“El periódico ha de estar siempre como los correos antiguos, con el caballo enjaezado, la fusta en la mano y la espuela en el tacón.  Debe desobedecer los apetitos del bien personal y atender imparcialmente al bien público”.
José Martí
 

Las extrañas relaciones entre Cuba e Israel

Tomado de Enlace Judío

A principios de diciembre, Cuba recibió discretamente a una delegación de comercio israelí en La Habana por primera vez desde que cortara los lazos con el estado judío en 1973.

La delegación se introdujo sigilosamente al tiempo que el régimen de Castro -que tiene relaciones inestables con Washington y ninguna con Jerusalén- calificaba el reconocimiento del presidente Donald Trump de que Jerusalén era la “capital de Israel” de “grave y flagrante violación” contra las Naciones Unidas, que el 21 de diciembre votó abrumadoramente condenar la decisión de Estados Unidos.

Gabriel Hayon, CEO de la Cámara de Comercio Israel-América Latina, habla sobre la próxima misión comercial de su organización a Cuba. (Larry Luxner / Times of Israel)

Huelga decir que las relaciones diplomáticas oficiales con Israel no están encima de la mesa.

En total, 14 israelíes se unieron a la misión del 5 al 7 de diciembre a Cuba, pagando un promedio de $ 2,500 cada uno por el viaje. La visita incluyó excursiones a la zona industrial libre Mariel, varias fábricas y un monumento local al Holocausto.

Gabriel Hayon, CEO de la Cámara de Comercio Israel-América Latina con sede en Tel Aviv, dijo que el viaje inusual fue un éxito, aunque no haya dado lugar a ningún trato comercial específico.

“Nuestro mayor logro fue la cálida recepción que recibimos de la Cámara de Comercio de Cuba“, dijo Hayon. “Del lado cubano había muchos funcionarios del gobierno cuyas agencias están relacionadas con los sectores que interesan a nuestra gente: biofarmacia, turismo, agricultura e infraestructura“.

En opinión de Hayon, el principal impedimento para el comercio israelí con Cuba no es la falta de relaciones diplomáticas entre los dos países, sino la falta de efectivo que el régimen de Castro tiene disponible para gastar en productos y conocimientos israelíes.

“Los israelíes serán muy cautelosos cuando hagan negocios con Cuba“, dijo Hayon a The Times of Israel. “No esperamos que nadie ponga dinero por adelantado desde el primer día. Y desde el lado cubano, las cosas toman mucho tiempo“.

Los lazos culturales florecen de repente

Incluso sin lazos diplomáticos, el ritmo al que se descongelan las relaciones alguna vez heladas entre La Habana y Jerusalén ha sido drástico.

En octubre de 2016, por primera vez, Israel se abstuvo, junto con Estados Unidos, en el ritual anual de la ONU que condena el embargo comercial de Estados Unidos. Esto permitió que la resolución fuera aprobada por la Asamblea General de la ONU con un voto de 191-0.

A principios de octubre, la ministra de Cultura, Miri Regev, viajó a Cuba, marcando la primera vez desde 1973 que un ministro del gabinete israelí ponía un pie en la isla. Luego, a principios de noviembre, la famosa Compañía de Danza Lizt Alfonso de Cuba dio cuatro presentaciones llenas en la Ópera de Tel Aviv, seguidas de conciertos en Ashdod, Jerusalén y Haifa.

El Buena Vista Social Club de Cuba siguió en diciembre con una serie de conciertos por Israel.

Ejecutivos israelíes escuchan una presentación el 9 de noviembre en Tel Aviv sobre cómo hacer negocios en Cuba. (Larry Luxner / Times of Israel)

Ninguno de estos viajes podría haber tenido lugar sin el permiso oficial del régimen de Castro, o sin el aliento del gobierno del primer ministro Benjamin Netanyahu.

“Hay, por supuesto, interés en renovar nuestras relaciones con Cuba, junto con otros países que cortaron sus lazos con nosotros“, dijo Yoed Magen, director del departamento de Asuntos de Centroamérica, México y el Caribe del Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel, cuando se le preguntó si tales lazos se restablecerán pronto. “Pero no va a ser tan fácil, y aquí es donde se encuentra ahora“.

A principios de 2017, Israel restauró las relaciones diplomáticas con el gobierno sandinista de izquierda de Nicaragua después de un paréntesis de siete años. Fue parte de un creciente interés en América Latina que en septiembre también viera al primer ministro Benjamin Netanyahu hacer la primera visita de un jefe de Estado israelí a América Latina (pasó 10 días en Argentina, México y Colombia antes de dirigirse a Nueva York). para un discurso en las Naciones Unidas).

Magen, ex embajador de Israel en Panamá y Colombia, reconoció que en 2016, “cambiamos la forma en que votamos por Cuba [en la ONU] junto con los estadounidenses. Sin embargo, las relaciones entre Estados Unidos y Cuba se sostienen por sí mismas. No dependemos de ellos, y ciertamente ellos no dependen de nosotros. Es mucho más complejo“.

Empujado por detalles, agregó con una sonrisa: “Si hay conversaciones secretas (con Cuba) como las que hubo con Nicaragua, no podemos comentar sobre eso. Tú sabes cómo es“.

Aparentemente, las conversaciones secretas continuaban hace un año y medio, dirigidas por el jefe de Magen, Modi Ephraim, y con Canadá actuando como intermediario. Sin embargo, esas conversaciones fracasaron una vez que el presidente estadounidense Donald Trump fue elegido.

Más tarde, luego de la ofensiva de Trump contra los viajes de Estados Unidos a Cuba, Israel invirtió el rumbo y retomó su tradicional apoyo al embargo, votando, junto con Estados Unidos, contra la resolución de la ONU de condenarlo. Los observadores dicen que Israel no tuvo más remedio que seguir el juego.

Larga historia de amistad

Sorprendentemente, Israel y Cuba no siempre estuvieron en desacuerdo. Ya en 1919, el Senado cubano reconoció el derecho del pueblo judío a la independencia nacional, y en 1942, con el exterminio nazi de judíos ya en marcha, condenó “de la manera más enérgica la persecución de la raza hebrea por parte de las autoridades del Eje“.

Bajo la dictadura de Batista, que duró de 1952 a 1958, los aproximadamente 15,000 judíos de la isla disfrutaron de un éxito económico sin paralelo en el comercio minorista y la manufactura. E incluso cuando Castro y su banda de revolucionarios derrocaron al régimen de Batista -y la mayoría de los judíos cubanos huyeron al sur de la Florida- esas cálidas relaciones continuaron.

“Israel fue uno de los primeros estados en reconocer al gobierno revolucionario“, señala la historiadora Margalit Bejarano, directora de la división de América Latina, España y Portugal en la Universidad Hebrea de Jerusalén.

El ex jefe de espionaje del Mossad, Rafi Eitan, de 90 años, escucha a los oradores durante un seminario en Tel Aviv sobre cómo hacer negocios en Cuba. El Grupo BM de Eitan tiene amplios intereses en la isla. (Larry Luxner / Times of Israel)

“A los ojos del gobierno israelí, el entusiasmo que rodeó la revolución de Castro fue similar a la atmósfera del naciente Israel en 1948. La ministra de Relaciones Exteriores, Golda Meir, ofreció asistencia técnica a Cuba, no solo como herramienta diplomática, sino porque sentía una afinidad ideológica con la revolución socialista cubana y se comprometió a ayudar a los países en desarrollo“, dice Bejarano.

Esa amistad no estaba destinada a durar. A pesar de la firme oposición de Fidel al antisemitismo y su condena de los negadores del Holocausto, el régimen de Castro se identificó estrechamente con la causa palestina. Después de la Guerra de los Seis Días de 1967, los medios estatales cubanos comenzaron a atacar la “agresión israelí” y La Habana comenzó silenciosamente a colaborar con la Organización de Liberación de Palestina de Yasser Arafat para entrenar a las guerrillas.

El desprecio de Cuba por las políticas oficiales israelíes continuó a pesar del eventual colapso de la Unión Soviética, que condujo a la isla a la desesperación económica.

Sin embargo, el antisemitismo nunca fue un problema. Durante años, los aproximadamente 1.000 judíos de Cuba han recibido raciones especiales de carne kosher, y bajo un acuerdo llamado “Operación Cigar“, cientos de ellos han podido reasentarse en Israel. (En diciembre de 1998, el propio Fidel visitó la sinagoga del Patronato en el distrito Vedado de La Habana, donde se puso una kipá en la cabeza y ayudó a encender velas de Janucá. Una foto tomada durante esa visita de dos horas cuelga en las paredes del Patronato hasta nuestros días).

Uno de los amigos de Fidel era Rafi Eitan, uno de los agentes de inteligencia más famosos del Mossad.

Eitan fue famoso en Israel por haber planeado la captura en 1960 del criminal de guerra nazi Adolf Eichmann en Buenos Aires. Eitan también fue el encargado de Jonathan Pollard, un analista de la Marina de EE.UU. que en 1985 fue capturado espiando para Israel y sentenciado a cadena perpetua. Declarado persona non grata por Washington, Eitan salió a la superficie en Cuba, donde su relación con Fidel llevó al ex espía a su primer contrato con el gobierno cubano.

Manteniendo un perfil bajo en Cuba

La empresa de Eitan, Grupo BM, convirtió gradualmente un huerto de cítricos de 40,000 hectáreas que fracasaba cerca de Jagüey Grande, en la provincia de Matanzas, en una exitosa operación de exportación. BM luego se ramificó en la construcción y bienes raíces; a mediados de la década de 1990, una empresa conjunta bajo su control – Inmobiliaría Monte Barreto – construyó el Centro de Comercio Miramar en la periferia de La Habana, que hoy alberga las oficinas de docenas de compañías extranjeras.

“No es ningún secreto que las empresas que trabajan en Cuba tienen problemas debido al embargo de Estados Unidos“, dice Ronen Peleg, gerente de exportaciones de BM. “La mayoría trata de mantener un perfil bajo y no meterse en problemas“.

Peleg, de 51 años, ha estado involucrado con el Grupo BM desde enero de 1993. Durante un período de 20 años, la participación de la compañía en la operación de cítricos de Jagüey Grande ayudó a generar $ 680 millones en exportaciones de naranja y pomelo para Cuba.

“Esto comenzó como un contrato para financiar y mejorar un huerto de cítricos existente“, explicó. “No invertimos nuestro propio dinero. Lo que aportamos fue know-how y líneas de crédito de entidades externas“.

BM ya no participa en cítricos, ni es accionista de Monte Barreto, aunque sus operaciones aún se encuentran en el Edifio Jerusalén del Miramar Trade Center, uno de los seis edificios que conforman el complejo de oficinas más grande de Cuba.

Ronen Peleg, director financiero de Grupo BM, habla en un seminario el 9 de noviembre en Tel Aviv sobre cómo hacer negocios en Cuba. (Larry Luxner / Times of Israel)

Peleg dice que BM tiene alrededor de 20 empleados y una facturación anual de $ 25 millones. Esto proviene de las ventas de tractores, equipos agrícolas, fertilizantes, tecnología de riego y maquinaria relacionada a varias entidades estatales cubanas. “En Cuba, todos tratan con el gobierno“, dijo. “No hay otra opción“.

Carlos Alzugaray, ex embajador de Cuba en la Unión Europea y comentarista frecuente de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, dice que los lazos futuros de su país con Israel descansan, en gran medida, en la capacidad del estado judío para hacer las paces con los palestinos.

“No creo que nosotros en Cuba no simpaticemos con la tradición israelí. Yo mismo era un gran admirador del movimiento kibbutz“, dice Alzugaray. “Pero nuestra actitud hacia Israel es contradictoria. Tal como lo vemos, Israel basa su independencia y autodeterminación demasiado en abusar de los palestinos y negarles su patria. No sé si los israelíes alguna vez podrán salir de este problema“.

Mientras tanto, los negocios son negocios, y Hayon dice que los sectores más atractivos para las empresas israelíes en Cuba son la agricultura (aves de corral, pescado, cerdo, riego, cítricos, fertilizantes, semillas y pesticidas); tratamiento de aguas y alcantarillado; energía (especialmente tecnología eólica y solar); producción de alimentos (café, jugo y alcohol); bienes raíces (oficinas, fábricas y administración de hoteles); productos químicos (para la industria local y la agricultura) y productos farmacéuticos (tanto para el mercado local como para la exportación potencial a América Latina y el Caribe).

“Creo que los conocimientos de Israel pueden contribuir en gran medida al sector agrícola de Cuba con la industrialización, que les da a los agricultores mejores rendimientos de los que tienen hoy en día, y también en la producción de alimentos, implementando tecnología moderna e innovadora“, dice Hayon. “Esos dos puntos por sí solos reducirán la dependencia de Cuba de las importaciones“.

Hayon, quien pasó 15 años en República Dominicana donde dirigió fábricas y otras empresas, dijo que desde la visita del ex presidente estadounidense Barack Obama a Cuba en 2015, que marcó el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Washington y La Habana luego de un paréntesis de 54 años, los potenciales inversionistas israelíes lo han estado presionando sobre las oportunidades allí.

Si bien Trump no ha revocado esos vínculos, su gobierno ha reprimido los viajes de Estados Unidos a Cuba y recientemente expulsó a dos tercios de los diplomáticos que trabajan en la embajada cubana en Washington a raíz de una misteriosa enfermedad que afecta a los diplomáticos estadounidenses en La Habana.

“Durante varios años, esperamos que las cosas mejoraran en Cuba, y nos dimos cuenta de que este es el momento correcto“, dijo Hayon. “Lamentablemente, ocurrió al mismo tiempo que Trump cambió un poco las reglas del juego, pero eso no tiene nada que ver con nosotros. Cuba no es un enemigo de Israel“.

 
 

20 thoughts on “Las extrañas relaciones entre Cuba e Israel

  1. ya traicionamos a los saharauis, no me sorprenderia que traicionaramos la causa palestina. es increible cuando lees esto y te dicen entre La Habana y Jerusalen, entonces veo que este articulo ya toma posicion sobre la capital de Israel, mejor decir Tel Avid. por mi que tengamos negocios con todo el que desee, pero ya lo de tener intercambios comerciales con Israel es darle la espalda a muchas injusticias contra el pueblo palestino. y es curioso ver al gobierno cubano reaccionar asi luego que le venden a la gente que por encima de los intereses economicos tenemos que resistir y toda esa mediocridad, y por otro lado, mirenlos haciendo negocitos con quienes son muy muy malos segun la mesa redonda.
    este gobierno es puramente hipocrita

  2. Indignado, con mis respetos hacia usted:Conocí a una estudiante Saharahuí en el hospital Joaquin Abarrán, de La Habana, en 2011.Ella me ACLARO que desde hacia 15 años no habia ningún intercambio académico con Cuba porque ellos habian cambiado muchas cosas en su política y nosotros,no.Comenté esto con un amigo marino mercante y me dio su testimonio de un saharahui que estudio en Cuba en los 80:!¿y ustedes siguen en eso de estar fajados con los norteamericanos?!,saque usted sus propias conclusiones, como yo hice con las mias.saludos

  3. Mi madre utilizaba un refran que decia- palo porque boga y palo porque no boga-.
    No te entiendo Indignado, el que se comercie con un pais no quiere decir que estmos de acuerdo con su politica, no se si vives en Cuba, pero si asi lo hicieras, no vayas a comer pollo u otro alimento que viene de los USA porque es del enemigo.
    Gracias.

  4. Creo que tenemos que ser muy pragmáticos como de hecho lo somos. Para Nosotros no hay mayor enemigo que el imperialismo Yanki al que le compramos anualmente miles de millones en alimentos, más de seis cientos mil de turistas nos visitan y nos dejan beneficios, fuimos reinsertados en el mundo después de la visita de Barack Obama y no hemos claudicado jamás frente a ellos. Europa y muchos países de diferentes latitudes potenciaron su interés en las oportunidades de negocios que hay en Cuba que necesita una inversión extranjera de más de dos mil millones anuales para su propio desarrollo, entonces, ¿cuál es el problema con negociar con Israel, obtener su kowh how, conocer la forma en que incentivan a sus empresas y a sus profesionales, acceder al desarrollo en un intercambio win – win, mutuamente ventajoso? Israel tiene un posicionamiento económico muy claro y elevado en el mundo que es digno de admirar y del que hay que aprender. Sugiero que dejemos los perjuicios sin

  5. abandonar los principios y de paso cultivar las relaciones diplomáticas en la medida que sea posible, como lo tratamos de hacer con Estados Unidos, proceso que ellos han deteriorado innecesariamente.

  6. Silvia, coincido contigo en que es, por imposible, una tontería no comerciar con el enemigo en un mundo cada día mas globalizado. Que país capitalista podría vivir sin productos chinos? Podría la economía china vivir sin las materias primas que llegan desde países capitalistas? EEUU vende pollo a Cuba es que Trump admira a la Revolución Cubana? España importa habanos, será que el Partido Popular se está convirtiendo al comunismo?. En fin es tan superficial criticar a Israel y a Cuba por comerciar entre sí que no merece la pena una mejor respuesta. Es una lástima que un artículo tan interesante y sorprendente solo les sirva a algunos para repetir consignas en vez de pensar. Un abrazo

  7. Hay que ser pragmáticos en este mundo cada vez más conectado, sin dejar de reclamar en los espacios adecuados el derecho de los palestinos a su tierra.

  8. admiro profundamente al pueblo hebreo. Muy pocos cubanos conocen realmente la gesta( no la biblica)de ese laborioso, sacrificado y pacifico pueblo. Lo más paradojico es que la “amistad” con los arabes y la “enemistad” con Israel son una de las tantas herencias del compromiso con URSS, que se alió con los arabes después que viera que Ben Gurión y cia no se plegarian a su juego. miles de judios llegaron en los ’40 refugiados(tambien hay historias tristes como la del barco de la esperanza) convivian tranquilamente con libaneses, turcos,sirios… en este pais que acogia a todos sin preguntar a que vienes?

  9. Por lo que a mí respecta, puede Israel continuar su maridaje con EEUU y seguir votando en la ONU a favor del genocida bloqueo contra el pueblo cubano….ENEMIGO es ENEMIGO, así de simple. Y viendo lo que hace Israel con el pueblo palestino y que al parecer es apoyado por eso por todo el mundo judío, muchas veces me he preguntado si tenía razón Hitler al querer exterminarlos por considerarlos “una mala raza”.

  10. A Indignado le recomendaría un libro muy ameno e interesante llamado Jerusalem, Jerusalem de Lapierre y Collins( a quienes dificilmente se podrian acusar de “Derechistas”) creo que el sr como tantos cubanos es víctima de la desinformación y la propaganda antisemita que aun desgraciadamente, la izquierda europea saca a cada rato y que le viene de maravillas a los que abandonaron y sacrificaron a los infelices palestinos, en aras de intereses muy abyectos y que se siguen arrastrando hasta hoy.Amin al-Husayni, gran muftí de Jerusalem lider espiritual de los paestinos fue un gran aliado de Hitler y ejecutor de Pogroms durante la 2GM, eso nunca lo he visto en ningun libro “de izquierda” aunque los palestinos de hoy no deben pagar por errores de lideres pasados.

  11. Pero como bien dice el sr Ravsberg,es un articulo muy intersante. en la parte de comercio e intercambio, ojalá les de por aprender de los israelies que son fieras en casi todo…

  12. Es mentira que Cuba haya abandonado a los sarahuies. Se le pruede preguntar a los propios sarahuies. Cientos de cubanos aun hoy prestan atención médica y se desempeñan como maestros en los ampamentos de ese pueblo en el desierto. Ningún otro país presta solidaridad similar. Cuba apoya la causa de la RASD en cada oportunidad que tiene en los foros internacionales, condena los abusos conta ese pueblo aguerrido y continúa formando a decenas de sus hijos como profesionales.

  13. Hasta que Israel no normalice su relación con los palestinos, no habrá una embajada israelí en La Habana. Esa fue la línea que estableció Fidel y no cambiará.
    No es lo mismo que el caso de Marruecos y la RASD, aunque Marruecos en su momento llegó a secuestrar barcos cubanos.
    Una cosa son las relaciones económicas (miles de palestinos cruzan todos los días el Muro de la Vergüenza para trabajar en Israel) y otras las políticas.

  14. el pichichi, en este blog no permitimos expresiones a favor de genocidios contra ningún pueblo. Buscate un blog neonazi y suelta ahí tu veneno.

  15. Bueno, si Israel tiene un “maridaje” con USA los palestinos parece que tienen un
    “noviaje”, en 2016 el mayor donante al pueblo palestino(+ de 350 millones,25% del total de la ayuda recibida)fue USA. Hace unos dias Trump con su estilo directo que no le gusta a muchos, les dijo que los iba a dejar sin la ayuda. El enemigo Israel fue el primero en pedir a Trump que no lo haga…pero esa boberia de ayuda no es algo que les interese a los “liberales” empenados en satanizar a un pueblo que lo único que hizo(ningun gobierno es santo) fue defender de forma inteligente y desesperada su derecho a sobrevivir.

  16. Muy de acuerdo con Ravsberg y con Holguin 1.
    Hay un desconocimiento total sobre Israel y visite ese país en 3 ocasiones.

    Quiero contribuir al conocimiento sobre este país y sobre este pueblo. En 1953, ano del centenario del nacimiento de nuestro Jose Marti, los judíos sembraron un bosque con su nombre en los alrededores de Jerusalem y allí hay una tarja en hebreo y español recordando este hecho. Personalmente puse en conocimiento a la Oficina del Programa Martiano, nunca tuve respuesta. En esa época hubo varios reportajes en el Noticiero de la Television Cubana sobre Monumentos a Marti en distintas partes del mundo, entre ellos, recuerdo, Turquia y Estados Unidos.
    Ademas, por el mismo motivo los judíos en La Habana publicaron un libro “Marti y la comprensión humana” donde grandes personalidades del mundo hablan sobre nuestro Heroe.

    El titulo de este articulo, en mi criterio, es una realidad no comprensible.

  17. Hay que hacer historia. La izquierda internacional apoyó enérgicamente la creación del estado de Israel en contra de las objeciones de la derecha que recordaba que los palestinos ocupaban los territorios reclamados por los judíos. Estaba recién finalizada la Segunda Guerra Mundial con la derrota del antisemitismo nazi y el deseo de rehabilitar a los judíos de su sufrimiento.

    Entonces Israel se creó con la idea de que fuese un estado socialista lleno de Kibutz, esas empresas autosugestionadas por los trabajadores que se convirtieron en la base económica de Israel.

    La clave estuvo en la resolución de la ONU de 28 de noviembre de 1947, donde se aprobó la partición de Palestina. La creación de Israel tuvo los votos a favor de Bielorusia, Checoslovaquia, Polonia, Ucrania y la Unión Soviética. Cuba voto en contra.

    Las primeras dudas de la izquierda comenzaron en los años setenta, pero hasta los ochenta la izquierda no se decantó por la defensa de los palestinos.

  18. yo para nada me opongo a las relaciones con Israel, de hecho, como dije antes “por mi que tengamos negocios con todo el que desee”. yo ni siquiera tenga la seguridad de que el pollo que me comí hoy es de ee.uu., será??? ese dato yo no lo se, de hecho no tengo por que saberlo. y si me lo preguntas hasta lo pongo en duda, y como no hacerlo si el gobierno cubano constante y sonante me vende por el unico noticiero que no tenemos relaciones comerciales de ningun tipo con el gran enemigo, jajaja. eso es lo que critico, la doble moral, si de veras que el pollo que me como es made in usa, entonces tan malo no son los americanos. por lo tanto, si estamos haciendo relaciones comerciales con los isarelies tan malos no son tampoco.
    si me pides que tome un solo dolar de Israel vamos a tomarlo, no hay lios, al final del dia, los niños no los matamos nosotros. si tenemos que comer el pollo de los gringos, perdonen mi ignorancia, comamoslo, al final del dia el pobre pollo no tiene la culpa.

  19. Marruecos no solo secuestro sino que bombardeo barcos cubanso, como el caso del “Moroboro” y “Gilberto Pico” donde por cierto murio un vecino mio. Y ya ven como cambian las cosas. Digamos que hubo tropas cubanas en Siria en la decada del 70 e igual para que? Las relaciones politicas y diplomaticas no tienen porque estar atadas a las economicas. Ahi pueden ver todas las presiones sobre y condenas sobre Israel, y las criticas de algunos en este foro por la posicion actual de Cuba y que pensaran “los hermanos arabes”, y en definitiva todos los paises arabes sin excepcion se mueren por tener relaciones excelentes con EEUU y a los palestinos no le prestan el debido apoyo y solidaridad. Y para terminar… que le devuelvan a la comunidad hebrea cubana el edifico que actualmente ocupa la Union Arabe en Prado, que eso fue un arrebato segun me han contado. Shalom !!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *