Las imágenes que nadie podrá olvidar | Cartas Desde Cuba por Fernando Ravsberg
“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Las imágenes que nadie podrá olvidar

Tomado de El Estornudo

Primero un pie y luego el otro. Lo más pegados posible. Brazos abiertos como alas de avión para no perder el equilibrio sobre la línea del tren. Vista al frente. Primero el derecho y luego el izquierdo. El cuerpo erguido. Sin poner la mirada en los raíles. Un pie, el otro. Sintiendo el cosquilleo del vértigo, la imposición de no caer al costado.

“Creo que iba por la mitad del camino, no sé, quizás más, cuando sentí un viento fuerte en la espalda, un silbido muy fuerte, un empujón desde atrás y todo se me apagó después”. Es lo único que recuerda Ubaldo Fuentes, 59 años, al despertar. Luego comenzará a recordar, poco a poco, otras imágenes previas al instante en que perdió el conocimiento.

¡Ubaldo! ¡Ubaldo! ¡Ubaldoooo!, gritó María Elena, su esposa de 63 años, al verlo tirado en la tierra, bocabajo, con las manos abiertas.

Minutos antes, la olla eléctrica de María Elena le había avisado que los frijoles negros estaban listos. En la mesa estaba servido el arroz blanco, los plátanos maduros fritos y las dos pechugas de pollo. Luego vino el estruendo desorbitante. La explosión.

Un Boeing 737-200, que volaba con 110 pasajeros y que viajaba de La Habana a Holguín, se precipitó poco después de despegar del aeropuerto internacional José Martí. El avión pertenecía a la aerolínea mexicana Damojh de la compañía Global Air y había sido rentado por Cubana de Aviación.

La puerta de la casa de Ubaldo y María Elena, que estaba semiabierta, comenzó a temblar. Portazos. La comida fue al suelo y también una mesita de madera que tenía encima un florero y otros dos búcaros de cristal que se hicieron añicos.

María Elena cayó de rodillas y, junto a ella, la foto de su boda con Ubaldo hace 26 años. Intacta. Entonces pensó en él, que todos los días sobre esa hora detiene el trabajo en el surco para venir a almorzar.

Eran las 12:08 de la tarde. María Elena se levantó y salió a ver qué había ocurrido, a buscar a Ubaldo. Un cono negro picaba el cielo gris de estos días de mal tiempo en La Habana.

“Había una humareda terrible. No se veía nada. El fuego estaba casi al nivel de los árboles más altos”, relata María Elena.

Corrió hacia allá y parecía internarse en un cuarto oscuro y sin salida. Mientras avanzaba, hacía ademanes con sus brazos para ahuyentar el humo, pero sus esfuerzos eran vanos. No veía nada, solo tosía. Entonces oyó una sirena a lo lejos.

María Elena se detuvo y vio pasar el primer camión de bomberos y los primeros dos carros del comando de “Rescate y Salvamento”. Al poco rato, llegaron algunos vecinos y con ellos siguió adelante.

“El fuego se veía justo por la línea del tren, por donde viene todos los días Ubaldo”, dice.

Unos metros más y lo vio tirado en tierra. Con vida.

***

María Elena es ama de casa y Ubaldo trabaja en la cooperativa agrícola “1ro de mayo” del municipio Boyeros. Tiene la costumbre de ir a almorzar cada día con su esposa, pues los sembrados de su entidad quedan bien cerca.

Las tierras de la cooperativa están a unos dos kilómetros del reparto “Alturas del Aeropuerto”, que es donde viven Ubaldo y María Elena. Ellos no tienen hijos y viven en un hogar pequeño, de mampostería y techo con tejas de zinc.

A las 3:30 de la tarde, Ubaldo está sentado en el piso de la sala de su casa, descalzo, con la camisa verde olivo abierta y el pantalón beige embarrado de tierra. Tiene la cabeza apoyada en los muslos de María Elena, quien le pasa tiernamente una mano por la nuca.

Ambos están sucios y apestan a humo. Sus rostros son puro sudor. De ahí que no quieran dejarse tomar fotos. Además, Ubaldo tiene algo de sangre en la cabeza debido al trastazo que lo noqueó al caer.

“Tengo la manía de que, cuando termino el trabajo de la mañana, regreso caminando por encima de la línea del tren. Eso me desestresa, estar pendiente de los raíles y no pensar en otra cosa. Me gusta, me siento en otro lugar”, dice Ubaldo, que empieza a salir del letargo.

Cuando María Elena lo encontró estaba totalmente inconsciente. Abrió los ojos después de par de bofetadas en la cara. “Un vecino me ayudó a traerlo hasta la casa y no fue hasta ahora que empezó a acordarse de las cosas, porque venía con los ojos abiertos y hablando cosas sin sentido”, dice María Elena.

Dos horas después de que la onda expansiva generada por el impacto del Boeing 737-200 sobre una zona de cultivos entre el Aeropuerto José Martí y Santiago de las Vegas golpeara a Ubaldo y lo lanzara a la vera del ferrocarril, este recuerda: “Yo venía por el raíl, en mi cosa, cuando oí la bulla y lo vi que se iba a estrellar”.

La escena fue fugaz. Ubaldo vio al avión trastabillar en el aire. Dice que se jorobó para un lado, luego para el otro y que finalmente pasó por encima de él con un ala hacia arriba y otra hacia abajo.

“Nunca se me irá esa imagen. Fue como cuando un pelícano se tira al mar de cabeza, a pescar. Pero este era un pájaro gigante. Después fue que sentí el empujón por la espalda y supongo que caí y me di con algo. La explosión no la vi”, cuenta Ubaldo.

***

Desde el lugar del siniestro, Miguel Díaz-Canel, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, dijo a la televisión nacional: “Es un lamentable accidente, las noticias no son nada halagüeñas porque hay un alto número de fallecidos. Por tanto, en nombre del Gobierno cubano y del Partido lamentamos el hecho y nos sumamos a las condolencias a las familias afectadas”.

En la aeronave volaban 110 personas, seis tripulantes –todos mexicanos- y 104 pasajeros. Entre ellos un bebé y cuatro niños. Al siniestro solo sobrevivieron tres mujeres -una falleció horas después- que fueron trasladadas al hospital Calixto García. Entre los más de 100 muertos se encontraba también una pareja de argentinos, de 60 años, que hacían turismo en la isla.

“La última semana ningún vuelo nacional había salido porque de los cinco aviones de Cubana de Aviación solo había uno disponible, los otros cuatro están rotos. Por eso es que rentaron este avión”, dice Alberto Ferrer, maletero de la Terminal 1 del Aeropuerto José Martí, donde partió el Boeing 737-200.

Desde finales de 2017 y durante el primer semestre de este año, Cubana de Aviación ha sido blanco de enérgicas críticas de la población por la frecuente cancelación de vuelos nacionales.

Un taxista acostumbrado a hacer rutas hacia el aeropuerto afirma: “La semana pasada yo traje hasta aquí a tres clientes distintos y todos se fueron hacia Oriente en guaguas porque no había aviones. No importaba si tenías el pasaje comprado. Cubana de Aviación los transportó en un ómnibus de Transtur”.

Debido a la tragedia, el Consejo de Estado decretó duelo nacional desde las 6:00 horas del día 19 de mayo hasta las 12:00 de la noche del 20 de mayo. El accidente es un duro golpe para el gobierno de Díaz-Canel, quien da sus primeros pasos como mandatario.

Además de las pérdidas humanas, el siniestro pudiera dañar la imagen de la isla, que tiene en el turismo, con sus dos mil millones de dólares anuales, uno de los pocos renglones económicos salvables dentro de una economía depauperada.

El caso del Boeing 737-200 viene a engordar la lista de infortunios en que se han visto implicadas aeronaves cubanas. El más reciente sucedió en abril de 2017, cuando un AN-26 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) embistió una montaña en Artemisa y murieron sus ocho tripulantes, militares todos.

En 2010 un vuelo de Aero Caribbean cayó en Santi Spíritus dejando un saldo de 68 fallecidos. 126 fueron las víctimas de otro accidente ocurrido en 1989, cuando un avión procedente de Italia se estrelló también cerca del Aeropuerto José Martí.

***

“La gente de aquí, de los caseríos cercanos, se van a tener que mudar si se siguen cayendo los aviones como mierda de pájaros”, dice Emilia Puig, 51 años, vecina del reparto “Alturas del Aeropuerto”.

Emilia está dentro de un tumulto de personas que se encuentra a una distancia prudencial de la línea del tren que lleva al lugar del siniestro. Toda esta gente acaba de salir de los matorrales por indicación de las autoridades.

“Llegamos hasta ahí para ayudar a socorrer. Te aseguro que de ahí nadie se salva. Todos son muñecos en pedazos”, dice Marcos Morales, que estuvo en el sitio del desastre.

Marcos me muestra en su celular varios videos y fotografías. Las imágenes son tan desagradables como conmovedoras.

En uno de los videos cinco hombres cargan por las extremidades a un pasajero desplomado y ensangrentado. Los gritos de “levántenle la cabeza, levántenle la cabeza” se escuchan a pesar del chirrido insoportable de las sirenas de carros bomberos y ambulancias. En otro se ve cómo alguien arde en llamas entre los arbustos.

Hay una foto donde una mujer de tez negra yace sobre la hierba, sin su alma, sin una pierna. En otra, dos cuerpos calcinados. Pero hay dos instantáneas aún más fuertes: la de un niño desfigurado a quien le faltan sus pies y la de un hombre a quien solo le queda el torso, y lo tiene abierto, con los intestinos afuera.

“Por eso hay que beber, divertirse y gozar… porque uno no sabe cuándo te va a tocar la hora”, dice Marcos, y se marcha mirando su Smartphone.

El sonido inconfundible de los motores de un avión se siente a lo lejos. Se acerca poco a poco, vuela sobre la catástrofe. La gente levanta la vista hacia los nubarrones grises y lo ven pasar. El Aeropuerto José Martí no ha dejado de operar. Empieza a caer una fina llovizna sobre Boyeros.

¿Te gusta este artículo? Ayúdanos a mantener Cartas desde Cuba y seguir llevándote estos contenidos. Conocer más en: https://www.kukumiku.com/proyectos/cartas-desde-cuba/

 
 

18 thoughts on “Las imágenes que nadie podrá olvidar

  1. Mis preguntas : ? Cuando decidieron contratar ese almendron con alas investigaron sus antecedentes ?, contrastaron la informacion aportada por la empresa con el historial de ese avion volando hacia otros destinos ?, Que otras opciones tenian disponibles ?, las compararon o contrataron con una sola opcion ?. Quiero respuestas a esas preguntas.

  2. Después de las 72 horas críticas en cualquier investigación de desastre aéreo, son remarcables algunas particularidades a falta de comunicación alguna de la comisión investigadora que han ido saliendo. Testigos hablan de fuego en el motor izquierdo, la zona del impacto es consecuente de seguro las imágenes de seguridad del aeropuerto de seguro podrían confirmarlo. Ante solidos comentarios de un piloto retirado de Cubana sobre un informe de una auditoria sobre operaciones y seguridad de la compañía Global Air, que recomendaba “NO CONTRATAR bajo ningún concepto los servicios de esta Aerolínea.”, el informe sale a la luz firmado por el In. Ernesto Rodriguez Martin. Otros organismos de aviación civil de la región ya habían confrontado problemas y ante investigaciones realizadas también habían excluido a equipos de Global Air realizar operaciones en su territorio. Entonces quien explica porque se decide contratar nuevamente Global Air para estas operaciones internas.

  3. Muy triste lo que paso’
    es muy dificil comentar por el gran dilema politico que este suceso trae,,,,pero no es momento de politica,,,,es momento de reflexionar y abrazar a tu gente.

    Mis respeto y condolencias a los afectados por esta catastrofe.

  4. Hay una foto …afuera.

    Por favor este parrafo es innecesario y pienso pudiera resultar ofensivo para familiares de las victimas,… a mi que no soy familiar de una victima me resulta demasiado violento, pido un poco de respeto… a veces no queremos publicar fotos, no hay necesidad de hacer de este articulo algo sensacionalista…

  5. Ante el comentario de las autoridades sobre la necesidad de rentar equipos por la incapacidad de obtener aviones con tecnología norteamericana debido al embargo, equipos de corto alcance que cobran las operaciones de vuelos nacionales para la que está configurada Cubana de aviación. AeroGaviota perteneciente al emporio militar y que en su website dice en quienes somos, “Aerogaviota S.A. es una Empresa perteneciente a la Corporación de la Aviación Civil de Cuba, posee 16 años de experiencia en el Transporte Aéreo Comercial y en el Mantenimiento Técnico de sus aeronaves” cuanta con 3 aviones ATR 42-500 en su flota, con motores Pratt & Whitney Canadá PW120 muy reconocidos por sus 6 helices, mueven básicamente el turismo multidestino que toca Cuba en el área del caribe. De alguna forma ellos le han dado la vuelta “al embargo” para contratar y operar equipos de ultimo nivel, entonces y el embargo para ellos no existe.

  6. Que lastima… Pudo haber sido un bello testimonio si una historia tan impactante no hubiera sido utilizado para intercalar otras cuestiones que no tienen nada que ver con lo contado, como el supuesto comentario de una vecina del reparto “Alturas del Aeropuerto”.

  7. homicidio por negligencia para los responsables de contratar a la aerolínea, a Ochoa lo fusilaron por mucho menos que la vida de mas de 100 personas

  8. Livio Delgado usted sabe lo que es un ATR-42?, yo si, y he montado bastante. Eso es una cafetera con problemas de diseño en sus alas, por eso se congelan y han ocasionado incontables accidentes. Mejor que Gaviota se quede con ellos y Cubana busque otras opciones.

  9. Narración sensacionalista que roza lo grotesco y se deshace del sentir solidario y humano en sus últimos párrafos. Un artículo de mal gusto que no respeta el dolor de los que perdieron a familiares en este desastre. Nada aporta esta narración que considero mal sana y burda.

  10. Iraldo no generalice por su impresión personal y desconocimiento extendido, Los ATR son fabricados por Avions de Transport Régional compañia original de Francia que fue comprador por Airbus para desarrollar su división de aviones regionales a hélices y por ende hoy es parte de Airbus Group, es decir sigue normativas y parámetros de diseño de AIRBUS con ello imagínese lo que representa hoy. En el modelo 200 en general, y posterior a unos incidentes y un accidente en EU, se detectó un problema de diseño por la acumulación de hielo en el borde superior de ataque de las alas, posterior a las botas de descongelación del diseño original, se planteó una modificación a los equipos que operaban en posibles condiciones de congelación y Cubana nunca modifico los equipos que tenía y es por ello que bajo condiciones climatológicas de baja presión ante el huracán y fallos en la operación de los sistemas de anti hielo por parte de la tripulación ante lo que se llama engelamiento severo es que sucede el accidente de Guasimal , así consta en los resultados públicos de la investigación del accidente . En cubana hay muy preparados profesionales que saben desde hace muchísimo tiempo que camino ha ido cogiendo esa entidad ante decisiones fuera de sus prerrogativas, y la gente el emporio militar de Aerogaviota están operando sus ATR como la joya de su corona, es mas de esta se tragaran a Cubana si siguen por el camino que van.

  11. Y muchas veces transtur solo pone un chofer para cubrir distancias de más de 500 km, doy fe de eso, por favor no lamentemos más accidentes.

  12. Por favor… No tenian que deacribir el estado de las victims… De muy mal gusto. Yo no se como alguien puede ante tanto dolor y horror sacar el celular y retratar ese infierno.
    Por lo demas el pueblo cubano merece respuesta. Al margen de la politica, es necesario saber quien fue el responsable de dar la licitacion de esa companies de dudosa reputacion. Tienen que existir documentos, no?

  13. Creo que ocurre lo mismo en varios ámbitos. Es un “modus operandi”. Si miras algunos medicamentos de amplio uso vienen de la India y China aunque se producen en Cuba. Compran algunos medicamentos y los que producimos los vendemos. Hace poco alcaldes de Chile vinieron a Cuba a concertar compras de medicamentos a BioCubaFarma. Creo que pasa lo mismo acá con Cubana y otras empresas más. Le sale más barato a Cuba arrendar el avión para vuelos nacionales que intentar mantener los aviones con pesos cubanos. Como Estado Cubano es lícito hacer ese tipo de negocio pero ha de prestar mucha atención con quiénes lo hace.

  14. No puedo dejar de preguntarme:
    • ¿Sabía la dirección de Cubana de Aviación que existía una recomendación de la seguridad aeronáutica de Chile de no volar aviones de Global Air?
    • Sabía la dirección de Cubana de Aviación que la Comisión de Seguridad Aeronáutica de Cuba había recomendado en el 2010 a Aerocaribbean no volar ese avión, precisamente, ni con tripulaciones de Global Air?
    • ¿Sabía la dirección de Cubana de Aviación que Global Air había tenido serios problemas de seguridad en la explotación de sus aviones en Chile, Venezuela, Guyana y el propio México?
    • ¿Sabe la dirección de Cubana de Aviación que en Latinoamérica hay al menos una docena de compañías y aerolíneas dispuestas a rentarle aviones a Cuba, incluso, de países con gobiernos amistosos con nuestro gobierno? ¿Por qué precisamente rentarle a Global Air?
    Cuando se trata de aviones con más de 30 años de explotación, operados por una compañía extranjera de no muy buena reputación en términos de seguridad operacional:
    • ¿Resulta loable conformarse con que “toda la documentación del avión está en regla” o el sentido común indica que quizás haya que realizar comprobaciones adicionales?
    También me pregunto y le pregunto al ministro, si la situación técnica de CUBANA DE AVIACIÓN es tan precaria, admitamos que no por mala gestión ni ineficiencia, sino por culpa del bloqueo imperialista, entonces:
    • ¿POR QUÉ NO APLICAN EL LINEAMIENTO DE LA POLÍTICA ECONÓMICA QUE HABLA DE CERRAR LAS EMPRESAS INEFICIENTES? ¿ACASO NO ES PREFERIBLE, INCLUSO, SUSPENDER LOS VUELOS NACIONALES A PONER EN RIESGO A LOS COMPATRIOTAS?

  15. Las imagines q estan circulando en las redes son dantescas, es sobrecogedor, yo se las pusiera a los responsables en el desayuno almuerzo y comida durante toda su vida

  16. Ayer escribí a cartas sobre este desagradable escrito y Fernando no quiso publicarlo, espero que lo haya leído, hoy vuelvo, pero si quiere, que lo publique, pero mas que eso lo invito a que publique un trabajo de “Cuba Si” con el nombre “Accidente aereo en Cuba:? Móviles para movilizar el espanto?”, así estaría conforme con Cartas…

    Saludos

  17. JPP, he visto la nota de Cuba si y no creo que aporte nada nuevo al caso. De todas formas dejo tu comentario con la recomendación por si algún lector se interesa. Es una lástima que no estés conforme con Cartas pero lo cierto es que nunca podrá mantener conformes a todos los lectores, eso implicaría una unanimidad de esas que no existen más en que los papeles. Un abrazo

  18. JPP. Lei el articulo. Pasa donde quiera. En casos como estos sale lo mejor y lo peor del ser humano. Cuando las inundaciones en Houston hubieron civiles que arriesgaron la vida y salieron con sus botes a rescatar al que podian e igual hubo quien salio a robar. Lo que si te seguro es que donde quiera son mas los buenos que los malos. Saludoa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *