“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Los negocios de Trump en Cuba

donal tump-eeuu-cuba-negociosTomado de DDC

Ejecutivos y asesores de la organización empresarial de Donald Trump han viajado a Cuba en diversas ocasiones en los últimos años a la búsqueda de oportunidades de negocio —especialmente en el sector del golf—, según revela una investigación de Bloomberg Business Week, que cuestiona si los viajes supusieron en su momento una violación del embargo.

Entre los visitantes más destacados están Larry Glick, vicepresidente ejecutivo para el desarrollo estratégico de la Trump Organization, que supervisa el sector del golf, y Edward Russo, consultor ambiental.

En viajes posteriores, se les unieron Jason Greenblatt, director legal de la Trump Organization, y Ron Lieberman, otro ejecutivo de golf de la organización de Trump.

Glick, Greenblatt, y Lieberman no respondieron a las solicitudes de entrevistas de Bloomberg Business Weekmientras que Melissa Nathan, portavoz de la organización, se negó a responder a una serie de preguntas detalladas.

En una serie de entrevistas telefónicas, Russo confirmó que ha viajado a Cuba una docena de veces desde 2011. A pesar de que lidera los esfuerzos de la compañía en Cuba, según tres personas que conocen sus funciones, Russo dice que estos viajes no han sido en nombre de la Trump Organization. Asegura que fue al menos una vez con Glick para observar aves y “echar un vistazo a algunos hábitats”.

A pesar de que opina que sus viajes con ejecutivos de Trump no estaban relacionados con la organización del líder republicano, Russo envió las preguntas sobre esos viajes a Eric Trump, de 32 años, hijo de Donald Trump y vicepresidente ejecutivo de la compañía para el desarrollo y adquisiciones, incluyendo el golf. “En los últimos 12 meses, muchos competidores importantes han buscado oportunidades en Cuba”, dijo Trump en un comunicado por correo electrónico.

“Aunque no estamos seguros de si Cuba representa una oportunidad para nosotros, es importante entender la dinámica de los mercados que nuestros competidores están explorando”, añadió.

Según Bloomberg Business Week, el abogado cubanoamericano Antonio Zamora, que colaboró durante una década con la organización de Trump, ha hecho circular dibujos conceptuales de una supuesta torre Trump en La Habana junto a versiones renovadas del Hotel Neptuno-Tritón, de acuerdo con una persona que los vio, algo que Zamora niega.

Zamora dice que habló con la organización de Trump sobre la posibilidad de asociarse con una empresa extranjera para dar a Trump una posición minoritaria en una posible alianza empresarial. Se dice que el acuerdo no se materializó.

La publicación agrega además que los ejecutivos de la organización de Trump han colgado en Facebook fotos de sus viajes a Cuba. En una de ellas, Russo jugando a golf en Varadero y haciendo comentarios sobre la futura construcción de nuevos campos en la Isla.

 
 

4 thoughts on “Los negocios de Trump en Cuba

  1. Trump y Raúl están por lo mismo, en unión que va más allá de toda ideología: el billete personal.

  2. No se mucho de la política USA, pero a la verdad que llamar loco o imbécil a un hombre como este, Que de la nada hace miles de millones…no simpatizo mucho con el pero de ahí a loco…quizás no sea un político, pero tampoco creo que uno de los 2 partidos más fuertes de ese país, que por 2 períodos ha perdido las elecciones este apostando a alguien que según algunas opiniones merecería estar en un hospital psiquiátrico. No será el más agradable, pero ni tonto, ni loco…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *