“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Los marginados del trabajo autónomo

CUBA-SERVICIOS_PROFESIONALES_SPANXRE301

Foto: Ramón Espinosa-AP

Tomado de El Nuevo Herald

La avenida central de Pinar del Río recrea un arroyo zigzagueante de aguas azules rodeado de plantas frondosas que miles de personas atraviesan cada día.

La urbe engalanó su avenida principal y, como no había sucedido en medio siglo, el diseño estuvo a cargo de tres jóvenes arquitectos que abrieron una suerte de estudio privado.

Los casos de éxito de jóvenes que ofrecen sus servicios al Estado desde el ámbito privado para una obra pública son casi una excepción en Cuba. En la isla el sector público acapara su trabajo con cierta exclusividad y a pesar de algunas reformas que han permitido ampliar el número de cubanos que abrieron emprendimientos privados, los profesionales independientes no han logrado licencias para su desempeño como particulares.

Los universitarios que apuestan a quedarse en la isla pero aspiran a obtener mejores salarios que los estatales deben sortear las limitaciones impuestas por la ley y la falta de oportunidades es uno de los motivos por el cual miles de jóvenes emigran del país que presume una de las educaciones más prestigiosas del continente.

“Éramos unos jóvenes con muchas inquietudes en relación a la ciudad”, recordó a The Associated Press Oriesky Bencomo, uno de los arquitectos de “Ágora”, como denominaron a su bufete informal dado que en Cuba no está permitido que los arquitectos monten una oficina.

Los tres arquitectos promovieron su trabajo ante el gobierno en 2014, cuando el paso de huracanes dejó a la urbe de 150.000 habitantes en mal estado y bajo el aliento de la entrega de nuevos permisos muchas personas comenzaron a reparar casas y locales para arrendarlos.

“Nos acercamos al gobierno porque sabíamos que habría intervenciones y les propusimos el concepto”, agregó su colega Yasser Jiménez.

En sólo dos años, su estudio desarrolló unos 60 proyectos; una docena para el Estado y —de manera casi excepcional— el resto para particulares.

Su caso dista de la realidad que viven otros universitarios que no tienen autorización para ejercer sus profesiones sino en el marco del Estado u organizaciones afines con sueldos menores a los del sector privado, orillando a los que se quedan en el país a buscar puestos en sectores emergentes, como los restaurantes o el turismo, o a registrarse como practicantes de un oficio que no corresponde a sus habilidades.

De hecho, para desarrollar Ágora, los treintañeros Jiménez, Bencomo y José Luis Valdés tuvieron que inscribirse como “decoradores” y “artesanos”.

Para remodelar la Calle Martí, en Pinar del Río, los arquitectos trabajaron con una empresa de servicios comunales y gracias a ello ésta logró librarse de la burocracia que podría haber demorado las obras durante meses si utilizaba otra firma del Estado. Sin embargo, debido a las limitaciones a sus licencias, el estudio de los jóvenes no logró llevar a cabo la ejecución completa.

REP-GEN_CUBA-SERVICIOS_PROFESIONALES_SPANXRE302

Los arquitectos cubanos Yasser Jimenez, a la izquierda, Oriesky Bencomo, en el centro, y José Luis Valdes, a la derecha, posan en el sitio de uno de sus diseños urbanos en Pinar del Río, Cuba. Foto: Ramón Espinosa AP

Aunque ésta obra representó un avance en su carrera, estos arquitectos no podrán desarrollar todo su potencial mientras siga sin existir una autorización que les permita trabajar por completo de manera privada o instalar una cooperativa.

“Nosotros somos los jóvenes que optamos por quedarnos, vivir acá (en Cuba) y realmente quisiéramos hacer más… proyectos de todo tipo, contratar servicios de ingenieros, hacer un edificio desde cero”, explicó Jiménez ilusionando.

A partir de 2010, el gobierno dio curso a un paquete de medidas que contemplaba permisos impensables hasta entonces, como comprar y vender casas o automóviles, instalar restaurantes y permitir arrendamientos de viviendas a turistas, entre otros.

Según cifras oficiales, los trabajadores independientes alcanzaron los 535.000 a fines de 2016 en las 200 categorías permitidas, un salto cualitativo contra los 140.000 reportados en 2009. Además se autorizó la apertura de cooperativas no agropecuarias —actualmente unas 400— en áreas como la construcción o el reciclamiento de basura.

Sin embargo, un conjunto disposiciones anunciadas por las autoridades recientemente suspendieron la entrega de nuevas licencias en rubros como el alquiler de habitaciones a turistas o bares, entre las más rentables.

Aunque esta medida no afectó directamente a profesionales como estos arquitectos, abogados, informáticos o médicos entre otros –carecen de las autorizaciones para ejercer de manera privada– la coyuntura provocó dudas sobre el panorama futuro entre ellos.

Irina García egresó como jurista de la Universidad de La Habana en 2009 y aunque se desempeñó como fiscal terminó como asesora jurídica de una asociación ligada a la Iglesia Católica.

“La mayoría que entra a esta carrera quiere ejercer el Derecho… y la mejor manera es teniendo tu propia firma con un grupo de personas”, indicó García, al tiempo que aclaró que no puede tener su propio bufete porque de las licencias aprobadas “ninguna está prevista para los servicios legales”.

Ella y otros profesionales sostienen que el gobierno teme que la apertura vacíe las instituciones estatales.

“Cuando (los profesionales) realmente se sientan estimulados no todos se van a ir a hacer un negocio privado. No todo el mundo tiene la disposición, los fondos o la valentía, porque hay quien prefiere la estabilidad”, dijo García.

Un sueldo estatal promedio puede llegar al equivalente de 20 a 60 dólares, a lo cual deben sumarse los subsidios del modelo a toda su población como a la alimentación, a la salud o los servicios básicos. En contraste, un puesto en lugares privados tiene ingresos superiores.

El costo de este fenómeno para el país es alto, advirtieron especialistas.

Para el economista cubano Omar Everleny Perez la falta de una normativa para servicios profesionales “produce descalificación” —cuando estas personas dejan sus profesiones para irse a otros sectores— o favorece la emigración.

Según su colega isleño Pavel Vidal, profesor en la Universidad Javeriana Cali en Colombia, pese a éstas y otras limitaciones para los autorizados, el empleo en el sector privado en la isla creció 7% en 2016 en contraste con la contracción del Producto Interno Bruto de la economía de 0,9%.

“Estás moviendo al sector privado una fuerza de trabajo calificada”, dijo Vidal a la AP y advirtió que aunque para los profesionales que trabajan en restaurantes o de taxistas sus desempeños significan un aumento en sus ingresos familiares, “no tiene sentido haber invertido miles de millones en educación y enviarlos a un área de bajo valor agregado”.

Algunos son optimistas y esperan que la apertura de la pequeña y mediana empresa prometida por Castro y la dirección del Partido Comunista permitan el desarrollo de estos profesionales.

Otros, no obstante, lo ven como algo en un horizonte lejano.

“Hace muchos años que se funciona de un modo y esas transiciones son lentas”, explicó la abogada García. “No lo veo en un futuro inmediato, me encantaría equivocarme”.

 
 

24 thoughts on “Los marginados del trabajo autónomo

  1. La gran verdad es que si le dan un chance a los profesionales de alto rango para “escapar” al sector privado, el sector estatal se queda sin personal.
    Eso de que “no todos se irían” está por ver. En un principio claro que no, pero cuando del sector estatal vean la prosperidad del sector privado, las colas para irse van a ser mas largas que las que se hacen en las embajadas de USA o España, para salir del país.
    Los profesionales que estudian su carrera de corazón con verdadera vocación tienen siempre la inquietud de hacer cosas en su ramo que no es mas que ejercer y rendir en lo que estudiaron, si encima con esto viene el beneficio económico pues 1000 veces mejor. El capitalista que conoce esto lo aprovecha al 100%, pq justo son esas personas las que crean los medios mas valiosos de una sociedad, pero en Cuba no valen razones. Ya lo dijo José Ingenieros en “El hombre mediocre”: …”Cuando los mediocres toman el poder, Ay de los sabios!…”

  2. Burocracia antinacional, anticubana y contrarrevolucionaria, traidora a Martí, Guiteras y Fran Pais.. No les importa el crecimiento economico y el bienestar de la gente, solo manteber sus privilegios, hacer del estado su emoresa privada.

  3. Y si por ejemplo les permitieran trabajar de forma particular con la condición obligda de hacerlo también para el Estado , como los maestros repasadores que trabajan en su casa luego de culminar la jornada en la escuela . Si al profesional en cuestión le sobra tiempo extra laboral y quiere sacrificarse para mejorar su salario qué habría de malo en eso . Saludos .

  4. Demasiado parcializado el artículo para mi gusto, igual se agradece conocer el trabajo de algunos de estos jóvenes profesionales cubanos que tanto aportan a su país sin muchas veces recibir una retribución material justa por este.
    Saludos

  5. Rodolfo (4) Ne este caso el problema es mucho más serio, no es la burocracia la que paralizó el otorgamiento de licencias, lo que lo paralizo fue la falta de guía que representa crear un nuevo sistema socio económico que no necesite de la explotación del hombre por el hombre para alcanzar un desarrollo sostenible. Y para colmo bajo ataques de guerra fría y el bloqueo internacional que aún le está haciendo el gobierno de EE.UU a nuestra amada isla.
    Saludos

  6. Como decían el comunicado sobre los cambios en el trabajo por cuenta propia, no puede ser que se les den más incentivos al trabajo por cuenta propia que el que se le da al sector público… No se entiende como una empresa puede estar dispuesta a pagar más a unos particulares, que lo que está disispuesta a pagar a otra empresa pública… incluso violando las leyes que regulan estos pagos…

  7. No se trata de ¨profesionales de alto rango¨ como dice un comentarista… La mayoría de las veces se trata de mafiosos con contactos que le permite tener ventaja… es eso lo que quieren?

  8. Esto lo dice todo y no necesita mas comentarios:…”De hecho, para desarrollar Ágora, los treintañeros Jiménez, Bencomo y José Luis Valdés tuvieron que inscribirse como “decoradores” y “artesanos”….!!!

  9. Liborio (5) no escogiste un buen ejemplo, los profesores que tiene licencia no pueden estar activos, dando clases para el estado, así que abra otra gaveta que esa tiene bichos jajaj.
    Dicho lo anterior le apoyo en su criterio, hay que seguir descentralizando y mucho.
    Saludos

  10. Sigo preguntando: por que la empresa privada puede pagar salarios altos a sus empleados y la empresa estatal no? al final de cuentas los privados aportan tambien al Estado con sus impuestos para que lo redistribuya…entonces?

  11. Norma, casi siempre la empresa privada puede pagar mejores salarios, era uno de los problemas en Suecia incluso. Un abrazo

  12. Norma Elena (12), porque la empresa privada tiene claro lo que debería tener claro cualquier empresa de este mundo: “El recurso mas importante que tiene es el humano”, son hombres los que trabajan allí y la hacen crecer, y son esos mismos hombres los que la pueden hacer quebrar si están desmotivados y descontentos. En la empresa estatal muchos directivos saben esto porque es el ABC que se nos enseña en las universidades, pero simplemente no son libres de aplicarlo.
    Al menos esa libertad existe en las privadas y es a lo que deberían aspirar las estatales.

  13. Magdiel (9) Llamé profesionales de “alto rango” a esos universitarios que ejercen por cuenta propia. Son muchos mas los que como ellos trabajan de meseros o porteros en hoteles. Tiene ud pruebas de que los cuentapropistas sean mafiosos? Los que conozco en la isla son gente digna y hasta pro-gobierno. Muchos de ellos han pasado el Niágara en bicicleta, para medio prosperar y aún los tienen lastrados. Muchas de esas pequeñas empresas quiebran no mas haber empezado. No todos tienen el conocimiento y la suerte para hacer próspera a una pequeña empresa.De todos modos si hay que elegir entre estas empresas y las estatales como están hoy en día, al menos yo, me quedo con estas. Haga una encuesta en la calle y pregunte a la gente de a pie y nos dice después.

  14. El artículo dice que esta medida no afectó a los informáticos. Si se entiende a los desarrolladores de software entre los informáticos entonces sí hubo afectación. La patente de programador de equipos de cómputo está entre las suspendidas temporalemente. Esta es la única patente para profesionales que conozco.

  15. Pero por que, Fernando? Es por decreto que tiene mayor eficiencia? Es que sus costos de produccion son menores; su productividad alta y casi cero su burocracia? El dueño no se llena mas los bolsillos, que el Estado? Saludos

  16. El problema con la Empresa Estatal es la falta de libertades que tienen para ejercer sus funciones naturales, no hablemos ya de los incompetentes designados a dedo para dirigirlas y hasta ministerios enteros. Sobran ejemplos de empresas que han tratado de cumplir bien sus objetivos y han sido multiplicadas por cero. También ocurre que la empresa es como una planta a la que hay que permitirle germinar, florecer para poder recoger frutos. Algunas tienen frutos en el corto plazo y otras a muy largo, durante ese período de espera hay que estar reinvirtiendo en ella sus propias ganancias, pero para esto se hacen los estudios de factibilidad previendo escenarios optimistas y pesimistas.
    Lo que nunca se puede perder de vista son los recursos humanos (los intereses de esos hombres que dan vida a la empresa). (cont)

  17. Los disparates financieros cubanos de épocas pasadas son parte del gran problema económico que tenemos hoy. No puedes estar adquiriendo deuda del mundo real para mantener una utopía sin que al final esa actitud tenga consecuencias.
    Lo peor es el miedo a dejar que las fuerzas productivas se empoderen por miedo a perder el poder. Muy particularmente creo que ese miedo está bien fundado y que si se quiere mantener el socialismo o como se llame lo que tenemos, el camino pasa por empoderar a la empresa socialista permitiéndole pagar mejores salarios, comprar, vender libremente y adoptando políticas favorables para su desarrollo(como permitir la libre competencia y hasta subsidios en casos estratégicos). Esto debería ser prioritario incluso antes de permitir inversión extranjera, pq ese sería capital totalmente nacional.

  18. Somos un grupo integrado por tres Arquitectos jóvenes formado por la Revolución, graduados de la CUJAE en plena efervescencia de la batalla de ideas y comprometidos con los principios éticos y morales de nuestra sociedad socialista a la que le debemos lo que somos y para la que trabajamos.
    Nuestro desarrollo profesional ha estado muy vinculado al desarrollo de nuestra provincia y a nuestra ciudad. Gracias a la Revolución, siendo aún jóvenes, hemos sido planificadores, proyectistas, constructores, dirigentes e internacionalistas; hemos participado en eventos internacionales, nacionales; hemos sido de los delegados más jóvenes que han participado en congresos de la Unión de Arquitectos e Ingenieros de la Construcción de Cuba; hemos participado en Festivales Internacionales de la Juventud y los Estudiantes y, por sobre todas las cosas, nos sentimos comprometidos con nuestra ciudad que se ha convertido en la fragua de nuestro quehacer.
    Trabajamos en empresas estatales hasta el año 2016,

  19. en caso de dos de nosotros, otro mantiene el pluriempleo. En los Lineamientos que aprobamos en 2010 se nos dio la oportunidad de trabajar como cuentapropistas y como forma alternativa decidimos trabajar como decorador, artesano y artista independiente, mientras los tres poseemos registros de la Oficina Nacional de Diseño (ONDI), lo cual avala nuestra actividad.
    Con el apoyo del Gobierno Local hemos participado en la elaboración de las ideas preliminares de muchos proyectos en la ciudad de Pinar del Río, con la cual tenemos enormes nexos sentimentales y un fuerte compromiso social-revolucionario; sin llegar, en ningún momento, a suplantar funciones de empresas estatales, como pudiesen ser la Empresa Provincial de Proyectos y la Empresa Provincial de los Arquitectos de la Comunidad, los cuales son los que tienen la capacidad técnica para desarrollar proyectos ejecutivos.

  20. Nuestro compromiso se ha visto reflejado en el desarrollo de ideas preliminares de obras tan importantes como la remodelación de la Plaza de la Revolución, en vista a la celebración por el 26 de Julio en nuestra provincia, el local que albergará la Maqueta de la Ciudad, la arteria principal José Martí, el Museo del Deporte, etc.
    Recientemente ganamos una licitación para ocupar, de forma arrendada, un inmueble en el centro de la ciudad, para la creación de un taller de diseño y decoración, en el cual brindamos servicios a personas jurídicas y particulares. Por la novedad y originalidad de la idea hemos sido objeto de muy buenas críticas, tanto de la población como representantes del Partido y Gobierno local y de otras regiones del país, avalando el buen funcionamiento de las nuevas formas de gestión no estatal, promovidas por nuestra Revolución.

  21. Por lo antes expuesto consideramos que el enfoque que se le ha dado al artículo publicado el día 16 de Agosto de 2017 con nombre Profesionales jóvenes luchan por oportunidades en Cuba, no refleja con exactitud nuestra realidad.
    José Luis Valdés Betancourt
    Oriesky Bencomo Rodríguez
    Yasser Jiménez Martínez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *