ha dejado su país y que estaba por ejemplo en el aeropuerto internacional de Miami durante un cambio de política de Estados Unidos?”, preguntó el abogado. “Es un asunto muy novedoso y por eso es que estas personas necesitan abogados que puedan argumentar sus casos porque evidentemente el sistema de inmigración es muy complicado”, añadió.

Otros cubanos, llegaron demasiado tarde y quedaron atrapados en Nuevo Laredo, México, donde permanecieron durante varios meses, esperando a que Trump echara atrás la medida. En medio de la confusión inicial, hubo reportes sobre cubanos a quienes los agentes fronterizos no permitieron solicitar asilo o disuadieron de hacerlo. Aunque el gobierno mexicano decidió “regularizar la estancia” de unos 588 cubanos que estaban en esa ciudad en abril, a fines de mayo, medios locales informaron que la mayoría ya había pedido asilo en EEUU.

A pesar del cambio de política, los cubanos—como los extranjeros de otros países—pueden solicitar asilo político en la frontera y pueden lograr que un juez escuche su caso si pasan la prueba del “miedo creíble” de persecución si son devueltos a su país de origen. Pero el reto de los cubanos que llegaron sin papeles después del cambio consiste en navegar las complicadas leyes de inmigración y de asilo, en muchas ocasiones sin representación legal y en condiciones que muchos perciben similares a las de una prisión.

Como pasa con los inmigrantes de cualquier otro país, las estadísticas están en su contra. Las posibilidades de obtener asilo político en Estados Unidos son cada vez más pequeñas y varían en dependencia de los jueces. Por ejemplo, la corte de inmigración en el Centro de Procesamiento de Krome en Miami, es una de las más difíciles, con una tasa de otorgamiento de solo el siete por ciento. Eso significa que en el 2016, solo concedió 33 asilos y denegó 465, de acuerdo con un informe preparado por el Departamento de Justicia.

Aquilino Caraballo y Georgina Hernández, de 67 y 64 años, vivieron esa odisea en carne propia. La pareja de cubanos perdió su caso de asilo en abril en la corte de Krome. Su defensa no pudo convencer al juez de que Caraballo, un pequeño agricultor, sería perseguido si regresaba a la isla. Si hubieran llegado solo unas horas antes de que la nueva política entrara en vigor—fueron detenidos el 13 de enero—ahora estarían reunidos tranquilamente con sus dos hijos, que viven en Miami.

La pareja pasó otros dos meses detenida antes de ser deportada el 26 de mayo en un avión comercial con destino a La Habana, según comunicó ICE. Hasta este julio, ICE ha devuelto a la isla a 86 cubanos, ya sea deportados o porque pidieron regresar voluntariamente a Cuba. En el 2016, devolvió a 64.

(Síntesis)

 
 

One thought on “Más de un millar de cubanos detenidos por la migración de los EEUU

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *