“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Lo revolucionario de la revolución

Varios-revolucion-Habana-Cuba-resonancia_LNCIMA20131231_0102_5Tomado de LJC

Existen dos grandes falacias sobre lo revolucionario en Cuba. La primera viene de la derecha cuando trata de mostrar la contrarrevolución como algo cool, un acto de rebeldía contra el sistema, un bien público. Con todos sus problemas, el proyecto socialista cubano sigue siendo más hereje, alternativo y patriótico que ninguna de sus alternativas. Esta es razón suficiente para no dedicarle un segundo más.

La segunda es la idea de que lo revolucionario es lo políticamente correcto, o mejor dicho, lo políticamente cómodo cuando se vive en Revolución. Esto se conjuga con la noción de que existe un modelo de revolucionario, que de no seguirse al pie de la letra, se convierte uno en Donald Trump. Algo así como “estás conmigo o contra mí”, frases históricamente pronunciadas por George Bush el 20 de septiembre del 2001 y Darth Vader en Star Wars III. Hace días alguien me acusó así también en Facebook.

El proyecto cubano se fundó después de una guerra en que salieron victoriosas distintas organizaciones, cada una con una visión particular del futuro. Y no significó que fueran irreconciliables. El credo en nuestras filas era claro, dentro de la Revolución se podía todo, incluso discrepar al nivel del Che Guevara con Carlos Rafael Rodríguez, se podían cosas que ahora son bastante difíciles.

En algún momento nos convirtieron la política inclusiva de la Revolución, en dogma excluyente si no te ajustabas al parámetro. Y las consecuencias han llegado a nuestros días, marginando así a un amplio sector que podría estar dentro de la Revolución pero la torpeza y falta de visión les ha hecho sentir que están fuera. Es ver los ecos del Quinquenio Gris buscando reproducirse a un nivel masivo.

Si estuviéramos en los sesenta Fidel se hubiera reunido hace rato con los cineastas y hubiera Ley de Cine, o con los periodistas y hubiera un no-sé-qué, pero todo estaría mejor. En vez de mirar con nostalgia esa época en que valorábamos la diferencia de opiniones en nuestras propias filas, sin menospreciarlas o atacarlas, debemos recuperar ese principio.

Alguien dijo que la proposición de opiniones nuevas, la búsqueda de objetivos comunes con los que no son contrarrevolucionarios pero discrepan en algunos puntos, es ambigüedad, vacilación o indefinición política. Esta mirada macarthista nos ha debilitado.

Si esto fuera así, Julio Antonio Mella nunca habría podido hacer la ANERC, Guiteras no habría podido darle avances democráticos al pueblo dentro de un gobierno burgués, Fidel ni nadie hubieran asaltado el Moncada. Y mucho menos su hubieran unido todas las fuerzas en 1959.

En la historia de las revoluciones siempre han existido tendencias al dogma y otras de espíritu dialéctico-humanista, a las primeras siempre les cuesta reconocerse así. La vida es más rica incluso que las ideologías, tu enemigo político sin saberlo puede ayudarte a cruzar la calle o abrirte la puerta en una tienda, y viceversa. No basta con defender ideas de izquierda, hay que ser buenas personas, hay que tener valores que nos lleven a buscar lo mejor en los demás y no a convertirnos en francotiradores predispuestos contra todos los que no son uno mismo.

Por demás, hay que ser consecuentes. No se puede ser revolucionario para atacar el capitalismo y defender la integración latinoamericana, ignorando los problemas internos o callándolos bajo un errado concepto de disciplina militante. Me decepcionan los que pasan horas enfrentando las campañas mediáticas contra el país, y no tienen voz para reconocer con honestidad los problemas internos o lo hacen con edulcoraciones paternalistas.

¿Qué es lo revolucionario en Cuba? No lo sabe nadie, lo construimos todos en base a las lecciones del pasado y las necesidades del presente. Pero la búsqueda de unidad para la construcción socialista, incluso con sectores de distinta procedencia e intereses como fue al inicio de la Revolución, debemos recuperarla. La capacidad de sumar debe ser mayor que la de restar, o estamos muertos.

Hay que ser atrevidos, equivocarse incluso pero seguir adelante. Las revoluciones cobardes no llegan a nada, se quedan allí, ni el recuerdo las puede salvar. Nuestra historia, nuestros muertos y nosotros mismos, merecemos más que la parálisis del dogma. No puede fracasar una revolución más por esta razón.

 
 

33 thoughts on “Lo revolucionario de la revolución

  1. Dice el autor: “Con todos sus problemas, el proyecto socialista cubano sigue siendo más hereje, alternativo y patriótico que ninguna de sus alternativas”. Esa es su verdad, y puede que hasta tenga razón, si es así, entonces le hago una pregunta bien sencilla. ¿Por que no dejan al pueblo cubano escoger libremente que proyecto de país quiere?

  2. Revolucionar algo es cambiarlo, en Cuba hace mas de 50 anios todo esta igual incluido el grupo que ostenta el poder, no se porque hay gente empenada en seguir llamando este proceso Revolucion … Hace mucho tiempo en Cuba no cambia nada, a veces mueven un poco la superficie del agua pero al fondo no llega siquiera algo que mueva la arena, imaginense que el articulista quiere que Fidel vuelva a ser joven para poder tener una ley de cine .. como se puede ser revolucionario queriendo que alguien de 90 anios resuelva los problemas? En fin el mar ..

  3. Para mi el concepto de ” revolucionario”se a reducido a un burdo sgolan para manipular voluntades; los politicos manipulan la palabra,para el Pueblo es algo indefinido pues nada que ver con cambio, movimiento o desarrollo, es machachar en lo que fue y ahora es nada, sin esperanzas de esperar algo mas, inmobilismo social aburrido y opaco.Cuando nos vino esta paralisis?.Tal vez desde que ser ” revolucionario”y tratar de revolucionar fue un pecado.Eso pasa hoy con los jovenes,no los dejan “revolucionar”.

  4. “Guiteras no habría podido darle avances democráticos al pueblo dentro de un gobierno burgués” Recuerda, Harold, q ese mismo Guiteras fue estigmatizado y acosado, por ese viejo PSP que aun colea entre nosotros, y concretamente, el de la famosa pupila, fue uno de sus mas conspicuos adversarios.
    Historias poco divulgadas hoy.

  5. A estas alturas del juego, pasados 57 años no hay nada de revolucionario ni existe ya revolución alguna, solo hay un “Viejo gobierno” con viejos que siguen mandando sin nada nuevo que aportar, y lo que es peor no quieren que evolucione nada!

  6. Estimado periodista, la revolución cubana desde su esencia es un proyecto excluyente (busque la cifra por favor de la emigración cubana) entre cubanos fuera de Cuba y su respectiva descendencia, dígase 1ra y 2da generación son más de 7 millones de seres humanos. Por favor a estas alturas de la vida dejemosno de frivolidades y llamemos las cosas por su nombre que ha llovido mucho desde el ’59

  7. Ellos, y “ellos” son “ellos”, si tienen bien claro que hay dos tipos de revolucionario. Hace unos años, en un lugar en el que nadie quiere estar, uno de “ellos” me soltó de sopetón (no tenía que ver con la “conversación” hasta ese punto) ¡¡¿¿pero tu eres revolucionario??!! y antes de poder abrir la boca agregó: fíjate que hablo de revolucionario al que apoya a la Revolución y a Fidel… Ahí me di de cuenta cuán bien ellos sabían que ya no eran revolucionarios en el sentido de quien va “a cambiar todo lo que necesita ser cambiado” sino que solo le interesaba la carrera de la reina roja o la filosofía del gatopardo

  8. Para los que para bien o para mal han mantenido el poder en Cuba por tantos años en nombre de la Revolución las discrepancias son “hacerle el juego al enemigo”, han gobernado bajo la premisa de que somos una plaza sitiada y por ende hay que sacrificar cualquier diversidad ideológica para sobrevivir, siempre sacrificando el punto de vista ajeno, el discordante, nunca el propio. Y bueno los resultados están a la vista.Los peores de todos…la doble moral, el arribismo, el oportunismo, la falta de transparencia y de democracia real, la falsedad, donde es normal ser un “revolucionario” siendo simultáneamente un ser despreciable e insensible. En fin hemos creado una sociedad que cada dia que pasa enferma mas cívica y moralmente,ya no hablemos económicamente !!!!, donde políticamente hablando lo único que se premia es la lealtad (casi siempre simulada, superficial) al abstracto concepto de “Revolución”.

  9. Roberto, díganos de donde seca que la cifra de emigrados cubanos de 1 y 2 generación llega a los 7 millones de personas. Si no tienen mas fuentes que su imaginación, esperamos sus disculpas por mentirnos. Un abrazo

  10. Jose Manuel Baez 7 no conocía el dato de las diferencias entre Guiteras y Villena. La manera en que nos cuentan la Historia pareciera que todos los héroes van cogidos de la manos

  11. Harold me identifico con lo que compartes, lamentablemente la Revolución se ha convertido en Cronos el Titan que devora a sus propios hijos. No quiero ser derrotista pero todo parece indicar que los mismos que hicieron la revolución la van a enterrar.

  12. Lo revolucionario es construir la alternativa de lo que hoy se considera que hay que cambiar.
    El resto son solo palabras

  13. Senor Harold la revolucion sucedio hace 57 anos, despues cuando sus protagonistas se endiosaron se convirtio en involucion

  14. Todas las revoluciones osan decir traer el Santo Grial de las soluciones para sus pueblos y estos por naturaleza las siguen, pero luego que triunfan imponen las verdades, que pueden ser muchas veces tan imposibles de aceptar como por ejemplo:”El cielo es rosado y no azul como cree el Mundo”. Y si piensas… Solo piensas que es azul puedes terminar hasta muerto.

  15. Un enfoque interesante. Cuba sigue siendo el unico pais o casi el unico en que el egoismo del capital y su corrupcion intrinseca no gobiernan y controlan el destino de la nacion. Guiteras emergio en la politica nacional cubana cuando Villenas estaba ya muy enfermo y distanciado del Partido Comunista, muy pocos meses antes de morir. No conozco referencias de N. Briones o de nadie sobre estigmatizacion o acoso por parte de Villena.

  16. Bernardo: los libros de Newton no estan digitalizados, pero le copio esto de La Jiribilla; en una busqueda rápida:
    Como ha señalado Carlos Rafael Rodríguez:

    (…) Cuando en 1934 la Internacional Comunista recomendó a los comunistas cubanos distinguir entre el “nacional-reformista” Grau San Martín y el “nacional-revolucionario” Guiteras, tenía razón, y sólo un sectarismo —originado también en la política mantenida por la IC hasta poco tiempo antes— había llevado a los comunistas cubanos a no apreciar las evidentes diferencias.

  17. Bernardo: del mismo artículo; “Mientras Guiteras trabajaba con denuedo por la promulgación de leyes de contenido nacional y progresista, la ominosa actuación de los militares llevó a Villena y sus compañeros a pensar que sus medidas populares eran actos de pura demagogia”

  18. Y esto es de un articulo de Guanche;
    “No obstante, ya en la cima de la crisis de 1933 (el Partido Comunista) no comprendió la situación gestada, protagonizó el “error de agosto” (pactar con Machado el fin de la huelga general), y combatió un resultado directo de aquella revolución: la presencia en el Gobierno Provisional del ala revolucionaria representada por Antonio Guiteras.”

  19. Bernardo, y finalmente, el libro de Newton se llama: “Aquella decicison callada”. Y dije textualmente,q la estigmatizacion y acoso habia sido del PC, por supuesto, uno de sus dirigentes era Villena, aun estando enfermo.
    Que no haya usted visto a Colón , no niega q haya llegado a Cuba.

  20. Villena murio a inicios de 1934. La posicion del Partido Comunista frente a Machado no tiene relacion con Guiteras. Este llega a la politica nacional tras la caida y salida del pais de Machado, conforme narran Briones y Paco Ignacio Taibo. Es irresponsable acusar a Villena de algo sin fundamentos concretos o a partir de interpretaciones extrapoladas o deducidas.

  21. Leyendo el articulo que considero muy bueno ,me vino a la mente un fragmento de la carta de despedida de Jesus Suarez Gayol a su hijo al marchar a la guerilla en Bolivia donde le decia: “QUIERO QUE RECHACES SIEMPRE LO FACIL , LO COMODO , TODO LO QUE ENALTECE Y HONRA IMPLICA SACRIFICIO , CUANDO UN REVOLUCIONARIO SE ACOMODA COMIENZA A DESCOMPONERSE Y DEJA DE SERLO” , `desgraciadamente son muchos los que se han “acomodado”y de revolucionario no tienen nada.

  22. Bernardo:
    1. Guiteras dirigió la insurrección contra Machado en las provincias orientales, alli lo sorprende su caida.
    2.Le he puesto citas hasta de Carlos Rafael.
    3.Dije q era el PC quien estigmatizó a Guiteras, coincide q Villena era de sus maximos dirigentes.
    4.No se alarme, los grandes hombres de nuestra historia también tienen ademas de mucha luz, algunas sombras.
    5. ¿Ya se leyó el libro de Newton? le recomiendo también General Regreso, y el de Luis Buch, q no recuerdo ahora el título, se enterará de muchas cosas.

  23. Ya comente en otro espacio que lo de Iroel no es convicción. Se trata de su trabajo y sobram pruebas de ello. Hay que darle perfil bajo.

  24. Lamentablemente Fernando, ya la “revolución” fracasó al dejar todo eso sucediera.

    Y en los ’60 no pasó como explica el ideal que expone porque Fidel Castro estaba muy concentrado mandando a fusilar a las decenas de cubanos que trabajaba en ese momento para el gobierno de Batista, fusilamientos que ocurrieron sin derecho a juicio.

    Luego pasó a obsesionarse y declarandose a nuestro nombre y a nuestro país como enemigo del mayor imperio económico y militar que ha habido en la historia de nuestra especie, y decidió mantener su rango y su postura militar en vez de promulgar la democracia en nuestro país y actuar como un ejemplo de la misma.

    Esa que ha estado al frente de Cuba durante 47 años es a quien el bloqueo a apuntado desde el inicio.

    Desgraciadamente el camino para la democracia en Cuba no creo que vaya a llegar a manos de los líderes militares entrenados bajo un dogma, bajo restricciones, prohibiciones y bajo una jerarquía de mando.

    Sin embargo no toda la…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *