Las maravillas naturales de Cuba | Cartas Desde Cuba por Fernando Ravsberg
“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Las maravillas naturales de Cuba

Tomado de Ciber Cuba

Cuba tuvo su primera Reserva de la biosfera en el año 1984, cuando la Sierra de Rosario fue incluida en la lista. Después llegaron tres juntas, en 1987, las Cuchillas del Toa, la Península de Guanahacabibes y Baconao. Por último, en el año 2000 fueron agregadas la Ciénaga de Zapata y Buenavista.

¿Qué significa que un sitio sea declarado Reserva mundial de la biosfera por la UNESCO? Pues que es una zona de ecosistema marino, costero, terrestre, o la combinación de estos, que marca la pauta de cómo debe convivir el ser humano con la naturaleza y que han sido reconocido por el Programa sobre el Hombre y la Biosfera (MAB) de la UNESCO. Existen en total en el mundo 669 reservas distribuidas en 119 países.

Cuba tiene más reservas que la media de países del mundo, pero se queda muy lejos de aquellos que acumulan más de estos lugares, como Estados Unidos, Rusia o China. Son los países más grandes quienes poseen más de estas reservas, aunque también son quienes cuentan con más recursos para protegerlos.

Que un lugar sea declarado Reserva de la Biosfera no le confiere mayor protección que aquella que quiera darle el país o países donde se encuentra. Es, simplemente, un lugar especial del mundo donde se dan las condiciones idóneas para la conservación y protección de la biodiversidad.

Es muy probable que hayas escuchado o leído sobre ellas sin saber que lo son. Te sorprenderán sus valores naturales y comprenderás por qué son merecedoras de ese nombramiento.

1. Sierra del Rosario

El sistema montañoso de altitud media donde se halla el punto más alto de la región occidental (el Pan de Guajaibón), que abarca desde la provincia Artemisa hasta la de Pinar del Río. Constituye la porción oriental de la cordillera de Guaniguanico, sigue hasta la Sierra de los Órganos y áreas de las municipalidades de Bahía Honda, Candelaria y San Cristóbal.

Fue seleccionada por sus significativos atributos naturales y se convirtió en la primera Reserva Mundial de la Biosfera en Cuba. Existe en este sitio una estación ecológica que lleva a cabo proyectos e investigaciones medioambientales en la región.

2. Cuchillas del Toa

Situada en la porción oriental de la isla, mayormente hacia Guantánamo, aunque en su parte norte alcanza la provincia Holguín. El territorio más grande de la reserva se ubica en el área por donde el Río Toa desagua. Este lugar está considerado como uno de los centros principales de biodiversidad y endemismo en Cuba y el Caribe insular.

Tal es así que su flora está compuesta nada menos que por 928 especies endémicas. Es el hogar de especies en peligro crítico de extinción como: el Carpintero Real (Campephilus principalis) y el almiquí (Solenodon Cubanus). También habitan aquí la Cometa cubana (Chondrohierax wilsoni), y. el majá de Santa María.

La reserva circunda al Parque nacional Alejandro de Humboldt e incluye El Yunque montaña curiosa con forma del instrumento usado en la herrería, la Gran Caverna de Moa y la Bahía de Taco, al norte de Baracoa.

3. Península de Guanahacabibes

También es parque nacional. Contiene el Cabo de San Antonio, punto más occidental del de Cuba. Se compone de dos penínsulas, las del cabo de San Antonio y la de Corrientes, a las cuales separa la ensenada de Cortés. Constituye una de las reservas más grandes de la isla y geológicamente es muy distinta al resto de esta pues su costa norte es más bien pantanosa, mientras que la sur es profusa en paredones.

La flora y la fauna son exuberantes, variadas y diversas. Habitan aquí al zunzuncito o “pájaro mosca”, el ave más pequeña del mundo. Se suman cotorras, cangrejos, iguanas. Además cuenta con especies muy valiosas como el ébano carbonero, muy apreciado por el color negro de su madera y su dureza, el roble, la yarúa, la majagua, la caoba, entre otros.

4. Baconao

Abarca una extensión de 85 000 hectáreas y posee diversas atracciones que incluyen llamativos sitios escultóricos, arquitectónicos como las ruinas de los cafetales franceses declaradas Patrimonio de la Humanidad, otros de gran interés histórico y costero, regiones de sorprendente belleza y riqueza naturales.

Componen su flora distintos tipos de bosques secos, de galerías de montaña, y pinares. Sus importantes ecosistemas están entre los más diverso e importantes del archipiélago y lo integran especies faunísticas y florísticas de gran endemismo.

Se divide en tres zonas biogeográficas perfectamente delimitadas. El relieve abrupto se caracteriza por pendientes impresionantes como: la Sierra de La Gran Piedra coronada por un enorme bloque de piedra de 66 mil toneladas, la Meseta de Santiago de Cuba y la de Santa María del Loreto.

5. Ciénaga de Zapata

El mayor y mejor conservado humedal de Cuba y el Caribe insular y sitio Ramsar. Ocupa la península en su totalidad. Cuenta con un patrimonio forestal de bosques naturales que poseen 1000 especies de plantas autóctonas, agrupadas en 110 familias. Se destacan entre ellas 130 que son endémicas del país.

Esta región constituye, además, un importante refugio para más 65 especies de aves migratorias. Cuenta con ejemplares endémicos locales que son exclusivas de esta región, como la gallinuela de Santo Tomás y la ferminia consideradas las aves de hábitat más restringido en el mundo.

También se pueden admirar aquí el zunzuncito, gavilán colilargo, catey, cotorras, cabrerito de la ciénaga, la paloma perdiz y reptiles entre los que figuran los cocodrilos cubano y americano, iguanas, lagartijas, majaes, jutías manatí y manjuarí, un pez cubano que solo se encuentra en esa región.

6. Buenavista

Abarca parte de Villa Clara, Sancti Spíritus y Ciego de Ávila, así como una porción de la cayería Sabana-Camagüey. Posee áreas núcleos que son los sitios protegidos más significativos de la región en los que sobresalen los Parques Nacionales Caguanes y Cayo Santa María y las Reservas Ecológicas Cayo Francés y Norte de Cayo Guillermo.

La reserva alberga diversos ecosistemas y hábitat entre los cuales figuran arrecifes coralinos y zonas de dunas activas, manglares, varios cayos y lugares donde las aves acuáticas se reproducen. En cuanto a la fauna, incluye llamativas especies como el Chipojo Azul (Anolis equestris) y la culebrita (Antillophis andreai), ambos endémicos locales. Entre muchas otras de aves propias de la isla.

Muy cerca de Punta Caguanes están los conocidos y espectaculares Cayos de Piedra, únicos de su tipo en el país. Estos y la zona de Caguanes, poseen gran cantidad de cuevas, tal es así que esta zona es considerada como la región cubana con mayor índice de cavernamiento. A esto se adicionan los valores culturales por los profusos restos de asentamientos aborígenes.

 
 

3 thoughts on “Las maravillas naturales de Cuba

  1. Michel, yo creo que Guajimico, en las afueras de Cienfuegos es un lugar maravilloso y barato (de acuerdo a los precios del turismo en Cuba). Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *