Los ancianos y las campanas | Cartas Desde Cuba por Fernando Ravsberg
“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Los ancianos y las campanas

Las jubilaciones han perdido casi todo su poder adquisitivo por lo que muchos ancianos se ven obligados a trabajar para sobrevivir

Durante la Cumbre de la CELAC, en La Habana Vieja oigo cuando le anuncian a un policía por radio el paso de las delegaciones y le ordenan “garantizar que de la calle Cuba para abajo no haya elementos que responda a la descripción de buscadores de basura o limosneros”.

Lógicamente cuando se tienen visitas uno trata de mostrar lo mejor de su casa pero esconder la pobreza bajo la alfombra no parece la mejor opción, sobre todo porque la mayoría de ellos son ancianos que buscan compensar sus magras jubilaciones.

Paradójicamente, el agente y yo estábamos a unos metros de la estatua del Caballero de París, un vagabundo que se hizo famoso por ser el único de La Habana. Fue un logro que Cuba mantuvo durante décadas pero que hoy se pierde poco a poco.

No hay que andar mucho para ver cómo aumentó dramáticamente el número de  viejitos pidiendo limosnas, vendiendo periódicos por las calles, recogiendo latas de refresco o revolviendo en los cubos de basura en busca de algo de valor.

Muchos empleos que podrían darle mayores ingresos a los ancianos son ocupados por jóvenes capaces de trabajar en cualquier otro sector

Muchos empleos que podrían darle mayores ingresos a los ancianos son ocupados por jóvenes capaces de trabajar en cualquier otro sector

Muchos empleos que podrían darle mayores ingresos a los ancianos son ocupados por jóvenes capaces de trabajar en cualquier otro sector

Sé que a muchos no les gusta que hable sobre el tema pero el silencio no hará que desaparezca esa cruda realidad, por el contrario solo servirá para demorar más la solución del problema. Y nadie tiene derecho a pedirnos que miremos hacia otro lado.

Es verdad que hay recursos limitados pero los que existen no siempre se reparten con justicia. El gobierno insiste en mantener una libreta de racionamiento que subvenciona de igual forma la comida de un nuevo rico que la de un jubilado.

Y no hay que ser economista para deducir que si se limitara esa ayuda estatal a los que realmente la necesitan se podría aumentar la cantidad de alimentos que se le entrega a cada persona sin gastar ni un centavo más del presupuesto nacional.

Saber quiénes son pobres no es complicado en un país donde en cada cuadra hay un Comité de Defensa de la Revolución capaz de informar con exactitud que vecino necesita las subvenciones y cuáles pueden comprar sus alimentos a precios de mercado.

Los ancianos hacen cola desde la madrugada para comprar periódicos que revenden después por un poco más de dinero

Y hay otras opciones igual de baratas para los jubilados que quieran y puedan seguir trabajando. Es posible darles acceso exclusivo a algunas actividades que no implican gran sacrificio y dan buena rentabilidad como la de cuidar vehículos en los parqueos.

Los ancianos hacen cola desde la madrugada para comprar periódicos que revenden después por un poco más de dinero

Los ancianos hacen cola desde la madrugada para comprar periódicos que revenden después por un poco más de dinero

En dependencia del lugar, en un estacionamiento se puede ganar hasta U$D 300 al mes, equivalente a unas 3 canastas básicas. El problema es que hoy muchos de estos puestos están ocupados por jóvenes en edad laboral que podrían trabajar en cualquier otra cosa.

Junto a la caja de los supermercados de Baja California Sur en México, hay abuelos, vestidos con el uniforme de la tienda, que ayudan a meter en las bolsas las compras. Las propinas que se ganan les ayudan a llegar a fin de mes, algunos de ellos me confesaron que no reciben jubilación.

Si se tiene la voluntad y se utiliza la imaginación las posibilidades son infinitas pero es imprescindible pasar por encima de una burocracia que coloca amiguetes o vende los puestos de trabajo al mejor postor, en una subasta donde los jubilados no tienen ninguna posibilidad.

El gobierno anunció la apertura de nuevos asilos y casas del abuelo además de la reparación de los que ya existen

Los ancianos no son el problema

El economista cubanoamericano Carmelo Mesa-Lago asegura que en Cuba hay 1.8 millones de jubilados que reciben un promedio de $10 al mes, en lo que el gobierno se gasta alrededor del 3 por ciento del PIB y que “ese problema carece de solución a largo plazo”.

El gobierno anunció la apertura de nuevos asilos y casas del abuelo además de la reparación de los que ya existen

El gobierno anunció la apertura de nuevos asilos y casas del abuelo además de la reparación de los que ya existen

Si en este momento el Estado no es capaz de darles a los ancianos una jubilación que cubra sus necesidades básicas por los menos debería priorizarlos en las subvenciones y en aquellos trabajos que les permitan ganarse el pan de forma digna.

Ya el gobierno anunció que ampliará el número de Casas del Abuelo y de asilos. Sin duda se trata de una buena noticia porque en ambos casos se les garantiza la alimentación y los cuidados propios de la edad pero no será suficiente porque cada año el reto es mayor.

Para una nación económicamente desarrollada este asunto es muy complejo pero en un país pobre se vuelve un desafío con escasas opciones, se transforma culturalmente la sociedad y la economía o la mayor esperanza de vida se convertirá en una condena.

La crisis económica de los 90 derrumbó el poder adquisitivo de las jubilaciones y los abuelos ahora chocan contra la apertura de mercado sin un peso en el bolsillo. Su vulnerabilidad es grande y continuará acrecentándose si no se actúa con presteza, imaginación y eficacia.

Si la cultura de una sociedad se mide por cómo trata a los miembros más débiles, su inteligencia colectiva se podría calcular por la atención que da a sus ancianos porque, las campanas que hoy suenan por ellos sonarán, tarde o temprano, por cada uno de nosotros.

About Fernando Ravsberg

Nacido en Uruguay, corresponsal de Público en Cuba y profesor del post grado de “Información internacional y países del Sur” de la Universidad Complutense de Madrid. Fue periodista de BBC Mundo, Telemundo de EEUU, Radio Nacional de Suecia y TV Azteca de México. Autor de 3 libros, El Rompecabezas Cubano, Reportajes de Guerra y Retratos.

 
 

21 thoughts on “Los ancianos y las campanas

  1. Felicitaciones Fernando!! Este artículo es una recta de 100 millas/h por el centro de “Home”. Pero la foto que se escogió para ilustrarlo, la del paqueador en la plenitud de su juventud, con unos biceps como un boxeador es “antológica” para el tema que se trata. Recuerdo que al principio del “invento” de los que algunos llaman “parásitos del chaleco rojo” (aunque debe señalarse que en algunos sitios son necesarios, en otros son superfluos) se ocupaban de esa labor viejitos retirados pero han sido desplazados con la anuencia del Gobierno Municipal de cada sitio, ya que les firman contratos para esa labor, por chamacones como el de la foto que tienen un buen físico para otras labores y NADIE SE DA CUENTA DE ESO.

    Es claro que esa no es una solución de la raiz del problema pero aliviaría algo.

  2. Buen artículo Fernando, emocionante y doloroso a la vez ver ancianos luchando con 84 años para ayudarse ellos y muchas veces a sus familias. El desarrollo dinámicas que aseguren que su protección es importante e indesligable de la necesidad de un modelo económico que haga que ese salario de retiro, sea convierta en un mecanismo de vida moderadamente decoroso.
    Saludos

  3. Aun recuerdo los carteles en las calles con el rey castro I y viejitos al fondo, donde escribia:
    “aqui la vejez si se vive con dignidad”… o alguna babosada asi, tipica de estos cantiflas de la politica… por lo que este escrito, no me lo puedo creer… que ocurra esto en manaca island!!!!… pais de los humildes y para los humildes, comandante venceremos!….
    El ultimo parrafo de tu escrito, leanlo muuuuuchas veces… a los “chupadores” de turno, solucion a estas alturas muy pocas, pero mientras el tiempo pase, como en todas las enfermedades terminales… peor.
    Saludos!

  4. Gracias por el comentario, la situacion de los ancianos en Cuba es muy dolorosa y mas para los que vivimos en el primer mundo y vemos tantos programas que existen para estos y saber que el anciano en Cuba recibe tan poca ayuda de su gobierno.

  5. La realidad es que incluso en el Primer Mundo los gobiernos se encuentran incapaces de garantizarles una jubilación digna a los mayores, algo que se vuelve cada vez más difícil por la baja natalidad y la inversión de la pirámide de población. Seamos francos: un estado social de bienestar es incompatible con una natalidad menguante.

    A partir de ahí hay que concienciar a la gente para que recurra a una combinación de ahorro para la vejez y recurso a la ayuda de los hijos.

  6. Sin un peso en el bolsillo,enfrentan los mas viejos y los jubilados,esta terapia de choque que enfrenta nuestra sociedad,aun asi nuestra gerontocracia como siempre acostumbra voltea la espalda a los mas nesesitados y persiste en medidas de caracter populista,que en definitiva no resuelven el problema de los mas desesperados.La denominada libreta de abastecimientos subvenciona lo mismo a menesterosos que a los nuevos ricos(Habra tantos como se supone ?)Por lo pronto la medida es desaparecer a los menesterosos de los lugares mas frecuentados por extranjeros y visitantes,ya que es nesesario seguir vendiendo la imagen de que somos felices aqui.Lo mas triste es conocer que estos que son apartados de la vista publica son los mismos que cortaron y sembraron cana en domingos rojos,lucharon contra alzados en la montanas del escambray ,alfabetizaron y lo dieron todos confiando en la promesa de un futuro luminoso que se torna cada vez mas sombrio.

  7. Excelente articulo. El gobierno reconoce, (pero no acaba de aplicar) que es necesario subvencionar PERSONAS y no ARTICULOS. Creo que pueden dar por hecho que el 95% de los ancianos de mas de 70 años estan pasando necesidades, y al menos a ellos subirles el monto de la jubilacion, con esa medida ya se daria un gran paso de avance para resolver el problema.

  8. Lo que me jode es que dicen que van a cambiar las cosas y no cambian..que tanto hay que hacer para que las personas jubiladas y mayores de edad puedan acceder a empleos part time de acuerdo a sus posibilidades físicas y mentales, que hay que hacer para garantizarles al menos 2 o 3 panes diarios -que aunque no se los coman fresco, puedan hacer un pudín-..que no tengan que hacer colas en los bancos para cobrar su tarjeta o chequera….que así como organizan marchas en el protestódromo con cientos de buses..se los lleven en un programa organizado a visitar una playa, un picnic de campo..cosas que los saque de sus rutinas….eso es tan difícil en la Cuba de HOY?..cuantos ¨Caballeros de La Habana¨ hoy habitan en el de Paris?..este último tiene un monumento en la habana vieja… construyámosle en vida uno a todos esos viejitos y viejitas solos y desvalidos….eso es socialismo, el de verdad…..no pantomima.

  9. Comentario y sugerencias excelentes – podríamos añadir a los empleos una cuota en las ventas de frutas y verduras. A ver que gobierno municipal saca el premio de ser el primero en envejecer a los y las parqueadores/as!

  10. Excelente el comentario y las sugerencias. A ver que gobierno municipal toma la delantera! Y una sugerencia más – igualmente mucho personal en las ventas de frutas y verduras podrían ser personas jubiladas en vez de jóvenes que parecen haber salido de la escuela de deporte.

  11. Leamos cada discurso de Raúl Castro para entender que la prioridad en Cuba es “SALVAR LA REVOLUCIÓN Y EL SOCIALISMO”.

    Por eso:

    – Hoy se estudian leyes para que los emigrados puedan regresar e invertir en Cuba. No por hacer justicia sino porque son fuente de dinero para SALVAR LA REVOLUCIÓN Y EL SOCIALISMO”. Si no tuviesen dinero, no serían aceptados.
    – Hoy se estudian leyes para permitir la iniciativa privada. No por reconocer el derecho de los cubanos a construir su propio país, sino como una estrategia para “SALVAR LA REVOLUCIÓN Y EL SOCIALISMO”. Si estas personas no ahorrasen dinero, no les sería permitido trabajar por cuenta propia.

    – Un anciano poco puede aportar, no tiene la energía, ni los recursos para aportarle dinero al estado para “SALVAR LA REVOLUCIÓN Y EL SOCIALISMO”. De ahí que sean los “olvidados” un estorbo a limpiar de las calles.

    ¡Ese es el socialismo!

    P.S.: A propósito, el vendedor de periódico de la foto, ¿Es Fidel Castro?

  12. Que queda por decir después de leer tu post, otra indiscutible realidad Cubana descrita como es, sin adornarla ni exagerarla, pero es la triste realidad de muchos que dieron su vida y sus sueños por esa revolución y al final de sus vidas bien poco logran recoger, creo que cada familia tiene su viejo Andres como digo yo. Nadie duda que es uno de los mayores problemas a enfrentar en este y en los próximos gobiernos que intenten enderezar la economía y la sociedad Cubana, pero la reconsideración de lo que deberá ser una libreta de ayuda, para los realmente necesitados y no de racionamiento para todos por igual que tanto se ha hablado y demostrado su ineficiencia e injusticia, sigue pendiente de acción por el gobierno como muchísimas otros pequeños detalles que pudiesen cambiar la vida y la credibilidad de las intenciones finales de la “actualización”.

  13. todos los empleos que das como solucion, parqueadores, metiendo en bolsas en los supermercados etc, no dejan de ser mendicidad encubierta…..aunque reconozco que da pena ver las espaldas del parqueador estatal de la foto, madre esta para ir a la zafra

  14. Si los “periodistas” del Granma toman este articulo lo retocan y publican que todo está mejor que en 1959 y que sí hay “dificultades” en que hay “algunos” ancianos en esa precaria “situasion” es culpa del brutal “bloqueo” yanki, claro los que nunca serán afectados son los Castros y secuases que tienen de todo hasta aire acondicionado al derroche,carne de res,leche y tranquilidad para defender a la robolucion “socialista”. También muchos ancianos no llegan a ese vergonsosa situasion después de trabajar duro toda una vida para tener sus últimos años vida digna gracias a las remesas de sus hijos,nietos del exterior por que ese modelo económico que sólo favorece a un grupito,no les importa nada, ahora para propaganda y llenar la plaza y calles de gente para eso no escatima en gastos,nada que con esos en el poder todo seguirá igual. Felicidades a los padres y abuelos en su día.

  15. Y a quién del poder le importan esos viejitos? Se pasaron la vida trabajando, guardias cdr, angola, mtt, pa lo que sea y ahira son papel sanitario usado . Triste.

  16. Es un alivio encontrar a alguien que realmente sabe lo que están hablando en blogoesfera . Con seguridad, que sabes cómo llevar un post a la luz y que sea importante. Más internautas tiene que leer esto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *