“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Los debates del blog Segunda Cita en papel

Libro-SilvioTomado de Bohemia

No fue una segunda cita, sino un encuentro imprescindible, para medir cuánto tenemos y cuánto nos falta para hacer del debate una acción más cercana, la presentación del libro Las crónicas de Segunda Cita, de Guillermo Rodríguez Rivera,  en la sala Nicolás Guillén de la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña

Es la primera de las ocho obras que  Ediciones La Memoria  -sello perteneciente al Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau- propone para esta edición de la Feria Internacional del Libro Cuba 2017. Aunque vale aclarar que en el stand C-5-B del recinto ferial, los amantes de la buena literatura tendrán una veintena de propuestas.

Luego de ponderar el avance que ha significado el surgimiento de las nuevas tecnologías para contribuir al debate y al intercambio, Silvio Rodríguez,  dijo que “los debates que había en  la primera década de la Revolución en la prensa, hoy están sucediendo en la web; lamentablemente somos pocos los que tenemos acceso a estos debates que son tan importantes para mantener el  espíritu activo abierto, activo; la mente funcionando en muchas direcciones.

“De cierta manera –agregó-, este libro viene a paliar esta deficiencia informativa que tenemos, porque pone al alcance de muchos de los que tengan acceso a él algunos artículos, algunos debates  que se realizaron en Segunda Cita, en este caso a partir de propuestas muy intensas, muy inteligentes, como nos tiene acostumbrados Guillermo Rodríguez Rivera, ese poeta, pensador, polémico –siempre ha sido polémico-; eso es lo mejor que tiene este libro: pone al alcance de la gente cosas que nuestro pueblo, que está acostumbrado y necesita mucho el debate, que circulen las ideas y debatirlas, va a tener acceso a esos debates”.

Por su parte, Víctor Casaus, director del Centro Pablo, se refirió a que esa tarde hacían dos actos de homenaje: uno a la existencia de este libro y otro a la existencia del blog Segunda Cita, que en poco tiempo cumplirá siete años, con cinco millones de visitas de personas de todos los continentes.

“Queremos reconocer, felicitar y agradecer esa gestión, liderada por Silvio, de crear un espacio de debate, de reflexión, de búsqueda de solución de los problemas, o al menos, de conocimiento de los problemas, tanto  en el ámbito internacional, como en el nacional; en este último es ya una necesidad perentoria, casi  impostergable, y este blog es un instrumento  para que quienes queramos, podamos precisamente participar de alguna manera en la búsqueda de soluciones a tantos problemas  acuciantes  que tenemos.”

Se refirió  a que en  tres proyectos de los muchos que hace Silvio, hay una entrega de generosidad de talento extraordinaria. Son Segunda Cita, la Gira Interminable, que va por su concierto número 80, y también estás su obra discográfica, que ha tenido esa reciente y hermosa expresión en  el disco Amoríos.  “Esta tarde –concluyó- se dedica al talento, al trabajo y a la entrega.

Marlem López, esposa de Guillermo Rodríguez Rivera, leyó las palabras de este como autor del libro. Refirió acerca de su trayectoria como periodista. “Quien lea lo que escribo, aunque sea un poema de amor, advertirá que, de periodista mantengo el gusto por la realidad de todos los días, por esa historia que irá a los libros, pero que ahora transcurre ante nuestros ojos, junto a lo menos trascendente, y mi espíritu polémico ante lo que creo que no está bien…”.

Dijo que no recuerda si fue Silvio quien le invitó a colaborar en su blog. “En verdad, él me pidió que prologara una hermosa edición de la Editorial Planeta de los textos de sus canciones. Ahí volvió a hacerse cotidiana la vieja amistad y le mandé a su blog , cuando la tuvo –de eso hace ya unos años- los artículos con los que valoré la ofensiva revolucionaria de 1968, y que son los que inician este libro.

“Después de aquellos cantantes que admiré en mi adolescencia, Silvio Rodríguez había venido a ocupar el lugar que tuvieron ellos, sumándole un componente inesperado por aquellos tiempos: el compromiso con una Revolución que los dos habíamos visto nacer, y el invariable amor por la poesía.

“A veces me han preguntado por qué no tengo un blog, y siempre respondo que sí lo tengo. Mi blog es Segunda Cita. Ello se debe a que casi nunca su director y yo tenemos opiniones enfrentadas. El secreto está en esas coincidencias que fue armándola vida.

“Cuando Víctor Casaus, otro cómplice generacional, ideológico y poético, me pidió que reuniera para editar lo que he escrito para Segunda Cita, imaginé que ello no alcanzaría para un libro, pero cuando Patricia Bayote Álvarez, trabajadora de los Estudios Ojalá, me hizo en invalorable favor de reunir mis colaboraciones, tuve que seleccionar las 300 cuartillas que ahora les presento, o mejor, les presentaron sus editores Silvio Rodríguez y Víctor Casaus.

“Yo, Guillermo Rodríguez Rivera, apenas les hago llegar estas líneas, que como mis rodillas me lo impiden, tiene la bondad de leerles Marlem López León, mi mujer, gran amiga que todos los días me libra un poco de la muerte”.

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *